Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

HIFT: Condición física y Rendimiento Deportivo

7 febrero, 2021

Efectos del Entrenamiento Funcional de Alta Intensidad en la Condición Física y Rendimiento Deportivo

HIFT
Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.

En este artículo vamos a tratar los beneficios asociados al Entrenamiento Funcional de Alta Intensidad (HIFT) como nueva tendencia del acondicionamiento físico y el fitness para la mejora de la condición física y el rendimiento deportivo.

¿Qué es el HIFT?

Recientemente, el High Intensity Functional Training o Entrenamiento Funcional de Alta Intensidad ha despertado diferentes miradas por ser un paradigma novedoso del fitness dada su incorporación del entrenamiento aeróbico y de fuerza (1).

Entre sus formas mas conocidas se destaca el CrossFit® como aquella de mayor crecimiento (2), puesto que ha ido ganando participantes en diferentes países alrededor del mundo (3), en consecuencia, se podría clasificar al HIFT como un entrenamiento concurrente de alta intensidad.

Cabe mencionar que quienes no estén familiarizados con el concepto de entrenamiento concurrente aquí encuentran un post detallado sobre esto.

Su popularidad radica principalmente en que es un programa de ejercicios que tienen como objetivo aumentar la capacidad de trabajo de diferentes dominios del fitness (resistencia, fuerza, flexibilidad) por medio de ejercicios “funcionales” (4).

Por ello, estos entrenamientos de alta intensidad están diseñados para desarrollar múltiples componentes del fitness (5).

Sin embargo, mucho se suele hablar sobre que el HIFT puede ser beneficioso en los centros de acondicionamiento físico o boxes, pero antes de tomar una decisión sobre esta temática plantearemos la siguiente pregunta:

¿Estas opiniones están apoyadas en casos particulares o en documentos científicos que respalden metodológicamente el trabajo realizado?

Si bien es cierto, el HIFT es un tema reciente de investigación para los profesionales de las ciencias del deporte y la salud.

Por ello expondremos los principales beneficios que puede aportar el HIFT en la condición física y rendimiento deportivo con respecto a los documentos existentes hasta la fecha.

¿Porque el HIFT puede ser beneficioso?

La evidencia sobre la eficacia de la práctica de actividad física regular es irrefutable para la prevención primaria y secundaria de enfermedades crónicas, así como de muerte prematura (6).

Es por esto que gran parte de las directrices internacionales recomiendan como objetivo lograr 150 min/semana de actividad física de intensidad moderada a vigorosa (7).

En este caso el HIFT, es un tipo de entrenamiento que incentiva a su práctica en comparación al entrenamiento de fuerza convencional (8), del mismo modo promueve un estilo de vida activo entre sus practicantes (9).

Por ende, podría resultar en una alternativa interesante para cumplir con las directrices de actividad física moderada a vigorosa enfocadas a la salud.

En Mundo Entrenamiento te contamos en este artículo ciertos contenidos que podrían aportar significativamente a la comprensión de los efectos del HIFT.

entrenamiento HIFT

Efectos del HIFT en la Condición Física

Según Escalante (10) se sugiere que desde la Salud Pública se promuevan los programas de ejercicio físico estructurados para mejorar la condición física relacionada con la salud.

Por lo que, considerando que el HIFT “permite” mejorar diversos dominios del fitness debería posibilitar la mejora de diferentes factores como la fuerza, resistencia, entre otras, a continuación presentamos algunos estudios que nos dan luz con respecto a estas mejoras:

Brisebois et al., (11) realizaron 8 semanas de HIFT con una frecuencia de 3 sesiones semanales en sujetos sedentarios encontrando mejoras significativas en el consumo máximo de oxígeno (VO2máx) y el fitness muscular (fuerza muscular y resistencia muscular).

Mientras que, estudios llevados a cabo a mediano plazo (16 semanas) con participantes físicamente activos concluyeron que, existen mejoras del fitness cardiorrespiratorio (12), fitness muscular (12; 13), rendimiento especifico en HIFT (13).

