Electrolitos: alimentación, bebida y trastornos

En este artículo describiremos las principales funciones de los electrólitos, en qué alimentos se encuentran y los posibles trastornos del organismo.

✎ Autor: Yolanda

En este artículo describiremos las principales funciones de los electrólitos, en qué alimentos se encuentran y los posibles trastornos del organismo.

Además, detallaremos cómo se diagnostica un desequilibrio electrolítico y en qué consiste el principal métodos de diagnóstico de electrólitos, así como algunas recomendaciones para tratar dichos trastornos.

¿Qué son los electrólitos y cuáles son sus funciones principales?

Los electrólitos son un conjunto de minerales presentes en la sangre, la orina, tejidos y otros líquidos del cuerpo, los cuales ayudan a mantener la carga eléctrica de los fluidos. Esto ocurre porque cuando se disuelven en agua, se separan en iones con carga positiva y en iones con carga negativa.(1,2)

Un adecuado intercambio de electrólitos dentro y fuera de las células influye en las reacciones nerviosas del cuerpo y la función muscular. Las reacciones nerviosas del cuerpo y la función muscular dependen del intercambio correcto de estos electrolitos dentro y fuera de las células. (1)

Como ejemplos principales podemos nombrar: sodio, calcio, potasio, cloruro, fosfato y magnesio. Las principales funciones son: (3)

  • Equilibrar el nivel ácido/base (pH) en el cuerpo.
  • Intervienen en la función nerviosa, en los músculos, corazón y cerebro.
  • Equilibrar la cantidad de agua en el cuerpo.
  • Transportar nutrientes a las células.
  • Eliminar productos de desecho.

Los valores normales, aproximados, de electrólitos en adultos son: (2)

Electrólitos Valores normales en adultos
Potasio 3,5-5,3 mEq/L
Calcio 4,5-5,5 mEq/L
Sodio 136-145 mEq/L
Magnesio 1,5-2,5 mEq/L
Cloruro 97-107 mEq/L

Los riñones son los órganos encargados de mantener las concentraciones de electrólitos, filtrándolos, junto con agua, desde la sangre, devolviendo algunos al torrente sanguíneo y eliminando en la orina los excedentes. De esta forma, los riñones favorecen el equilibrio entre la ingesta diaria y la eliminación de los minerales y agua.

riñón

Desequilibrio electrolítico

Hay muchas causas que pueden producir una pérdida de electrólitos en nuestro cuerpo, entre las que destacan:

  • Trastornos hormonales
  • Enfermedad renal
  • Dieta inadecuada y falta de vitamina de los alimentos
  • Pérdida de fluidos corporales por una prolongación de vómitos, diarrea, sudoraciones o altas fiebres
  • Malabsorción de electrólitos debido a distintos medicamentos (para quimioterapia, diuréticos, antibióticos hidrocortisona), trastornos digestivos, etc.
  • Síndrome de lisis tumoral. Esto se produce cuando el cuerpo destruye las células tumorales de forma rápida después de la quimioterapia y bajando el nivel de calcio en sangre, aumenta el nivel de potasio, y, por tanto, provocando otras anormalidades electrolíticas.

“Los electrolitos son vitales para nuestra salud y rendimiento físico”

Entre las diversas funciones de estos componentes, la regulación del balance hidráulico destaca especialmente. Además, también son responsables del correcto funcionamiento de nuestros nervios y músculos.

Importancia de los Electrolitos en el Deporte

Para los deportistas, mantener un equilibrio adecuado de electrolitos es esencial. Durante el ejercicio, nuestro cuerpo pierde agua y electrolitos mediante la sudoración.

ℹ En el mundo del deporte, un equilibrio óptimo de electrolitos es sinónimo de rendimiento optimizado.

Cuando este equilibrio se ve afectado, pueden aparecer problemas como calambres musculares o incluso deshidratación severa. Por tanto, la correcta reposición de estos minerales durante y después del ejercicio físico es vital.

Principales Tipos de Electrolitos

Sodio

Potasio

Calcio

Magnesio

Función Principal Regula el volumen de líquido corporal Mantiene el equilibrio hídrico celular Participa en contracción muscular Interviene en metabolismo energético
Fuentes Alimenticias Sal común, verduras cocidas Plátano, aguacate, legumbres Lácteos, sardinas Frutos secos, semillas

Ahora bien, aunque todos estos minerales son esenciales para nuestro organismo, vamos a centrarnos específicamente en dos: sodio y potasio. Estos suelen ser los más afectados durante la actividad física intensa.

Síntomas de un desequilibrio electrolítico

Cuando se produce un desequilibrio de los electrólitos en el cuerpo, se pueden llegar a presentar los siguientes síntomas:

  • Dolores musculares
  • Náuseas
  • Debilidad
  • Exceso de sed
  • Deshidratación
  • Orina oscura
  • Hinchazón
  • Respiración lenta
  • Sequedad en la boca

náuseas

Principales trastornos del organismo

En este apartado, vamos a comentar los trastornos más destacados de los electrólitos más importantes de nuestros organismo: (6)

Sodio

El sodio se considera el catión dominante del líquido extracelular, siendo el que determina la osmolaridad extracelular y el mantenimiento del volumen intravascular. (5)

Un desequilibrio por una baja concentración de sodio en sangre puede dar lugar a un trastorno conocido como Hiponatremia. (6)

El sodio facilita la contracción muscular y participa activamente en la transmisión nerviosa. Además:

“El sodio ayuda a regular el volumen del líquido corporal”

Durante el ejercicio intenso se pierde una cantidad considerable de este mineral a través del sudor. Por eso es fundamental recuperarlo adecuadamente tras finalizar cualquier actividad deportiva intensiva.

Las causas de una hiponatremia son muy diversas:

  • Ingerir un exceso de líquido
  •  Insuficiencia renal
  • Insuficiencia cardíaca
  • Cirrosis
  • Consumo de diuréticos

Los síntomas derivan de una disfunción cerebral:

  •  Sopor y confusión
  • Sacudidas musculares y convulsiones
  • Se deja de responder a los estímulos de forma gradual

La Hipernatremia es un trastorno que consiste en una alta concentración de sodio en la sangre, normalmente acompañada de una deshidratación. Las causas también son muy diversas:

  • No ingerir una cantidad suficiente de líquido
  • Diarrea
  • Insuficiencia renal
  • Uso de diuréticos.

Los síntomas que puede presentar la persona afectada son:

  • Sed
  • Confusión
  • Sacudidas musculares
  • Convulsiones

Calcio

Alrededor del 99% del calcio del organismo se almacena en los huesos, aunque también en las células musculares y en la sangre.

El calcio es de vital importancia para la formación de huesos y dientes, la contracción muscular, la coagulación sanguínea, la normalización del ritmo cardíaco y el funcionamiento normal de las enzimas. (6)

Los dos posibles trastornos relacionados con este electrólito son la hipocalcemia y la hipercalcemia.

La hipocalcemia se considera cuando la concentración sérica total de calcio es inferior a 8,8 mg/dL  o de una concentración sérica de calcio ionizado inferior a 4,7 mg/dL.

Las causas incluyen:

  • Hipoparatiroidismo
  • Deficiencia de vitamina D
  • Nefropatía

Las manifestaciones clínicas de la hipocalcemia son:

  • Parestesias
  • Tetania
  • Convulsiones
  • Encefalopatía
  • Insuficiencia cardíaca

La hipercalcemia se origina cuando las concentraciones séricas de calcio total son superiores a 10,4 mg/dL (> 2,60 mmol/L) o de calcio ionizado mayores de 5,2 mg/dL. Las causas más frecuentes de este trastorno son:

  • Hipoparatiroidismo
  • Toxicidad por vitamina D
  • Cáncer

Los síntomas que se pueden desarrollar incluyen:

  • Poliuria
  • Estreñimiento
  • Debilidad muscular
  • Confusión
  • Coma

calcio huesos

Potasio

Los dos trastornos más destacados de un desequilibrio de este electrólito son la hipopotasemia y la hiperpotasemia.

La hipopotasemia ocurre cuando los niveles plasmáticos de potasio son inferiores a 3,5mEq/l.

Las causas de una hipopotasemia pueden ser: (6)

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Trastornos de las glándulas suprarrenales
  • Ingesta de diuréticos.

Los principales síntomas de una hipopotasemia son:

  • Debilitación de los músculos
  • Calambres o sacudidas o incluso se paralizan
  • Arritmias.

La hiperpotasemia ocurre cuando los niveles plasmáticos de potasio son superiores a  5,5mEq/l (lactante y niño) y a 6mEq/l (recién nacido).

Una concentración alta de este electrólito tiene muchas causas:

  •  Trastornos renales
  • Fármacos que afectan a la funcionalidad renal
  • Consumo excesivo de suplementos de potasio.

Los síntomas más graves y generales de la hiperpotasemia suelen ser arritmias.

hiperpotasemia leve

Magnesio

Al igual que en el caso del potasio y del sodio, tenemos existen dos trastornos derivados de un desequilibrio del magnesio en nuestro organismo: Hipomagnesemia e Hipermagnesemia.

La hipomagnesemia se considera cuando la concentración sérica de magnesio es inferior a 1,6mg/dl. Sin embargo, este trastorno es raro que se manifieste, excepto en niños hospitalizados con fluidoterapia sin magnesio.

Las causas principales derivan de los siguientes factores: (6)

  •  Pérdidas gastrointestinales y las renales. 

La hipomagnesemia provoca los siguientes síntomas:

  • náuseas
  • vómitos
  • somnolencia
  • debilidad
  • cambios de personalidad
  • calambres musculares y temblores.
  • Si es grave, convulsiones

La hipermagnesemia se origina con niveles de magnesio superiores a 2,4mg/dl, aunque no ocasionan síntomas hasta niveles mayores de 4mg/dl.

Las causas más destacadas suelen ser:

  • Insuficiencia renal
  • Consumo de sales de magnesio (Epsom) 
  • Fármacos que contenga magnesio (como algunos antiácidos o laxantes).

Los síntomas más frecuentes son:

  • Debilidad muscular
  • Hipotensión arterial
  • Dificultad respiratoria

Fósforo

El fósforo es un electrólito que se encuentra principalmente en el hueso, ya que contiene cerca del 85% del fosfato. La otra parte se encuentra en el interior de las células, participando en la producción de energía.

La principal función del fosfato es la formación de los huesos y de los dientes. No obstante, también se encuentra importantes, incluidas en las membranas celulares y el ADN (ácido desoxirribonucleico).

Los valores de fósforo en el organismo varían según la edad: (6)

  • 0–5 días: 4,8–8,2mg/dl
  • 1–3 años: 3,8-6,5mg/dl
  • 4–11 años: 3,7–5,6mg/dl.

La hipofosforemia se produce cuando los valores de fosfato son inferiores a 4,5mg/dl en niños pequeños a 3,5 en el resto. No obstante, síntomas no suelen aparecer hasta niveles mayores de 1mg/dl. Se divide en dos: aguda y crónica.

La hipofosforemia aguda se puede producir en los siguientes casos, la cual puede evolucionar a arritmias, e incluso la muerte:

  • Desnutrición grave (incluida la inanición)
  • Cetoacidosis diabética
  • Alcoholismo grave
  • Quemaduras graves

La hipofosforemia crónica se puede originar por las causas siguientes: (6)

  • Hiperparatiroidismo
  • Diarrea crónica
  • Tomar diuréticos durante mucho tiempo
  • Tomar grandes cantidades de antiácidos a base de aluminio durante mucho tiempo
  • Tomar grandes cantidades de teofilina 

Los síntomas de la crónica son los siguientes:

  • Debilidad óseo, dolor y fracturas de huesos
  • Estupor
  • Coma
  • Muerte

Cloruro

El cloruro es el electrólito (anión) más abundante en el líquido extracelular, cuya capacidad es la de entrar y salir de las células junto con el sodio y el potasio o combinado con otros cationes mayores como el calcio.

Los valores séricos normales de cloro se encuentran entre los 96 y 106 mEq/L, aunque que en el interior celular se sitúan en torno a los 4 mEq/L.

Cabe destacar que un adulto necesita diariamente 750 mg de cloro, siempre y cuando su aporte sea a través de alimentos como frutas y vegetales, carnes procesadas y vegetales enlatados. (6)

Los dos trastornos más conocidos derivados de un desequilibrio de cloro en el organismo son la hipocloremia e hipercloremia.

La hipocloremia ocurre cuando la concentración sérica de cloro es inferior a 96 mEq/L. La causa más frecuente es la pérdida de cloro, a través del sudor, el tracto gastrointestinal o el riñón. Los síntomas más destacados son: (6)

  • Irritabilidad
  • Agitación
  • Hiperactividad
  • Tetania
  • Mareos
  • Calambres
  • Parada respiratoria
  • Arritmias cardíacas

En cambio, la hipercloremia se origina cuando los valores séricos de cloro se encuentran por encima de 106 mEq/L. Las causas de más conocidas son:

  •  aumento de la ingesta o la absorción intestinal de cloro
  • acidosis 
  • la retención de cloro por los riñones
 Los síntomas que se pueden desarrollar incluyen:

Diagnóstico y tratamiento de un desequilibrio electrolítico

Ahora veremos cómo diagnosticar y tratar un desequilibrio de electrolitos.

Diagnóstico

El diagnóstico más usado para detectar un desequilibrio de electrólitos en el organismo es el conocido «Análisis de electrólitos». Este análisis consiste en una prueba de sangre que mide los niveles de electrólitos y el dióxido de carbono (bicarbonato) en la sangre. (7)

electrólitos que se encuentran en la sangre son el sodio, el potasio, el cloro y el bicarbonato y ayudan a regular el funcionamiento de los nervios y  músculos, así como a mantener el equilibrio ácido/base y el hídrico. (7)

¿Por qué se mide el CO2 también en esta prueba? Es fácil de entender, el dióxido de carbono es un producto de desecho que se origina cuando el cuerpo descompone los alimentos para obtener energía, presentándose en forma de bicarbonato en la sangre. La principal función del bicarbonato es que ayuda a que la sangre mantenga un pH adecuado. (7)

No obstante, también existen otras pruebas menos recurrentes, como el análisis de orina para detectar cloruro, un análisis de sangre para detectar glucosa o un análisis de orina básico. Además, si la persona ha presentado un ataque al corazón, podrían realizarle un electrocardiograma (ECG), junto con la prueba de electrolitos. (8)

Tratamiento

El tratamiento de un desequilibrio electrólito consiste en los siguientes pasos: (2)

  • Identificar el problema que ha causado el desequilibrio
  • Fluidos intravenosos, reemplazo de electrólitos
  • Si el desequilibrio de electrólitos no es grave, puede corregir con cambiando la forma de alimentarse. Por ejemplo, si tenemos una deficiencia de potasio, debemos de realizar una dieta rica en potasio, o moderar la ingesta de agua si el nivel de sodio en la sangre es bajo.

Dieta basada en el consumo de electrólitos

A continuación analizamos una dieta basada en el consumo de electrolitos.

Principales fuentes de electrólitos

La mayor cantidad de electrólitos los ingerimos a través de los alimentos y bebidas con electrolitos, debido a que estos minerales los podemos encontrar en compuestos vegetales, frutas y jugos verdes. Además, los frutos secos también pueden ser una ideal opción para reponer electrólitos.

Las bebidas con electrolitos deportivas son otra fuente de electrólitos para nuestro organismo ya que cuentan con una importante dosis de minerales, vitaminas y oligoelementos beneficiosos. Los beneficios se presentan porque proporcionan elementos que facilitan la absorción de los nutrientes en el músculo. No obstante, su administración debe de ser moderada.

Algunos médicos, después de haber sufrido cuadros de deshidrataciones, suelen recomendar el consumo de productos alimentarios que contengan mayor cantidad de nutrientes, como por ejemplo:

  • Productos lácteos: yogurt, leche y quesos duros bajos en sal, ya que tienen un alto porcentaje en sodio, cloruro y yodo. La leche descremada es también una opción ideal para una hidratación en el cuerpo.
  • Granos y cereales: la avena y salvado de trigo, arroz y trigo integral, son esenciales en una dieta rica en electrólitos, ya que proporcionan grandes cantidades de sodio y el cloruro.
  • Proteínas: carnes con una buena fuente de calcio, como por ejemplo, mariscos, pollo, cerdo, salmón y sardinas.

Ejemplo de menú semanal para combatir déficit de electrolitos

Día

Desayuno

Almuerzo

Cena

Lunes Batido de plátano (rico en potasio) y avena (rica en fosforo), con una pizca de sal marina. Ensalada de garbanzos (alta en magnesio) con tomates (altos en cloruro), cebolla y aceitunas negras. Pescado al vapor (fuente excelente de fósforo) con patatas al horno (ricas en potasio).
Martes Yogur natural con almendras (ricas en magnesio) y miel. Sopa de lentejas (rica en potasio y magnesio) con pan integral. Pollo a la parrilla con quinoa (fuente excepcional de todos los electrolitos requeridos).
Miércoles Tostadas integrales con aguacate (rico en potasio) y huevos revueltos. Salteado de tofu (rico en magnesio) con brócoli y semillas de sésamo. Ensalada cesar con pollo, nueces y tostadas integrales.
Jueves Copos de maíz con leche desnatada y frutos secos. Espaguetis integrales al pesto, añadir una pizca extra de sal marina. Salmón a la parrilla(rico en sodio,fósforo), espinacas salteadas(alto contenido magnesio).
Viernes Smoothie verde – Espinaca(rica en sodio), kiwi(rico potassium), manzana, pepino(rico magnesium). Añadir una pizca extra de sal marina. Sandwich integral con jamón serrano(rico sodio), queso cheddar(fuente fosforo,magnesio) Pechuga pollo grillada, puré patatas(rico potassium,chloruro),vegetales mixtos.
Sábado Tortilla española(potato rica potassium,nutritionally dense huevos) Ensalada atún(rica sodium,fosforo) Pasta integral(con protein alto ricotta cheese,magnesium rich spinach sauce)
Domingo Crepes integrales(magnesium high buckwheat flour) rellenas plátano(nutrient-dense potassium) Gambas al ajillo(sodium-rich shrimp) Cordero asado(fosforo-rich meat)con ensalada tabulé(quinoa,bulgur wheat-potassium sources)

Lácteos, carne, marisco

Referencias Bibliográficas

  1. Parabavidez, S. (2022, mayo 18). ¿Qué son los electrolitos? Policlínica Metropolitana.
  2. Cleveland Clinic Cancer. (s/f). Desequilibrio electrolítico. Chemocare.com. Recuperado el 3 de julio de 2023, de https://chemocare.com/es/chemotherapy/side-effects/desequilibrio-electrolitico.aspx
  3. Equilibrio hidroelectrolítico. (2012). Food and Nutrition.
  4. Error. (s/f). Gob.mx. Recuperado el 3 de julio de 2023, de http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/trastornos-hidroelectroliticos
  5. González Gómez, J. M., & Manso, G. M. (2014). Trastornos hidroelectrolíticos. Equilibrio ácido base en pediatría. Anales de Pediatría Continuada12(6), 300–311.
  6. Lewis, J. L., III. (s/f). Introducción a los electrólitos. Manual MSD versión para público general. Recuperado el 4 de julio de 2023, de https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/trastornos-hormonales-y-metab%C3%B3licos/equilibrio-electrol%C3%ADtico/introducci%C3%B3n-a-los-electr%C3%B3litos
  7. Análisis de electrolitos. (s/f). Cigna.com. Recuperado el 5 de julio de 2023, de https://www.cigna.com/es-us/knowledge-center/hw/temas-de-salud/anlisis-de-electrolitos-tr6146
  8. Electrolitos. (s/f). Ucsd.edu. Recuperado el 5 de julio de 2023, de https://myhealth.ucsd.edu/Spanish/RelatedItems/167,electrolytes_ES

Autor: Yolanda | Página del escritor

imagen del autor del artículo

BIO: Graduada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, soy amante del sector alimentario, con el objetivo de aportar todos mis conocimientos para fomentar el adecuado desarrollo de la calidad y seguridad alimentaria.

Directrices Editoriales | Redactora de artículos Mundo Entrenamiento SL | Contacto | Linkedin

✅ El artículo ha sido verificado para garantizar la mayor rigurosidad posible (el artículo incluye enlaces a estudios científicos de revistas de impacto o bases de datos como Pubmed). Todo el contenido de nuestra revista online se ha revisado por profesionales altamente cualificados. Si consideras que nuestro contenido está desactualizado, puedes contactarnos en revision@mundoentrenamiento.com

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Mundo Entrenamiento SL
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Consentimiento expreso del usuario a través de la selección de la casilla check de envío del formulario. Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Proveedor de hosting de la web en EU, Raiola Networks SL, cuyos niveles de protección son adecuados según Comisión de la UE.
  • Derechos: Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y retirada de consentimiento de sus datos personales en la dirección de correo electrónico info@mundoentrenamiento.com
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad