Frío o calor: ¿cuál es mejor para el dolor?

En este artículo aprenderás a aplicar frío o calor correctamente como tratamiento de traumatismos y lesiones musculares.

El uso de frío o calor son de los tratamientos más utilizados para aliviar molestias en las articulaciones o en los dolores musculares. El problema ocurre debido a que la mayoría de las personas no saben cuándo se deben aplicar.

Durante muchos años ha existido un debate entre profesionales acerca de cuál resulta más efectiva, si frío o calor al momento de ser utilizada como posible solución a dolores recientes o persistentes. Si también te surge esta duda, conoce qué dice la ciencia al respecto.

Un estudio reciente de la Universidad Técnica de Ambato concluyó que en la fase temprana de la tendinitis rotuliana en deportistas, las terapias de calor superficial demostraron generar mejores resultados que la aplicación de frío directa sobre la afección. Sin embargo, la termoterapia no siempre es la más favorable, su efectividad dependerá del tipo de lesión que se esté tratando.

¿Qué efectos fisiológicos produce el frío o calor?

El calor produce un aumento del flujo sanguíneo debido a su efecto vasodilatador. En cambio, el frío actúa como un vasoconstrictor. Es decir, tanto frío o calor producen un resultado completamente opuesto entre sí.

Para lograr diferenciar de manera más sencilla e intuitiva si se debe aplicar frío o calor en una lesión, es aconsejable tener en cuenta cómo actúan estos dos agentes externos en el cuerpo. También existen casos específicos en los que se ha obtenido una respuesta positiva en la recuperación alternando el frío y el calor.

¿Cuándo usar frío ante una lesión?

Si el dolor es reciente, se recomienda aplicar frío. Al hacer esto, lograrás que los vasos sanguíneos se cierren y obtendrás un efecto antiinflamatorio gracias al descenso de la temperatura local.

En un artículo publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, un grupo de profesionales afirmó que la aplicación de frío puede ser crucial entre las primeras 48 a 72 horas de que se haya producido la lesión.

Dos cubos de hielo

¿Cuándo usar calor ante una lesión?

Si el dolor persiste desde hace días, aplica calor. Al dilatarse los vasos sanguíneos, también se produce una mejora de la circulación y un aumento de la cantidad de sangre en la zona afectada, permitiendo que esta se oxigene y reciba los nutrientes transportados por la sangre con mayor facilidad.

El calor también es capaz de aumentar la flexibilidad de los ligamentos y los tendones, además de reducir la aparición de espasmos musculares.

Lo más recomendable es optar por el tratamiento con calor luego de que el dolor tenga más de 48 horas, aunque está contraindicado en casos donde existe un derrame articular o heridas que presentan sangrado.

¿Cómo usar la crioterapia?

Una de las maneras más comunes para aplicar el frío es por medio de bolsas con gel. Debes refrigerarla previamente el congelador y pasados unos 15 minutos, colócala en el área afectada.

ℹ Lo aconsejable es hacerlo durante 10 minutos y repetir el procedimiento al menos 3 veces al día.

También existen bolsas en las que se pueden introducir cubos de hielo y realizar el mismo proceso. Lo importante es nunca aplicar hielo directamente sobre la piel, porque se pueden ocasionar quemaduras y empeorar el dolor.

¿Cómo usar la termoterapia?

La aplicación de calor se hace por muchos medios incluso más actualizados que en el caso del frío. Los fisioterapeutas suelen contar en sus consultorios con implementos para realizar las terapias por medio del uso de:

  • Mantas eléctricas.
  • Baños termales.
  • Ultrasonido.
  • Lámparas de calor.
  • Vapor de agua.
  • Aire caliente.

Pese a esto, si deseas hacerlo directamente en tu casa, estas son algunas de las alternativas por las que puedes optar:

  • Toma una ducha caliente y permite que el agua caiga sobre la zona adolorida
  • Llena un saco de legumbres, déjalo calentar en el microondas durante un minuto y colócatelo.
  • Si deseas usar calor húmedo, calienta agua y moja un paño que podrás utilizar para aliviar las molestias.

En estos 2 últimos casos no se puede mantener un calor constante. Por eso, cuando sientas que ya se está perdiendo el calor, deberás repetir el procedimiento las veces que consideres necesarias.

Frío o calor para el dolor

Cuando se trata de termoterapia, se aconseja aplicar calor durante 20 minutos. La temperatura nunca debe ser mayor a 58 °C, que es el límite de sensibilidad cutánea.

Tanto frío o calor tienen buenos resultados

Estas terapias, tanto el frío o calor pueden tener efectos muy beneficiosos al momento de tratar diferentes dolencias.

Lo que garantizará la efectividad del frío o calor será saber determinar cuándo elegir entre frío o calor y nunca excederse en el tiempo y temperatura.

ℹ Gran parte de las lesiones ocurren por no realizar un calentamiento previo al entrenamiento para acondicionar el cuerpo. Dedicar unos minutos a esta sencilla acción puede ayudarte a prevenir posibles daños en los tejidos.

compresa fria

Referencias bibliográficas

  1. Arenas, M. D. A., Ramos, T. C., & Fernández-Argüelles, E. L. (2005). Utilización de la crioterapia en el ámbito deportivo. E-balonmano.com: Revista de Ciencias del Deporte, 1(1), 17-23.
  2. Biblioteca Nacional de Medicina (EE. UU.). (s/f). Espasmos o dolor cervical – cuidados personales – frío o calor. Medlineplus.gov.
  3. Díaz Guevara, P. H. (2019). Efectividad de la aplicación de frio vs. calor superficial en la fase temprana de la tendinitis rotuliana en deportistas amateur (frío o calor).
  4. Espinoza, H. G., Bustamante, I. L., & Pérez, S. M. (2010). Revisión sistemática sobre el efecto analgésico de la crioterapia en el manejo del dolor de origen músculo esquelético. Revista de la sociedad española del dolor, 17(5), 242-252.
  5. Fernández-Argüelles, E. L., Ramos, T. C., & Arenas, M. D. A. (2006). Utilización de la termoterapia en el ámbito deportivo. E-balonmano. com: Revista de Ciencias del Deporte, 2(1), 29-36.

Autor: Héctor Nossa | Página del escritor

imagen del autor del artículo

BIO: Licenciado en Fisioterapia por la Universidad Arturo Michelena. Especializado en rehabilitación y readaptación deportiva.

Directrices Editoriales | Fisioterapeuta Mundo Entrenamiento SL | Contacto

✅ El artículo ha sido verificado para garantizar la mayor rigurosidad posible (el artículo incluye enlaces a estudios científicos de revistas de impacto o bases de datos como Pubmed). Todo el contenido de nuestra revista online se ha revisado por profesionales altamente cualificados. Si consideras que nuestro contenido está desactualizado, puedes contactarnos en revision@mundoentrenamiento.com

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Mundo Entrenamiento SL
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Consentimiento expreso del usuario a través de la selección de la casilla check de envío del formulario. Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Proveedor de hosting de la web en EU, Raiola Networks SL, cuyos niveles de protección son adecuados según Comisión de la UE.
  • Derechos: Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y retirada de consentimiento de sus datos personales en la dirección de correo electrónico info@mundoentrenamiento.com
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad