Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Yoga en casa y sus beneficios para la salud

19 abril, 2020

Analizamos 8 beneficios del yoga en casa y os mostramos las conclusiones que muestran los estudios científicos. Además te enseñamos 4 ejercicios de yoga para hacer en casa.

yoga en casa

El yoga en casa es una de las actividades que mayor auge tiene en esta época, debido a que es una práctica que conecta el cuerpo, la respiración y la mente. El yoga se inició hace miles de años como una práctica espiritual, pero hoy en día la mayoría de personas en occidente hace yoga en casa como ejercicio para reducir el estrés y la ansiedad.

En el presente artículo analizamos los beneficios de hacer yoga en casa respaldados por las evidencias científicas y cómo éste puede mejorar nuestro estado físico y mental.

¿Qué es el yoga?

El yoga deriva de la palabra «yuji» que significa yugo o unión. Esta disciplina nos permite una conexión total entre mente y cuerpo (1).

El yoga incorpora ejercicios de respiración, meditación y posturas diseñadas para fomentar la relajación y reducir el estrés.

Beneficios del yoga en casa

La ciencia ha demostrado que el yoga puede mejorara el nivel general del estado físico, mejorar la postura y la flexibilidad. Sin embargo, en los últimos años se le han atribuido muchos más beneficios.

A continuación repasaremos los beneficios del yoga en casa según las últimas evidencias.

El yoga en casa reduce el estrés

Realizar yoga en casa nos va a permitir aliviar nuestro estrés y promover la relajación global del organismo.

Es más, los estudios científicos han demostrado de forma fehaciente que reduce la secreción de cortisol, la principal hormona asociada al estrés (2, 3).

Otro estudio científico demostró el enorme efecto que tiene hacer yoga en casa sobre el estrés en un grupo mujeres que se sentían angustiadas emocionalmente.

Después de aplicar un programa de ejercicios de yoga en casa durante 3 meses, las mujeres tenían niveles significativamente más bajos de cortisol. Además, mostraban niveles mucho más bajos de estrés, ansiedad, fatiga y depresión (4).

En otro estudio con un grupo mayor de muestra, pudo mostrar que luego de 10 semanas practicando yoga en casa ayudaron a reducir la ansiedad y el estrés. Además, los sujetos incrementaron su calidad de vida y su salud mental (5).

«La evidencia científica respalda que el yoga mejora la calidad de vida, reduce la ansiedad, alivia el estrés y baja los niveles de cortisol en el organismo»

Alivia la ansiedad

El yoga en casa tiene el potencial de reducir los niveles de ansiedad en el organismo.

La ciencia demuestra que tras realizar ejercicios de yoga en casa en un grupo amplio de mujeres, con una frecuencia de 2 días a la semana durante 2 meses, los sujetos mostraron niveles significativamente más bajos de ansiedad comparando con un grupo control (6).

Otro estudio en donde se analizó un grupo de mujeres que tenían trastorno por estrés postraumático (caracterizado por ansiedad), se pudo observar tras 10 semanas de practica de yoga en casa tenían menor número de síntomas y el 52% de los sujetos habían eliminado por completo el trastorno por estrés postraumático (7).

«La evidencia científica muestra que el yoga puede conducir a reducir los niveles de ansiedad del organismo.»

Puede reducir la inflamación

Además de mejorar la salud mental y reducir nuestros niveles de ansiedad y estrés, el yoga en casa parece tener efectos positivos en el organismo para reducir los niveles de inflamación.

La inflamación es una respuesta del sistema inmune, pero la inflamación cuando se vuelve crónica puede contribuir al desarrollo de enfermedades proinflamatorias y patologías que afectan a nuestra salud.

Un estudio realizado en 2015 demostró en un amplio grupo de participantes que practicaron yoga durante 12 semanas redujeron notablemente los niveles inflamatorios del organismo (8).

«Ciertos estudios muestran que el yoga reduce los niveles inflamatorios del organismo y ayuda a prevenir enfermedades proinflamatorias.»

Mejora la salud del corazón

El corazón como sabemos, es uno de los órganos más importantes y debemos mantenerlo sano sin patologías.

Los estudios científicos han mostrado que hacer yoga en casa puede ayudar a mejorar la salud del corazón y reducir varios factores de riesgo relacionados con enfermedades cardiacas.

Un estudio realizado en sujetos mayores de 40 años demostró que los usuarios que practicaban yoga en casa durante un período de 5 años tenían una presión arterial más baja y controlada que aquellos que no lo hacían (9).

Los resultados indican que el yoga reduce el deterioro relacionado con la edad en las funciones cardiovasculares.

Algunas investigaciones también sugieren que la incorporación del yoga en un estilo de vida saludable podría ayudar a retrasar la progresión de la enfermedad cardíaca.

Otro estudio que es importante resaltar analizó a más de un centenar de sujetos con enfermedades cardíacas. Después de un año de entrenamiento de yoga en casa, se observó una reducción del 26% del colesterol LDL, además de controlar la progresión de ciertas patologías cardiacas en el 47% de los sujetos (10).

«El yoga parece ser una disciplina que ayuda a reducir los factores de riesgo de patologías cardiacas y mejora la salud de nuestro corazón»

Mejora la calidad de vida

El yoga en casa se está volviendo una disciplina cada vez más practicada en los hogares.

Una investigación científica realizada en más de un centenar de personas de edad avanzada demostró que mejoró significativamente la calidad de vida de los pacientes, así como el estado de ánimo y la fatiga en comparación con otros grupos control (11).

Otros estudios científicos también respaldan que en pacientes con patologías más graves, el yoga logró mejorar la calidad de vida y reducir la fatiga general del organismo (12, 13).

«Ciertos estudios demuestran mejoras significativas en la calidad de vida de los sujetos al practicar yoga»

Combate la depresión

Ciertos estudios científicos respaldan que hacer yoga en casa puede tener efectos positivos para los pacientes que sufren depresión.

Como antes anticipamos, practicar yoga en casa tiene efectos en la reducción de los niveles de cortisol, la hormona del estrés que a su vez tiene una incidencia directa en los niveles de serotonina, el neurotransmisor asociado a la depresión.

La evidencia científica muestra resultados significativos que demuestran que el yoga combate la depresión (2, 14, 15).

«La evidencia encuentra ciertos niveles de reducción en síntomas asociados a la depresión, al tener un efecto directo en la producción hormonal del organismo.»

Podría promover la calidad del sueño

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la mala calidad de sueño puede afectar notablemente en nuestra salud.

Un estudio realizado en el 2005 mostró que en pacientes de edad avanzada el yoga facilitó el descanso nocturno en los sujetos (16).

Estos resultados parecen estar relacionados con una mayor producción de melatonina, la hormona encargada de regular el descanso nocturno.

«El yoga parece mejorar la calidad del sueño, debido principalmente a sus efectos sobre la melatonina.»

Mejora la flexibilidad y equilibrio

Muchas personas recurren a realizar yoga en casa con el objetivo de mejorar la flexibilidad y el equilibrio general del cuerpo. Pero ¿qué dice la ciencia?

La evidencia nos muestra que el yoga puede mejorar la flexibilidad y el equilibrio de nuestro cuerpo ya que se muestran incrementos notables de estas capacidades en comparación con grupos controles (17, 18, 19).

Sólo media hora de yoga en casa al día podrían marca una gran diferencia para aquellas personas que busquen un incremento de la flexiblidad y el equilibrio.

«El yoga tiene efectos positivos en la mejora de la flexibilidad y e equilibrio al tener una incidencia directa en la musculatura del CORE.»

4 prácticos ejercicios de yoga en casa

A continuación os mostramos 5 ejercicios de yoga en casa para que probéis cómodamente. De igual modo se aconseja realizar entrenamientos de yoga de forma guiada con un profesional. Os queremos mostrar con esto, una parte práctica de yoga en casa.

Mountain pose (Tadasana).

A continuación os mostramos este ejercicio de yoga en casa. Es un ejercicio en el que estamos de pie y realizamos la ejecución que muestra el vídeo.

Forward Fold (Uttanasana)

Al inhalar aire debemos iniciar el movimiento levantando los brazos como muestra el vídeo. Posteriormente al exhalar debemos volver a la posición inicial.

Plank Pose (Uttihita Chaturanga Dandasana)

Esta pose de tabla trabaja los músculos del CORE entre otros y podemos ver la ejecución en el vídeo que mostramos a continuación.

Downward-Facing Dog (Adho Mukha Svanasana)

Esta es una postura que permite un estiramiento de la parte posterior de nuestro cuerpo. A continuación os mostramos la ejecución.

Conclusión

Practicar yoga en casa parece que nos reporta múltiples beneficios en nuestra salud física y mental.

Hemos definido 8 beneficios directos de practicar yoga en casa, sin embargo la evidencia científica también muestra notables mejoras en otros factores como el respiratorio, la concentración, las migrañas, la confianza en uno mismo y mejoras a nivel digestivo.

Si comenzamos a practicar yoga en casa, empezaremos a notar los múltiples beneficios que esta disciplina nos reporta para reducir el estrés, la ansiedad y la depresión.

Además, nos permitirá mejorar capacidades como la flexibilidad, el equilibrio, mejorando nuestra respiración y mejorando nuestra calidad del sueño.

Referencias bibliográficas

  1. Catherine W. (2011). Exploring the therapeutic effects of yoga and its ability to increase quality of life. Int J Yoga 4(2):49-54.
  2. Vedamurthachar, A. et al. (2006). Antidepressant efficacy and hormonal effects of Sudarshana Kriya Yoga (SKY) in alcohol dependent individuals. J Affect Disord 94(1-3): 249-53.
  3. Kishore Kumar Katuri, et al. (2016). Association of yoga practice and serum cortisol levels in chronic periodontitis patients with stress-related anxiety and depression.  J Int Soc Prev Community Dent 6(1):7-14.
  4. Michalsen A., Grossman P, et al. (2005). Rapid stress reduction and anxiolysis among distressed women as a consequence of a three-month intensive yoga program. Med Sci Monitt 11(12):555-561.
  5. Smith C., Hancook, H., Blake-Mortimer, J, Eckert K. (2007). A randomised comparative trial of yoga and relaxation to reduce stress and anxiety. Complement Ther Med 15(2):77-83.
  6. Javnbakht M., et al. (2009). Effects of yoga on depression and anxiety of women. Complement Ther Clin Pract 15(2): 102-4.
  7. Van der Kolk, BA et al. (2014). Yoga as an adjunctive treatment for posttraumatic stress disorder: a randomized controlled trial. J Clin Psychiatry 75(6): 559-65.
  8. Ambarish Vijayaraghava, et al. (2015). Effect of Yoga Practice on Levels of Inflammatory Markers After Moderate and Strenuous Exercise, J Clin Diagn Res 9(6): 8-12.
  9. Bharshankar JR. et al. (2003). Effect of yoga on cardiovascular system in subjects above 40 years. Indian J Physio Pharmacol 47(2): 202-6.
  10. Yogendra J., et al. (2004). Beneficial effects of yoga lifestyle on reversibility of ischaemic heart disease: caring heart project of International Board of Yoga. J assoc Physicians India 52:283-9.
  11. Oker BS. et al. (2006). Randomized, controlled, six-month trial of yoga in healthy seniors: effects on cognition and quality of life. Alterm Ther Health Med 12(1):40-7.
  12. Raghavendra RM. et al. (2007). Effects of an integrated yoga programme on chemotherapy-induced nausea and emesis in breast cancer patients. Eur J Cancer Care 16(6): 462-74.
  13. Carson JW et al. (2007). Yoga for women with metastatic breast cancer: results from a pilot study. j Pain Sympton Manage 33(3): 331-41.
  14. Pilkington K. et al (2005). Yoga for depression: the research evidence. J Affect Disor. 89(1-3): 13-24.
  15. Woolery A., Myers, H., Sternlieb B, Zeltzer L. (2004). A yoga intervention for young adults with elevated symptoms of depression. Alterm Ther Health Med 10(2): 60-3.
  16. Manjunath NK., Telles S. (2005). Influence of Yoga and Ayurveda on self-rated sleep in a geriatric population. Indian J med res 121(5): 683-90.
  17. M Jay Polsgrove, et al. (2016). Impact of 10-weeks of yoga practice on flexibility and balance of college athletes. Int Y Yoga 9(1): 27-34.
  18. Farinatti PT et al. (2014). Flexibility of the elderly after one-year practice of yoga and calisthenics. Int J Yoga Therap: 24: 71-7.
  19. Tiedemann A., O`Rouke, S., Sesto R., Sherrington, C. (2013). A 12-week Iyengar yoga program improved balance and mobility in older community-dwelling people: a pilot randomized controlled trial. J Gerontol A Biol Sci Med Sci 68(9): 1068-75.

 

 

Mesa redonda de expertos sobre el Fútbol en Tiempos de COVID

GRATUITO

fútbol en tiempos de covid19

🕢 19:00 (hora de Madrid - España)

📆 Martes 10 de noviembre