Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Infiltración articular: 7 aspectos a tener en cuenta

27 diciembre, 2020

Una infiltración articular es un procedimiento invasivo de mucha precisión, con un objetivo claro y con riesgo a sufrir complicaciones.

Infiltración articular
Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.

Comenzaremos por explicar la técnica que está detrás de la infiltración articular y en qué articulaciones se realiza.

Explicaremos los usos de la infiltración articular, los fármacos más utilizados, su durabilidad y las recomendaciones después de la intervención.

Finalmente se muestran las contraindicaciones y los efectos secundarios que se deben tener en cuenta incluyendo también los ocasionados por el uso de corticoides y el ácido hialurónico.

¿Qué es una infiltración articular?

Este procedimiento se realiza a través de una técnica llamada Artrocentesis, que consiste en realizar una punción en la articulación a tratar (1).

3 situaciones en la que se emplea la infiltración articular

  1. Para extraer el líquido sinovial de la articulación para su estudio o evacuación (1).
  2. Para la administración de fármacos como parte del tratamiento local de las articulaciones periféricas con inyecciones/infiltraciones intra-articulares (IA) (1).
  3. Para la administración de fármacos como parte del tratamiento local de las estructuras de partes blandas del sistema osteomioarticular (SOMA): vainas tendinosas (tendones) o bursas (1). A este tipo de administración se le llama infiltraciones peri-articulares (IPA).

Gracias a los avances tecnológicos esta técnica ya no se suele realizar a ciegas, sino que en la actualidad los profesionales se ayudan de las herramientas de imagen tales como (1):

  • Resonancia Magnética Nuclear (RMN)
  • Tomografía axial computarizada (TAC)
  • Fluoroscopia y ultrasonidos: en articulaciones de difícil acceso (la cadera)
  • Ecografía: permite una visión en tiempo real. Es la que más se utiliza.

Esta técnica se realiza en articulaciones sinoviales, es decir, aquellas articulaciones en las que no hay contacto directo entre las dos estructuras óseas, como son : la rodilla, la cadera, la muñeca, el codo, el hombro, la carpometacarpiana del pulgar, etc.

Artrocentesis técnica para realizar la infiltración articular

Elementos característicos de una articulación sinovial

  • Una capa de cartílago hialino que cubre las superficies articulares de los elementos esqueléticos.
  • Una capsula articular formada por: una  membrana sinovial interna que produce el líquido sinovial y una membrana fibrosa externa. Uno de sus componentes es el ácido hialurónico
  • Estructuras adicionales (depende de la articulación):
    • Discos articulares
    • Almohadillas grasas y bursas (bolsa sinovial que se encuentra entre los huesos, tendones y/o músculos de la articulación y su función es proteger esas estructuras de las fricciones que se producen por el movimiento)
    • Tendones
    • Ligamentos
Componentes de una articulación sinovial
Imagen 2: Componentes de una articulación sinovial

¿Cuándo está indicado el uso de la infiltración articular?

Antes de proceder a realizar una infiltración articular, los profesionales buscan estrategias no invasivas para tratar la patología.

Por ejemplo: el ejercicio, la reducción de peso, la terapia manual y los fármacos para disminuir el dolor empezando por los analgésicos menores, antiinflamatorios no esteroideos (AINE), hasta los más fuertes (incluyen los opioides).

Cuando estas estrategias no mejoran la situación y el dolor y la inflamación no se controla, es cuando se decide realizar infiltración articular  (2).

Las patologías más comunes en las que se emplean las infiltraciones son (1):

  • Artropatías no inflamatorias como la osteoartritis, también llamado artrosis
  • Artropatías inflamatorias como la artritis reumatoide
  • Reumatismos de las partes blandas localizados:
  • Puntos gatillos de la fibromialgia
  • Epicondilitis y epitrocleitis
  • Dedos gatillo
  • Otros
Articulación sana, con artrosis y con artritis
Imagen 3. Comparación de una articulación sana (Normal joint) con una articulación con artrosis (Osteoarthritis) y con artritis (Rheumatoid arthritis).

¿Cómo actúa una infiltración articular?

La infiltración articular está indicada si se quiere obtener un rápido alivio de los síntomas y los signos provocados por la inflamación, con fines analgésicos o para lograr la recuperación de la movilidad de una extremidad o de un grupo de articulaciones y poder así iniciar cuanto antes un programa de rehabilitación.

Al inyectarse en la articulación consigue una concentración prolongada del fármaco en la cápsula sinovial y en el líquido sinovial, lo que produce el máximo efecto antinflamatorio local y minimiza el riesgo de sus efectos sistémicos.

Contribuye así a la rehabilitación y la prevención de la deformidad articular o las secuelas funcionales (1).

El efecto local depende de la potencia antinflamatoria del fármaco, de su solubilidad (determina el tiempo que permanece en la cápsula sinovial) y de la dosis utilizada (1).

¿Qué se inyecta en una infiltración articular?

Una de las características básicas del tratamiento a través de una infiltración articular es su carácter selectivo, con posibilidad de administrar el fármaco óptimo en el lugar donde se desarrolla el proceso patológico.

Los medicamentos más utilizados son:

  • Corticoides (CO) : el más utilizado hasta la fecha, se usan habitualmente en combinación con un anestésico local (3). Algunos ejemplos de corticoides son:
    • Cortisona
    • Hidrocortisona
    • Prednisona
  • Ácido Hialurónico (AH) : consigue aumentar las concentraciones de AH de la articulación, restaurando el papel que tiene en los tejidos articulares (lubricación, nutrición, homeostasis y absorción de carga) (3). Este procedimiento también se llama visco-suplementación.
  • Anestésicos
  • Plasma rico en plaquetas (PRP): tratamiento emergente, aún no hay evidencia suficiente para llegar a conclusiones de sus efectos secundarios o de si es mejor o no que otros fármacos. Sin embargo esta evidencia va en aumento (6).

Existe mucha variabilidad en las dosis , las combinaciones y los productos que se inyectan (2) por lo que es difícil llegar a un consenso de cuál sería el mejor tratamiento dependiendo de la patología.

Por ejemplo en el AH existen diferentes preparaciones que influyen tanto en la eficacia como en la seguridad (5) , lo mismo ocurre con las infiltraciones con CO.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MundoEntrenamiento.com (@mundo_entrenamiento)

¿Cuánto dura una infiltración articular?

La infiltración articular con AH y con CO a corto plazo (3 semanas) tienen efectos similares y positivos en el dolor y en la función.

Sin embargo, en tratamientos a largo plazo (3 meses o más), el AH parece ser más efectivo debido al menor riesgo de tener efectos secundarios (3).

La infiltración articular de CO a pesar de su utilizada su efecto sólo dura un periodo de tiempo relativamente corto lo que puede llevar a a la necesidad de inyecciones repetidas.

La suma de anestésicos locales más CO al AH proporciona un alivio más rápido y precoz (2).

¿Qué hacer después de una infiltración articular?

Tras una infiltración articular o IAP se recomienda reposo de la articulación intervenida durante 24 a 48 horas (1).

Tras ese tiempo si no han surgido complicaciones (efectos secundarios) se puede retomar las actividades diarias.

También hay que esperar 4 semanas antes de realizar una segunda infiltración y si después de 3 infiltraciones no hay mejoría no repetir otra infiltración (1).

Dolor tras una infiltración de rodilla

¿Qué contraindicaciones tienen la infiltración articular?

Existen problemas asociados a la infiltración articular. El facultativo o médico decide qué fármaco utilizar con el paciente atendiendo a sus características, para reducir el riesgo a sufrir complicaciones.

Contraindicaciones absolutas y relativas de una infiltración articular
Tabla 1: Contraindicaciones absolutas y relativas de una infiltración articular (1).

¿Cuánto tiempo de reposo después de una infiltración articular?

Después de cada infiltración articular, el paciente deberá guardar reposo entre 24 y 48 horas. Es posible que durante las primeras horas el dolor pueda aumentar levemente.

