Juegos Reducidos en fútbol

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (8 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Captura de pantalla 2016-01-23 a las 0.21.36

Los Juegos Reducidos (JR), también llamados Small Sided Games (SSG), son cada vez más frecuentes en los entrenamientos de los deportes de equipo, especialmente en el fútbol (12). Será interesante, por tanto, saber qué demandas fisiológicas, físicas y técnicas exigen al jugador este tipo de ejercicios, ya que varían en función de las dimensiones del espacio, número de jugadores, reglas, etc. De esta forma, podremos adaptar los Juegos reducidos al aspecto técnico y condicional que queramos trabajar.

Dimensiones y número de jugadores

Casamichana y Castellano (2014) realizaron una propuesta sobre qué capacidad condicional se trabaja más en función de estas variables:

  • Resistencia: lo ideal es hacer equipos de cuatro jugadores o menos y jugar en un espacio de dimensiones muy grandes (200-300 metros cuadrados por jugador).
  • Fuerza: lo más adecuado es configurar equipos de 2-3 jugadores jugando en un espacio pequeño (50 metros cuadrados por jugador).
  • Velocidad: recomiendan hacer equipos con un gran número de jugadores (8-10) y jugar en un espacio también muy amplio (200-300 metros cuadrados por jugador).

De forma más específica, en un estudio realizado por Romero et al. (2012), se obtuvieron valores diferentes en un 4vs4 y un 7vs7 en unas mismas dimensiones (40×25 metros):

  • Se recorrió más distancia en el 4vs4.
  • Valores más altos de velocidad máxima en el 7vs7.
  • En el 4vs4, la frecuencia cardíaca se sitúa por encima del 85%.
  • En el 7vs7, la frecuencia cardíaca se encuentra entre el 65 y el 85%.

En el llevado a cabo por Owen et al. (2014), en el que se comparó SSG (4vs4) con MSG (5vs5 – 8vs8) y LSG (9vs9 – 11vs11), se llegó a las siguientes conclusiones:

  • En los SSG se da una mayor velocidad de juego y se producen más pases, controles, regates y golpeos que en MSG y LSG.
  • En los LSG se dio mayor número de esfuerzos y sprints a alta intensidad, además de distancias de sprint mucho mayores.
  • En los MSG se producen más pases y golpeos que en LSG.

Por último, en otro estudio de Owen et al. (2004) en el que estudiaron los efectos fisiológicos y técnicos de modificar el número de jugadores y dimensiones de los Juegos Reducidos, obtuvieron los siguientes resultados:

  • Añadir jugadores a los Juegos Reducidos generalmente provoca un descenso de la frecuencia cardíaca y del pico de frecuencia.
  • Por otro lado, añadir jugadores a los Juegos Reducidos  provoca un mayor número de acciones técnicas total, pero menor en cada jugador.
  • También, añadir jugadores a los Juegos Reducidos  hace que el número de acciones técnicas realizadas por los jugadores situados en los límites del espacio, disminuya.
  • Hacer el espacio 10 metros más amplio hace que se dé una frecuencia cardíaca y un pico de frecuencia cardíaca mayor.
  • Por el contrario, aumentar en 10 metros el tamaño del espacio no produjo ningún cambio en las acciones técnicas.
  • Un Juegos Reducidos  de 3vs3 genera en los jugadores una frecuencia cardíaca similar a un 11vs11.
  • Los 1vs1 y 2vs2 producen mayor frecuencia cardíaca que un 11vs11 y un pico parecido.
  • Los 4vs4 y 5vs5 provocan frecuencias cardíacas menores que un 11vs11.
  • La acción técnica que más se produce en los Juegos Reducidos  es el pase.
Figura 1. Frecuencia cardíaca durante Juegos Reducidos (2)
Figura 1. Frecuencia cardíaca durante Juegos Reducidos (9)
Figura 2. Pico de frecuencia cardíaca durante Juegos Reducidos (2)
Figura 2. Pico de frecuencia cardíaca durante Juegos Reducidos (9)

Influencia de otras variables de los Juegos reducidos

Casamichana et al. (2011) estudiaron las demandas fisiológicas de los Juegos Reducidos en función de la orientación del espacio. Presentaron tres situaciones: un JR donde el objetivo era sólo mantener la posesión del balón, y dos Juegos Reducidos  donde había que introducir el balón en porterías (uno en porterías pequeñas sin porteros y otro en porterías reglamentarias con porteros).

Figura 3. Representación gráfica de los Juegos Reducidos en función de la orientación del espacio. JRM: mantener la posesión; JRpp: meter gol en porterías pequeñas; JRP: meter gol en porterías grandes (1).
Figura 3. Representación gráfica de los Juegos Reducidos en función de la orientación del espacio. JRM: mantener la posesión; JRpp: meter gol en porterías pequeñas; JRP: meter gol en porterías grandes (1).

Se obtuvo como resultado que la orientación del espacio influye en la intensidad del juego, ya que se dieron valores de frecuencia cardíaca media mayores en JRM y JRpp que en JRP. Coincide con Mallo y Navarro (2008), pues afirman que la presencia de porteros provoca una distancia recorrida y una frecuencia cardíaca menor. Además, las demandas fisiológicas fueron diferentes en jugadores que ocupaban distintas demarcaciones.

En un reciente estudio realizado también por Casamichana et al. (2015), se analizó si el tipo de marca influye en las demandas fisiológicas de los Juegos Reducidos. Se dio como resultado que son mayores si el tipo de marca es al hombre en lugar de en zona.

La inclusión de comodines, una de las variables más utilizadas en los Juegos Reducidos , provoca una menor distancia recorrida, menor intensidad y velocidad en los desplazamientos del equipo que tiene la posesión del balón (9).

Otra variable muy común es la limitación de toques que los jugadores pueden hacer.  A través del estudio de Dellal et al. (2011) en el que se analizó esta norma en JR de 4vs4, sabemos que jugar a un toque es la forma de obtener demandas físicas mayores (mayores distancias recorridas y mayores acciones a alta intensidad). Sin embargo, presentan mayor dificultad para realizar correctamente las acciones técnicas. Por otro lado, el “toque libre” es la mejor opción para que la técnica se ejecute correctamente y concluyen que la norma de “2 toques” es la mejor forma de solicitar simultáneamente acciones a alta intensidad y hacer frente a situaciones técnicas similares a las encontradas durante un partido.

Efectos sobre las capacidades físicas de los Juegos reducidos

Dellal et al. (2012) demuestran que una buena planificación de Juegos Reducidos produce los mismos efectos positivos sobre la capacidad aeróbica y la habilidad para realizar ejercicios intermitentes con cambios de dirección de los jugadores, que un plan específico de entrenamiento interválico. Pero presentan la dificultad de controlar la actividad de los jugadores (Dellal et al., 2008).

Owen et al. (2012) realizaron un plan de entrenamiento con Juegos Reducidos  de cuatro semanas. Los resultados fueron muy positivos, ya que obtuvieron mejoras signiticativas en RSA, en el tiempo de sprint total y en el consumo máximo de oxígeno y frecuencia cardíaca a diferentes velocidades de carrera.

Por otra parte, Mena et al. (2014) concluyen que las demandas que exigen los partidos no son las mismas que las que se dan en los Juegos Reducidos  y, por consiguiente, pueden ser adecuados en una parte del entrenamiento pero deben complementarse con ejercicios más individualizados por posición.

Conclusiones sobre los juegos reducidos

  • Para incidir en la resistencia: pocos jugadores por equipo y espacios amplios (2, 3, 9, 11, 13),
  • Para incidir en la fuerza: pocos jugadores por equipo en espacios pequeños (2).
  • Para incidir en la velocidad: muchos jugadores por equipo en espacios amplios (2, 3, 9, 11, 13).
  • A menor número de jugadores y espacios más reducidos, mayor número de acciones técnicas (9, 11).
  • La presencia de porteros en los Juegos Reducidos produce distancias y frecuencia cardíaca menores (1, 7).
  • Si el tipo de marca es al hombre en lugar de en zona, la frecuencia cardíaca será mayor (3).
  • La presencia de comodines en los Juegos Reducidos  provoca menores demandas físicas para el equipo que tiene la posesión del balón (9).
  • A menor número de toques por jugador, mayores demandas físicas, pero también menor precisión en las acciones técnicas (5).
  • Una buena planificación de los Juegos Reducidos  produce mejoras físicas y fisiológicas significativas (6, 10) pero no tienen las mismas demandas que exigen los partidos, por lo que es necesario complementarlos con ejercicios individualizados por posición (8).

infografía de juegos reducidos en fútbol

Si quieres saber más sobre los juegos reducidos MATRICÚLATE EN ESTA CONFERENCIA ONLINE.

JUEGOS REDUCIDOS

 Bibliografía

  1. Casamichana, D., Castellano, J., González-Morán, A., García-Cueto, H., García-López, J. (2011) “Demanda fisiológica en juegos reducidos de fútbol con diferente orientación del espacio”. International Journal of Sports Science, 23(7), p. 141-154.
  2. Casamichana, D., Castellano, J. (2014), “Propuesta para la sistematización de la demanda condicional en la periodización táctica”. El fútbol ¡no! es así, p. 76-85.
  3. Casamichana, D., San Román-Quintana, J., Castellano, J., Calleja-González, J. (2015), “Influence of the type of marking and the number of players on physiological and physical demands during sided games in soccer”. Journal of Human Kinetics, 47, p. 259-268.
  4. Dellal, A., Chamari, K., Pintus, A., Girard, O., Cotte, T., Keller, D. (2008), “Games and short intermittent running training in elite soccer players: a comparative study”. Journal of Strength and Conditioning Research, 22(5), p. 1449-1457.
  5. Dellal, A., Lago-Peñas, C., Wong, D.P., Chamari, K. (2011), “Effect of the number of ball contacts within bouts of 4 vs 4 small-sided soccer games”. International Journal of Sports Physiology and Performance, 6(3), p. 322-333.
  6. Dellal, A., Varliette, C., Owen, A., Chirico, E.N., Pialoux, V. (2012), “Small-sided games versus interval training in amateur soccer players: effects on the aerobic capacity and the ability to perform intermittent exercises with changes of direction”. The Journal of Strength & Conditioning Research, 26(10), p. 2712-2720.
  7. Mallo, J., Navarro, E. (2008), “Physical load imposed on soccer players during small-sided training games”. The Journal of Sports Medicine and Physical Fitness, 48(2), p. 166-171.
  8. Mena, E., Paredes, V., Portillo, L.J. (2014), “Análisis comparativo de las demandas físicas en juegos de espacio reducido vs competición real en fútbol”. Fútbolpf: Revista de Preparación Física en el Fútbol, 11, p. 1-9.
  9. Owen, A.L., Twist, C., Ford, P. (2004), “Smalls-sided games: the physiological and technical effect of altering pitch size and player numbers”. OR Insight, 7(2), p. 50-53.
  10. Owen, A.L., Wong, D.P., Paul, D., Dellal, A. (2012), “Effects of a periodized small-sided game training intervention on physical performance in elite professional soccer”. The Journal of Strength & Conditioning Research, 26(10), p. 2748-2754.
  11. Owen, A.L., Wong, D.P., Paul, D., Dellal, A. (2014), “Physical and technical comparisions between various sided games within professional soccer”. International Journal of Sports Medicine, 35, p. 286-292.
  12. Reed, J.P., Hoffmann, J.J., Leiting, K., Chiang, C.Y., Stone, M.H. (2014), “Repeated Sprints, hhigh-Intensity Interval Training, Small-Sided Games: theory and application to field sports”. International Journal of Sports Physiology and Performance, 9(2), p. 352-357.
  13. Romero, B., Paredes, V., Sancho, I., Morencos, E. (2012), “Demandas cinemáticas y de frecuencia cardíaca de los juegos de posesión 4×4 y 7×7 en jugadores de fútbol profesionales”. Futbolpf: Revista de Preparación Física en el Fútbol, 4, p. 42-50.
  14. Sampaio, J.E., Lago, C., Gonçalves, B., Maças, V.M., Leite, N. (2014), “Effects of pacing, status and unbalance in time motion variables, heart rate and tactical behaviour when playing 5-a-side football small-sided games”. Journal of Science and Medicine in Sport, 17(2), p. 229-233.

2 Comentarios

  1. Buen articulo, advierte y agrega màs a lo que ya sabemos en cuanto a espacios, número de jugadores, reglas etc. y que la dificultad esta en la no uniformidad de los esfuerzos.La Periodizaciòn Táctica utiliza estos reducidos como herramientas en el “morfociclo patròn semanal” con el agregado de la “especificidad” referida a un modelo de juego, no únicamente visto desde lo físico.A algunos entrenadores este método les resulta corto y a otros no.No hay verdades absolutas como lo dice el mismo “Julio Garganta” .”Lo importante no es proclamar la omnipotencia de las metodologías sino conocer sus lìmites”

Deja un comentario