Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

DOMS: Dolor muscular de orígen tardío

25 febrero, 2021

¿Qué es DOMS? ¿Cuál es la causa? ¿Cuáles son los síntomas? ¿Qué estrategias son mejores para reducir o prevenir los síntomas del DOMS?

DOMS Dolor muscular de origen tardío
Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.

En este artículo nos centraremos en responder bastantes preguntas sobre el dolor muscular de origen tardío, también llamado “agujetas” o DOMS (del inglés Delayed Onset Muscle Soreness).

Recuperarse lo más rápido posible, restaurar los niveles previos al rendimiento se considera un elemento crucial del éxito en casi todas las disciplinas atléticas.

Por esta razón, los entrenadores y atletas están siempre en búsqueda continua de las estrategias de tratamiento y recuperación post ejercicio (1).

DOMS

¿Qué es DOMS?

Actualmente no existe una definición clara para el diagnóstico de DOMS (8).

Podemos decir que las “agujetas” o DOMS es el dolor muscular de origen tardío que aparece en los músculos trabajados horas después de un ejercicio/entrenamiento no habitual , mal coordinado, de carácter intenso y en el que predomina la contracción excéntrica (ejercicios pliométricos, recepciones, bajadas de cuesta…).

También aparece en contracciones isométricas (12).

DOMS: Dolor muscular de orígen tardío 1
Imagen 1. Dos tipos de contracción muscular: la concéntrica (arriba) y la excéntrica (abajo)

Contracción muscular excéntrica

El entrenamiento de fuerza excéntrico lo utilizan mucho los entrenadores debido a sus efectos beneficiosos sobre el rendimiento del atleta (ver tabla 1).

Tabla 1. Beneficios de la contracción excéntrica. Elaboración propia. Extraído de Hody et al. (2019) (7).
Tabla 1. Beneficios de la contracción excéntrica. Elaboración propia. Extraído de Hody et al. (2019) (7).

No sólo encontramos este tipo de ejercicios en el ámbito del deporte y el rendimiento, sino que también se emplea en rehabilitación, en tratamiento de enfermedades crónicas y para prevenir y tratar la sarcopenia.

Lo utilizan por sus adaptaciones y la baja demanda metabólica del ejercicio, ya que los pacientes se fatigan menos, tienen una percepción de esfuerzo más baja y el sistema cardiovascular no está tan demandado, entre otras características. (7)

La evidencia sugiere que el entrenamiento de fuerza excéntrico es superior en términos de hipertrofia muscular sobre el entrenamiento de fuerza concéntrico o convencional (4).

Efectos secundarios de la contracción muscular excéntrica

Los educadores físico deportivos y otros profesionales expertos que trabajan con este tipo de ejercicios, deben tener en cuenta los riesgos inherentes del entrenamiento excéntrico (EIMD, DOMS…) y realizar una correcta prescripción para evitar o reducirlos al máximo (ver tabla 2).

Tienen que estar pendientes sobre todo en las fases iniciales y cuando se les aplican a los deportistas un entrenamiento de alta intensidad (7).

Tabla 2. Riesgos de la contracción excéntrica. Elaboración propia. Extraído de Hody et al. (2019) (7).
Tabla 2. Riesgos de la contracción excéntrica. Elaboración propia. Extraído de Hody et al. (2019) (7).

Si no se deja que el cuerpo se recupere completamente de las consecuencias  y se adapte al entrenamiento, hay más riesgo de incrementar los daños y empeorar la lesión (desgarros musculares o ruptura de ligamentos).

“Aunque el deportista se haya recuperado del DOMS puede persistir una disminución de la función muscular y se debe tener cuidado en los días posteriores a un episodio de DOMS,  ya que aún se encuentra en riesgo de lesionarse” (7).

sobrecarga excéntrica en fútbol
Imagen 2. Trabajo excéntrico de cuádriceps e isquiosurales con cinturón ruso

¿Se pueden conseguir las mismas adaptaciones al entrenamiento excéntrico sin necesidad de DOMS intensos?

La respuesta es: , se ha demostrado que después de un entrenamiento excéntrico submáximo y con un DOMS atenuado o sin él, incluso sin la aparición el daño muscular (EIMD), se pueden conseguir las mismas adaptaciones que si es un DOMS intenso y con mucho EIMD (7).

Es decir, con un entrenamiento excéntrico “no dañino” y bien prescrito, se consiguen las mismas adaptaciones positivas que con uno “dañino”, por eso se considera como una estrategia segura, factible y eficiente para fines de rehabilitación y médicos (7).

A demás los deportistas tienen menos probabilidades de sufrir episodios de bajada de rendimiento como consecuencia de los efectos secundarios.

¿Qué diferencia hay entre EIMD y DOMS?

El EIMD, es un daño que afecta a las miofibrillas musculares y estructuras vecinas (sarcolemas, bandas Z…) causado por una alta tensión mecánica  específicamente producida por acciones excéntricas .

Como consecuencia al daño, comienza la respuesta inflamatoria para iniciar la regeneración. El EIMD surge durante el entrenamiento , sobre todo en los músculos fusiformes y las fibras tipo II (11). Sus consecuencias se muestran en la tabla 2.

El DOMS aparece horas después de que se produzca EIMD por la hipersensibilización de las terminaciones nerviosas a causa de la respuesta inflamatoria (7).

Pero estos dos términos no van siempre de la mano, ya que se ha observado que puede producirse DOMS sin necesidad de EIMD llevando el foco al sistema nervioso central encargado del control motor y los mecanismos nociceptivos (11,12,17).

descanso hipertrofia
Imagen 3. Fase de descanso del entrenamiento de hipertrofia

¿Tener DOMS es una buena señal?

El ejercicio es necesario para mantener una buena salud y prevenir enfermedades relacionadas con la inactividad física, pero las sensaciones desagradables resultantes del ejercicio no acostumbrado, como DOMS, pueden desanimar a las personas a continuar con la actividad física (7).

Tanto con DOMS intensos como aquellos más atenuados, se debe ser precavido y evitar (sobre todo en el DOMS intenso) realizar entrenamientos de alta intensidad y excéntricos, especialmente en los días de más dolor.

También se deben evitar los estiramientos sobre todo si hay EIMD, ya que , puede interferir en la recuperación (7). Es importante dejar al músculo que se recupere correctamente para el próximo entrenamiento.

Con DOMS más atenuados la recuperación es más rápida.

En ambos casos es señal de que los ejercicios han generado una carga superior a la que el músculo puede soportar y como consecuencia tiene que adaptarse a la nueva intensidad y recuperarse para poder soportar esa misma carga otra vez.

¿Porqué se producen DOMS?

Todavía no está claro el mecanismo desencadenante exacto (8) aunque existen diferentes teorías que buscan explicar este fenómeno .

El consenso general de los investigadores defiende un modelo integrador en el que engloban 3 teorías y explican la aparición del DOMS como el resultado de una secuencia de acontecimientos que involucran el desgarro del tejido conectivo, el daño muscular (teoría mecánica) , la salida de flujos enzimáticos, la inflamación (teoría inflamatoria)  y la alteración de los mecanorreceptores (teoría neurogénica) (14-16).

En 2016, Mizumura & Taguchi sugirieron  un nuevo mecanismo responsable del DOMS, producido por el factor de crecimiento nervioso (NGF) y el factor neutrófilo derivado de la línea celular glial (GDNF) generado por las fibras musculares y/o células satélite, llegando a considerar que el daño muscular inducido por el ejercicio (EIMD) no es esencial para generar DOMS pero si suficiente para inducirlo (17).

Otro estudio mostró la existencia de hiperalgesia mecánica, sin daño muscular, en un músculo estimulado eléctricamente que realiza contracciones excéntricas (18).

En 2019, Hody  et al.  dividió DOMS en 2 fases, donde el daño mecánico inicial  (provocado por repetidas contracciones excéntricas) es seguido por un daño secundario más severo (reforzado por la inflamación) (7).

volley
Imagen 4. Salto en voleibol

Nueva teoría sobre DOMS

En 2020 Sonkodi, Berkes & Koltai , han propuesto una nueva teoría sobre el origen del DOMS: es un daño agudo de tipo nervioso (axonopatía) inducido por la superposición de la compresión en las terminaciones nerviosas del huso muscular que se encuentran en las fibras musculares y un incremento de la  demanda cognitiva.

Receptores sensoriales del músculo: huso muscular y órgano tendinoso de Golgi
Imagen 5. Anatomía de dos receptores sensitivos del músculo: el huso muscular y el órgano tendinoso de Golgi. Extraído de Stugaard-Jones (2014) (23)

Esta es causada por las contracciones excéntricas repetidas. Dicha axonopatía puede coincidir con un micro-daño en los tejidos vecinosreforzada por la inflamación inmuno-mediada (12).

Algunos puntos a destacar del artículo (12):

  • La  fuerza de compresión se ve incrementa en los ejercicios excéntricos a causa del efecto túnel: consiste en el alargamiento excesivo de los nervios, fibras musculares, tejido conectivo  y del huso muscular.
  • Proponen que la axonopatía se produce en los sensores  Tipo Ia de las fibras musculares, como añadido a la supresión inicial del SNS (provocado por la hiper-excitabilidad y micro-daño de los sensores Tipo II).
  • El proceso inflamatorio, los micro-daños en los tejidos, incluyendo las fibras musculares (EIMD),  no son la causa pero sí juegan un papel en la segunda fase facilitando los síntomas del DOMS.
  • La rigidez y la disminución de la fuerza muscular son síntomas del DOMS. Es un acto reflejo de las motoneuronas que busca proteger la zona dañada.
DOMS: Dolor muscular de orígen tardío 2
Imagen 6. Tres posiciones del huso muscular: 1- Huso muscular relajado: la cavidad líquida se encuentra relajada; 2- Huso muscular estirado: la cavidad líquida se aplana lo que resulta en una mayor compresión y activación de las terminaciones nerviosas; 3- Huso muscular excesivamente estirado: el líquido comprime y atrapa y causa micro-lesiones a las terminaciones nerviosas. Imagen traducida. Extraída de Sonkodi, Berkes & Koltai (2020) (12)

En resumen, la nueva teoría del DOMS se divide en dos fases:

  1. Fase de daño: la compresión aguda provoca daños en los husos musculares, como consecuencia del alargamiento excesivo del músculo. Se incrementa la demanda cognitiva (excitabilidad cortical).
  2. Fase secundaria: el dolor se incrementa por el refuerzo inflamatorio y micro-daños de los tejidos. otros síntomas como la rigidez y la disminución de la fuerza muscular surgen como respuesta-reflejo protector.

¿Cuáles son los síntomas de DOMS?

DOMS o Dolor muscular de origen tardío se caracteriza por (7):

  • Hiperalgesia mecánica: incremento de la sensibilidad al dolor, de tal manera que estímulos que habitualmente no son dolorosos acaban produciendo dolor.
  • Rigidez.
  • Hinchazón del área ejercitada
  • Sensibilidad durante la palpación, contracción o estiramiento del músculo afectado (4).

Cuando el músculo está en reposo no se siente (4). Si es un DOMS o Dolor muscular de origen tardío muy intenso puede llegar a provocar la incapacidad para realizar ciertos movimientos (8).

Dolor muscular de origen tardío o DOMS en el hombro
Imagen 7. Dolor muscular durante la palpación

¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer DOMS?

Aunque el DOMS o Dolor muscular de origen tardío se considera un tipo leve de daño muscular, es una de as razones más comunes para que se comprometa el rendimiento deportivo.

Los signos y síntomas comienzan  a las  6 – 12 horas (8) después de un entrenamiento intenso de fuerza excéntrica o tras actividades físicas  desacostumbradas, alcanzando el pico máximo de dolor  entre las 24 – 72 horas.

