Subsistemas en el Fútbol

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Los Subsistemas en el Fútbol

En este artículo se van a analizar los diferentes subsistemas en el fútbol que conforman el juego. Este deporte, como parte de los Juegos Deportivos Colectivos (JDC) puede ser encarado desde diferentes perspectivas que evidencian los diferentes aspectos fundamentales para su compresión y caracterización (1). Como resultado, aparecen las aproximaciones reglamentarias, psicosociales, técnicas y táctica (1).

La Organización del Juego en el Fútbol

Las diferentes aproximaciones analizadas se complementan estableciendo un perfil básico de comprensión del juego (1). Imperativos de orden técnico-táctico, físico, psicológico y social llevan al equipo a organizarse y a optar por lo más racional (2). Una perspectiva dinámica de organización (entendida como “algo” con vida y cultura propia) del juego en el Fútbol implica una mayor amplitud y especificidad en la respuesta a las exigencias de desenvolvimiento de la modalidad en la actualidad (1).

El Fútbol, considerado como un sistema abierto formado por una serie de conjuntos dictados por coordenadas lógicas (2). La organización refleja que la base de cualquier estructura, y concretamente de un equipo de Fútbol es la cooperación (los elementos del equipo actúan conjuntamente uniendo sus esfuerzos para alcanzar un fin común preestablecido) y la racionalización (los elementos del equipo optan consciente y adecuadamente en función de los objetivos pretendidos) (1,2).

El juego en el Fútbol representa una unidad estructural que en su conjunto no puede ser reconocida solamente por el análisis de sus partes, de ahí la lógica progresión hacia la visión sistémica (1). La noción de organización de un equipo de Fútbol se identifica con el resultado del funcionamiento de varias partes, que solo tienen sentido cuando están ligadas al “todo” (2). Por esta razones, el juego viene definido por una serie de elementos o subsistemas en el fútbol esenciales que conjugan simultáneamente, interdependientemente y complementariamente (Figura 1): Cultural, Estructural, Metodológico, de Relación, Técnico-Táctico y Táctico-Estratégico (1,2).

La Organización del juego en el Fútbol
Figura 1. La Organización del juego en el Fútbol (Castelo, 1999)

Subsistema Cultural

Concepto

Es el conjunto complejo de representaciones, valores, finalidades, objetivos, símbolos, etc, compartidos en interacción por todos los jugadores, que establecen las formas en que el equipo encara y conduce la competición, teniendo en cuenta las leyes (Figura 2) que traducen normas condicionantes de las actitudes y comportamientos técnico-tácticos de los jugadores” (1,2).

La Lógica interna del juego en el Fútbol
Figura 2. La Lógica interna del juego en el Fútbol (Castelo, 1999)

Objetivos

Los Subsistemas en el fútbol de tipo Cultural, a través del establecimiento de sus valores, finalidades, objetivos, etc… evidencia los siguientes objetivos fundamentales (1):

  1. Constituir objetivos claros y realistas.
  2. Identificar (colectivamente) los objetivos establecidos.
  3. Conectar los intereses individuales y colectivos.
  4. Sobreponer los intereses colectivos a los individuales.
  5. Atribuir las tareas individuales y colectivas.
  6. Aplicar de forma coherente las reglas (normas) de la vida colectiva inicialmente presentadas.
  7. Crear un ambiente de trabajo donde imperan la confianza y el respeto mutuo.
  8. Organizar los procesos de entrenamiento que promueven condiciones de superación constante de los jugadores.
  9. Conceptualizar los medios que potencialicen las condiciones de elevada identidad entre la lógica competitiva y la lógica del proceso de entrenamiento.
  10. Informar constante y pertinentemente acerca del modo en cómo cada elemento de la organización está, o no, a corresponder las expectativas.

Subsistema Estructural

Concepto

Los Subsistemas en el fútbol de tipo Estructural que derivan de la organización de un equipo de Fútbol, se basan en la colocación de los jugadores en el terreno de juego (Figura 3) y, paralelamente, por las funciones tácticas generales y específicas (Figura 4) distribuidas entre esos mismos jugadores (1,2).

Dinámica división del espacio- de juego
Figura 3. Dinámica división del espacio- de juego (Castelo, 1999)
Actitudes y comportamientos técnico-tácticos de los jugadores
Figura 4. Actitudes y comportamientos técnico-tácticos de los jugadores (Castelo, 1999)

Objetivos

Este procedimiento estructural debe asegurar los siguientes cinco objetivos (1):

  1. Promover la eficacia de la organización del equipo.
  2. Proporcionar una dirección.
  3. Desarrollar una cultura de responsabilidad, lealtad y solidaridad.
  4. Proporcionar un sistema de coordinación.
  5. Establecer una red de información y comunicación del equipo.

