Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Capacidades físicas básicas en Educación Física

19 junio, 2020

Analizamos las Capacidades Físicas Básicas dentro del área de Educación Física y cómo podemos trabajar cada una de ellas.

capacidades físicas básicas
Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.

Desde el área de Educación Física debemos conocer las capacidades físicas básicas de los niños. 

Es importante también conocer las necesidades y capacidades del alumnado, las pausas de recuperación, progresiones, en definitiva, conocer la repercusión de la actividad física en el organismo de los alumnos.

En general, un adecuado desarrollo de la condición física y de las capacidades físicas básicas va a contribuir en el desarrollo integral de los alumnos/as, va a mejorar la salud de éstos en el presente y en el futuro, así como su calidad de vida. Brindar conocimientos para que en un futuro puedan organizar su actividad física con cierta autonomía.

Importancia de las capacidades físicas básicas en el currículo

Es tal la importancia de las capacidades físicas básicas que dentro del currículo de educación primaria Real Decreto 126/2014 de 28 de febrero (7) que disponemos de un bloque de contenidos específico para el trabajo de las capacidades físicas básicas.

Además, su trabajo en el aula contribuirá al desarrollo de las competencias clave (6).

Concepto de las capacidades físicas básicas

María Castañer y Oleguer Camerino definen las capacidades físicas básicas como el conjunto de componentes de la condición física que intervienen, en mayor o menor grado, en la consecución de una habilidad motriz (2).

Las capacidades físicas básicas pueden ser definidas como:

Los prerrequisitos motrices de base sobre los cuales el hoombre y el deportista desarrollan las propias habilidades técnicas, y que son la fuerza, la resistencia, la velocidad y la flexiblidad (Zatzíorskji 1974).

Por capacidades físicas básicas o cualidades físicas se puede entender también a los factores determinantes de la condición física, que orientan y clasifican para realizar una determinada actividad física, logrando mediante el entrenamiento el máximo desarrollo de su potencial genético.

Siguiendo a Castañer y Camerino (2006), podemos distinguir:

  • La capacidad motriz referida al potencial de la motricidad que nutre a las habilidades motrices.
  • La cualidad física es el estado más o menos óptimo en el que se encuentra toda capacidad en cada edad o momento evolutivo.

Siguiendo este criterio las capacidades motrices básicas serían la configuración endógena de una dotación dilogenética, mientras que las cualidades motrices serían el resultado de una evolución ontogenética que no se ha consolidado todavía.

Capacidad como potencialidad cambiante y cualidad como afinamiento de la capacidad que va unida a un rendimiento y eficacia en las respuestas.

Su desarrollo influencia de modo determinante a las habilidades técnicas, tanto que entre la técnica y cualidad física existe una estrecha interdependencia. También influye notablemente en las posibilidades de aprendizaje motor, así como a la formación táctica.

Clasificación y ubicación de las capacidades físicas básicas

Para ubicar las capacidades físicas básicas, vamos a tener en cuenta el modelo de control motor de Welford o Marteniuk, en el cual existen tres mecanismos en la ejecución motriz:

  • Mecanismo de percepción: encargado de la percepción, recepción de estímulos a través de la visión, oído, tacto, equilibrio o de los órganos kinestésicos.
  • Mecanismo de decisión: en él se procesan los estímulos recibidos y se decide la respuesta motora, seleccionando la respuesta motriz más adecuada.
  • Mecanismo de ejecución: se materializan las órdenes enviadas desde el SNC. En este mecanismo se diferencia el aporte cualitativo (responsable de la dirección y  del control de movimiento) y la parte cuantitativa (aporta los componentes mecánico y energéticos necesarios). Las capacidades físicas básicas ocupan el aspecto cuantitativo del movimiento.

Marta Castañer y Oleguer Camerino diferencian entre capacidades perceptivo motrices (corporalidad , espacialidad y temporalidad), socio motrices (expresión, interacción e introyección) y capacidades físicos motrices (fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad) (2).

Según su función:

  • Capacidades físicas básicas: fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad.
  • Capacidades motrices complementarias: coordinación y equilibro.

