Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Condición física en árbitros de fútbol

7 julio, 2020

El objetivo de este artículo se basa en analizar la condición física en árbitros de fútbol la y pautas metodológicas para el entrenamiento de los árbitros.

condición física en árbitros de fútbol

En el presente artículo se va analizar la condición física en árbitros de fútbol. Analizaremos las demandas físicas y fisiologicas.

El fútbol es un deporte colectivo de naturaleza intermitente intermitente (1). “La competición en este deporte demanda períodos de actividad que varían en intensidad y duración, que son interrumpidos por períodos de recuperación en los que la actividad es ligera o el jugador está parado” (2).

Como consecuencia, los árbitros deben tener un nivel de condición física que les permita estar correctamente colocados y les ayude en la toma de decisiones (3). Por ello, el objetivo de este artículo se basa en analizar la condición física en árbitros de fútbol y proporcionar las demandas físicas, fisiológicas y una serie de pautas metodológicas para el entrenamiento del colectivo arbitral.

Arbitros de fútbol

Los árbitros son aquellos considerados responsables directos en la implementación de las reglas de juego mediante la aplicación de estas, que de acuerdo a las normativas establecidas por el organismo rector del fútbol a nivel mundial, las cuales en acciones propias del juego, sus fallos son calificados definitivos (4).

Por ello, el colectivo arbitral ha tomado un papel relevante dentro del mundo del fútbol ya que la actuación del colectivo arbitral es indispensable para el desarrollo de los partidos, sobre todo, porque los árbitros son los encargados de hacer cumplir la normativa establecida en cada competición (5).

Los árbitros, además de tomar decisiones durante los partidos deben interactuar con los jugadores en el terreno de juego (5). Los árbitros deben ser capaces de seguir el ritmo de juego para estar cerca de la jugada, y de esta manera, tener una mayor probabilidad de éxito en sus decisiones durante el desarrollo de los partidos (12).

Por otro lado, la condición física en árbitros de fútbol no es el único factor de rendimiento en el arbitraje, sin embargo, acreditar un alto nivel de condición física es muy recomendable para los árbitros de fútbol (5).

Por ello, independientemente de la categoría en la que arbitren, han de superar unas pruebas físicas en distintos momentos a lo largo de la temporada, cuyos resultados junto con los informes técnicos de los partidos elaborados por los Comité de Árbitros correspondientes (internacionales, nacionales, autonómicos o provinciales) les habilitan para ejercer su actividad, y en su caso, ascender o descender de categoría (5).

Condición física en árbitros de fútbol

A grandes rasgos, el perfil del árbitro de fútbol del futuro podrá ser el siguiente (6):

  1. Estado de forma óptimo para desarrollar su labor.
  2. Conocimiento y aplicación de las reglas de juego y legislación deportiva.
  3. Habilidades personales como la comunicación, el liderazgo, la seriedad, el trabajo en equipo y la constancia. Otros aspectos determinantes son la autonomía y la dedicación, ya que muchos de los árbitros aspirantes a convertirse en profesionales realizan labores de formación y gestión en sus respectivas escuelas.
  4. Conocimiento del idioma inglés.
  5. Conocimiento y uso de nuevas tecnologías.

Un análisis de las exigencias físicas y fisiológicas durante el desarrollo de la actividad arbitral puede ser relevante con el fin de conocer los requerimientos del arbitraje durante la competición (figura 1) (5).

Condición física en árbitros de fútbol 1
Figura 1. Representación esquemática del modelo de análisis de rendimiento físico de los árbitros y asistentes. Fuente: Castillo-Alvira (2017)

Demandas Físicas del colectivo arbitral

Los rendimientos físicos y la condición física en árbitros están interrelacionados con los de los jugadores durante el mismo partido, por ello, el árbitro de nivel élite está expuesto a demandas físicas similares a las que se encuentran en un futbolista en el juego, de manera que debe ser capaz de sobrellevar las condiciones de juego impuestas por los jugadores para poder controlar el comportamiento de estos y aplicar las reglas del juego durante el fútbol competitivo (7,8).

La condición física en árbitros de fútbol o la carga externa están relacionadas con la aplicación de técnicas de análisis del movimiento que han permitido identificar el supuesto descenso cuantitativo y cualitativo en el rendimiento condicional como una manifestación de la fatiga aguda sufrida por el deportista durante y después de la competición (9).

Concretamente, esta carga externa proporciona el volumen de los desplazamientos motrices durante la competición (distancias recorridas) y tipo de esfuerzo y su distribución en la competición (9). En relación a ello, se pasarán a exponer las evidencias disponibles que traten el análisis de la carga externa en árbitros principales y asistentes de fútbol.

Castillo, Cámara & Yanci (3) valoraron la carga interna-externa, y analizaron la fatiga producida en un partido de fútbol oficial (Copa del Rey) en un árbitro internacional de 41 años.

La distancia total recorrida fue de 4994 m en la primera parte y de 5227 m en la segunda. En la segunda parte, se observó un descenso de los metros recorridos de carrera a alta intensidad (951 vs. 878 m) y esprintando (394 vs. 313 m).

Castillo, Cámara y Yanci (11) describieron las respuestas físicas y fisiológicas de árbitros de campo y árbitros asistentes de fútbol durante partidos oficiales de categoría no profesional, y analizaron las diferencias existentes en esas respuestas entre la primera y la segunda parte de los partidos.

Las observaciones reflejaron que la distancia total recorrida y la distancia recorrida a distintas velocidades no sufrieron variaciones significativas entre la primera y la segunda parte.

Castillo-Alvira (5) cuantificó las respuestas físicas y fisiológicas y analizó la fatiga inducida por los partidos oficiales en árbitros de fútbol. De forma resumida, se han podido extraer los siguientes datos:

  • Los árbitros de campo recorren más distancia y registran un valor de velocidad media mayor que los árbitros asistentes durante el desarrollo de los partidos oficiales.
    • Necesidad de diseñar programas de entrenamiento específicos tanto para árbitros de campo como para árbitros asistentes con el fin de mejorar su rendimiento físico durante la competición.
  • Se observa un descenso en la capacidad de sprintar en distancias de 15 y 30 metros después del partido cuando se compara con el rendimiento registrado antes del mismo, tanto en árbitros de campo como en árbitros asistentes.
    • El descenso observado en el rendimiento de sprint podría ser considerado como un indicador de fatiga ocasionada por el partido. Sin embargo, no se encuentra una pérdida de rendimiento en la capacidad de salto vertical bilateral y unilateral.
  • Las asociaciones entre los indicadores de carga interna y externa son, en la mayoría de los casos, poco claras para los árbitros de campo y de pequeñas a moderadas para los árbitros asistentes, lo que sugiere que estos métodos de cuantificación de la carga aportan información distinta en árbitros no profesionales.
  • Los árbitros de campo y los árbitros asistentes alcanzan claramente menores valores de velocidad máxima en los partidos que en un test de sprint de 30 metros en línea recta.
  • A pesar de que los árbitros de campo alcanzan mayores valores de velocidad máxima en los partidos que los árbitros asistentes, el rendimiento en el test de esprint en línea recta no es mejor.

Por otro lado, se pueden extraer las siguientes aplicaciones prácticas en relación a la condición física en árbitros de fútbol (5):

  • Considerando que los árbitros de campo cubrieron casi el doble de distancia total y distancia a alta intensidad (>13 km·h-1), y registraron mayores valores de carga interna (p. e. sRPEres ML, sRPEmus ML, TRIMPEDW) que los árbitros asistentes, sugerimos que árbitros de campo y árbitros asistentes deberían llevar a cabo un régimen de entrenamiento distinto no solamente en relación a la prescripción del entrenamiento sino también atendiendo al volumen total de entrenamiento.
  • Los árbitros de campo y árbitros asistentes registraron un descenso en la capacidad de sprintar después de los partidos, por lo que se recomienda un entrenamiento físico adecuado para compensar dicha disminución. Por lo tanto, se recomienda a los preparadores físicos de árbitros de fútbol la inclusión de programas de entrenamiento que se centren en la mejora de la capacidad para repetir sprints, ya que se ha demostrado que estos programas pueden ser eficientes para mejorar varios componentes relacionados con el rendimiento en el partido tales como la velocidad, la potencia y la habilidad para mantener las carreras de alta intensidad y los sprints a lo largo del partido.
  • Los preparadores físicos de árbitros de fútbol deberían implementar programas específicos de entrenamiento basados en mejorar la fuerza en los músculos implicados en las acciones realizadas en el eje antero-posterior.
  • Importancia de monitorizar tanto las cargas externas como internas durante los partidos y entrenamientos con el fin de controlar el trabajo realizado y prescribir estrategias de entrenamiento adecuadas.
  • Diferenciar el RPE podría ser una estrategia útil para monitorizar la carga de los partidos y entrenamientos y programar más adecuadamente los estímulos de entrenamiento de los árbitros de fútbol.
  • Aunque la FIFA ha establecido un test de sprint en línea recta de 40 metros para valorar la capacidad de sprintar en árbitros de campo y árbitros asistentes, parece interesante valorar esta cualidad en distancias más cortas especialmente en categorías provinciales.
  • Los preparadores físicos deberían incluir entrenamiento específico basado en mejorar la capacidad de aceleración atendiendo a la condición física en árbitros de campo y a los árbitros asistentes los partidos de fútbol.

Sainz (10) estableció el perfil de condición física en árbitros y rendimiento físico en competición de los árbitros y los árbitros asistentes en el fútbol. Los resultados han proporcionado lo siguiente:

  • Los árbitros y árbitros asistentes presentan un patrón distinto de actividad durante el juego, con una marcada diferencia en las características cinemáticas de ambos roles
  • Los árbitros y, en menor medida, los árbitros asistentes experimentan una disminución del rendimiento físico en diferentes momentos de los partidos: tras períodos cortos de ejercicio intenso, en el inicio de los segundos períodos y en los minutos finales de los encuentros.
  • Las pruebas físicas empleadas por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) para la valoración de la condición física de los jueces no guardan relación con el rendimiento durante la competición.

Mallo, García y Navarro (12) examinaron el rendimiento y la condición física en árbitros y árbitros asistentes de élite durante partidos de competición oficial en dos torneos organizados por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) de distinto nivel: el Campeonato del Mundo sub-17 del año 2003 (categoría juvenil) y la Copa de las Confederaciones del año 2005 (categoría sénior o absoluta).

El principal hallazgo del presente trabajo de investigación ha sido observar que la condición física en árbitros que experimentan los árbitros y árbitros asistentes de élite están relacionadas con el nivel de los futbolistas que participan en los encuentros. Desde un punto de vista práctico, la cantidad de ejercicio realizado a una velocidad superior a los 18 km/h (sprintando) es la variable de rendimiento físico que mejor discrimina el nivel de la competición.

Concretamente, se han extraído las siguientes conclusiones (12):

  • Se ha podido observar un distinto perfil de actividad de los árbitros según la edad de los futbolistas intervinientes. Así, los árbitros empleaban una mayor cantidad de tiempo estando parados y realizando esfuerzos a una máxima intensidad en los partidos de mayor categoría. En el caso de los árbitros asistentes, éstos invertían más tiempo en esfuerzos a una baja intensidad en el arbitraje de los partidos de categoría juvenil, mientras que los esfuerzos a una media y alta intensidad aumentaban con el nivel de la competición.
  • La edad de los árbitros no influye directamente en la distancia recorrida y el número de acciones de elevada intensidad realizadas durante los encuentros; si acaso, los árbitros asistentes se verían favorecidos por el hecho de ser más jóvenes.
  • Los árbitros de élite parecen desarrollar con la edad un estilo particular de arbitraje que les lleva a aumentar los períodos de recuperación, estando parados más tiempo para ahorrar energía y así poder actuar posteriormente en períodos más prolongados a la máxima intensidad, que son las acciones que caracterizan la intervención cualitativa en el partido.

Desde el punto de vista práctico, estos datos tienen una gran importancia de cara al entrenamiento de los árbitros de élite. Esta población requiere un entrenamiento específico enfocado principalmente hacia la mejora de la capacidad para realizar ejercicio intenso de manera repetida, para poder hacer frente a los períodos de mayor demanda energética durante el juego (12).

Rebolé, Castillo, Camara y Yanci (13) describieron el rendimiento en una prueba cardiovascular realizada en laboratorio y en una de sprints repetidos, en árbitros de fútbol de alto nivel, y por otro lado, analizaron la asociación existente entre los resultados obtenidos en ambas pruebas.

Este estudio (13) muestra que la capacidad cardiovascular de árbitros de fútbol de alto nivel es similar a los resultados obtenidos por otros árbitros de ligas de alto nivel en Europa y mejor que los resultados de árbitros de mayor edad o menor nivel competitivo.

Por lo tanto, se debe tener en cuenta la influencia de estos dos factores sobre el rendimiento cardiovascular. Además, se pone de manifiesto que una mayor capacidad cardiovascular, a pesar de poder producir un efecto negativo sobre el tiempo empleado en el RSA, puede minimizar la fatiga durante los sprints repetidos.

Por esta razón, los entrenadores deberían considerar incidir en la mejora de la capacidad cardiovascular y la condición física en árbitros y complementar estos contenidos con trabajos específicos de aceleración para que esta capacidad no se vea afectada.

Demandas Fisiológicas del colectivo arbitral

Los indicadores internos nos muestran las respuestas fisiológicas del organismo a las tareas demandadas (14). Entre las variables fisiológicas mejor estudiadas en el control y cuantificación de las cargas en el fútbol se encuentra la función muscular dinámica, control neuromuscular, rendimiento salto vertical, coordinación y rendimiento técnico, marcadores de daño muscular, depleción selectiva de sustratos energéticos y concentración muscular y sanguínea de metabolitos (9).

Castillo, Cámara y Yanci (3) observaron que un árbitro internacional (41 años) durante un partido de Copa del Rey desarrolló una concentración de lactato PRE de 1 mmol/L y POST de 3,5 mmol/L. La altura del salto PRE fue de 27,3 cm y la POST de 29,4 cm. La FC media fue de 142 ppm y la máxima de 161 ppm. Por último, el RPE fue de 6/10 en la primera parte y de 7,5/10 en la segunda.

Castillo, Cámara y Yanci (11) mostraron que árbitros y asistentes desarrollaron durante varios partidos oficiales, por un lado, que la FCpico, la FCmed y el %FCmed fueron menores en la segunda parte para los AC (Árbitro de Campo) y los AA (Árbitro Asistente), y por otro lado, en la segunda parte de los partidos tanto los AC como los AA pasaron menos tiempo ejercitándose a alta intensidades (> 85% FCmax) y más tiempo ejercitándose a bajas intensidades (< 75% FCmax). Sí se observó un descenso significativo en las respuestas fisiológicas (FCpico, la FCmed, y %FCmed) en la segunda parte de los encuentros, tanto para AC como para AA. Además, tanto los AC como los AA pasaron menos tiempo a altas intensidades y más tiempo a bajas intensidades en las segundas partes de los partidos en comparación con las primeras mitades.

Castillo-Alvira (5) observaron que durante varios partidos oficiales de fútbol sucedía lo siguiente en relación a la condición física en árbitros de fútbol:

  • Los árbitros muestran un descenso en el rendimiento de salto horizontal bilateral después de la primera y la segunda parte cuando se compara con el rendimiento registrado antes del partido.
    • El arbitraje puede provocar fatiga en la musculatura implicada en el eje antero-posterior.
  • Los árbitros registran un descenso en el rendimiento de salto horizontal con la pierna derecha al final de la primera parte, pero solamente en los árbitros asistentes se observa un descenso al final del partido.
    • Este hecho podría sugerir que los árbitros asistentes pueden tener una mayor implicación durante el juego de la extremidad inferior derecha y en consecuencia una fatiga debido a que las acciones específicas y más relevantes que realizan se producen hacia su lado derecho donde se encuentra el área de penalti.
  • Diferenciar el esfuerzo percibido (dRPE) en respiratorio y muscular representa distintas dimensiones de la percepción del esfuerzo en árbitros de fútbol durante partidos de competición oficial.

Sainz (10) informó que en la condición física en árbitros hay que tener en cuenta que este colectivo tiene una FCmed (durante los partidos) de 157,3 p/min (83,36% de la FCmáx), observó una disminución (p<0.05; 0,82) entre períodos (160 vs. 155 p/min. Al mismo tiempo, los registros más altos de frecuencia cardiaca se lograban en los primeros 15 min de los encuentros. Por otro lado, los árbitros asistentes, generaron una FCmed fue de 145 p/min (77% de la FCmáx). Además, se pudo apreciar un descenso (p<0.01; 0,62) de la FCmed en los segundos 45 min en relación al primer período (147 a 143 p/min).

En relación a lo anterior, si seguimos analizando la condición física en árbitros, autores como Mallo, García y Navarro (12) percibieron en el caso de los árbitros, que la cantidad de ejercicio realizado a intensidades por encima del 85% de la FCmáx también se relaciona con el nivel de la competición.

Irigoyen et al., (7) analizaron la condición física en árbitros de fútbol de categoría nacional a través de la capacidad de aceleración, el salto vertical y la capacidad cardiovascular, y por otro lado, examinaron la existencia o no de relación entre dichas variables. En el presente estudio se observó que los árbitros tienen valores similares de aceleración, salto vertical y capacidad aeróbica que los jugadores de fútbol de distintas categorías.

Esto indica que el requerimiento energético es similar en ambas poblaciones y que el tipo de acondicionamiento físico debería ser por tanto similar. En cuanto a la manifestación de fuerza explosiva del miembro inferior durante el salto vertical, parece ser algo superior en los árbitros del presente estudio que la encontrada hasta ahora en la literatura.

Dentro de la mejora de la condición física en árbitros, si nos referimos al rendimiento aeróbico (VO2max), los resultados obtenidos en este trabajo son ligeramente superiores a los encontrados por los estudios anteriores en árbitros de fútbol obtenidos en condiciones de laboratorio.

Finalmente, se observó una alta correlación significativamente inversa entre el CMJ y el tiempo de aceleración en 15 m, así como correlaciones significativas inversas entre el IMC y la masa corporal de los árbitros con distintas variables de capacidad cardiovascular.

Yanci, Cámara y Castillo (11) analizaron el efecto de ambas partes de los partidos de fútbol en la capacidad neuromuscular de árbitros y asistentes de fútbol.

Los resultados de este estudio muestran que, tanto al final de la primera parte como al final del partido, la capacidad de salto horizontal tanto de árbitros como de asistentes se ve reducida con respecto a los valores obtenidos al inicio del partido.

A pesar de que los dos grupos recorren más distancia en las segundas partes, la frecuencia cardíaca media fue menor en las segundas mitades. Uno de los posibles motivos de este descenso en la respuesta fisiológica mostrada tanto por árbitros como por asistentes, puede ser la fatiga neuromuscular observada.

4 Claves para el entrenamiento del colectivo arbitral

A continuación analizamos 4 claves para el entrenamiento arbitral y la mejora de la condición física en árbitros de fútbol:

  1. Establecimiento de sistemas de entrenamiento específicos a las demandas que los jueces experimentan durante el juego en un intento por prevenir la aparición de fatiga o, cuanto menos, retardar el desarrollo de la misma (10).
  2. Consecución de adaptaciones en el deportista que se transformen en mejoras en el rendimiento durante la competición (10).
  3. Aplicación de estímulos de entrenamiento específicos en función de la actividad competitiva (10).
  4. Alcance de los máximos beneficios invirtiendo el mínimo tiempo en ello, es decir, optimizar al máximo la preparación de los deportistas (10).
Condición física en árbitros de fútbol 2
Figura 2. Esquematización del proceso llevado a cabo para la mejora del rendimiento en la competición de los jueves en relación a los resultados obtenidos en el análisis del juego. Fuente: Sainz (2006)

Por otro lado, y en base a la propuesta de Sainz (10), los objetivos fundamentales que deben contener los programas de entrenamiento dirigidos hacia los árbitros y árbitros asistentes son:

  • Mejorar la capacidad para realizar esfuerzos (cortos) lo más rápido posible, en definitiva, ser más rápido.
  • Incrementar la habilidad de realizar ejercicio intenso durante un período de tiempo prolongado, mejorando la recuperación entre los esfuerzos.
  • Aumentar la capacidad para realizar ejercicio intermitente de larga duración evitando la aparición de fatiga en los segundos tiempos de los partidos.
  • Optimizar los niveles de fuerza para prevenir la aparición de lesiones y evitar la involución de la flexibilidad

Bibliografía

  1. Campos, M. A. (2015). Monitorización de respuestas físicas y fisiológicas al entrenamiento y la competición en el fútbol. (Tesis Doctoral). Universidad Pablo Olavide: Sevilla.
  2. Drust, B., Atkinson, G., & Reilly, T. (2007). Future perspectives in the evaluation of the physiological demands of soccer. Sports Med, 37(9), 783-805.
  3. Castillo, D., Cámara, J., & Yanci, J. (2015). Fatiga producida y Carga que supone un Partido Oficial a un Árbitro de Fútbol Internacional. I Congreso Nacional de Preparación Física en Fútbol.
  4. Fernández, E., Da Silva, I. & Arruda, M. (2008). Perfil Antropométrico y Aptitud Física de Árbitros del Fútbol Profesional Chileno. International Journal of Morphology26(4).
  5. Castillo-Alvira, D. (2017). Cuantificación de las respuestas físicas y fisiológicas y análisis de la fatiga inducida por los partidos oficiales en árbitros de fútbol. Tesis Doctoral. Universidad del País Vasco.
  6. García Vázquez, J. V. (2017). Optimización del entrenamiento del árbitro de fútbol. Trabajo Fin de Máster. Universidad de León.
  7. Irigoyen, J. Y., Vaíllo, R. R., Domínguez, C. G., Martín, J. J. S., & Larumbe, A. L. A. (2014). Valoración y relación de las características antropométricas y la condición física en árbitros de fútbol. Revista Española de Educación Física y Deportes, (406), 15-27.
  8. Bustos-Viviescas, B. J., Acevedo-Mindiola, A. A., & Ortiz-Novoa, J. A. (2017). Consumo máximo de oxígeno, frecuencia cardíaca máxima y velocidad aeróbica máxima de árbitros colombianos de fútbol. Búsqueda4(19), 149-157.
  9. Casáis, L. (2016). Factores de Riesgo Extrínsecos. Medidas y Estrategias de Prevención. Máster en Prevención y Readaptación Físico-Deportivo en Lesiones en el Fútbol. Universidad de Castilla la Mancha y la Real Federación Española de Fútbol.
  10. Sainz, J. M. (2006). Análisis del rendimiento físico de los árbitros y árbitros asistentes durante la competición en el fútbol(Doctoral dissertation, Universidad Politécnica de Madrid).
  11. Castillo, D., Cámara, J., & Yanci, J. (2016). Análisis de las respuestas físicas y fisiológicas de árbitros y árbitros asistentes de fútbol durante partidos oficiales de Tercera División de España.[Analysis of the physical and physiological responses of field and assistant soccer referees during Spanish Third Division official matches].  Revista Internacional de Ciencias del Deporte. doi: 10.5232/ricyde12(45), 250-261.
  12. Mallo, J., García, J. M., & Navarro, E. (2009). Rendimiento físico del arbitraje de fútbol en función del nivel de la competición. Archivos de Medicina del Deporte, 335-344.
  13. Rebolé, M., Castillo, D., Cámara, J., & Yanci, J. (2016). Relación entre la capacidad cardiovascular y la capacidad de esprints repetidos en árbitros de fútbol de alto nivel. Revista Iberoamericana de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte5(3), 49-64.
  14. Casajús, J. A. (2015). Demandas fisiológicas del juego y valoración de la condición física. Máster Universitario de Preparación Física en el Fútbol. Universidad de Castilla la Mancha y la Real Federación Española de Fútbol.