Subsistema Metodológico

Concepto

Expresa la forma general de la coordinación (sincronización) comportamental y de la secuencia (ritmo) de ejecución de las acciones técnico-tácticas de los jugadores tanto durante el proceso ofensivo como durante el defensivo, estableciendo principios de circulación y de colaboración en el seno de un dispositivo de base (denominado Sistema de Juego) previamente establecido (1,2).

Objetivos

Los Subsistemas en el fútbol de tipo Metodológico procuran comparar constantemente la creación de las condiciones más ventajosas en términos de número, espacio y tiempo. El objetivo esencial es el establecimiento de principios que definen la línea general de la coherencia, concretamente:

  1. Repartir a los jugadores sobre el terreno de juego.
  2. Establecer el orden y las relaciones recíprocas de los jugadores.
  3. Orientar los comportamientos técnico-tácticos.
  4. Incrementar la velocidad de ejecución de las acciones específicas de juego.
  5. Fomentar la iniciativa que los equipos deben precocinar ante el adversario.

Subsistema de Relación

Concepto

Este sistema se basa en el desarrollo de un lenguaje táctico común en el seno del equipo.  Traduce básicamente un conjunto de líneas orientadoras (denominadas Principios de Juego) de pensamiento táctico de los jugadores (Reglas de Decisión). En virtud de las cuales, los jugadores orientan y coordinan sus actitudes y comportamientos técnico-tácticos individuales y colectivos (1,2).

Objetivos

El Fútbol actual corrobora el aumento de la movilidad de todos los jugadores, lo que determina la necesidad de una correcta correlación y complementación de sus movimientos (1). Los Subsistemas en el fútbol de tipo Relacional establecen los siguientes objetivos (1):

  1. Establece un conjunto de reglas de orientación táctica.
    • Comprender el sentido táctico de cada situación.
    • Desenvolver una red de transmisión de las intenciones y proyectos de cada jugador.
  2. Posibilita en el interior de cada comportamiento de respuesta, una regulación orgánica.
    • Desarrollar una formación táctica de los jugadores tanto en el plano práctico como en el teórico.
    • Evitar cualquier condicionamiento al jugador.

Subsistemas en el fútbol de tipo: Técnico-Táctico

Concepto

Establece los medios, formas y procedimientos más eficaces, eficientes y racionales para resolver las situaciones que derivan de las situaciones de juego. Esta resolución está condicionada interiormente por los procesos cognitivos, fisiológicos, afectivos y motores, y exteriormente por las condiciones contextuales de las situaciones y las leyes que regulan los comportamientos del juego del Fútbol (1,2).

Objetivos

Adecuar eficientemente las respuestas técnico-tácticas de los jugadores, en función de las situaciones de juego y en conformidad con los respectivos principios (generales y específicos) (1,2).

Subsistema Táctico-Estratégico

Concepto

Por último, los Subsistemas en el fútbol de tipo Táctico-Estratégico se expresan en una Planificación que analiza, define y sistematiza las diferentes operaciones inherentes a la construcción y desarrollo de un equipo (1,2). Las organiza en función de las finalidades, objetivos y las previsiones (corta, media o larga distancia), escogiendo las decisiones que contemplen el máximo de eficacia y funcionalidad de la misma (1,2). Indican, en última instancia, una preparación previa para la competición y, así mismo, transforman las soluciones en actitudes y comportamientos técnico-tácticos con la intención de resolver las situaciones de juego. (1,2).

Objetivos de la Planificación

El papel de la planificación consiste en suministrar una guía de acción para la organización, con la intención de facilitar el alcance de sus objetivos (1,2):

  1. Señalar las situaciones ventajosas para la organización.
  2. Anticipar y resolver los problemas previstos.
  3. Formular planes de acción.

Niveles de la Planificación

Se distinguen generalmente tres niveles de planificación: la Planificación Conceptual, la Planificación Estratégica y la Planificación Táctica (1,2).

Planificación Conceptual

Es definida por establecimiento de un conjunto de líneas generales y específicas que intentan dirigir la trayectoria y la organización del equipo en el futuro próximo (1,2). En última instancia, expresa su modelo de juego, el cual se establece a partir del análisis de la organización del equipo (sus valores e intenciones) en el presente y por la concepción de juego por parte del entrenador (1,2).

