Desarrollo motor en Educación Física

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (1 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
0
Desarrollo motor

Empezando con palabras de uno de los autores nacionales más conocidos en el ámbito del desarrollo motor en educación física, Ruiz Pérez1, la Educación Física (E.F.) tiene entre sus grandes misiones favorecer el desarrollo de la competencia motriz de los escolares, de ahí que haya presentado siempre un elevado interés por conocer cómo son las competencias motrices a lo largo del ciclo vital, como emergen, como se transforman y la forma de cultivarlas. La presencia del desarrollo motor en la formación de grado de los estudiantes de E.F. y de Ciencias del Deporte parece innegable porque se consolida como el único ámbito que de forma sistemática y consistente se preocupa por una de las inteligencias gardnerianas que suele ser ignorada por el resto de los ámbitos educativos, la inteligencia corporal, motriz o contextual que permite el aprendizaje de nuevas habilidades, la coordinación y control motor y la realización de logros que van desde ser capaz de anticipar la llegada de un móvil hasta la superación de una secuencia de obstáculos.

El estudio del desarrollo motor en educación física permite la compresión de cómo los seres humanos desde el nacimiento hasta la muerte evolucionan y cambian, de cómo emergen sus competencias motrices y de los factores que las afectan.

Para la E.F. el estudio del desarrollo motor tiene por objeto la descripción, explicación y optimización de las competencias motrices a lo largo del ciclo vital humano, y en las últimas décadas ha aumentado el interés por el estudio del desarrollo motor de los niños con dificultades de todo tipo (de coordinación, cognitivas, afectivas, etc.), lo que ha permitido una mayor comprensión de los mecanismos y procesos implicados en el desarrollo de la competencia motriz en contextos muy diferentes.

Otra consideración a destacar es que el desarrollo motor se debe contemplar desde una óptica social y ecológica, es un desarrollo motor situado en un momento histórico, de ahí que para los especialistas en desarrollo motor sea de capital importancia identificar los patrones culturales que influyen en el desarrollo de la competencia motriz.

Los alumnos que recibimos en nuestra profesión a las edades que nos corresponden como docentes cursan un momento fundamental de su desarrollo, por tanto, nuestra tarea no es otra que educarlos con las premisas adecuadas para que su desarrollo global, tanto presente como futuro, sea de la mejor calidad posible. Es por ello que los profesores de E.F., teniendo en cuenta las diferencias entre ciclos y cursos correspondientes, hemos de educarlos tanto cuantitativa como cualitativamente según el momento evolutivo.

Desarrollo motor en Educación Física

El desarrollo se refiere a los cambios anatómicos, fisiológicos, motrices, psicológicos, intelectuales, sociales y culturales que experimenta la persona desde el periodo prenatal hasta la vida adulta. Constituyen un proceso dinámico y complejo en el que intervienen numerosos componentes interrelacionados, como las enfermedades y alimentación de la madre, la herencia (genética), la raza, el sexo, las hormonas, el ambiente, el lugar geográfico, las posibilidades económicas y de acceso a la salud, el aprendizaje, el orden y desórdenes psicológicos, la nutrición, la higiene, la actividad física y las patologías padecidas.

Con todo lo anterior, hay que tener en cuenta tres principios (Quintero, L.)2: las personas se desarrollan a diferente ritmo, el desarrollo es relativamente ordenado y tiene lugar de forma gradual.

Conviene conocer algunos conceptos que están interrelacionados aunque no son exactamente lo mismo, tales como:

a) Crecimiento: aumento del tamaño del cuerpo. Concepto de carácter cuantitativo.

b) Maduración: proceso fisiológico durante el que una célula o un órgano alcanza un desarrollo completo y permite  a la función por la que es conocida ejercerse con el máximo de eficacia. Concepto de carácter cualitativo.

c) Desarrollo motor: área que estudia los cambios en las competencias motrices desde el nacimiento hasta la vejez, los factores que intervienen en estos cambios, así como su relación con otros ámbitos de la conducta.

A continuación veremos una tabla dónde se refleja los aspectos fundamentales del desarrollo motor durante la etapa escolar.

desarrollo motor
Tabla 1. Desarrollo motor y Educación Física en la edad escolar. Fuente: elaboración propia.

Debemos tener presente que a pesar de la misma edad entre personas, es más que probable que sus niveles de desarrollo y maduración difieran entre sí. En este sentido, hay que diferenciar entre:

a) Edad cronológica: el tiempo transcurrido desde el nacimiento.

b) Edad biológica: el grado de desarrollo o maduración individual a nivel de los diferentes órganos y sistemas funcionales. Por ejemplo, es conocido las diferencias del llamado “efecto relativo de la edad”. El estudio de Cervera, V., Jiménez, S., Lorenzo, A. (2013)3 define el Efecto Relativo de la Edad (RAE) como la variabilidad en el potencial cognitivo y biológico, que aparece entre individuos agrupados por su edad cronológica, que provoca desigualdades en su rendimiento. En este estudio con alumnos de E. F. los resultados sugieren que existen diferencias en el rendimiento en las pruebas físicas en la asignatura de EF respecto al cuartil de nacimiento. Las evaluaciones en E.F. a través de test físicos podrían representar una desventaja a los alumnos nacidos en los meses finales del año.

c) Edad funcional: capacidad de mantener una persona los roles cuando se integra en la comunidad.

d) La realidad: en la misma clase hay alumnos repetidores, diferencias entre culturas, etc.

Para conocer el momento evolutivo en que se encuentra una persona se suele utilizar los siguientes indicadores: estudio de la dentición, la maduración sexual, el aumento de peso y talla, la osificación del esqueleto.

Crecimiento y evolución de los aspectos cuantitativos y cualitativos

En este apartado, cuando hablamos de la evolución de aspectos cuantitativos y cualitativos relacionados con el movimiento humano, nos estamos refiriendo al desarrollo de ciertos aspectos de relevancia vinculados con las capacidades físicas o condicionales por un lado (como aspectos cuantitativos), y con las perceptivo-motrices por otro (como cualitativos).

Las capacidades físicas básicas:

  •  son el punto de partida de todo movimiento: fuerza, resistencia, flexibilidad y velocidad.
  •  forman parte o son componentes que determinan otras cualidades: potencia.

Las cualidades motrices:

  •  organizan y regulan el movimiento, es decir, el control: coordinación y el equilibrio.
  •  importantes son las habilidades motrices básicas: marcha, carrera, salto, lanzamiento y recepciones, el golpeo, el pateo de la pelota.

Podemos destacar los siguientes aspectos vinculados a la evolución de las diferentes capacidades físicas:

  • Flexibilidad: se dice, incluso entre profesionales de la E.F. que es la única cualidad que experimenta una involución temprana. Sin embargo, se mitifica la pérdida con el aumento de la edad al no ser habitualmente una capacidad a la que se le dedica tiempo, pudiendo mantenerse y ser más funcional que en edades tempranas.
  • Velocidad: esta cualidad experimenta un aumento notorio incluso antes de la pubertad, si bien culmina su evolución en la etapa de la adolescencia si no se continúa entrenando. Es normal que a partir de los 30 años incluso entrenándola empiece a disminuir.
  • Fuerza: nuevamente la pubertad es una etapa clave en el desarrollo de esta capacidad. En líneas generales, y especificando que en valores absolutos, los chicos, debido a cuestiones hormonales (aumento en la producción de testosterona), experimentan mayores niveles de masa muscular y, en consecuencia, de fuerza, evolución que continúa hasta el final de su adolescencia incluso sin entrenamiento. Por otro lado, hay un componente cultural y/o de entrenamiento que se olvida para maximizar tales diferencias.
  • Resistencia: esta cualidad experimenta un aumento notorio durante la pubertad debido al incremento de los sistemas fisiológicos responsables, como el cardiorrespiratorio y el hormonal. El final de la adolescencia, como período de estabilización del crecimiento, es una fase muy adecuada para el desarrollo de esta cualidad. Se mantiene más que la velocidad, llegando incluso ciertos deportistas a altos rendimientos pasados los 40 años.

En cuanto a los aspectos vinculados a la evolución de las cualidades perceptivo-motrices, a medida que los niños crecen y su sistema nervioso evoluciona, desarrollan una mayor coordinación, equilibrio y agilidad.

El sistema nervioso evoluciona rápidamente durante la edad infantil, y tanto los aspectos coordinativos como aquellos referentes a tiempos de reacción o frecuencia de movimiento, alcanzan valores similares a los de los adultos al finalizar la pubertad. Por tanto, la enorme plasticidad que tiene el sistema nervioso durante las etapas infantil y adolescente, hace que sean especialmente interesantes para el entrenamiento de aquellas capacidades estrechamente vinculadas al desarrollo de este sistema, como es el caso de la coordinación y el equilibrio.

El desarrollo motor en educación física puede ser más fácil y con mejores aportaciones a la vida si se realiza bajo el saber científico y con buenas praxis. Por poner un ejemplo claro y menos controvertido, el aprendizaje de un idioma, el que una persona empiece a aprender un idioma a los 30 años no es un imposible, sin embargo, si desde niños vamos aprendiéndolo de una manera adecuada y natural a cada etapa, será de mayor calidad, eficiencia y eficacia, y nos reportará beneficios en otras áreas, como sucede con nuestra lengua nativa.

Aplicación Educativa

  •  Hay que erradicar el sobreuso de tests de índole cuantitativa a todas las edades, test de salto, de Cooper, Course Navette, etc.. como principal evaluación del desarrollo motor en educación física. Resulta absurdo pensar que por ejemplo en la asignatura de Inglés se evalúe mejor a un alumno durante toda su etapa educativa por ser capaz de decir muchas palabras en un minuto. Son necesarios en el momento concreto, aunque en fases iniciales por lo mencionado anteriormente, es mejor emplear ejercicios donde se desarrollen y evalúen también las cualidades motrices. Una buena opción es empleando juegos y deportes, donde además deben primar el aspecto cooperativo, una necesidad social.
  • Como curiosidad podemos realizar medidas antropométricas a lo largo de todo el período educativo para que observen los cambios totales y relativos en cada período (somatotipo).
  • Coordinación dinámica general primero y luego coordinación dinámica especial. Es más lógico empezar con juegos de persecución, atletismo…y sobre esta base introducir la coordinación óculo manual, óculo pédica, cefálica. Dentro de la coordinación dinámica especial resulta una buena progresión introducir primero el baloncesto que el fútbol.
  • Unidades coeducativas: como realidad en el presente de las clases de E.F. y para educación del futuro. Aprender sobre el ciclo de la menstruación y su relación con el ejercicio físico y/o deporte femenino, ejercicio físico en embarazadas…

Medición y evaluación del desarrollo motor

Para la Educación Física, el estudio y evaluación del desarrollo motor tiene por objetivo describir, explicar y optimizar las competencias motrices a lo largo del ciclo vital humano, por ello, la necesidad y utilidad de realizar estudios de evaluación y medición del desarrollo motor (Baena, A; Granero, A; Ruiz, P. 2010)4.

Para Blázquez (1990)5, mientras que la medición consiste en “una acción o conjunto de acciones orientadas a la obtención y registro de información cuantitativa sobre cualquier hecho o comportamiento”, la evaluación se refiere en cambio a “un proceso sistemático que tiene por finalidad la determinación de hasta qué punto han sido alcanzado los objetivos”.

Aunque dentro de nuestra labor como docentes queda claro que la función ha de ser pedagógica, autores como Ruiz Pérez (1987)6 o Blazquez (1990)5, justifican la aplicación de estos procedimientos e instrumentos al permitirnos:

  •        Conocer el nivel físico-motriz previo del alumno  y su evolución.
  •       Analizar los procesos que actúan en los alumnos y determinan sus respuestas.
  •       Recibir retroalimentación informativa del efecto de la actuación pedagógica sobre los alumnos.
  •        Detectar alumnos con problemas, colaborar en su diagnóstico y orientar su rehabilitación.
  •       Motivación del alumno hacia su propio progreso cualquiera que sean sus posibilidades.

Por otro lado, las tendencias seguidas en los aspectos a evaluar marcan el como se desarrolla su evaluación en las clases de Educación Física. Desde una visión más cuantitativa en ocasiones hasta otra más cualitativa en otras, pasando por una especial significancia de las transferencias del aprendizaje, se llega finalmente a una concepción del fenómeno centrada en uno de los pilares del currículo. Por ello, finalmente, aparecen una serie de procedimientos e instrumentos fruto de la evolución histórica y de la investigación reciente que están tratando de conformar un cuerpo pedagógico más coherente y útil.

 Tendencias de los aspectos a evaluar

La motricidad cubre un amplio espectro de aspectos susceptibles de ser evaluados, y en este sentido, tres teorías han determinado las tendencias actuales:

Las teorías evolutivas: centran su análisis de evaluación en el progreso motor del alumno y en los aspectos cualitativos del movimiento: estructura del esquema corporal, coordinación dinámica general y especial, percepción espacio-temporal, lateralidad, sentido del equilibrio…

  • Las teorías funcionalistas: centran su análisis de evaluación en el desarrollo anatómico-funcional del alumno, tanto respecto a aspectos cuantitativos como cualitativos del movimiento: resistencia, fuerza, agilidad, coordinación, equilibrio, estadios de Tanner…
  • Las teorías transferenciales: partiendo de la utilización de los patrones motores básicos como referencia, centran su análisis de evaluación en la capacidad del alumno para transferir lo aprendido a nuevos aprendizajes o situaciones.

Tras analizar las tres teorías anteriores, tomándolas como punto de partida y conocimiento, como autor y divulgador científico, con humildad y abierto a modificaciones propongo la que opino debe ser una nueva tendencia de los aspectos a evaluar:

  •      Las teorías de la salud (ejercicio terapéutico): la evaluación ha de centrarse en todo el desarrollo, patrones motores, transferencias, etc, cuyo fin sea el de aportar una Educación Física que mejore la ciudadanía, y esa no puede ser otra que la del ejercicio terapéutico. Parece que el desarrollo motor se ha centrado sólo en la etapa educativa cuando realmente comprende desde el nacimiento hasta la vejez. Teniendo presente que “el estudio del desarrollo motor permite la compresión de cómo los seres humanos desde el nacimiento hasta la muerte evolucionan y cambian, de cómo emergen sus competencias motrices y de los factores que las afectan”, no podemos obviar el desarrollo motor fuera del contexto de Educación Secundaria Obligatoria puesto que nuestra disciplina es para toda la vida y no para medir rendimiento como si de alto rendimiento se tratase. Hemos de evaluar aspectos que en la vida adulta serán importantes.

Pérez San Juan junto con Loayssa, A. (2018)7 reafirman la importancia en la salud de actividades que pueden parecer tan básicas como el caminar (dentro del ejercicio aeróbico), el entrenamiento de la fuerza muscular (clave para darle fundamento a un ejercicio como la prensión manual, el levantarse-sentarse de una silla) y el equilibrio postural. La salud es uno de los grandes objetivos de la Educación Física aunque a día de hoy no es considerada como profesión sanitaria.

No es una cuestión personal incluir esta nueva línea, estudios científicos arrojan enormes hallazgos, como por ejemplo el estudio de Sasaki, H., Kasagi, F., Yamada, M. (2007)8 donde se relaciona la fuerza de prensión manual como un factor de predicción específico de mortalidad, o un predictor pronóstico relacionado con la salud, en personas de media edad y mayores. Los autores realizaron su trabajo con 4912 personas que tenían entre 35 y 72 años al comienzo de este. Concluyeron que la fuerza de agarre es un preciso y consistente predictor de todas las causas de muerte en personas de mediana y avanzada edad.

También muy importante es el simple movimiento de levantarse-sentarse de la silla  pues está fuertemente asociado con el riesgo de caídas, la dependencia para las actividades diarias y la muerte prematura. Siguiendo a Zapata, G. (2014)9; Peydro, M. y colaboradores (2011)10; Beguer, C., Fernández, I. (2008)11, se trata de una de las tareas de movimiento más frecuentes y exigentes en la vida diaria pues requiere un gran esfuerzo muscular y un trabajo de coordinación y control postural, la ejecución técnica correcta de esta tarea es un buen indicador del grado de independencia funcional de la persona y, por tanto, se recomienda incluir su práctica, como parte de un programa de actividad física.

Sentarse-levantarse se correlaciona bastante bien con mediciones de fuerza de las extremidades inferiores en laboratorio (fuerza de los extensores de la rodilla), con la velocidad al caminar, la capacidad de subir escaleras o el equilibrio y en la detección de los declives normales relacionados con la edad

Además tendemos a evaluar mucho la capacidad y potencia aeróbica (Test de Cooper, Course Navette), sin embargo, un ejercicio tan económico, fácil y saludable como caminar no lo incluimos, aunque ya con el aporte de la batería Eurofit se integra la prueba de caminar 2kms.

Procedimientos e instrumentos para la evaluación del desarrollo motor

Antes de elegir unos procedimientos e instrumentos hemos de establecer unos criterios para que otorguen significancia a la evaluación del desarrollo motor. Fundamentándonos en Ruiz Pérez (1987)6, podemos destacar los siguientes criterios en la búsqueda de instrumentos de evaluación:

  • Fiabilidad: fidelidad con la mide después de demostrarlo en repetidas aplicaciones.
  • Objetividad, en tanto que es independiente de la actitud o apreciación personal del observador.  Según Martínez, E. (2002)12, una prueba objetiva ha de garantizar que su ejecución se realice con arreglo a un método, y que este pueda reproducirse posteriormente de la misma manera.
  • Validez: en tanto que mide estrictamente aquello que quiere medir.
  • Sensibilización:  respecto a la captación de posibles variaciones en el resultado.
  • Economía: tanto desde el punto de vista monetario como temporal.
  • Seguridad: evaluación inicial previa a los test para conocer el estado actual así como el historial de salud de los alumnos para una puesta en práctica segura. Una evaluación inicial de salud debe identificar a aquellos participantes que se encuentran en situación de riesgo. Cuando dicha evaluación médica no está disponible, se recomienda que los padres o tutores del alumno completen, al menos, un cuestionario de participación previo a las clases de EF o los test de evaluación. Un posible ejemplo de este tipo de cuestionarios es el “Physical Activity Readiness Questionnaire” (PAR-Q). En cualquier caso, es importante estar alerta de cualquier síntoma subjetivo que pueda aparecer durante la aplicación de los test, tales como palidez de la piel, mareos, desmayos y disnea. La evaluación debe ser interrumpida inmediatamente ante cualquier síntoma o problema.
  • Fácil aplicación: a un gran número de personas simultáneamente.

Los Procedimientos de evaluación son el conjunto de estrategias y técnicas de obtención de información, como por ejemplo, la observación sistemática, el registro anecdótico o el intercambio oral.

Los Instrumentos de evaluación son los recursos por medio de los que registramos el proceso de desarrollo físico-motriz del alumno, como por ejemplo, las listas de observación y control, las escalas de desarrollo, test y baterías de pruebas físicas, etc.

Un ejemplo clarificador es el test de Cooper como el instrumento que mide la capacidad de resistencia del alumno, pero el procedimiento de evaluación se fundamenta en la observación sistemática y en el registro tanto objetivo (dato numérico ofrecido por el propio test) como subjetivo de la acción del alumno (p.ej., el esfuerzo y la superación).

Hemos de clarificar que un test es una prueba encaminada a medir una característica precisa de un individuo, procediendo a su comparación con unos resultados medios. Determinan la eficacia de un sujeto en un aspecto determinado, como por ejemplo, el test de Course-Navette, dirigido a medir la potencia aeróbica máxima. Por otro lado, una batería es un conjunto de tests o pruebas que se complementan entre ellas y que tienen como función evaluar uno o varios aspectos del individuo, por ejemplo la batería Eurofit.

¿ Cómo evaluar el desarrollo motor?

La propuesta didáctica que se muestra a continuación es fruto de seleccionar contenidos de la Batería Alpha Fitness, tanto de la versión para niños y adolescentes como para adultos13-14, del trabajo de Martínez, E. (2012)12 sobre pruebas de aptitud física y de la aportación personal.

El realizar una evaluación del desarrollo motor bien fundamentada implica otra serie de beneficios adicionales tales como el conocimiento sobre nuevo material, el aprender o afianzar la utilidad y puesta en práctica del calentamiento y la vuelta a la calma, dosificar en los esfuerzos, etc.

Aunque no siempre es posible, a los alumnos le damos una serie de recomendaciones antes de llevar a cabo las evaluaciones:

  • abstenerse de realizar ejercicio intenso durante las 48 h previas a los test.
  • vestir ropa deportiva cómoda y zapatos adecuados.
  • ánimo y motivación

Por otro lado, no hay que olvidar que la evaluación del desarrollo motor implica el desarrollo evolutivo, el desarrollo sexual (Tanner), los trastornos musculo esqueléticos (escoliosis, pies planos, piernas en varo o en valgo…), trastornos alimenticios y hábitos nutricionales (obesidad, anorexia, saltarse comidas…) y otros aspectos que como profesionales hemos de incluir y no dejar escapar en caso de detectar anomalías.

Composición corporal

  • Perímetro de la cintura: estimar la cantidad de tejido adiposo visceral, situado mayormente en el tronco medio.

Relación con la salud: la circunferencia de la cintura (cm) está relacionado con el riesgo cardiovascular.

desarrollo motor 2
Imagen 2. Perímetro de la cintura: Fuente: Sunni, J; Husu, P; Rinne, M14.

 

Capacidad motora

  • One-leg stand: evaluar el control postural mientras el área de apoyo es reducida.

Relación con la salud: caídas, causadas por un pobre control postural y que conducen a fracturas osteoporóticas, son uno de los mayores problemas de salud entre las personas mayores. Las personas de mediana edad con dolor de espalda frecuentemente tienen alterado el control postural.

Resultado: el resultado del test es el mayor tiempo en segundos que la persona mantiene la posición correcta del test (0-60 s).

desarrollo motor 3
Imagen 3. Fuente: Sunni, J; Husu, P; Rinne, M14.

 

  • Figure-of-eight run: evaluar la agilidad y potencia muscular de las extremidades inferiores.

Relación con la salud: caídas, causadas por pobre control postural y que conducen a fracturas osteoporóticas, son uno de los mayores problemas de salud entre las personas mayores.

Desarrollo motor 4
Imagen 4. Carrera haciendo un 8. Fuente: Sunni, J; Husu, P; Rinne, M14.

 

Ejecución: el alumno realiza un recorrido describiendo la figura de un 8 en una distancia total de 20 metros. El circuito es marcado con dos conos colocados 10 metros separados con la línea de salida/llegada junto a uno de los conos.

  • Velocidad agilidad 4 x 10 m: velocidad de movimiento, agilidad y coordinación.

Relación con la salud: mejoras en la velocidad/agilidad parecen tener un efecto positivo sobre la salud de los huesos.

 

Desarrollo motor 5
Imagen 5. Velocidad agilidad 4 x 10 m. Fuente: Batería ALPHA-Fitness13.

 

Ejecución: test de correr y girar a la máxima velocidad (4×10 m). Dos líneas paralelas se dibujarán en el suelo (con cintas) a 10 metros de distancia. En la línea de salida hay una esponja (B) y en la línea opuesta hay dos esponjas (A,C).

Cuando se indique la salida, el alumno (sin esponja) correrá lo más rápido posible a la otra línea y volverá a la línea de salida con la esponja (A), cruzando ambas líneas con los dos pies. La esponja (A) se cambiará por la esponja B en la línea de salida. Luego, irá corriendo lo más rápido posible a la línea opuesta, cambiará la esponja B por la esponja C y volverá corriendo a la línea de salida.

Capacidad músculo esquelética.

  •  Test sentarse y levantarse

Para la valoración de la fuerza de las extremidades inferiores en las personas mayores la principal prueba diseñada es la de “Sentarse y Levantarse de una silla con los brazos cruzados sobre el pecho. A la hora de cuantificar el resultado se proponen dos variantes:

  1. Medir el tiempo que tarda en sentarse y levantarse 5 o 10 veces.
  2. Medir el número de repeticiones que hace en 30 segundos.

Relación con la salud: menor riesgo de caídas, coordinación y control postural, detección de los declives normales relacionados con la edad.

Imagen 6. Test sentarse y levantarse. Fuente: García, H. (2012)15.
  • Hand grip (fuerza de prensión manual, kg): Fuerza máxima del tren superior mediante fuerza de agarre estática.

Relación con la salud: una fuerza de agarre suficiente es requerida para realizar muchas funciones cotidianas y tareas tales como abrir latas y botellas, tirar de enchufes o usar pasamanos. También refleja una fuerza muscular general y predice dificultades de movimiento.

desarrollo motor 7
Imagen 7. Hand grip. Fuente: Sunni, J; Husu, P; Rinne, M14.

 

  • Salto de longitud a pies juntos (cm): fuerza explosiva del tren inferior.

Relación con la salud: la fuerza muscular está inversamente asociada con factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, dolor de espalda y con la densidad y contenido mineral óseo. Mejoras de la fuerza muscular de la infancia a la adolescencia se asocian inversamente con los cambios en la adiposidad total.

desarrollo motor 8
Imagen 8. Salto de longitud a pies juntos. Fuente: Martínez, E. (2002)12.

 

  • Shoulder-neck mobility: evaluar la movilidad funcional de la región hombro cuello.

Relación con la salud: restricciones en la movilidad de hombro-cuello limitan la habilidad de realizar tareas diarias entre adultos mayores. Personas de mediana edad con dolor de hombro-cuello frecuentemente tienen restricciones en la movilidad sagital de espina torácica cervical baja y alta.

desarrollo motor 9
Imagen 9. Shoulder-neck mobility. Fuente: Sunni, J; Husu, P; Rinne,M.14.
  • Jump and reach: evaluar la potencia extensora de las piernas.

Relación con la salud: la potencia y fuerza muscular de las piernas son importantes factores fisiológicos para la función de movilidad.

desarrollo motor 10
Imagen 10. Jump and reach. Fuente: Sunni, J; Husu, P; Rinne, M.14.

  • Modified push up: evaluar la capacidad de resistencia de corta duración de los músculos de la extremidad superior y la habilidad de estabilizar el tronco.

Relación con la salud: suficiente fuerza muscular de la extremidad superior es necesaria para la independencia funcional, especialmente a mayores edades. La habilidad de estabilizar el tronco es uno de los factores relacionados al control motor de los músculos del tronco, siendo es frecuentemente alterado en personas con dolor de espalda.

desarrollo motor 11
Imagen 11. Modified push up. Fuente: Sunni, J; Husu, P; Rinne, M.14.

Ejecución: el alumno se tumba boca abajo sobre la colchoneta, y empieza el ciclo de las flexiones de brazo entrelazando las manos detrás de la espalda; este es seguido por una flexión de brazos normal con piernas estiradas y con codos completamente estirados en la posición de “arriba”, en orden que el alumno puede tocar cualquiera de sus manos con la otra mano. Se termina el ciclo en posición prono.

  • Dynamic sit-up: evaluar la fuerza dinámica de la musculatura abdominal y de los flexores de cadera.

Relación con la salud: importancia de la fuerza de los músculos del tronco como un factor que afecta al control motor del tronco. Está frecuentemente alterado en personas con dolor de espalda.

En la imagen se muestran los 3 niveles diferentes del test según la posición de las manos. El resultado es el número de sit-ups (0-15) realizadas correctamente.

desarrollo motor 12
Imagen 12. Dynamic sit-up. Fuente: Sunni, J; Husu, P; Rinne, M.14.
  • 2 km walk test: evaluar el consumo máximo de oxígeno (VO2max) y la capacidad de caminar ligero.

Relación con la salud: la capacidad aeróbica es un buen indicador de salud. Una pobre capacidad aeróbica incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares y metabólicas. El tiempo de caminata predice dificultades de movilidad.

desarrollo motor 13
Imagen 13. 2 Km walk test. Fuente: Sunni, J; Husu, P; Rinne, M14.
  • Test de ida y vuelta de 20 metros (Course Navette o test de Luc Legger): evaluar el fitness cardiorespiratorio, capacidad aeróbica, en este caso la potencia aeróbica máxima.

Relación con la salud: niveles altos de capacidad aeróbica durante la niñez y la adolescencia están asociados con una salud cardiovascular actual y futura mas saludable.

desarrollo motor 14
Imagen 14. Test de ida y vuelta de 20 metros. Fuente: Martínez, E. (2002)12.

Este test consiste en ir y volver corriendo una distancia de 20 metros. La velocidad será controlada por medio de un reproductor de audio que emite sonidos a intervalos regulares. Hay que adecuar el  ritmo al sonido con el fin de estar en uno de los extremos de la pista de 20 metros cuando el reproductor emita un sonido.

Al principio, la velocidad será baja, pero se incrementará lentamente y de manera constante cada minuto. Su objetivo en la prueba será seguir el ritmo marcado el mayor tiempo que le sea posible. Por lo tanto, deberá detenerse cuando ya no pueda mantener el ritmo establecido o se sienta incapaz de completar el período de un minuto. Recordará el último número anunciado por el reproductor cuando se detenga, pues este será la puntuación.

Conclusiones

  •  El estudio del desarrollo motor permite la compresión de cómo los seres humanos desde el nacimiento hasta la muerte evolucionan y cambian, de cómo emergen sus competencias motrices y de los factores que las afectan.
  • Para la E.F. el estudio del desarrollo motor tiene por objeto la descripción, explicación y optimización de las competencias motrices a lo largo del ciclo vital humano.
  • El desarrollo motor depende de muchos factores, entre ellos los aspectos cuantitativos y cualitativos del movimiento humano.
  • Las clases de Educación física se deben programar en base a las características y peculiaridades del desarrollo motor.
  • La evaluación del desarrollo motor, basada en las líneas de actuación propuestas, son una herramienta pedagógica indispensable.

 Referencias bibliográficas

  1.  Ruiz Pérez, L., Linaza, J., Peñaloza, R. (2008). El estudio del desarrollo motor: entre la tradición y el futuro. Revista Fuentes; 8: 243-58.
  2. Quintero, L. (sin fecha). Desarrollo motor (en línea). Consultado el 20/04/2018 de: http://www.competenciamotriz.com/2010/01/tema7oposicionesmad-aula10.html
  3. Cervera, V., Jiménez, S., Lorenzo, A. (2013). Impacto del efecto relativo de la edad y el género en la evaluación de la condición física en alumnos de secundaria. Revista de Psicología del Deporte; 22 (2): 447-52.
  4. Baena, A; Granero, A; Ruiz, P. (2010). Procedures and instruments for the measurement and evaluation of motor development in the educations system. Journal of Sport and Health Research; 2 (29): 63-18.
  5. Blázquez, D. (1990).  Evaluar en Educación Física. Barcelona: Inde. 
  6. Ruiz Pérez (1987). Desarrollo motor y actividades físicas. Madrid: Gymnos.
  7. Loayssa, A., Pérez San Juan (2018). The effects of bilingualism on the treatment for dementia. A systematic review. Trabajo Fin de Grado.  Recuperado el 12/07/2018 de: https://riull.ull.es/xmlui/bitstream/handle/915/9138/The%20effects%20of%20bilingualism%20on%20the%20treatment%20for%20dementia.%20A%20systematic%20review..pdf?sequence=1&isAllowed=y
  8. Sasaki, H., Kasagi, F., Yamada, M. (2007). Grip Strength predicts cause-specific mortality in middle-aged and elderly persons. The American Journal of Medicine; 120 (4): 337-342.
  9. Zapata, G. (2014). Guía de orientación. Corrección postural, prevención de la inmovilidad y fomento de la actividad física en personas mayores con demencia. Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), 1ª edición, Madrid.
  10. Peydro, M., López, J., Cortés, A., Vivas, M., Garrido, J.D., Tortosa, L. (2011). Análisis cinético y cinemático del gesto “levantarse de una silla” en pacientes con lumbalgias. Rehabilitación, 45 (2): 99-105.
  11. Beguer, C., Fernández, I. (2008). Valoración funcional en personas mayores. http://www.efdeportes.com/efd127/valoracion-funcional-en-personas-mayores.htm
  12. Martínez, E. (2002). Pruebas de aptitud física (1ª edición). Barcelona: Editorial Paidotribo
  13. Batería ALPHA-Fitness: Test de campo para la evaluación de la condición física relacionada con la salud en niños y adolescentes. Manual de instrucciones. http://www.ugr.es/~cts262/ES/documents/MANUALALPHA-Fitness.pdf
  14. Suni, J., Husu, P., Rinne, M. (2009). Fitness for health: the ALPHA-FIT test battery for adults aged 18-69. European Union, UKK institute for health promotion research.
  15. García, H. (2012). Levántate siéntate, levántate siéntate. Entrenalisto.com. Recuperado el 24 de junio de 2014 de: http://www.entrenalisto.com/2012/06/levantate-sientate-levantate-sientate.html 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.