Naturalmente, disminuye progresivamente hasta que desaparece dentro de los 5-7 días posteriores al ejercicio/actividad física (4).

¿Hay diferencias entre sexos en DOMS?

Según una revisión sistemática y meta-análisis publicado en 2020, los hombres y mujeres no entrenados muestran respuestas similares en DOMS o Dolor muscular de origen tardío.

A parte de la actividad enzimática después del ejercicio, no hay evidencia de diferencias relacionadas con el sexo inmediatamente después del ejercicio excéntrico (19).

Hipertrofia hombre y mujer

¿El ciclo menstrual influye en DOMS?

Según Romero-Parra et. al. el ciclo menstrual (CM) afecta al dolor muscular de origen tardío, aunque las diferentes modalidades de ejercicio y las limitadas comparaciones sobre el CM indican que se necesita más investigación en el área (11).

El  principal hallazgo del meta-análisis mostró que en la fase lútea intermedia (MLP), es decir, cuanto mayor es la concentración de hormonas sexuales, estrógeno y progesterona, menor será el DOMS y la pérdida de fuerza observadas desde las 24 h hasta las 72 horas, en comparación con la fase folicular temprana (EFP) y tardía (LFP) .

No han encontrado diferencias entre las distintas fases (11).

ciclo menstrual y entrenamiento
Imagen 8. Ciclo de la ovulación y la menstruación. Elaboración propia basada en Fox, S. (2011) (22).

Sugieren valores de dolor más altos en la fase folicular temprana a causa de la dismenorrea asociada a la menstruación, ya que podría contribuir a aumentar la percepción del dolor y a disminuir su predisposición a realizar una tarea física (11).

Para determinar los momentos claves para aumentar las cargas de entrenamiento, los autores sugieren aumentarlas en LFP y MLP y tener periodos de recuperación en EFP de acuerdo con la percepción del dolor , el rendimiento muscular y la fuerza de los atletas después de EIMD (11).

¿Qué hago si tengo DOMS?

En los deportes de élite las intervenciones de prevención y recuperación pueden desempeñar un papel clave (8).

Las estrategias deberían basarse en los fundamentos fisiopatológicos del DOMS (6). Es un trabajo difícil encontrar una intervención óptima ya que aún no se ha demostrado la causa exacta de porqué surge DOMS y además la evidencia existente es heterogénea.

La nueva teoría podría ayudar a orientar mejor la elección de dichas estrategias. Hay que esperar a las nuevas evidencias.

¿Cómo prevenir o aliviar los síntomas del DOMS?

Las consideraciones del tratamiento deben centrarse en diferentes aspectos (6):

  • Prevención de EIMD
  • Tratamiento de las respuestas inflamatorias
  • Tratamiento y recuperación de los signos de DOMS

Debido a la amplia variedad de estrategias diferentes, el médico deportivo responsable aún tiene la difícil tarea de definir el régimen de tratamiento óptimo para cada atleta, viendo caso por caso (6).

En 2019 Heiss et al.  realizaron una revisión narrativa que presenta una descripción general de los tratamientos y las estrategias preventivas en el campo del DOMS (ver el resumen en la tabla 3) . Lo que observaron fue (6):

  • La Inmersión en agua fría (CWI). Los estudios  han demostrado resultados prometedores con respecto a la recuperación, durante 11-15 min a 11º-15º C.
    • Los efectos sobre la mejora del rendimiento siguen sin estar claros.
    • Es una de las estrategias más comunes utilizadas para prevenir DOMS en el caso de que haya EIMD.
  • Las prendas de compresión (18-21 mmHg) aplicada especialmente durante el periodo posterior al ejercicio es una forma eficaz de reducir los síntomas y acelerar la recuperación de la función muscular.
  • Auto-Liberación Miofascial con Foam Roller: reduce el dolor subjetivo percibido.
  • Masaje: Efectivo después de un ejercicio extenuante.
    • Reduce el dolor un 13%. Es costoso y hay que dedicarle mucho tiempo. Es posible considerar otras alternativas más baratas (3,5).
  • Cafeína: parece efectivo después del ejercicio (5mg/kg-1)
  • Omega-3: su ingestión de 1.8-3 g puede ser efectivo para aliviar los síntomas, pero esa reducción de dolor es posible que no sea clínicamente importante (10).
    • La evidencia sugiere a consumirlo antes del ejercicio (días-semanas) como efecto preventivo (10).
  • Tratamiento con calor: no recomendable justo después del ejercicio, pero si antes del ejercicio como prevención.
  • Ejercicio de baja intensidad: alivia el dolor la mayoría de las veces temporalmente.
    • Los estudios que evalúan los efectos terapéuticos han mostrado resultados contradictorios. Faltan pruebas que respalden su uso.
  • Ultrasonidos: resultados contradictorios
    • Recuperación más rápida del ROM en comparación con la crioterapia
  • Vibración de todo el cuerpo: resultados contradictorios
  • Crioterapia de todo el cuerpo: resultados contradictorios.
    • Necesario establecer un protocolo adecuado.
  • Bandas compresivas o Floss band: resultados contradictorios
    • Son envolturas ajustadas en las articulaciones o tejidos que a corto plazo reducen el suministro de sangre.
  • Estiramientos: Faltan de pruebas que respalden su uso
  • Acupuntura: falta por determinar un protocolo adecuado. Resultados heterogéneos (2,9)
  • NSAIDs: en las formas más leves de DOMS, no se requiere su uso. Algunos estudios sugieren que reduce la capacidad para reparar el daño muscular. Su uso se recomienda que sea con prescripción-recomendación médica, ya que él sabrá si lo necesita tomar o no.
  • Vitamina D: no tienen evidencia
  • BCAAs: resultados contradictorios
    • Parece ser efectivo si se consume antes del ejercicio (días-semanas).
    • La combinación con Taurina puede ser efectivo (falta el saber el porqué)
  • El uso de polifenoles: resultados controvertidos
    • Su uso combinado con otros polifenoles con propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes, etc…  puede ayudar a atenuar DOMS (4).
    • Puede ser efectivo si se consume antes (días-semanas) del ejercicio (previene)(4)
Estrategias para prevenir o aliviar DOMS
Tabla 3. Tabla resumen de las estrategias utilizadas para reducir o aliviar los síntomas del DOMS. Elaboración propia. Basado en Heiss et al. (2019), García-Sillero et al. (2021), Davis et al. (2020), Lv et al. (2020), Huang et al. (2020), Chang et al. (2020), Dominguez-Balmaseda et al. (2020) y Hody et al. (2019).

¿Sesiones repetidas de ejercicio excéntrico previenen la aparición de DOMS?

Hoy día está bien aceptado que la exposición repetida de ejercicios excéntricos confiere adaptaciones protectoras contra posibles daños adicionales.

Este proceso de adaptación, se denomina en inglés Repeated Bout Effect (RBE) o comúnmente “efecto repetido” (7).

Los mecanismos no se comprenden completamente. Se caracteriza por (7):

  • Aumentos reducidos en las proteínas musculares en sangre
  • DOMS atenuado
  • Menos hinchazón muscular
  • Recuperación más rápida de la fuerza muscular y ROM
  • Entre otros

Aunque se produce un efecto protector significativo después de 1ª sesión excéntrica, el proceso de adaptación (para protegerse de un nuevo episodio excéntrico) parece más completo después de varias sesiones sub-máximas “no dañinas” , consiguiendo prevenir o atenuar EIMD y DOMS (7)

La magnitud del efecto protector no depende necesariamente de la gravedad del daño muscular inicial. La RBE parece provocar una adaptación duradera, ya que persiste durante varias semanas e incluso hasta 6 meses pero la magnitud de la protección disminuye con el tiempo (7).