Este primer nivel de planificación se caracteriza por la construcción de un modelo de juego del equipo, fundamentado en tres vertientes fundamentales (1,2):

  • La concepción del juego por parte del entrenador (perspectivas e ideas).
  • El análisis de las particularidades y potencialidades de los jugadores que constituyen el equipo.
  • Las tendencias evolutivas en el presente y en el futuro del juego de Fútbol.
Planificación Estratégica

La Planificación Estratégica viene determinada por la elaboración de planes estratégicos de intervención que se manifiestan en modificaciones puntuales y temporales de la expresión táctica de base del equipo (1,2).

Básicamente, la Planificación Estratégica puede dividirse en las ocho siguientes etapas:

  1. Recogida de datos.
  2. Comparación de las fuerzas.
  3. Elaboración del plan táctico-estratégico.
    • La orientación general del juego colectivo.
    • La adaptación de los métodos de juego del equipo en función de las particularidades de la expresión táctica adversaria.
    • Planear acciones tácticas diferentes con el fin de sorprender al adversario.
    • Constitución del equipo.
    • Distribución de las misiones tácticas.
  4. Reunión de reconocimiento del equipo adversario.
  5. Elaboración del programa de preparación para el ciclo de entrenamiento:
  6. Experimentación del plan táctico-estratégico.
  7. Preparación del equipo en las horas que anteceden al partido:
    • Concentración para el partido.
    • Último entrenamiento para el equipo antes del partido.
    • Reunión de preparación para el partido.
    • Calentamiento para el partido.
    • Últimas palabras antes del partido.
    • Elección del campo y de saque de salida.
    • Regreso a la calma.
  8. Reunión de análisis del partido.
Planificación Táctica

Viene definida por la aplicación práctica, esto es, por el carácter de aplicación y operativo de la planificación conceptual y de la planificación estratégica, procurando utilizar de forma racional y oportuna durante las cualidades físicas, técnico-tácticas y psicológicas, individuales y colectivas, de todos los jugadores que constituyen el equipo (1,2). Seleccionándolos, organizándolos y coordinándolos unitariamente para concretar los objetivos preestablecidos (1,2).

La sistematización y caracterización de las diferentes etapas que constituyen la Planificación Táctica se basan en tareas de gran complejidad debido a su ocasionalidad (1,2). Por otro lado, se pueden establecer tres etapas fundamentales dentro de la Planificación Táctica (1,2):

  1. La dirección del juego de equipo durante la competición.
    • La sucesión, el momento y las circunstancias en que los goles se materializan.
    • Las lesiones que suceden durante el partido.
    • Las substituciones como medio operativo de la planificación táctica.
    • La acción del árbitro del partido.
    • El equipo adversario.
  2. Dirección del equipo durante el descanso del partido.
    • Actitudes tras el pitido del árbitro.
    • Relajarse/tranquilizarse.
    • Vigilancia médica.
    • Preparación técnico-táctica para la segunda parte.
  3. Las acciones que se han de tener en cuenta tras el término del partido.

Conclusiones de los subsistemas en el Fútbol

En primer lugar, el Fútbol es considerado como un sistema abierto formado por una serie de conjuntos dictados por coordenadas lógicas. No obstante, es necesario una progresión hacia una perspectiva dinámica de organización basada en la cooperación (los elementos del equipo actúan conjuntamente uniendo sus esfuerzos para alcanzar un fin común preestablecido) y racionalización (los elementos del equipo optan consciente y adecuadamente en función de los objetivos pretendidos).

Finalmente, debe representar una unidad estructural que en su conjunto no puede ser reconocida solamente por el análisis de sus partes, de ahí la lógica progresión hacia la visión sistémica. Este juego, viene definido por una serie de elementos o subsistemas en el fútbol esenciales que conjugan simultáneamente, interdependientemente y complementariamente: Cultural (la Finalidad, la Intención y el Objetivo, las Leyes del juego y la Lógica Interna del juego), Estructural (el Espacio de juego y las Tareas y Misiones Tácticas de los jugadores), Metodológico (Métodos de Juego Ofensivo y Defensivo), de Relación (Principios Específicos del Juego Ofensivo y Defensivo), Técnico-Táctico (Acciones Técnico-Tácticas Individuales y Colectivas Ofensivas y Defensivas) y Táctico-Estratégico (Planificación Conceptual, Estratégica y Táctica).

Bibliografía

  1. Castelo, J. (2004).  Futebol. Organizaçao Dinámica do Jogo. Lusofonas Universal: Portugal.
  2. Castelo, J, (1999). Fútbol. Estructura y dinámica del juego. INDE: Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.