Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

3 estrategias para controlar la diabetes

17 enero, 2021

Te vamos a enseñar las estrategias para controlar la diabetes que puedes poner en práctica con el objetivo de mejorar el manejo de la patología

controlar la diabetes
Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.

La diabetes es una de las patologías metabólicas más frecuentes en la actualidad. Controlar la diabetes es uno de los objetivos prioritarios de miles de personas.

A pesar de que se puede revertir en sus inicios (si es de tipo 2), existen un momento en el que se cronifica condicionando la vida de quien la sufre.

No obstante, existen estrategias para controlar la diabetes y para facilitar su manejo que has de conocer.

Antes de nada hemos de diferenciar los dos tipos de diabetes que existen. La tipo 1 se caracteriza por presentar un componente genético y por manifestarse ya desde la infancia, requiriendo de un tratamiento exógeno con insulina.

La de tipo 2, sin embargo, es aquella que se desarrolla a partir de la promoción de hábitos de vida poco saludables. Entre ellos se encuentra el consumo regular de azúcares simples.

¿Cómo puedo controlar la diabetes?

Te vamos a comentar cuáles son las estrategias más eficaces para controlar la diabetes.

Ayunos intermitentes

El protocolo de ayuno intermitente es capaz de ayudar a perder peso, pero también de mejorar la glucemia y ayudar a controlar la diabetes (1).

Se ha propuesto como un mecanismo eficaz para el control de la diabetes en sujetos que presentan resistencia a la insulina, ya que los periodos de ayuno consiguen incrementar la sensibilidad de las células a la hormona.

Este estrategia choca con las recomendaciones nutricionales tradicionales para el tratamiento de dicha patología, que apostaban por realizar muchas ingestas de pequeño volumen a lo largo del día.

Sin embargo, los expertos en la actualidad afirman que evitar el desayuno y no ingerir calorías desde la noche hasta el mediodía puede incluso llegar a revertir la necesidad de administrar insulina de forma exógena.

De todos modos, en condiciones patológicas es necesario que el protocolo de ayuno intermitente esté supervisado por un profesional de la nutrición. No se puede aplicar de golpe en cualquier contexto.

En el caso de una diabetes con glucemias mal controladas podría ser perjudicial.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MundoEntrenamiento.com (@mundo_entrenamiento)

Dieta cetogénica

Otra de las estrategias para controlar la diabetes que ha demostrado su eficacia es la dieta cetogénica.

Este pauta de alimentación se basa en la restricción de los carbohidratos, lo que en un principio podría chocar con las recomendaciones nutricionales en casos de patología metabólica, que afirman la necesidad de incluir glúcidos de forma regular en la dieta.

Sin embargo, se ha comprobado que la retirada de los carbohidratos resulta positiva para el manejo de la enfermedad (2).

Parece obvio si analizamos el mecanismo de la diabetes en sí, siendo esta una condición que dificulta el uso de los glúcidos.

Retirar dichos macronutrientes de la dieta consigue mantener estable la glucemia y reducir los valores de la hemoglobina glicosilada.

Además promociona la autofagia e incrementa la sensibilidad a la insulina. Todo ello al tiempo que aumenta la eficiencia de la gluconeogénesis hepática.

El azúcar genera resistencia a la insulina y empeora la diabetes.
Las estrategias actuales apuestan por reducir el consumo de carbohidratos.

De todos modos, e igual que en el caso anterior, no se puede aplicar esta dieta de cualquier manera. Es preciso realizar una introducción gradual a la misma, para evitar situaciones de hipoglucemia que pongan en riesgo la salud.

Además es importante partir de una situación de control de la patología, donde las glucemias se encuentran más o menos estables. Lo mejor es acudir a un profesional para poner en marcha algo así.

Introducción de canela en la dieta

La última de las estrategias para controlar la diabetes que te vamos a presentar tiene que ver con el consumo de especias. En concreto, te hablaremos de una de ellas, la canela.

Este ingrediente es capaz de actuar como antidiabético, ayudando a prevenir y mejorando el manejo de la patología. Su consumo regular consigue incrementar la sensibilidad a la insulina, lo que genera una curva de glucosa más estable (3).

Además también cuenta con efectos antiinflamatorios, por lo que puede generar una reducción del estrés pancreático, reduciendo así el riesgo de que se desarrollen patologías posteriores asociadas a dicho órgano.

No debemos olvidar tampoco su potencial antioxidante, que también ha sido evidenciado por la ciencia.

Cabe destacar que muchas de las especias culinarias de uso habitual cuentan con un enorme potencial a la hora de mejorar el estado de salud.

La cúrcuma también ha demostrado se esencial a la hora de ayudar a prevenir enfermedades.

La mayor parte de ellas cuentan con fitoquímicos con carácter antioxidante que consiguen neutralizar la formación de radicales libres. De este modo disminuyen las mutaciones en el ADN y las ineficiencias en la transmisión del material genético.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MundoEntrenamiento.com (@mundo_entrenamiento)

Practica ejercicio para mejorar y controlar la diabetes

Otra de las estrategias para controlar la diabetes, aunque no dietética, es la práctica de ejercicio físico. El deporte consigue ayudar a controlar el peso corporal, disminuyendo así el riesgo de obesidad.

Del mismo modo, es capaz de incrementar la sensibilidad a la insulina de las células, así como de mejorar la eficiencia del metabolismo. Así se consigue un mantenimiento de la curva glucémica y se previene el desarrollo de patologías complejas.

Es recomendable realizar ejercicios de fuerza de forma semanal, aunque han de ser combinados con algún trabajo cardiovascular para que el corazón sea capaz de satisfacer las demandas de flujo sanguíneo por parte de los músculos.

Con esta combinación se conseguirá mejorar el estado de salud, retrasando los efectos del envejecimiento.

Nunca debemos olvidar que los hábitos de vida son capaces de condicionar la incidencia de muchas patologías complejas. No solo importan la dieta y el ejercicio, sino que el correcto descanso y la ausencia de estrés y de ansiedad son también esenciales.

Es preciso cuidar las relaciones sociales para intentar alcanzar un estado de tranquilidad que permita vivir con el mejor estado de salud posible.

Al mismo tiempo se recomienda reducir la dependencia de los dispositivos tecnológicos como el móvil. Este tipo de aparatos son especialmente peligrosos en el periodo nocturno.

Su uso antes del dormir puede interferir en la calidad del descanso, lo que se puede reflejar en el equilibrio hormonal y en la sensibilidad a la insulina por parte de las células.

Trata de apagar las pantallas un buen rato antes de ir a la cama. Así conseguirás que las estrategias para controlar la diabetes sean más efectivas.

¿Existen estrategias para controlar la diabetes?

Como has podido comprobar, una vez que la diabetes se desarrolla es posible poner en práctica estrategias para controlar la diabetes.

Aunque lo más adecuado siempre es la prevención, nunca es tarde para mejorar el control de las glucemias y para disminuir la resistencia a la insulina.

No obstante, has de ser constante en los hábitos y plantearte un cambio de vida radical, de lo contrario solamente resultará eficaz la medicación pautada.

De todos modos, has de tener en cuenta que lo más adecuado resulta visitar a un profesional de la nutrición ante una situación de este tipo. Este será capaz de aconsejar sobre la mejor opción para controlar la diabetes.

Además podrá diseñar un plan dietético a medida teniendo en cuenta las necesidades individuales y las situaciones personales que te ayudará también a controlar la diabetes.

Asimismo, valorará la utilización de suplementos dietéticos con el fin de mejorar el estado de salud y controlar la diabetes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MundoEntrenamiento.com (@mundo_entrenamiento)

¿Qué pasa si no se controla la diabetes?

La diabetes puede dificultar el control de su presión arterial y colesterol. Esto puede llevar a un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y otros problemas. Puede hacerse más difícil que la sangre circule hacia las piernas y los pies.
Podrían aparecer problemas visuales, particularmente de noche. La luz podría molestarte en los ojos y en ocasiones podrías quedar ciego.
Además, si no se consigue controlar la diabetes puede ocasionar daño en los riñones. Los riñones podrían no trabajar tan bien y pueden incluso detener su funcionamiento. En consecuencia, podrías necesitar diálisis o un trasplante de riñón.

Referencias bibliográficas

  1. Zubrzycki A., Cierpka Kmiec K., Kmiec Z. & Wronska A. (2018). The role of low calorie diets and intermittent fasting in the treatment of obesity and type 2 diabetes. J Physiol Pharmacol 69 (5).
  2. Westman EC., Tondt J., Maguire E. & Yancy WS. (2018). Impelementing a low carbohydrate, ketogenic diet to manage type 2 diabetes mellitus. Expert Rev Endocrinol Metab 13 (5): 263-272.
  3. Costello RB., Dwyer JT., Saldanha L., Bailey RL., et al. (2016). Do cinnamon supplements have a role in glycemic control in type 2 diabetes? A narrative review. J Acad Nutr Diet 116(11): 1794-1802.


Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.

REGISTRATE GRATIS

I Congreso Ciencias del Deporte