Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

3 Beneficios de la sauna que debes saber

13 abril, 2021

¿Cuáles son beneficios de la sauna se deben tener más en cuenta? En el presente artículo lo analizamos según la evidencia.

beneficios de la sauna
Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.

Más allá de su uso por placer, la evidencia emergente sugiere que los baños pueden ofrecer una multitud de beneficios de la sauna para la salud.

El baño de sauna se caracteriza por la exposición a altas temperaturas ambientales (80 ° C-100 ° C) durante un breve período.

Es una tradición arraigada en la cultura de Finlandia y básicamente se ha utilizado con fines de bienestar y relajación.

La evidencia acumulada sugiere que los baños de sauna regulares pueden aliviar y prevenir el riesgo de enfermedades tanto agudas como crónicas.

Concepto sobre el efecto sobre los beneficios de la sauna

El baño de sauna es una forma de terapia de calor pasiva que se caracteriza por la exposición a altas temperaturas ambientales durante un breve período.

La sauna finlandesa típica se caracteriza por el aire seco y la temperatura relativamente alta.

La temperatura y la humedad pueden ir aumentando de manera progresiva arrojando agua sobre las rocas calientes del calentador de la sauna, los ajustes de temperatura en esta fuente de calor oscilan entre los 80 ° C a los 100 ° C en la sauna.

Las sesiones típicas en las salas de sauna consisten en estancias cortas que se intercalan con períodos de enfriamiento (baño, ducha o un período de enfriamiento a temperatura ambiente).

La duración de la estancia en la sala de sauna depende del confort y la temperatura del bañista, pero generalmente varía de 5 a 20 minutos.

Durante una sesión de sauna, la frecuencia cardíaca puede aumentar desde el valor inicial hasta 120-150 latidos por minuto.

No hay una función activa de los músculos esqueléticos durante el baño de sauna, lo que contrasta con la respuesta de entrenamiento experimentada durante la actividad física.

Una parte del volumen de sangre se desvía de los órganos internos a las partes periféricas del cuerpo con un retorno venoso decreciente, lo que no se ve facilitado por el trabajo activo del músculo esquelético. (6)

Beneficios de la sauna
Figura (1): Beneficios de la sauna.

Beneficios de la sauna cardiovasculares

Este tipo de práctica por la exposición a altas temperaturas ambientales (80 ° C-100 ° C) durante un breve período, ha hecho que muchos investigadores hagan diferentes estudios para ver los beneficios de la sauna que realmente logra esta terapia. (4)

En más de un estudio se ha comprobado el efecto sobre los beneficios de la sauna sobre los índices cardiovasculares.

Este efecto positivo tiene como respuesta la exposición al calor. El gasto cardiaco aumenta entre un 60-70%, la cual cosa favorece el aumento de la frecuencia cardiaca.

En los baños en sauna se ha demostrado que, con una combinación de actividad física, se enriquece más la protección sobre los resultados cardiovasculares. (5)

La evidencia científica sobre los beneficios de la sauna también hacen hincapié en que las respuestas producidas por un baño de sauna corresponden a las producidas por el ejercicio en una intensidad moderada o alta, esto puede equivaler como al caminar. (8)

Otro beneficio de la sauna parece estar relacionado con la protección cardiovascular. Que según algunos estudios parece mostrar resultados parecidos a la realización de ciertos ejercicios.

Beneficios de la sauna sobre presión arterial o hipertensión

Los baños en una sauna típica finlandesa, cálida y relativamente seca, según la evidencia científica, tienen beneficios de la sauna en el flujo sanguíneo.

Este generalmente aumenta del 5% al 10 %, lo que conlleva un mayor gasto cardiaco. Mientras tanto, estos beneficios de la sauna hacen que el flujo sanguíneo de los órganos internos disminuya con el aumento de la temperatura del cuerpo. (1)

¿Qué nos permite el aumento del flujo sanguíneo? Nos permite un mayor intercambio de calor a través de la piel y una excesiva sudoración, en consecuencia, disminuye la circulación de algunos órganos y sobre todo de los músculos.

Por otro lado, también tiene un efecto sobre la presión arterial. La presión sistólica puede aumentar (9-21 mmHg), disminuir (8-31 mmHg) o permanecer sin ningún tipo de cambio.

Estos beneficios de la sauna tiene una característica principal y es que gracias a la frecuencia de los baños mejora la tolerancia al calor y reduce la magnitud de estos cambios.

Esto es debido a que la exposición inmediata al frio después del baño de sauna estimula el sistema nervioso simpático con activación de cambios cardiovasculares opuestos a los de la exposición del calor. (7)

  • La frecuencia cardiaca disminuye.
  • El volumen sistólico, la presión arterial sistólica y distócica aumenta.

En las horas posteriores a la sauna o a la exposición al frio, estos cambios cardiovasculares se normalizan.

Otro de los beneficios de la sauna, está relacionado con el flujo sanguíneo y con la reducción de la frecuencia cardiaca, mejorando la tolerancia al calor y relajando el cuerpo completo.

Beneficios de la sauna sobre dolores crónicos

El tercer beneficio que la evidencia científica evalúa es sobre los dolores crónicos.

La frecuencia de estos baños tiene un efecto sobre los resultados en enfermedades que pueden estar mediadas, en parte, por la reducción de inflamaciones. (2)

Los efectos subjetivos de los baños de sauna repetida afectan sobre los trastornos del dolor crónico.

Un estudio realizado en Nueva Zelanda donde los pacientes diagnosticados tenían cefaleas tensionales crónicas.

Es decir, cuando los músculos del cuello y del cuero cabelludo se tensionan o se contraen, derivado de una respuesta por el estrés, depresión, un traumatismo craneal o ansiedad, revela que los resultados a partir de la terapia de estos baños lograron una reducción del 44% en la intensidad del dolor de cabeza dentro del periodo de seis semanas de tratamiento  con sauna. (3)

Los baños de sauna también interfieren en los dolores crónicos, esta terapia puede ser un remedio adicional en el estilo de vida necesario para mejorar tanto la salud general como de bienestar, sobre todo en aquella población donde hay mayores dificultades para hacer ejercicio.

En general, recomendamos encarecidamente tomar un baño de sauna como parte de un estilo de vida saludable para la prevención de enfermedades crónicas.

Beneficios de la sauna
Figura (2): Comparación de los beneficios.

Uno de los beneficios de la sauna está relacionado con un efecto sobre los resultados en enfermedades que pueden estar mediadas, en parte, por la reducción de inflamaciones.

¿Qué dicen las investigaciones sobre la sauna?

Las investigaciones sobre los efectos de la sauna en el organismo del cuerpo humano se han enfocado desde imnumerables campos, pero de entre ellos destaca el ámbito de la salud, seguido por la modalidad de rendimiento deportivo (14).

El equipo de investigadores de Haseba et al. (13) analizaron cual era el efecto que tendría combinar un programa de ejercicio físico regular con sesiones regulares de sauna en pacientes con afecciones cardíacas crónicas.

Los resultados del estudio muestran que la combinación de ambos elementos demuestra ser eficiente para la mejora de la función cardíaca de los sujetos que se sometieron al tratamiento.

De igual manera se produjeron mejoras cardiacas, mejoras en la función vascular y en la salud mental de los pacientes, por lo que el uso de la sauna después de una sesión de ejercicio puede ser recomendada dentro del tratamiento integral para mejorar la función cardíaca.

Además, es importante destacar que el uso de la sauna, en condiciones moderadas y supervisadas parece ser bien tolerado y puede ser seguro para las personas con insuficiencia cardíaca crónica (ICC) (10).

Chica en una sauna

En mujeres que durante 2 semanas tomaron seseiones de sauna de manera continuada, se observaron reducciones en la concentración total de colesterol (CT) y en el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL-C) (20). Estas reducciones pueden ser un buen pronóstico en la prevención de la cardiopatía isquémica.