Según Manno (5):

  • Capacidades coordinativas: están determinadas por la capacidad de captación y elaboración de las informaciones por parte de los analizadores implicados en el movimiento. Por lo tanto, dependen fundamentalmente del sistema nervioso central (coordinación, equilibrio, esquema corporal, lateralidad, ritmo,…) (5).
  • Capacidades condicionales: se encuentran limitadas por la eficiencia del metabolismo energético (fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad). Los factores limitantes de las capacidades condicionales dependen de la disponibilidad de energía de los músculos y por los mecanismos que regulan su abastecimiento (5).

A partir de las anteriores surgen otras capacidades: fuerza-resistencia, fuerza-explosiva, resistencia a la velocidad o a la agilidad (resultante de la velocidad, flexibilidad, coordinación y del equilibrio).

Capacidades físicas básicas

A continuación analizamos las capacidades físicas básicas en Educación física

Fuerza dentro de las capacidades físicas básicas en Educación Física

Marta Castañer y Oleguer Camerino definen la fuerza como la capacidad motriz de superar una resistencia por medio de la oposición ejercida por la tensión de la musculatura (3).

A la hora de trabajar la fuerza, durante la etapa de educación primaria, debe realizarse de forma global y a través de las habilidades motrices, ya que los niños y niñas se encuentran en pleno período de crecimiento.

A lo largo de los seis cursos, se tendrá en cuenta que el nivel de complejidad de los contenidos será progresivo y siempre adaptado a las posibilidades y limitaciones del alumnado.

De esta forma conseguiremos los siguientes beneficios: mejorar el tono muscular, mayor rendimiento para realizar las tareas propias de la vida cotidiana, o prevenir algunas enfermedades posturales.

A continuación se proponen algunas actividades para el desarrollo de la fuerza: ejercicios por parejas (empujar, tirar), juegos con picas, trepas, cuadrupedias, saltos, lanzamientos, circuitos con diferentes estaciones…

En todos ellos es necesario incidir en la importancia de adoptar una buena postura corporal (espalda recta, flexionar las rodillas para coger pesos,…).

También es importante que el alumnado adquiera contenidos relacionados con la fuerza, como son los diferentes grupos musculares que intervienen en una determinada actividad: por ejemplo en un salto los cuádriceps.

Para evaluar la fuerza en la etapa de Educación Primaria podremos utilizar las siguientes pruebas: Batería Eurofit 

Resistencia en Educación Física

Castañer y Camerino definen la resistencia como la capacidad de soportar el estado de fatiga progresiva que sobreviene en un trabajo de larga duración (3).

El trabajo de la resistencia en la etapa de educación primaria debe centrarse en el desarrollo de la resistencia aeróbica (a bajas-medias intensidades), de forma global, lúdica y principalmente a través de juegos.

Proporcionará los siguientes beneficios: incremento de la capacidad respiratoria, reducción del tejido graso, mejora de la capilarización y de la vascularización del músculo, ayuda a prevenir enfermedades coronarias en la edad adulta, compensa las situaciones de estrés…

Para desarrollar la resistencia, existen diferentes pruebas para evaluar la resistencia: test de Cooper (prueba funcional de carga lineal), test de Course Navette (prueba funcional progresiva), siendo importante adaptarlas a las características del alumnado con el que trabajemos.

Velocidad en Educación Física

Álvarez del Villar define la velocidad como la capacidad física básica que nos permite hacer uno o varios movimientos en el menor tiempo posible (1).

El trabajo de la velocidad en la educación primaria debe realizarse de forma global y siempre por medio de habilidades y aspectos coordinativos.

La velocidad de reacción y la velocidad gestual se podrán trabajar desde los 7-8 años. Con respecto a la velocidad de desplazamiento, nos centraremos en distancias cortas no lácticas.

Su trabajo proporcionará los siguientes beneficios: aumento de la atención y de la concentración, permite llevar a cabo movimientos más rápidos y eficaces y estimula el funcionamiento del sistema nervioso.

Algunas actividades para trabajar la velocidad son: juegos de coordinación en los primeros ciclos, carreras de relevos, saltos, persecuciones, salidas atendiendo a diferentes estímulos,…

En cuanto a la evaluación de la velocidad, en educación primaria podemos utilizar los siguientes instrumentos: test de velocidad sobre 20 metros, test de velocidad gestual, Batería Eurofit (10×5 metros, golpeo de placas para evaluar la velocidad gestual).

Flexibilidad dentro de las capacidades físicas básicas en Educación Física

Álvarez de Villar (2) defina la flexibilidad como aquella cualidad que, con base en la movilidad articular, extensibilidad y elasticidad muscular, permite el máximo recorrido de las articulaciones en posiciones diversas, permitiendo al sujeto realizar acciones que requieran gran agilidad y destreza (1).

La flexibilidad debe trabajarse a lo largo de toda la etapa de educación primaria, pudiendo estar presente en todas las fases de la sesión (aunque la de animación y vuelta a la calma son las más propicias para su trabajo).

En los primeros cursos primarán los métodos dinámicos y a partir de tercero o cuarto se podrán usar métodos estáticos.

Es importante que los ejercicios que se realicen sean controlados y amplios.

De esta forma aportarán los siguientes beneficios: ayudarán a mejorar la coordinación, prevenir diferentes lesiones del aparato locomotor, ayuda a cuidar la higiene postural e incrementa el rendimiento de las demás capacidades físicas (fuerza, resistencia y velocidad).

Para trabajar la flexibilidad podemos hacerlo de forma jugada (en juegos de persecución,…) a través de circuitos por estaciones, usando tanto ejercicios de movilidad como estiramientos.

En la Batería Eurofit, existe una prueba para evaluar la flexibilidad de tronco desde posición sentada.

capacidades físicas básicas
Esquema sobre las Capacidades Físicas Básicas en Educación Física.

Capacidades Físicas Básicas y evolución en el desarrollo motor

Durante las dos primeras décadas de nuestra vida experimentamos una evolución creciente (en valores absolutos) de todas las Capacidades Físicas Básicas, con la controversia planteada de la flexibilidad.

La controversia surge en el hecho de que si la flexibilidad fuera una capacidad involutiva, ¿cómo explicar entonces que aquellas personas caracterizadas por tener poquísima flexibilidad cuando eran adolescentes, luego de adultos con entreno consiguen mejorar bastante?

Durante la pubertad, donde se produce un desarrollo acentuado de las Capacidades Físicas Básicas, coincide con los primeros años de cualquier alumno en un centro de educación secundaria, por lo que es un aspecto a tener muy en cuenta en nuestros planteamientos didácticos.

Una vez superada la etapa de la pubertad, la evolución de las diferentes capacidades físicas experimenta un aumento estable y continuo, hasta conseguir su máximo desarrollo (como normal general) entre los 20 y 30 años, dependiendo, lógicamente, de nuestras características y nivel de entrenamiento.

A partir de los 30 años, todas las capacidades sufren un proceso involutivo, con un descenso más lento de la resistencia y la fuerza respecto a las demás.

En la siguiente tabla veremos la evolución de las Capacidades Físicas Básicas dentro del desarrollo motor.

cfb tabla 2
Tabla 2. CFB durante el desarrollo motor. Fuente: elaboración propia (a partir de Pérez San Juan 20162; Pérez San Juan 20183).

Si analizamos la tabla anterior en el apartado “Educación Física”, que viene a ser el objetivo a cumplir, podemos deducir que unas etapas de la vida son mejores que otras para lograr unos objetivos y cuidar la salud, es lo que se llaman “fases sensibles”, puesto que los ritmos de desarrollo (cuantitativos y cualitativos) son diferentes para cada una de las Capacidades Físicas Básicas.

Las fases sensibles en el desarrollo de las Capacidades Físicas Básicas, es el período de tiempo en el que hay una predisposición favorable para entrenar una cualidad física, obteniéndose un mayor rendimiento ante un determinado trabajo.

Evolución de las capacidades físicas básicas

El ser humano, desde su nacimiento, es una entidad dinámica, que sufre transformaciones cuantitativas y cualitativas en sentido evolutivo e involutivo; con distintos ritmos e intensidades.

