Implicaciones psicológicas en las lesiones

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 Votos. Puntuación media: 4,67 de 5)
Cargando…

La actividad física y el deporte suelen asociarse a aspectos relacionados con la salud a los que no estamos acostumbrados, sin embargo, también implican un elevado riesgo de lesiones para los practicantes, ya sean personas que realizan ejercicio físico de mantenimiento, jóvenes en competiciones escolares o deportistas profesionales.

En muchos ámbitos se da mucha importancia al entrenamiento físico en campo, pero y ¿el entrenamiento mental? ¿En verdad sirve? ¿Es importante en la práctica deportiva y el rendimiento? ¿En qué medida?

Estas son las principales cuestiones a las que vamos a atender en este artículo, sobre la importancia que requiere el trabajo psicológico que no se ve, que parece que no existe, y el que en muchos casos es vital para el logro de un buen rendimiento deportivo.

Dentro de la psicología deportiva, encontramos aspectos muy importantes que trataremos como es la confianza en uno mismo, el estrés y la ansiedad, la concentración y motivación. En todos los casos, en esta parte el entrenador es fundamental.

Entrenador y cuerpo técnico

El entrenador es una de las figuras más relevantes y claves en el camino de un deportista, es el que planifica la preparación del deportista para la competición, y en compañía del médico y fisioterapeuta debe de responsabilizar al deportista de la recuperación de su lesión.

Debe de desempeñar un papel activo durante todo el proceso de la recuperación e intervenir para mejorar la motivación y autoconfianza del deportista que se debilita tras su cambio de situación, de jugar a estar lesionado (3). En este caso, no es bueno lanzar falsas expectativas al deportista, ya que los mejores beneficios para él y la recuperación es que sea consciente de la realidad que debe de afrontar. (5,6)

Comunicación entrenador jugador

Aspectos psicológicos en el fútbol

El mundo del fútbol es uno de los ámbitos de mayor incidencia de lesiones en el deporte profesional, siendo uno de los deportes más afectados. Las lesiones están al orden del día y son consideradas como un aspecto totalmente negativo para los deportistas, ya que supone una disfunción del organismo que produce dolor, la interrupción o limitación de la actividad deportiva, implicando cambios en el entorno deportivo del lesionado y posibles pérdidas en cuanto a resultados deportivos colectivos. (3,4)

Aunque parece claro que las causas más frecuentes de lesiones son de tipo físico o debidas a esfuerzos extremos del deportista, no se puede menospreciar la influencia de los factores psicológicos en la vulnerabilidad a lesionarse. (1,2) En las dos últimas décadas, un montón de autores se interesaron por conciliar el tema de las lesiones y la psicología deportiva, llegando a la conclusión que el estrés en los deportistas profesionales juega un papel muy importante en su rendimiento. (1,2,3)

En el estudio de Olmedilla, García y Martínez (2006), nos fijaremos como influye los factores psicológicos en los deportistas profesionales y semiprofesionales en el rendimiento deportivo, sobre todo, en la vulnerabilidad a la lesión.

Participaron un total de 278 futbolistas, pertenecientes a 40 equipos de fútbol senior, compitiendo en Segunda División B, Tercera División y Territorial Preferente de la Federación de Fútbol de la Región de Murcia. Componían futbolistas desde 16 a 38 años, de los cuales 65 tenían ficha federativa y 212 ficha de aficionado.

Para la investigación, tres psicólogos especialistas en el mundo del deporte, acudieron a los entrenamientos y entregaron cuestionarios a los equipos retratados, pidiendo permiso a los entrenadores y explicando el plan detallado a los jugadores.

Pues bien, para analizar estas relaciones entre las variables psicológicas y las lesiones, se realizó un primer estudio que consistía en distribuir a los jugadores lesiones y no lesionados, atendiendo al criterio de haber sufrido o no una lesión; y en segundo lugar, se analizó la muestra de futbolistas lesionados.
Al obtener los resultados del primer análisis entre jugadores lesionados y no lesionados, se extrajo lo siguiente:

  • Aquellos futbolistas que NO habían sufrido ningún tipo de lesión se concentran mejor en la competición y entrenamientos que aquellos que sí han sufrido.

En cuanto al segundo análisis se dividió a los futbolistas actualmente lesionados, y por otra parte se clasificaron en 4 grupos los que habían sufrido lesiones leves, moderadas, graves, muy graves en algún tiempo anterior:

  • Los datos que obtuvieron y comparando diferentes estudios de otros autores, indican que los futbolistas lesionados que tienen un mayor nivel de autoconfianza son propensos a lesionarse más porque asumen más riesgos en las acciones competitivas.
  • De la misma manera ocurre con el mayor nivel de ansiedad y estrés. Un futbolista con elevado nivel de estrés y ansiedad competitiva, dará como resultado más índice de lesiones totales.

Causas psicológicas del deportista lesionado

Por tanto, entre las distintas causas que pueden dar lugar a la aparición de lesiones según lo que hemos visto y reflejado en el artículo son las siguientes (3,6):

  • Bajos niveles de concentración del deportista tanto en entrenamientos y partidos
  • Poco control del estrés y la ansiedad competitiva
  • Valores de autoconfianza de los deportistas abismales, asumiendo muchos riesgos. Valores normales de confianza son muy buenos, pero no tienen que ser abrumadores.
  • Ese miedo que tiene el deportista de defraudar al equipo, al entrenador y a sus más allegados, que le lleva a ir al límite.
  • El deportista se siente inferior y la lesión el permite retirarse y no hacer el ridículo
  • El deportista finge una lesione para evitar el entrenamiento
  • Desgate emocional del deportista

Todo está relacionado, debido a que niveles altos de estrés modifican la concentración del deportista reduciendo su atención e incrementando la activación muscular. Del mismo modo, algunos autores afirman que los antecedentes previos a las lesiones pueden afectar a la percepción del riesgo de futuras lesiones. En este sentido, un deportista puede experimentar más miedo, un mayor riesgo y una menor confianza para evitar o prevenir una lesión. (6,7)

Propuestas y mejoras que ayudan al deportista lesionado

A continuación, mencionaremos algunas de las propuestas y modelos que nos pueden servir para ayudar a nuestro deportista cuando están lesionados (4,5,6):

  1. Aportar conclusiones y ejemplos de futbolistas que han pasado también por una lesión y situación similar y, con éxito, continúan ejercicio deporte.
  2. Otro aspecto que puede mejorar la motivación y la autoconfianza de nuestro deportista es que participe conjuntamente con el fisioterapeuta y entrenador a decidir sobre los objetivos y los planes de su recuperación, con el fin de que el jugador no se desmotive en el proceso.
  3. Que el jugador lesionado se sienta involucrado, y hacerle partícipe de que es uno más. Intentar trabajar, a ser posible, con el entrenador y fisioterapeuta rutinas que pueda ejercitar la parte no lesionada.
  4. También estos jugadores pueden participar como “scouting” o agentes que ayudan a visualizar errores de sus compañeros durante partidos y entrenamientos, con el fin de corregirlos.
  5. El cuerpo técnico debe de intentar buscar el apoyo social de las personas que rodean al futbolista para darle ánimo.

entrenador jugador

Conclusión

La conclusión es que la percepción de los deportistas sobre los factores que inciden en la lesión deportiva resulta de gran importancia, es por ello, que una percepción ajustada a la realidad puede suponer una forma de prevención a la lesión.

El conocimiento del deportista de aquellos factores que lo hacen más vulnerable a la lesión, hará que adopte, con mayor probabilidad, una conducta preventiva dentro del desarrollo de su actividad física.

En definitiva, nos encontramos ante un tema de relevancia para la salud y el rendimiento de los deportistas. La prevención, rehabilitación y recuperación supone, además de un beneficio para los deportistas, una mejora para los clubes que, dispondrán más tiempo de sus jugadores y, por tanto, de una mayor rentabilidad en relación al esfuerzo realizado.

Bibliografía

  1. Olmedilla, A., Ortín, F.J., Ortega, E. (2004). Un análisis descriptivo de la percepción de los jugadores de fútbol respecto a los factores que pueden provocar lesiones. Revista Cuadernos de Psicología del Deporte. Vol. 4. Dol: 1578-8423
  2. Ortín, F.J., Olmedilla, A., Garcés de los Fayos, E., Hidalgo, Mª Dolores. (2008). Locus de Control y Vulnerabilidad a la lesión en fútbol semiprofesional y profesional. Revista Cuadernos de Psicología del Deporte. Vol. 8, nº 2, pp. 101-112. Dol: 1578-8423
  3. Olmedilla, A. García, C., Martínez, F. (2006). Factores psicológicos y vulnerabilidad a las lesiones deportivas: un estudio en futbolistas. Revista de Psicología del deporte. Vol. 15, nº1 pp. 37-52. Dol: 1132-239X
  4. Gálvez, A.J., Paredes, J.M. (2007). Aspectos psicológicos que influyen en el futbolista. Revista Digital EF Deportes. Nº 116.
  5. Expósito J.B. (2004). Estrategias específicas a aplicar por el entrenador en cada una de las fases de la intervención psicológica post-lesión de un deportista lesionado en deportes colectivos. Revista Digital EF Deportes. Nº 79.
  6. Reynaga, P. (2007). Implicaciones psicológicas de las lesiones deportivas. Revista Digital EF Deportes. Nº 105.
  7. Gimeno, F. (2013). Implicaciones psicosociales de las lesiones deportivas. Monografía del libro Actividad Física y Salud. Díaz de Santos: Madrid.

Deja un comentario