Entrenamiento propioceptivo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (5 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
entrenamiento propioceptivo

Durante mucho tiempo se habló que cuando una persona padece un esguince de tobillo o rodilla, en la etapa de readaptación es totalmente necesario el uso de entrenamiento propioceptivo con tal de recuperar la articulación.

Pero, ¿Gracias a la realización de ejercicios de equilibrio recuperamos la propiocepción? Esto es lo que se ha dicho siempre, pero se demostró que no es así.

Entonces, si este tipo de propuestas no mejoran en la propiocepción, ¿para qué sirven? ¿Qué es lo que mejoran?

A continuación intentaremos dar respuesta a estas preguntas.

Antes de todo explicaremos qué es el entrenamiento propioceptivo. La propiocepción es definida por primera vez por un médico neurofisico británico, en el año 1906. Este médico se llamaba Charles Scott Sherrington, y dijo que había unas neuronas especializadas en facilitarnos para ser conscientes de los movimientos o de la posición articular de una parte de nuestro cuerpo, o bien para responder de manera inconsciente a algún movimiento o estiramiento que pueda ser un problema o que pueda provocar una lesión. (5)

Otros autores años más tarde también la definieron:

  • La propiocepción como una variación especializada del tacto que permite la sensación del movimiento y de la posición articular (3).
  • Proceso neuromuscular que implica señales aferentes y eferentes que permiten mantener la estabilidad i la orientación durante las actividades tanto estáticas como dinámicas (2)

En el año 2001 Ashton-Miller afirmó que los ejercicios de equilibrio no mejoran la propiocepción. (2). Por lo tanto la propiocepción no se estimula con el equilibrio.

¿Qué es lo que hace el entrenamiento propioceptivo entonces?

Las personas tienen unes receptores propioceptivos, estos receptores son unas neuronas especializadas en recibir informaciones de tipo mecánico y transformarlo en impulso eléctrico. Estos receptores también se llaman mecanoreceptores.

El entrenamiento propioceptivo hace que llegue la información a los receptores, los receptores pasan la información a la medula hasta llegar al núcleo más importante a tener en cuenta en el SNC, el hipotálamo. El Tálamo se encarga de filtrar los estímulos sensoriales. Uno de los estímulos que llega es la propiocepción, pero también llega la visión y el dolor. A la hora de realizar el entrenamiento propioceptivo correctamente es indispensable evitar que pasen por el Tálamo otros estímulos que no sean de propiocepción.

entrenamiento propioceptivo
Figura 1: Núcleo del SNC: Ubicación del Tálamo

¿Y cómo debe ser el entrenamiento propioceptivo?

Si una persona quiere mejorar alguna cosa se tiene que entrenar. El entrenamiento tiene que ser una producción del estrés la cual te lleve más allá de tus niveles normales, así se provocará una mejora, en el caso de no superar los máximos de la persona sería mantenimiento, no entrenamiento. Por lo tanto salud y entrenamiento van de la mano (6)

Los estímulos de entrenamiento tienen que ser epicríticos (más allá del máximo de la persona).

En el caso de la propiocepción, sino se estimulan de manera correcta los receptores propioceptivos con ejercicios que estimulen específicamente estos receptores, difícilmente se podrá mejorar su función. (6)

Entrenamiento propioceptivo ¿Cuáles son los receptores propioceptivos?

Las personas tienen cuatro receptores propioceptivos:

  • Husos musculares

Son unos receptores que se encuentran dentro de las fibras musculares, su función es detectar el estiramiento i también desencadenar el reflejo miotático. También son responsables de mantener el tono muscular y evitar que se rompan las fibras del vientre muscular. (4)

  • Órgano tendinoso de Golgi

Receptor propioceptivo, su función es inversa a la de los husos, cuando el músculo se contrae, provoca una gran tensión entre el ligamento i el tendón, con tal de evitar que estos se separen, envía una información para que el músculo se relaje automáticamente. (4)

  • Receptores de Ruffini

Receptor propioceptivo que recibe fuerzas de compresión, gracias a este las personas son capaces de detectar cuando les están tocando o presionando la piel. Es una red que se encuentra en los ligamentos, las capsulas articulares i los meniscos (dentro de los meniscos no, pero si en las membranas que lo rodean) (6)

Orientan para saber cuál es el límite de amplitud de movimiento, es decir, cuando el ligamento está tocando su límite de estiramiento i también llegan a detectar la velocidad de movimiento.