Así mismo, un programa HIFT de 24 semanas (6 meses) realizado por Cosgrove et al., (14) permitió evidenciar incrementos en la flexibilidad, saltabilidad y fitness muscular en sujetos fisicamente activos.

Por ende, el HIFT es una propuesta interesante para mejorar la condición física en sujetos sedentarios y físicamente activos de acuerdo con los trabajos expuestos.

Efectos del HIFT en el Rendimiento Deportivo

Desde otra panorámica, para ninguno resultaría extraño que se aplicará este tipo de programas HIFT en deportistas, dado a que, existen posibles aplicaciones del HIFT para la mejora del rendimiento relacionado con la aptitud física.

Esta aplicación al ámbito deportivo se debe al apogeo del HIFT y que sus participantes altamente capacitados poseen varias ventajas fisiológicas sobre los sujetos físicamente activos (15).

De igual modo, las medidas fisiológicas de aptitud presentan relación con la capacidad de trabajo en esta modalidad (16).

Por otro lado, no es ningún secreto que para el rendimiento deportivo es necesario desarrollar múltiples componentes del fitness en un mismo programa (17).

Por ello, realizar solamente HIFT o combinarlo con el entrenamiento convencional del deporte podría optimizar las adaptaciones fisiológicas buscadas para mejorar el desempeño atlético.

Algunas investigaciones realizadas con deportistas permitieron concluir que, 8 semanas de entrenamiento HIFT de frecuencia 3 en basquetbolistas permite mejorar la altura del salto y la fuerza del tren superior (press banca) (18).

Otro estudio efectuado con corredores recreativos realizado por Carnes y Mahoney (19) durante 12 semanas identifico mejoras similares en el rendimiento de la prueba de 5 km al comparar el entrenamiento HIFT con respecto al entrenamiento polarizado.

Osipov et al., (20) evidenciaron que un año de HIFT incrementa la aptitud funcional (resistencia especial) de practicantes de artes marciales mixtas.

Por esto, el HIFT resulta en beneficios potenciales en variables relacionadas con el rendimiento en deportes de conjunto, tiempo y marca, y combate.

chico subido a anillas haciendo HIFT

Conclusiones

El Entrenamiento Funcional de Alta Intensidad es un tema relativamente nuevo de estudio a pesar de su creciente popularidad en diferentes países.

Aunque, existe cierta evidencia científica que apoya la aplicación de este tipo de entrenamiento de forma estructurada y controlada para mejorar la condición física y rendimiento deportivo en diferentes poblaciones.

Sin embargo, recomendamos su aplicación bajo el seguimiento de un profesional del ejercicio cualificado en esta modalidad de ejercicio para obtener los beneficios esperados y disminuir la posibilidad de lesiones o sobreentrenamiento.

Por otra parte, resaltar que los efectos en la condición física y rendimiento deportivo no se limitan a los expuestos en este post, puesto que, continuamente nuevos investigadores se suman a estudiar este tipo de entrenamiento y sus aportes a las ciencias del deporte y la salud.

Esperamos en un próximo post abordar recomendaciones para aplicarlo de acuerdo al tipo de deporte o capacidades físicas determinantes del rendimiento.