Se debe realizar una fase inicial que consista en acciones musculares excéntricas sub-máximas con carga incremental durante múltiples sesiones (3 semanas) para introducir a los individuos al entrenamiento muscular excéntrico (7).

trabajo excéntrico bíceps femoral
Imagen 9. Trabajo excéntrico de bíceps femoral

Métodos de evaluación de la recuperación del dolor muscular de origen tardío

Para ver la evolución del dolor muscular de origen tardío  los profesionales suelen realizar (8):

  • Pruebas funcionales de los grupos musculares afectados con y sin resistencia: para ver la recuperación de la fuerza muscular.
Salto vertical
Imagen 10. Ejemplos de pruebas funcionales
  • Examen clínico:
    • Inspección y palpación (algometría de presión para determinar de manera objetiva el umbral de dolor a la presión) (21).
    • Medios de imagen (Resonancia magnética, ecografía con contrastes…)
    • Exámenes químicos para los marcadores directos e indirectos de EIMD e inflamación ( LDH, IL-6 , Proteína C Reactiva, CK …)
  • Escala visual analógica (EVA): para medir la la intensidad del dolor que describen los sujetos de manera subjetiva (20).
Escala Visual Analógica
Imagen 11. Escala Visual Analógica o VAS (siglas en inglés). Extraído de Doi et al. (2016) (24)
  • Variabilidad de la frecuencia cardíaca (HRV): para evaluar el estado del deportista y la respuesta de su organismo (recuperación del sistema simpático-parasimpático) a las cargas de entrenamiento y ver cuando el cuerpo está listo para una nueva carga intensa. (4)

Conclusiones

DOMS es el dolor muscular de origen tardío que aparece en los músculos trabajados horas después de un ejercicio/entrenamiento no habitual , mal coordinado, de carácter intenso y en el que predomina la contracción excéntrica (ejercicios pliométricos, recepciones, bajadas de cuesta…). También aparece en contracciones isométricas.

Aunque el deportista se haya recuperado del DOMS o Dolor muscular de origen tardío puede persistir una disminución de la función muscular y se debe tener cuidado en los días siguientes,  ya que aún se encuentra en riesgo de lesionarse.

Un entrenamiento excéntrico “no dañino” (DOMS  atenuado sin daño muscular inducido por el ejercicio (EIMD)) y bien prescrito, se consiguen las mismas adaptaciones positivas que con uno “dañino” (con DOMS intensos y EIMD)

El DOMS o Dolor muscular de origen tardío aparece horas después de que se produzca EIMD. Los signos y síntomas comienzan  a las  6 – 12 horas (8) después de un entrenamiento intenso de fuerza excéntrica o tras actividades físicas  desacostumbradas, alcanzando el pico máximo de dolor  entre las 24 – 72 horas.

Naturalmente, disminuye progresivamente hasta que desaparece dentro de los 5-7 días posteriores al ejercicio/actividad física

Todavía no está claro el mecanismo desencadenante del dolor muscular de origen tardío. En 2020 ha surgido una nueva teoría que sugiere que es por un daño en el huso muscular entre otras cosas.

Síntomas: Hiperalgesia mecánica (no duele en reposo) , rigidez, hinchazón del área ejercitada, sensibilidad durante la palpación, contracción o estiramiento del músculo afectado.

El ciclo menstrual influye en el DOMS.

Estrategias para prevenir DOMS: RBE , aplicación de calor, ingesta días o semanas antes (no se han establecido dosis óptimas) de Omega-3, BCAAs o Polifenoles.

Estrategias para tratar DOMS: las 2 donde más segura es la evidencia es en la inmersión en agua fría (si hay EIMD) y con el uso de prendas de compresión.

Métodos para evaluar la evolución del DOMS o Dolor muscular de origen tardío: pruebas funcionales, examen clínico (examen objetivo), escala visual analógica (dolor subjetivo)  y variabilidad de la frecuencia cardíaca (para evaluar el estado del deportista y la respuesta de su organismo a la carga).