  • Receptores de Paccini

Es aquel receptor propioceptivos que es capaz de detectar las aceleraciones. (6)

Es importante recordar que ni el aparato vestibular ni los receptores visuales son receptores propioceptivos. Lo que hacen es empeorar el trabajo propioceptivo, ya que es información que pasa por el Tálamo. (6)

Existen dos clasificaciones de la propiocepción según Solana-Tramunt (2011):

Neurológica y ciensiológica:

Dentro de la clasificación neurológica hay dos tipos de propiocepción:

  • La inconsciente (la información no llega al córtex cerebral, se queda a nivel medular). Por ejemplo: Todos los reflejos
  • La consciente (llega al córtex cerebral) Como por ejemplo: Ser capaz de identificar, de percibir que el codo está a 90 grados)

Únicamente se podrá realizar entrenamiento propioceptivo consciente, los reflejos no se pueden entrenar.

Entonces, sabiendo que es la propiocepción y cuáles son los receptores propioceptivos, es importante saber cuáles son aquellos factores que pueden afectar al trabajo consciente, es decir, el que se puede entrenar.

Factores extrínsecos:

  • La edad.
  • Presencia de otros estímulos (ruido, dolor, temperatura alta o baja)

Factores intrínsecos físicos y fisiológicos:

  • Fatiga metabólica. Si hay fatiga no se puede manifestar la propiocepción, ya que lo primero que se fatiga es el SNC
  • Factores intrínsecos psicológico.
  • Estado emocional
  • Estrés
  • Concentración
  • Fatiga psíquica

Por lo tanto, cuando hablamos de entrenamiento propioceptivo estamos hablando de técnica (técnica = mayor rendimiento con el mínimo esfuerzo) (6)

¿Qué beneficios aporta el entrenamiento propioceptivo?

  • Garantir la estabilidad estática y dinámica
  • Mejorar la sensibilidad propioceptiva:

o   Mejorar la técnica o el aprendizaje técnico

o   Prevenir microropturas

  • Reeducar la sensibilidad propioceptiva

o   “Return to play 

¿Y cuál es la metodología que hay que seguir para confeccionar un programa de entrenamiento propioceptivo según Solana-Tramunt (2011)?

Ubicación de las sesiones:

  • Cuando no haya fatiga

o   A primera hora del día, justo después de levantarse (fase alfa)

o   Después de la siesta

¿Cuántos ejercicios?

  • 1 a 3 ejercicios por sesión
  • Series: 1 sola serie bien ejecutada es suficiente
  • Descansos: dependerán del tiempo de ejecución pero doblaran como mínimo este.

Progresión:

  • De menor a mayor nombre de estímulos sensoriales (visuales, auditivos, táctiles o de presión)
  • De menor a mayor implicación de fuerza

o   Es importante evitar llevar roba compresiva, con tal de no activar Ruffini y Paccini

  • De menor a mayor funcionalidad
  • Comenzar con ejercicios que impliquen movimientos localizados de pocas articulaciones o partes del gesto técnico que se pretende mejorar o aprender

Bibliografía sobre el entrenamiento propioceptivo

  1. Ashton-Miller, J.A, Wojtys, E., Huston,L., Fry-Welch, D. (2001). Can proprioception really be improved by exercises?. Sports Traumatology, Arthroscopy. 9, 128-136.
  2. Laskowski, E.R., Newcomer-Aney, K., Smith,J. (2000). Scientific principles of sports rehabilitation: Proprioception. Physical medicine and rehabilitation clinics of North America. 11(2), 323-340.
  3. Lephart, S., Fu, F. (2000). Proprioception and Neuromuscular Control in Joint Stability. U.S.A: Human Kinetics.
  4. Ruíz, F. T. (2004). Propiocepción: introducción teórica. Recuperat de: www.efisioterapia.net/descargas/pdfs/PROPIOCEPCION_INTRODUCION_TEORICA. pdf. [en línea].
  5. Sherrington, C. S. (1906). Yale University Mrs. Hepsa Ely Silliman memorial lectures. The integrative action of the nervous system.
  6. Solana-Tramunt, M. (2011). Entrenament de la propiocepció conscient de la columna vertebral lumbar: Una aplicació a la natació subaquàtica (Tesis doctoral). Universitat Ramon Llull. Barcelona. Disponible a: http://hdl.handle.net/10803/37890.

 

ALEIX CORTÉS I SATORRAS. Estudiante del Máster de Entrenamiento deportivo, Actividad Física y Salud. Facultad de Psicología, Ciencias de la Educación y Deporte Blanquerna – Universidad Ramón Llull

Deja un comentario