Referencias bibliográficas

  1. Fealy CE, Nieuwoudt S, Foucher JA, et al. (2018). Functional high-intensity exercise training ameliorates insulin resistance and cardiometabolic risk factors in type 2 diabetes. Exp Physiol, 103 (7): 985-994.
  2. Claudino JG, Gabbett TJ, Bourgeois F, et al. (2018). CrossFit Overview: Systematic Review and Meta-analysis. Sports Med Open, 4 (1): 11.
  3. Chacao M, Dominski FH, Steclan C, Fuentes AR, Rogério D. (2019). Perfil de composição corporal e de somatotipo de praticantes de Crossfit®. Revista Brasileira de Prescrição e Fisiologia do Exercício, 13 (82): 212-220. Disponible en: http://www.rbpfex.com.br/index.php/rbpfex/article/view/1661/1202
  4. Martínez-Gómez R, Valenzuela PL, Alejo LB, Gil-Cabrera J, Montalvo-Pérez A, Talavera E, Lucia A, Moral-González S, Barranco-Gil D. (2020). Physiological Predictors of Competition Performance in CrossFit Athletes. International journal of environmental research and public health17 (10), 3699.
  5. Haddock CK, Poston WS, Heinrich KM, Jahnke SA, Jitnarin N. (2016). The Benefits of High-Intensity Functional Training Fitness Programs for Military Personnel. Mil Med, 181 (11): e1508-e1514.
  6. Warburton DE, Nicol CW, Bredin SS. (2006). Health benefits of physical activity: the evidence. CMAJ : Canadian Medical Association journal = journal de l’Association medicale canadienne, 174 (6), 801–809.
  7. Warburton D, Bredin S. (2017). Health benefits of physical activity: a systematic review of current systematic reviews. Current opinion in cardiology, 32 (5): 541–556.
  8. Banaszek A, Townsend JR, Bender D, Vantrease WC, Marshall AC, Johnson KD. (2019). The Effects of Whey vs. Pea Protein on Physical Adaptations Following 8-Weeks of High-Intensity Functional Training (HIFT): A Pilot Study. Sports (Basel, Switzerland), 7 (1), 12.
  9. Box AG, Feito Y, Brown C, Heinrich KM, Petruzzello SJ. (2019). High Intensity Functional Training (HIFT) and competitions: How motives differ by length of participation. PLoS One. 14 (3).
  10. Escalante Y. (2011). Actividad física, ejercicio físico y condición física en el ámbito de la salud pública. Revista Española de Salud Pública, 85 (4), 325-328.
  11. Brisebois MF, Rigby BR, Nichols DL. (2018). Physiological and Fitness Adaptations after Eight Weeks of High-Intensity Functional Training in Physically Inactive Adults. Sports (Basel), 6 (4): 146.
  12. Greenlee TA, Greene DR, Ward NJ, et al. (2017). Effectiveness of a 16-Week High-Intensity Cardioresistance Training Program in Adults. J Strength Cond Res, 31 (9): 2528-2541.
  13. Feito Y, Hoffstetter W, Serafini P, Mangine G. (2018). Changes in body composition, bone metabolism, strength, and skill-specific performance resulting from 16-weeks of HIFT. PLoS One, 13 (6): e0198324.
  14. Cosgrove SJ, Crawford DA, Heinrich KM. (2019). Multiple Fitness Improvements Found after 6-Months of High Intensity Functional Training. Sports (Basel), 7 (9): 203.
  15. Mangine GT, Stratton MT, Almeda CG, et al. (2020). Physiological differences between advanced CrossFit athletes, recreational CrossFit participants, and physically-active adults. PLoS One, 15 (4): e0223548.
  16. Crawford DA, Drake NB, Carper MJ, DeBlauw J, Heinrich KM. (2018). Are Changes in Physical Work Capacity Induced by High-Intensity Functional Training Related to Changes in Associated Physiologic Measures?. Sports (Basel), 6 (2): 26.
  17. Falk Neto JH, Kennedy MD. (2019). The Multimodal Nature of High-Intensity Functional Training: Potential Applications to Improve Sport Performance. Sports (Basel, Switzerland), 7 (2), 33.
  18. Yüksel O, Gündüz B, Kayhan M. (2019). Effect of Crossfit Training on Jump and Strength. Journal of Education and Training Studies, 7 (1): 121-124. Disponible en: https://files.eric.ed.gov/fulltext/EJ1202023.pdf
  19. Carnes AJ, Mahoney SE. (2018). Polarized vs. High Intensity Multimodal Training in Recreational Runners. Int J Sports Physiol Perform, 1-28.
  20. Osipov A, Kudryavtsev M, Gatilov K, Zhavner T, Klimuk Y, Ponomareva E, Vapaeva A, Fedorova P, Gappel E, Karnaukhov A. (2017). The Use of Functional Training – Crossfit Methods to Improve the Level of Special Training of Athletes Who Specialize in Combat Sambo. Journal of Physical Education and Sport, 7 (3).


Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.