Entrenamiento con Fitball

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
0
fitball

En Mundo Entrenamiento, siempre nos preocupamos por conseguir que nuestros contenidos sean tratamos con el mayor rigor científico posible y, a su vez, que su lectura sea accesible y amena para todos los lectores. Uno de los ámbitos que venimos desarrollando de un tiempo a esta parte es el de someter a análisis a los diversos elementos que pueden ser utilizados en una sesión de entrenamiento, tanto si esta es de rendimiento deportivo, de rehabilitación, etc. Por ejemplo, ya analizamos las Kettlebells, el Foam Roller, las plataformas inestables, etc. En este artículo, y siguiendo con esta tendencia, someteremos a revisión lo que dice la ciencia sobre el entrenamiento con Fitball.

Entrenamiento con Fitball ¿qué dice la ciencia?

Si nos centramos en la modalidad de rendimiento deportivo, el entrenamiento con Fitball demostró que mejora de una manera notable la condición física de una persona incrementando su flexibilidad, el equilibrio dinámico y estático, su fuerza resistencia y una notable mejora en su sistema cardio-vascular (7, 13). Con respecto a la mejora del equilibrio, la investigación de Dunn et al. (2) no encontró tal mejora en sus sujetos de estudio, si bien las mejoras significativas sí que fueron hayadas en el centro de control de la gravedad de los sujetos. Emplear el entrenamiento con Fitball para realizar abdominales, no provoca una mayor actividad del músculo recto del abdomen superior e inferior ni del  recto del abdomen frente a realizar los ejercicios troncales tradicionales; además su uso conlleva una mayor participación de los flexores de la cadera, una característica indeseable en los ejercicios abdominales (5). A pesar de los resultados de esta investigación, el entrenamiento con Fitball suele ser recomendado para trabajar los abdominales (18).

Seleccion de fitball

En el ámbito de la rehabilitación deportiva, la investigación de Pappas et al. (11) demostró que utilizar el entrenamiento con Fitball integrado en el método de trabajo Pilates puede reducir el dolor y mejorar la funcionabilidad de las personas con dolor lumbar crónico, en comparación con no llevar a cabo ninguna intervención. Además, en este ámbito, se comprobó que se maximizan los resultados con los pacientes mediante la combinación de entrenamientos de equilibrio con ejercicios estáticos para, con el paso de las sesiones, convertirlos en ejercicios dinámicos (1). El entrenamiento con Fitball también se pueden emplear en las sesiones de rehabilitación de lesiones en las extremidades inferiores (8).

El entrenamiento con Fitball se puede combinar con pesas libres para mejorar la fuerza y la definición muscular, así como para tonificar los músculos y trabajar la zona core de nuestro cuerpo (14, 16,  19, 20). Y, como ya mencionamos anteriormente, para entrenar y mejorar la capacidad aeróbica de los sujetos (15) y el trabajo de la zona core aplicada a otros deportes como el ciclismo (6). Con respecto a qué sujetos pueden realizar un entrenamiento con Fitball, sí este entrenamiento está supervisado por un profesional del ámbito no existen restricciones de edad, pudiendo incluso ser utilizado por personas de la tercera edad (12). Otro grupo de población que se beneficia del entrenamiento con Fitball, si es llevado a cabo correctamente, son las mujeres embarazadas (3).

Conclusión

El entrenamiento con Fitball ha demostrado ser una herramienta muy útil si es utilizado de una manera segura y responsable (17); la diversidad de modelos y de programas que se pueden llevar a cabo lo convierten en una opción muy interesante en el ámbito del entrenamiento deportivo y/o de la rehabilitación (4, 9, 10).

Bibliografía

  1. Babiarz, S. (2012). Exercise in Physical Therapy. Physical Therapy Products, 23(7), 12-15.
  2. Dunn, B., Bocksnick, J., Hagen, B., Yibing, F., Xi, L., Jinzhou, Y., & Gongbing, S. (2008). Impact of Exercise on Seniors’ Motor Control Response to External Dynamics. Research In Sports Medicine, 16(1), 39-55.
  3. Fitball exercises during pregnancy. (2000). Network Magazine, 13(4), 27-30.
  4. FitBALL SoftMeds. (2006). Massage Magazine, (122), 116
  5. Hildenbrand, K., & Noble, L. (2004). Abdominal Muscle Activity While Performing Trunk-Flexion Exercises Using the Ab Roller, ABslide, FitBall, and Conventionally Performed Trunk Curls. Journal Of Athletic Training (National Athletic Trainers’ Association), 39(1), 37-43.
  6. Hutchinson, M. (2002). Hardcore: how does core body stability affect the cyclist? Over to Michael Hutchinson and his fitball. Cycling Weekly, 30-31.
  7. Ignatova, T., & Bazelkov, S. (2012). A View On The Effectiveness Of Cardio-Aerobics, Fitball Aerobics, Dance And Port De Bras.. Research In Kinesiology, 40(2), 209-213.
  8. Martin, N., & Martin, G. (2012). Injuries and training. Australian Tennis Magazine: Asia & The Pacific, 37(10), 49.
  9. New products and product news. (2003). Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy, 33(5), 298.
  10. New Products. (2006). Massage, (122), 114-116;118.
  11. Pappas, E., Panou, H., & Souglis, A. (2013). The effect of a pilates exercise programme using fitball on people suffering from chronic low-back pain in terms of pain reduction and function imrovement. Journal Of Physical Education & Sport, 13(4), 606-611.
  12. Posner-Mayer, J, Al-Shagrawi, R, Kitabatake, Y, Arao, T, Oida, Y, Kohno, H, Egawa, K, Battigelli, D, Sabbadini, G, Delbello, G, Travan, L, Hamdy, R, Beamer, J, Whalen, K, Rubin, S, Horvar, M, Meltzer, I, Benjuya, N, Kaplanski, J, & Kjaer, K (1999). Abstracts for the 5th World Congress on Physical Activity, Aging and Sports. Journal Of Aging & Physical Activity, 7(3), 251.
  13. Psalman, V. (2008). Dynamic Balance And Its Diagnostics By Using 3D Biomechanical Analysis. / DinamiČKa RavnoteŽA I Njena Dijagnostika 3D BiomehaniČKom Analizom. Facta Universitatis: Series Physical Education & Sport, 6(2), 105-113.
  14. Rehabilitation & Fitness Equipment. (2008). Physical Therapy Products, 19(4), 32-33.
  15. Saykina, E. (2004). Fitball-Aerobics And Classification Of Its Exercises. Teoria I Praktika Fiziceskoj Kul’tury, (7), 43-46.
  16. Strength Training & Cardio. (2008). Training & Conditioning, 18(8), 52-57.
  17. Westlake, L. (1997). Fitball. Network Magazine, 10(2), 34-35;37.
  18. Westlake, L. (1998). Abdominal training on the fitball: use the fitball to maximise abdominal training. Network Magazine, 11(3), 58-60.
  19. Westlake, L., & Smith, B. (1999). The all round workout: fitball workout.
  20. Westlake, L., & Crockett, B. (2001). Hard core strength: fitball total body conditioning.

Deja un comentario