Bibliografía

  1. Altarriba-Bartes, A., Peña, J., Vicens-Bordas, J., Milà-Villaroel, R., & Calleja-González, J. (2020). Post-competition recovery strategies in elite male soccer players. Effects on performance: A systematic review and meta-analysis. In PLoS ONE (Vol. 15, Issue 10 October). Public Library of Science. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0240135
  2. Chang, W. D., Chang, N. J., Lin, H. Y., & Wu, J. H. (2020). Effects of Acupuncture on Delayed-Onset Muscle Soreness: A Systematic Review and Meta-Analysis. In Evidence-based Complementary and Alternative Medicine (Vol. 2020, p. 5864057). Hindawi Limited. https://doi.org/10.1155/2020/5864057
  3. Davis, H. L., Alabed, S., & Chico, T. J. A. (2020). Effect of sports massage on performance and recovery: a systematic review and meta-analysis. BMJ Open Sport & Exercise Medicine, 6(1), e000614. https://doi.org/10.1136/bmjsem-2019-000614
  4. Dominguez-Balmaseda, D., Diez-Vega, I., Larrosa, M., San Juan, A. F., Issaly, N., Moreno-Pérez, D., Burgos, S., Sillero-Quintana, M., Gonzalez, C., Bas, A., Roller, M., & Pérez-Ruiz, M. (2020). Effect of a Blend of Zingiber officinale Roscoe and Bixa orellana L. Herbal Supplement on the Recovery of Delayed-Onset Muscle Soreness Induced by Unaccustomed Eccentric Resistance Training: A Randomized, Triple-Blind, Placebo-Controlled Trial. Frontiers in Physiology, 11. https://doi.org/10.3389/fphys.2020.00826
  5. García-Sillero, M., Benítez-Porres, J., García-Romero, J., Bonilla, D. A., Petro, J. L., & Vargas-Molina, S. (2021). Comparison of Interventional Strategies to Improve Recovery after Eccentric Exercise-Induced Muscle Fatigue. International Journal of Environmental Research and Public Health, 18(2), 1–11. https://doi.org/10.3390/ijerph18020647 
  6. Heiss, R., Lutter, C., Freiwald, J., Hoppe, M. W., Grim, C., Poettgen, K., Forst, R., Bloch, W., Hüttel, M., & Hotfiel, T. (2019). Advances in Delayed-Onset Muscle Soreness (DOMS) – Part II: Treatment and Prevention. Sportverletzung-Sportschaden, 33(1), 21–29. https://doi.org/10.1055/a-0810-3516
  7. Hody, S., Croisier, J.-L., Bury, T., Rogister, B., & Leprince, P. (2019). Eccentric Muscle Contractions: Risks and Benefits. Frontiers in Physiology, 10, 1–18. https://doi.org/10.3389/fphys.2019.00536
  8. Hotfiel, T., Freiwald, J., Hoppe, M. W., Lutter, C., Forst, R., Grim, C., Bloch, W., Hüttel, M., & Heiss, R. (2018). Advances in Delayed-Onset Muscle Soreness (DOMS): Part I: Pathogenesis and Diagnostics. Sportverletzung-Sportschaden, 32(4), 243–250. https://doi.org/10.1055/a-0753-1884
  9. Huang, C., Wang, Z., Xu, X., Hu, S., Zhu, R., & Chen, X. (2020). Does Acupuncture Benefit Delayed-Onset Muscle Soreness After Strenuous Exercise? A Systematic Review and Meta-Analysis. Frontiers in Physiology, 11, 666. https://doi.org/10.3389/fphys.2020.00666
  10. Lv, Z. T., Zhang, J. M., & Zhu, W. T. (2020). Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acid Supplementation for Reducing Muscle Soreness after Eccentric Exercise: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. BioMed Research International, 2020. https://doi.org/10.1155/2020/8062017
  11. Romero-Parra, N., Cupeiro, R., Alfaro-Magallanes, V. M., Rael, B., Rubio-Arias, J. Á., Peinado, A. B., & Benito, P. J. (2020). Exercise-Induced Muscle Damage During the Menstrual Cycle: A Systematic Review and Meta-Analysis. Journal of Strength and Conditioning Research, Publish Ah(2), 549–561. https://doi.org/10.1519/jsc.0000000000003878
  12. Sonkodi, B., Berkes, I., & Koltai, E. (2020). Have We Looked in the Wrong Direction for More Than 100 Years? Delayed Onset Muscle Soreness Is, in Fact, Neural Microdamage Rather Than Muscle Damage. Antioxidants (Basel, Switzerland), 9(3). https://doi.org/10.3390/antiox9030212
  13. Douglas, J., Pearson, S., Ross, A., & McGuigan, M. (2017). Chronic Adaptations to Eccentric Training: A Systematic Review. In Sports Medicine (Vol. 47, Issue 5, pp. 917–941). https://doi.org/10.1007/s40279-016-0628-4
  14. Cheung, K., Hume, P. A., & Maxwell, L. (2003). Delayed onset muscle soreness: Treatment strategies and performance factors. In Sports Medicine (Vol. 33, Issue 2, pp. 145–164). https://doi.org/10.2165/00007256-200333020-00005
  15. Barlas, P., Walsh, D. M., Baxter, G. D., & Allen, J. M. (2000). Delayed onset muscle soreness: effect of an ischaemic block upon mechanical allodynia in humans. Pain, 87, 221–225.
  16. Smith, L. . (1991). Acute inflammation: the underlying mechanism in delayed onset muscle soreness? Medicine and Science in Sports and Exercise, 23(5), 542–551.
  17. Mizumura, K., & Taguchi, T. (2016). Delayed onset muscle soreness: Involvement of neurotrophic factors. The Journal of Physiological Sciences, 66(1), 43–52. https://doi.org/10.1007/s12576-015-0397-0
  18. Hayashi, K.; Abe, M.; Yamanaka, A.; Mizumura, K.; Taguchi, T. (2015). Degenerative histological alteration is not required for the induction of muscular mechanical hyperalgesia after lengthening contraction in rats. J. Physiol. Sci. 65, S277.
  19. Morawetz, D., Blank, C., Koller, A., Arvandi, M., Siebert, U., & Schobersberger, W. (2020). Sex-Related Differences After a Single Bout of Maximal Eccentric Exercise in Response to Acute Effects: A Systematic Review and Meta-analysis. Journal of Strength and Conditioning Research, 34(9), 2697–2707. https://doi.org/10.1519/JSC.0000000000002867
  20. Hawker, G. A., Mian, S., Kendzerska, T., & French, M. (2011). Measures of adult pain: Visual Analog Scale for Pain (VAS Pain), Numeric Rating Scale for Pain (NRS Pain), McGill Pain Questionnaire (MPQ), Short-Form McGill Pain Questionnaire (SF-MPQ), Chronic Pain Grade Scale (CPGS), Short Form-36 Bodily Pain Scale (SF-36 BPS), and Measure of Intermittent and Constant Osteoarthritis Pain (ICOAP). Arthritis Care and Research, 63(SUPPL. 11). https://doi.org/10.1002/acr.20543
  21. Ozmen, T., Aydogmus, M., Dogan, H., Acar, D., Zoroglu, T., & Willems, M. (2016). The effect of kinesio taping on muscle pain, sprint performance, and flexibility in recovery from squat exercise in young adult women. Journal of Sport Rehabilitation, 25(1), 7–12. https://doi.org/10.1123/jsr.2014-0243
  22. Fox, S. I. (2011). Fisología humana (12th ed.; J. de L. Fraga & M. B. Pérez, eds.). Mexico: Mc Graw Hill.
  23. Staugaard-Jones, J. A. (2014). Anatomía del ejercicio y el movimiento. In Editorial Paidrotribo.
  24. Doi, M. Y., Tano, S. S., Schultz, A. R., Borges, R., & Marchiori, L. L. de M. (2016). Efetividade da terapia por acupuntura como tratamento para o zumbido: ensaio clínico aleatorizado. Brazilian Journal of Otorhinolaryngology, 82(4), 458–465. https://doi.org/10.1016/j.bjorl.2016.04.002


Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.
FORMACION GRATIS