La influencia del tipo de sauna (seca o húmeda) también se ha sometido a estudio; la investigaciones muestran que debido a la alta humedad y a la reducción de los mecanismos de termorregulación, la sauna húmeda es más estresante para el organismo que la sauna seca, donde la temperatura es más alta pero con poca humedad (19).

Otro estudio (16) encontró que la exposición de 30 minutos a una sauna provocó más tensión, con el consiguiente aumento de las hormonas del estrés tales como la hormona del crecimiento humano (somatotropina), que lo hizo una sesión de sauna de 45 minutos con un descanso de enfriamiento de cinco minutos.

Por otro lado, una única sesión de sauna se asoció con el desarrollo de estrés oxidativo, que se expresó como una mejora de los procesos de radicales libres y una disminución de las defensas antioxidantes; la intensidad del estrés oxidativo disminuyó después de la finalización del tratamiento térmico (30).

Por su parte, una sesión de sauna de infrarrojos (FIRS) produce efectos cardiovasculares similares a los de la actividad física de intesidad moderada; el equilibrio mineral elimina el riesgo de deshidratación; por lo que la sauna de infrarrojos (FIRS) podría suplir la falta de ejercicio cuando la movilidad se reduce temporalmente (9).

Otra investigación (18) encontró que las sesiones de sauna estimulan más el sistema inmunitario en un grupo de atletas, si los comparamos con un grupo de sujetos no entrenados; debido a que se encontraron incrementos más elevados en leucocitos y monocitos  en los primeros después de las sesiones.

También se han hayado indicios de que un programa de 3 semanas de sauna postentrenamiento producen una mejora en el rendimiento en los deportes de carrera de resistencia, probablemente por un aumento del volumen sanguíneo (24).

En el ciclismo se han encontrado mejoras, producidas por el uso de la sauna, después de las sesiones de entrenamiento; en este caso se trata de un aumento del volumen plasmático de los sujetos (26).

Por lo que, las divesas adaptaciones en el proceso de captación del oxígeno por la sangre pueden aumentar la resistencia del organismo de los atletas debido a los diversos factores de estrés que sufre (29).

También se ha encontrado un aumento estadísticamente significativo de la actividad de las enzimas lisosomales tras una sola entrada a una sauna finlandesa; lo cual disminuye significativamente la estabilidad de las membranas lisosomales en sujetos sanos (27).

Gente en una sauna

Con respecto a la cuestión de si usar la sauna ayuda a perder peso; un estudio expuso a mujeres jóvenes (19 – 21 años) a siete sesiones de sauna cada segundo día de la semana, los resultados han indicado una disminución en la masa corporal de entre 0,67 kg y 0,68 kg de diferencia de la primera y última sauna. (Pilch2).

Por último, si hacemos referencia a la recuperación después de una sesión de entrenamiento, utilizar el baño frío (o crioterapia) es mejor y más rápido que la sauna, debido a su efecto positivo en las variables fisiológicas (14).

Conclusión

Más allá del placer y la relajación, la evidencia científica a través de diversas investigaciones sugiere que el baño de sauna tiene varios beneficios para la salud.

Los más importantes son la reducción del riesgo de enfermedades vasculares como presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares y tratamiento de afecciones cutáneas específicas; así como enfermedades reumáticas y dolor de cabeza.

Los efectos sobre los beneficios de la sauna sobre las enfermedades cardiovasculares respecto a la mortalidad pueden estar mediados por la reducción de la presión arterial, la reducción de inflamaciones y la mejora del sistema cardiorrespiratorio.

Para sacar lo máximo de aprovecho a estos beneficios de la sauna tiene como respuesta la combinación de sauna con actividad física regular es la combinación perfecta para potenciar un estilo de vida más saludable.

Las investigaciones muestran que el uso de la sauna de manera saludable y segura tiene numerosos efectos beneficiosos en el organismo; igualmente, otros estudios señalan que tiene la capacidad de ayudar a los atletas en su preparación para cualquier competición deportiva (28).

