Desarrollo motor en Educación Física

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (1 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Desarrollo motor

Empezando con palabras de uno de los autores nacionales más conocidos en el ámbito del desarrollo motor en educación física, Ruiz Pérez1, la Educación Física (E.F.) tiene entre sus grandes misiones favorecer el desarrollo de la competencia motriz de los escolares, de ahí que haya presentado siempre un elevado interés por conocer cómo son las competencias motrices a lo largo del ciclo vital, como emergen, como se transforman y la forma de cultivarlas. La presencia del desarrollo motor en la formación de grado de los estudiantes de E.F. y de Ciencias del Deporte parece innegable porque se consolida como el único ámbito que de forma sistemática y consistente se preocupa por una de las inteligencias gardnerianas que suele ser ignorada por el resto de los ámbitos educativos, la inteligencia corporal, motriz o contextual que permite el aprendizaje de nuevas habilidades, la coordinación y control motor y la realización de logros que van desde ser capaz de anticipar la llegada de un móvil hasta la superación de una secuencia de obstáculos.

El estudio del desarrollo motor en educación física permite la compresión de cómo los seres humanos desde el nacimiento hasta la muerte evolucionan y cambian, de cómo emergen sus competencias motrices y de los factores que las afectan.

Para la E.F. el estudio del desarrollo motor tiene por objeto la descripción, explicación y optimización de las competencias motrices a lo largo del ciclo vital humano, y en las últimas décadas ha aumentado el interés por el estudio del desarrollo motor de los niños con dificultades de todo tipo (de coordinación, cognitivas, afectivas, etc.), lo que ha permitido una mayor comprensión de los mecanismos y procesos implicados en el desarrollo de la competencia motriz en contextos muy diferentes.

Otra consideración a destacar es que el desarrollo motor se debe contemplar desde una óptica social y ecológica, es un desarrollo motor situado en un momento histórico, de ahí que para los especialistas en desarrollo motor sea de capital importancia identificar los patrones culturales que influyen en el desarrollo de la competencia motriz.

Los alumnos que recibimos en nuestra profesión a las edades que nos corresponden como docentes cursan un momento fundamental de su desarrollo, por tanto, nuestra tarea no es otra que educarlos con las premisas adecuadas para que su desarrollo global, tanto presente como futuro, sea de la mejor calidad posible. Es por ello que los profesores de E.F., teniendo en cuenta las diferencias entre ciclos y cursos correspondientes, hemos de educarlos tanto cuantitativa como cualitativamente según el momento evolutivo.

Desarrollo motor en Educación Física

El desarrollo se refiere a los cambios anatómicos, fisiológicos, motrices, psicológicos, intelectuales, sociales y culturales que experimenta la persona desde el periodo prenatal hasta la vida adulta. Constituyen un proceso dinámico y complejo en el que intervienen numerosos componentes interrelacionados, como las enfermedades y alimentación de la madre, la herencia (genética), la raza, el sexo, las hormonas, el ambiente, el lugar geográfico, las posibilidades económicas y de acceso a la salud, el aprendizaje, el orden y desórdenes psicológicos, la nutrición, la higiene, la actividad física y las patologías padecidas.

Con todo lo anterior, hay que tener en cuenta tres principios (Quintero, L.)2: las personas se desarrollan a diferente ritmo, el desarrollo es relativamente ordenado y tiene lugar de forma gradual.

Conviene conocer algunos conceptos que están interrelacionados aunque no son exactamente lo mismo, tales como:

a) Crecimiento: aumento del tamaño del cuerpo. Concepto de carácter cuantitativo.

b) Maduración: proceso fisiológico durante el que una célula o un órgano alcanza un desarrollo completo y permite  a la función por la que es conocida ejercerse con el máximo de eficacia. Concepto de carácter cualitativo.

c) Desarrollo motor: área que estudia los cambios en las competencias motrices desde el nacimiento hasta la vejez, los factores que intervienen en estos cambios, así como su relación con otros ámbitos de la conducta.

A continuación veremos una tabla dónde se refleja los aspectos fundamentales del desarrollo motor durante la etapa escolar.

desarrollo motor
Tabla 1. Desarrollo motor y Educación Física en la edad escolar. Fuente: elaboración propia.

Debemos tener presente que a pesar de la misma edad entre personas, es más que probable que sus niveles de desarrollo y maduración difieran entre sí. En este sentido, hay que diferenciar entre:

a) Edad cronológica: el tiempo transcurrido desde el nacimiento.

b) Edad biológica: el grado de desarrollo o maduración individual a nivel de los diferentes órganos y sistemas funcionales. Por ejemplo, es conocido las diferencias del llamado “efecto relativo de la edad”. El estudio de Cervera, V., Jiménez, S., Lorenzo, A. (2013)3 define el Efecto Relativo de la Edad (RAE) como la variabilidad en el potencial cognitivo y biológico, que aparece entre individuos agrupados por su edad cronológica, que provoca desigualdades en su rendimiento. En este estudio con alumnos de E. F. los resultados sugieren que existen diferencias en el rendimiento en las pruebas físicas en la asignatura de EF respecto al cuartil de nacimiento. Las evaluaciones en E.F. a través de test físicos podrían representar una desventaja a los alumnos nacidos en los meses finales del año.

c) Edad funcional: capacidad de mantener una persona los roles cuando se integra en la comunidad.

d) La realidad: en la misma clase hay alumnos repetidores, diferencias entre culturas, etc.

Para conocer el momento evolutivo en que se encuentra una persona se suele utilizar los siguientes indicadores: estudio de la dentición, la maduración sexual, el aumento de peso y talla, la osificación del esqueleto.

Crecimiento y evolución de los aspectos cuantitativos y cualitativos

En este apartado, cuando hablamos de la evolución de aspectos cuantitativos y cualitativos relacionados con el movimiento humano, nos estamos refiriendo al desarrollo de ciertos aspectos de relevancia vinculados con las capacidades físicas o condicionales por un lado (como aspectos cuantitativos), y con las perceptivo-motrices por otro (como cualitativos).

Las capacidades físicas básicas:

  •  son el punto de partida de todo movimiento: fuerza, resistencia, flexibilidad y velocidad.
  •  forman parte o son componentes que determinan otras cualidades: potencia.

Las cualidades motrices:

  •  organizan y regulan el movimiento, es decir, el control: coordinación y el equilibrio.
  •  importantes son las habilidades motrices básicas: marcha, carrera, salto, lanzamiento y recepciones, el golpeo, el pateo de la pelota.

Podemos destacar los siguientes aspectos vinculados a la evolución de las diferentes capacidades físicas:

  • Flexibilidad: se dice, incluso entre profesionales de la E.F. que es la única cualidad que experimenta una involución temprana. Sin embargo, se mitifica la pérdida con el aumento de la edad al no ser habitualmente una capacidad a la que se le dedica tiempo, pudiendo mantenerse y ser más funcional que en edades tempranas.
  • Velocidad: esta cualidad experimenta un aumento notorio incluso antes de la pubertad, si bien culmina su evolución en la etapa de la adolescencia si no se continúa entrenando. Es normal que a partir de los 30 años incluso entrenándola empiece a disminuir.
  • Fuerza: nuevamente la pubertad es una etapa clave en el desarrollo de esta capacidad. En líneas generales, y especificando que en valores absolutos, los chicos, debido a cuestiones hormonales (aumento en la producción de testosterona), experimentan mayores niveles de masa muscular y, en consecuencia, de fuerza, evolución que continúa hasta el final de su adolescencia incluso sin entrenamiento. Por otro lado, hay un componente cultural y/o de entrenamiento que se olvida para maximizar tales diferencias.
  • Resistencia: esta cualidad experimenta un aumento notorio durante la pubertad debido al incremento de los sistemas fisiológicos responsables, como el cardiorrespiratorio y el hormonal. El final de la adolescencia, como período de estabilización del crecimiento, es una fase muy adecuada para el desarrollo de esta cualidad. Se mantiene más que la velocidad, llegando incluso ciertos deportistas a altos rendimientos pasados los 40 años.