Todas las capacidades físicas básicas evolucionan en sentido creciente en los primeros años de vida del individuo, menos la flexibilidad que siempre involuciona.

Las capacidades físicas evolucionan con la edad, aunque en planos no coincidentes; presentan un desarrollo acentuando al inicio de la pubertad, y en particular entre los 12 y los 18 años (Mano, 1989).

Evolución de la velocidad como capacidad física básica

Los mayores niveles de velocidad se logran antes que los de resistencia y fuerza, por la maduración más rápida del sistema nervioso; alcanzándose el máximo desarrollo entre los 20 y los 30 años, dependiendo del nivel de entrenamiento

Evolución de la resistencia como capacidad física básica

La resistencia si no se entrena desciende rápidamente, y si se entrena se ganar en un periodo relativamente corto de tiempo.

La edad idónea en la que el atleta puede desarrollar el 100% de su resistencia se sitúa entre lso 18 y los 35 años. A partir de ahí, la capacidad irá descendiendo poco a poco.

Evolución de la fuerza como capacidad física básica

La fuerza es una cualidad que se adquiere de forma progresiva. Un deportista entrenado se considera que tiene el máximo de fuerza entre los 25 y los 35 años situándose en los 30 el momento álgido.

Evolución de la flexibilidad como capacidad física básica

La flexibilidad, como ya hemos analizado, es una cualidad degenerativa, es decir, se va perdiendo de un modo continuo desde que nacemos.

Sin embargo, si entrenamos la flexibilidad durante la infancia y la adolescencia, se puede mantener constante o incluso se puede incrementar ligeramente.

Desde la cuarta década de vida todas las capacidades físicas básicas presentan un proceso involutivo, con un descenso más lento de la resistencia que el de la fuerza y velocidad, influenciado porlas características personales y el nivel de sedentarismo.

Entre ambos sexos existe una diferenciación neta a partir de la pubertad (hasta entonces el desarrollo es paralelo y casi similar), tanto en la edad adulta la diferencia en valores absolutos se aproxima al 40%.

La entrenabilidad de las capacidades físicas básicas es alta y hasta la edad de logro de la maduración completa son sensibles a la estimulación de un entrenamiento de tipo general, bien proporcionado con el tipo específico.

evolución de las capacidades físicas básicas

 

A continuación podrás descargar dos ebook gratuitos sobre Educación Física

ebooks educación fisica

Conclusión sobre las capacidades físicas básicas en Educación Física

Dentro del área de Educación Física debemos buscar el enriquecimiento motriz y el desarrollo armónico del alumno, mediante el trabajo previo de la condición física, el cual viene determinado como hemos visto, por el desarrollo de las diferentes capacidades físicas básicas. Debemos procurar que dicho desarrollo esté basado fundamentalmente en la salud.

En definitiva, como maestros debemos intentar que los planteamientos básicos en nuestra área, busquen la modificación de hábitos de vida sedentarios y fomenten actitudes que lleven a nuestros alumnos a desarrollar íntegramente todas sus capacidades (motrices, cognitivas, afectivas y sociales).

Podcast “Las 4 Capacidades Físicas Básicas”: Play in new window |

Suscríbete a Apple Podcasts | Spotify | Google Podcasts |

infografía capacidades físicas básicas

Bibliografía

  1.  Álvarez del Villar, C. (1985): La preparación física en el fútbol basada en el atletismo. Editorial Gymnos. Madrid.
  2.  Blázquez Sánchez, D. (2010): Enseñar por competencias en Educación Física. Editorial Inde. Barcelona.
  3.  Castañer, M. y Camerino, O. (1996): La educación física en la enseñanza primaria. Inde. Madrid.
  4.  Grosser, M. (1992): Principios del entrenamiento deportivo. Editorial Martínez Roca. Barcelona.
  5.  Manno, R. (1988). Fundamentos del entrenamiento deportivo. Barcelona: Paidotribo.
  6.  La Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa.
  7.  Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la educación primaria.


Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.