Con respecto a su uso, si se sigue una estricta supervisión dirigida por un profesional, los riesgos asociados a su uso disminuyen, pero es importante señalar que los niños y las personas mayores que tienen enfermedades cardiacas o trastornos convulsivos, que beben alcohol o consumen cocaína de manera regular son especialmente vulnerables (21).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MundoEntrenamiento.com (@mundo_entrenamiento)

Referencias bibliográficas

  1. Behzadi, P., Gravel, H., Neagoe, PE, Barry, H., Sirois, MG y Gagnon, D. (2020). Impacto del baño de sauna finlandés en los marcadores circulantes de inflamación en adultos sanos de mediana edad y adultos mayores: un estudio cruzado. Terapias complementarias en medicina , 52 , 102486.
  2. Hussain, J. y Cohen, M. (2018). Efectos clínicos del baño regular en sauna seco: una revisión sistemática. Medicina alternativa y complementaria basada en evidencias , 2018 .
  3. Kanji, G., Weatherall, M., Peter, R., Purdie, G. y Page, R. (2015). Eficacia del baño de sauna regular para el dolor de cabeza crónico de tipo tensional: un estudio controlado aleatorio. Revista de medicina alternativa y complementaria , 21 (2), 103-109.
  4. Kunutsor, SK, Laukkanen, T. y Laukkanen, JA (2017). El baño de sauna reduce el riesgo de enfermedades respiratorias: un estudio de cohorte prospectivo a largo plazo. Revista europea de epidemiología , 32 (12), 1107-1111.
  5. Laukkanen, JA, Laukkanen, T. y Kunutsor, SK (2018, agosto). Beneficios cardiovasculares y otros beneficios para la salud del baño de sauna: una revisión de la evidencia. En los procedimientos de la clínica Mayo (Vol. 93, No. 8, págs. 1111-1121).
  6. Laukkanen, JA, Laukkanen, T. y Kunutsor, S. (2019, abril). En respuesta: baños de sauna y sudoración saludable. En Mayo Clinic Proceedings (Vol. 94, No. 4, págs. 727-728). Elsevier.
  7. Lee, E., Willeit, P., Laukkanen, T., Kunutsor, SK, Zaccardi, F., Khan, H. y Laukkanen, JA (2020). Efectos agudos del ejercicio y la sauna como única intervención sobre la distensibilidad arterial. Revista europea de cardiología preventiva , 27 (10), 1104-1107.
  8. Schmid, JP (2018). A algunos les gusta el calor: los beneficios para la salud cardiovascular de la sauna finlandesa.
  9. Amand, C.; Charrier, C. & Balestra, C. (2013). Le sauna `a infrarouges a des effets semblables `a l’exercice physique mod´er´e sur la fonction endoth´eliale et l’hydratation. Movement & Sport Sciences – Science & Motricit´e. 80, 15 – 24.
  10. Basford, J. R.; Oh, J. K.; Allison, T. G.; Sheffield, C. G.; Manahan, B. G.; Hodge, D. O.; Tajik, A. J.; Rodeheffer, R. J. & Tei, C. (2009). Safety, Acceptance, and Physiologic Effects of Sauna Bathing in People With Chronic Heart Failure: A Pilot Report. Archives of Physical Medicine & Rehabilitation. 90 (1), 173 – 177.
  11. Bosco, C.; Annino, G.; De Angelis, M.; Tsarpela, O.; Ongano, F.; Foti, C.; Manno, R.; D’Ottavio, S. & Tarantino, A. (2003). L’effetto della reidratazione, dopo sauna, con acqua normale e ricca di bicarbonato di calcio sul comportamento muscolare. Medicina dello Sport. 56 (1), 33 – 39.
  12. Haseba, S.; Kubozono, T.; Nakao, S. & Ikeda, S. (2016). Combined effects of repeated sauna therapy and exercise training on cardiac function and physical activity in patients with chronic heart failure. Disability & Rehabilitation. 38 (5), 409 – 415.