En cuanto a los aspectos vinculados a la evolución de las cualidades perceptivo-motrices, a medida que los niños crecen y su sistema nervioso evoluciona, desarrollan una mayor coordinación, equilibrio y agilidad.

El sistema nervioso evoluciona rápidamente durante la edad infantil, y tanto los aspectos coordinativos como aquellos referentes a tiempos de reacción o frecuencia de movimiento, alcanzan valores similares a los de los adultos al finalizar la pubertad. Por tanto, la enorme plasticidad que tiene el sistema nervioso durante las etapas infantil y adolescente, hace que sean especialmente interesantes para el entrenamiento de aquellas capacidades estrechamente vinculadas al desarrollo de este sistema, como es el caso de la coordinación y el equilibrio.

El desarrollo motor en educación física puede ser más fácil y con mejores aportaciones a la vida si se realiza bajo el saber científico y con buenas praxis. Por poner un ejemplo claro y menos controvertido, el aprendizaje de un idioma, el que una persona empiece a aprender un idioma a los 30 años no es un imposible, sin embargo, si desde niños vamos aprendiéndolo de una manera adecuada y natural a cada etapa, será de mayor calidad, eficiencia y eficacia, y nos reportará beneficios en otras áreas, como sucede con nuestra lengua nativa.

Aplicación Educativa

  •  Hay que erradicar el sobreuso de tests de índole cuantitativa a todas las edades, test de salto, de Cooper, Course Navette, etc.. como principal evaluación del desarrollo motor en educación física. Resulta absurdo pensar que por ejemplo en la asignatura de Inglés se evalúe mejor a un alumno durante toda su etapa educativa por ser capaz de decir muchas palabras en un minuto. Son necesarios en el momento concreto, aunque en fases iniciales por lo mencionado anteriormente, es mejor emplear ejercicios donde se desarrollen y evalúen también las cualidades motrices. Una buena opción es empleando juegos y deportes, donde además deben primar el aspecto cooperativo, una necesidad social.
  • Como curiosidad podemos realizar medidas antropométricas a lo largo de todo el período educativo para que observen los cambios totales y relativos en cada período (somatotipo).
  • Coordinación dinámica general primero y luego coordinación dinámica especial. Es más lógico empezar con juegos de persecución, atletismo…y sobre esta base introducir la coordinación óculo manual, óculo pédica, cefálica. Dentro de la coordinación dinámica especial resulta una buena progresión introducir primero el baloncesto que el fútbol.
  • Unidades coeducativas: como realidad en el presente de las clases de E.F. y para educación del futuro. Aprender sobre el ciclo de la menstruación y su relación con el ejercicio físico y/o deporte femenino, ejercicio físico en embarazadas…

Conclusiones

  •  El estudio del desarrollo motor permite la compresión de cómo los seres humanos desde el nacimiento hasta la muerte evolucionan y cambian, de cómo emergen sus competencias motrices y de los factores que las afectan.
  • Para la E.F. el estudio del desarrollo motor tiene por objeto la descripción, explicación y optimización de las competencias motrices a lo largo del ciclo vital humano.
  • El desarrollo motor depende de muchos factores, entre ellos los aspectos cuantitativos y cualitativos del movimiento humano.
  • Las clases de Educación física se deben programar en base a las características y peculiaridades del desarrollo motor.

 Referencias bibliográficas

  1.  Ruiz Pérez, L., Linaza, J., Peñaloza, R. (2008). El estudio del desarrollo motor: entre la tradición y el futuro. Revista Fuentes; 8: 243-58.
  2. Quintero, L. (sin fecha). Desarrollo motor (en línea). Consultado el 20/04/2018 de: http://www.competenciamotriz.com/2010/01/tema7oposicionesmad-aula10.html
  3. Cervera, V., Jiménez, S., Lorenzo, A. (2013). Impacto del efecto relativo de la edad y el género en la evaluación de la condición física en alumnos de secundaria. Revista de Psicología del Deporte; 22 (2): 447-52.

 

Deja un comentario