Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Habilidades motrices en Educación Física

13 diciembre, 2020

Habilidades motrices en educación física, divididas en habilidades perceptivo motrices, habilidades básicas y habilidades motrices específicas. 

habilidades motrices en educacion física
Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.

En el siguiente artículo se analizan las habilidades motrices en educación física: divididas en habilidades perceptivo motrices, habilidades motrices básicas y habilidades motrices específicas.

Las habilidades motrices en educación física son necesarias para obtener un desarrollo motor completo.

Dichas habilidades motrices constituyen secuencias de movimientos necesarias para la adecuada participación en actividades físicas y deportivas y pueden incluir aspectos locomotores, manipulativos o de control de objetos (1).

Lanzamientos: habilidades motrices

¿Qué son las habilidades motrices?

Las habilidades motrices en Educación Física vienen a considerar toda una serie de acciones motrices que aparecen de modo filogenético en la evolución humana, tales como marchar, correr, girar, saltar, lanzar, recepcionar.

Tipos de habilidades motrices en Educación física

Como se ha comentado anteriormente, dentro de las habilidades motrices encontramos una clasificación con tres tipos de habilidades, las cuales están clasificadas en una progresión teniendo en cuenta la dificultad de las mismas.

Según Sánchez Bañuelos: habilidades perceptivas, habilidades motrices básicas y específicas.

Para la enseñanza de las mismas, el único aspecto relevante no es la aplicación de la progresión citada, si no también conocer los mecanismos de la ejecución motriz (2):

  • Mecanismo de percepción: implica a todas las informaciones que llegan al cerebro y que tienen que ver con la futura posible respuesta. Por información debemos entender al conjunto de estímulos que el medio externo e interno de la persona produce en cada momento.
  • Mecanismo de decisión: consiste en el procesamiento de la información para emitir una respuesta.
  • Mecanismo de ejecución: en este se incluyen los procesos de elaboración y emisión de la respuesta. Una vez tomada la decisión, se pasa a seleccionar el plan motor en función de las circunstancias de cada tarea. Y finalmente, la respuesta es transmitida a través de la médula espinal hasta los órganos efectores que la ejecutan.

Habilidades perceptivo motrices

Se desarrollan en torno a los 4-6 años, período que puede variar en función de las características de cada sujeto, y existe un desarrollo de las capacidades perceptivas tanto del propio cuerpo del niño, como a nivel espacial y temporal.

Durante esta fase, de forma indirecta se inicia el trabajo del equilibrio y la coordinación, fundamental igualmente para conseguir un desarrollo motor e integral completo.

Las tareas que habituales se desarrollan e incluyen en esta etapa o tipo de habilidad son: la marcha (caminar), tirar, empujar, correr y saltar entre otras.

Para conseguir este desarrollo, se utilizan estrategias de exploración y descubrimiento, evitando enseñar al niño mediante métodos analíticos o directivos. Para ello, se emplean juegos libres o de baja organización.

Además, se comienza a trabajar y desarrollar la lateralidad, los niños van experimentando y explorando con los distintos segmentos al mismo tiempo que descubren qué extremidad inferior y superior es su dominante.

Habilidades motrices básicas

Las características particulares que hacen que una habilidad motriz sea básica son (2):

  • Ser comunes a todos los individuos.
  • Haber facilitado/permitido la supervivencia del ser humano.
  • Ser fundamento de posteriores aprendizajes motrices (deportivos o no).

Este tipo de habilidades se comienzan a desarrollar sobre los 7 años, y continúan en desarrollo hasta los 9.

Dicha etapa implica el desarrollo de movimientos básicos que requieran un dominio del propio cuerpo y a su vez un manejo de objetos por el cuerpo.

Estos movimientos básicos se pueden clasificar de la siguiente forma: desplazamientos, saltos, giros, lanzamientos y recepciones.

Habitualmente su desarrollo se da mediante el juego, utilizando en Educación Física el componente lúdico-competitivo.

Conforme el niño evoluciona, se busca añadir complejidad a los movimientos para posteriormente, en la siguiente etapa, comenzar a realizar combinaciones de las habilidades adquiridas en esta fase.

Habilidades motrices específicas

El período en el que se comienzan a desarrollar se sitúa en torno a los 14 años, el cual se extiende hasta los 17.

Inicialmente comienzan a desarrollarse las habilidades y tareas específicas que tienen un carácter lúdico-deportivo y posteriormente a estas se les añaden las de carácter más utilitario.

En esta fase, se trabajan habilidades genéricas comunes a muchos deportes y posteriormente la iniciación de habilidades específicas de cada deporte y aspectos técnicas-tácticos para mejorar los gestos y situaciones de juego.

Independientemente de la habilidad que se utilice, recordar que partirá de las habilidades motrices básicas.

Saltos

Debe quedar claro que las habilidades motrices específicas son las propias de cada deporte, también llamadas habilidades deportivas.

El deporte en edad escolar, no es lo mismo que el deporte escolar. Pero sí podemos partir de la base del trabajo de Iniciación Deportiva desde el área de Educación Física, iniciando la andadura de aprendizaje en Educación Primaria y posteriormente los aspectos más complejos en Educación Secundaria (3).

A continuación, se muestran dos ejemplos del trabajo de estas habilidades desde un enfoque lúdico (2):

  • Tiro a portería en balonmano: partido 3×3 en dimensiones reducidas. Antes de dar 3 pases hay que tirar a portería, si no, se pierde la posesión del balón. Así se favorece el tiro a portería en condiciones reales al juego.
  • Pase y control en fútbol: partido 3×3 en dimensiones reducidas. Para conseguir un punto hay que dar 7 pases entre los compañeros del equipo.

Propuesta práctica de habilidades motrices en Educación Física

A continuación, se hace una propuesta distintas posibilidades que se pueden trabajar dentro de la Educación Física.

Las cuales se deben adaptar a las características del alumnado, y son útiles para practicar en Educación Primaria.

Igualmente pueden formar parte de los calentamientos o como juegos dentro de la Educación Secundaria, teniendo en cuenta adaptaciones para aumentar el nivel de dificultad a estas edades.

Centrándonos en el desarrollo de las habilidades motrices básicas, se puede trabajar lo siguiente: (4)

Teniendo en cuenta las actividades de desplazamiento

A continuación os proponemos una serie de juegos de habilidades motrices en educación física, que trabajan concretamente los desplazamientos.

juegos de habilidades motrices de desplazamiento en Educación Física

Teniendo en cuenta distintas posibilidades de saltos y giros

A continuación os proponemos una serie de juegos de habilidades motrices en educación física, que trabajan concretamente los saltos y giros.

juegos de habilidades motrices de saltos y giros en Educación Física

Respectos a los lanzamientos y recepciones, se propone lo siguiente

A continuación os proponemos una serie de juegos de habilidades motrices en educación física, que trabajan concretamente los lanzamientos y las recepciones.

juegos de habilidades motrices lanzamientos y recepciones

Conclusiones

Como se viene diciendo, el trabajo y desarrollo de las habilidades motrices en Educación Física es imprescindible durante los primeros años de vida, la niñez y adolescencia.

En estas fases, es fundamental trabajar las habilidades motrices en Educación Física, ya que son las fases sensibles de trabajo, siendo además estas acciones la base de cualquier ejecución motriz por fácil o difícil que resulte.

Por lo anterior, es necesario que se tengan claras las etapas de desarrollo de dichas habilidades así como distintas propuesta de juegos para poder desarrollarlos.

Tenemos que saber que, el juego tiene gran potencial motivador y ayuda a generar una variación de actividades y tareas que obliga al alumnado a permanecer activo motora y cognitivamente y a aumentar así el desarrollo y aprendizajes del mismo.

Bibliografía

  1. Gallahue, D. L. y Ozmun, J. C. (2006). Understanding motor development: infants, children, adolescents, adults. 6th ed. Boston, PA: McGraw-Hill.
  2. Falcón, V. C., & Rivero, E. D. (2010). Aprendizaje motor. Las habilidades motrices básicas: coordinación y equilibrio. Revista Lecturas: Educación Física y Deportes1
  3. Rueda, A. (2010). Fundamentos y actividades para el desarrollo de los distintos tipos de habilidades motrices en EF. Lecturas: Educación física y deportes, 15 (147).
  4. Franco Serrano, E. Habilidades, destrezas y tareas motrices. Concepto, clasificacióny análisis. Actividades para su desarrollo en educación primaria. EFDeportes. com18(182). 

 

 

 


Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.