  13. Hassan, H. A. A. (2012). Study the effect of using two means of recovery means on some gymnastics juniors’ physiological variables during the competition period. Ovidius University Annals, Series Physical Education & Sport/Science, Movement & Health. 12 (2), 336 – 343.
  14. Mourelle-Mosqueira, M. L. & Meijide-Failde, R. (2009). Técnicas hidrotermales y estética del bienestar. Madrid: Paraninfo.
  15. Pilch, W.; Szyguła, Z. & Torii, M. (2007). Effect of the sauna-induced thermal stimuli of various intensity on the thermal and hormonal metabolism in women. Biology of Sport. 24 (4), 357 – 373.
  16. Pilch, W.; Szyguła, Z.; Torii, M. & Hackney, A. C. (2008). The influence of hyperthermia exposure in sauna on thermal adaptation and select endocrine responses in women. Medicina Sportiva. 12 (3), 103 – 109.
  17. Pilch, W.; Pokora, I.; Szyguła, Z.; Pałka, T.; Pilch, P.; Cisoń, T.; Malik, L. & Wiecha, S. (2013). Effect of a Single Finnish Sauna Session on White Blood Cell Profile and Cortisol Levels in Athletes and Non-Athletes. Journal of Human Kinetics. 39, 127 – 135.
  18. Pilch, W.; Szygula, Z.; Palka, T.; Pilch, P.; Cison, T.; Wiecha, S. & Tota, Ł. (2014). Comparison of physiological reactions and physiological strain in healthy men under heat stress in dry and steam heat saunas. Biology of Sport. 31 (2), 145 – 149.
  19. Pilch, W.; Szyguła, Z.; Tyka, A.; Palka, T.; Lech, G.; Cison, T. & Kita, B. (2014). Effect of 30-minute sauna sessions on lipid profile in young women. Medicina Sportiva. 18 (4), 165 – 171.
  20. Press, E. (1991). The Health Hazards of Saunas and Spas and How to Minimize Them. American Joumal of Public Health. 81 (8), 1034 – 1037.
  21. Ramsey, J. D. & Lee, C. H. (1987). L’ impact d’ un bain de sauna et du port d’ un vetement sauna sur le cout physiologique d’ un exercice. Journal of Sports Medicine & Physical Fitness. 27 (1), 119 – 127.
  22. S. A. (1994). El aeróbic, un mercado con ritmo corporal. Apunts, Educación Física y Deportes. 37 (3), 3.
  23. Scoon, G.; Hopkins, W.; Mayhew, S. & Cotter, J. (2007). Effect of post-exercise sauna bathing on the endurance performance of competitive male runners. Journal of Science & Medicine in Sport. 10 (4), 259 – 262.
  24. Sintes-Pros, J. (1985). La sauna termoterapia. Barcelona: Sintes.
  25. Stanley, J.; Halliday, A.; D’Auria, S.; Buchheit, M. & Leicht, A. (2015). Effect of sauna-based heat acclimation on plasma volume and heart rate variability. European Journal of Applied Physiology. 115 (4), 785 – 794.
  26. Sutkowy, P.; Wozniak, A,; Mila-Kierzenkowska, C. & Jurecka, A. (2011). The effect of finnish sauna on the activity of selected lysosomal enzymes on healthy subjects. Ovidius University Annals, Series Physieal Education and Sport. 11 (2), 286 – 292.
  27. Tyka, A.; Pałka, T.; Tyka, A. K.; Szyguł, Z. & Cisoń, T. (2008). Repeated sauna bathing effects on males’ capacity to prolonged exercise-heat performance. Medicina Sportiva. 12 (4), 150 – 154.
  28. Zinchuk, V. & Zhadzko, D. (2012). Sauna effect on blood oxygen transport and prooxidant-antioxidant balance in athletes. Medicina Sportiva. 8 (3), 1883 – 1889
  29. Zinchuk, V. & Zhadzko, D. (2012). The effect of a sauna on blood oxygen transport and the prooxidant-antioxidant balance in untrained subjects. Human Physiology. 38 (5), 548 – 554.


Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.