Efectos secundarios de la infiltración articular

Según Suarez Martín et al. los efectos secundarios relacionados con el procedimiento son:

  • Infección iatrogénica: las que surgen tras una intervención
  • Hemartrosis : hemorragia que se produce en la articulación causando inflamación y dolor
  • Punción accidental de nervios
  • Luxaciones articulares
  • Síncope vaso-vagal o desmayo relacionado con dolor y ansiedad

Efectos secundarios de la infiltración articular con corticoides

Según Charlesworth et al. los efectos secundarios de las infiltraciones con CO son:

  • Brotes de dolor después de la inyección
  • Reacciones locales:
    • Atrofia subcutánea o cutánea
    • Calcificación capsular periarticular
  • Infección
    • La infiltración articular antes de realizar una operación aumentan el riesgo de infección
  • Las infiltraciones recurrentes
    • Disminuyen el volumen del cartílago
    • Acelera el daño degenerativo de la articulación
  • Efectos sistémicos (si el tratamiento es recurrente)
    • Hiperglucemia transitoria
    • Calor o enrojecimiento de la piel
    • Síndrome de Cushing

Otros efectos secundarios conocidos son: Cefalea, calor, elevación de la tensión arterial en hipertensos, reacciones alérgicas, debilitamiento y ruptura de tendones, osteonecrosis… (1).

Efectos secundarios de la infiltración articular con ácido hialurónico

Según Charlesworth et al. los efectos secundarios de las infiltraciones con AH son:

  • Dolor e hinchazón transitorios en el lugar de la inyección
  • Reacciones inflamatorias agudas severas (SAIR)
  • Infecciones o reacciones pseudo sépticas

Dolor tras una infiltración de hombro

Conclusiones

  • Las infiltraciones articulares se realizan en articulaciones sinoviales (hombro, cadera, rodilla…) a través de una técnica llamada Artrocentésis. Se inyectan en la articulación fármacos (corticoides, anestésicos, ácido hialurónico…) para reducir el dolor , la inflamación y mejorar su movilidad y función.
  • Antes de proceder a infiltrar una articulación, los profesionales buscan estrategias no invasivas para tratar la patología, como por ejemplo: el ejercicio, la reducción de peso, la terapia manual y los fármacos para disminuir el dolor. Cuando estas estrategias no mejoran la situación y el dolor y la inflamación no se controla, es cuando se decide infiltrar
  • El efecto local depende de la potencia antinflamatoria del fármaco, de su solubilidad  y de la dosis utilizada.
  • A corto plazo (3 semanas) la infiltración con corticoides y con ácido hialurónico tienen un efecto similar en el dolor y en la función. A largo plazo (3 meses o más) la infiltración con ácido hialurónico es más efectivo.
  • Tras una Infiltración articular se recomienda reposo de la articulación intervenida durante 24 a 48 horas.
  • Los efectos secundarios más destacados son: dolor,  inflamación e  infecciones en la articulación, punción accidental de un nervio, luxaciones articulares y desmayos. También se debe considerar los efectos secundarios del fármaco empleado en la infiltración articular.

Bibliografía

  1. Suarez Martín, R., Reyes Pineda, Y., López Mantecón, A., Hernández Muñiz, Y., & Martínez Larrarte, J. (2016). Artrocentesis e inyecciones intra y periarticulares con corticoesteroides. Revista Cubana de Reumatología, 18(1), 45–61.
  2. Benítez Pareja, D., Benítez Pareja, P., & Torres Morera, L. . . (2016). Tratamiento farmacológico invasivo articular en la artrosis. Revista de La Sociedad Española Del Dolor, 23(2), 88–92.
  3. Fernández-Hernández, S., Brenes-Ortega, L., Chávarri-Prado, D., Fernández-González, F. J., Pérez-Pevida, E., Jiménez-Garrudo, A., & Brizuela-Velasco, A. (2017). Intraarticular Injections of Hyaluronic Acid as an Alternative to Corticosteroids in the Treatment of Osteoarthritis of the Temporomandibular Joint. Study of Systematic Review. Int. J. Odontostomat, 11(2), 157–164.
  4. Vilabril, F., Rocha-Melo, J., Gonçalves, J. V., Vilaça-Costa, J., & Brito, I. (2020). Hip osteoarthritis treatment with intra-articular injections: Hyaluronic acid versus glucocorticoid. Acta Reumatologica Portuguesa, 45(2), 127–136.
  5. Charlesworth, J., Fitzpatrick, J., Perera, N. K. P., & Orchard, J. (2019). Osteoarthritis- a systematic review of long-term safety implications for osteoarthritis of the knee. BMC Musculoskeletal Disorders, 20(1), 1–12. https://doi.org/10.1186/s12891-019-2525-0
  6. Concoff, A., Rosen, J., Fu, F., Bhandari, M., Boyer, K., Karlsson, J., Einhorn, T. A., & Schemitsch, E. (2019). A comparison of treatment effects for nonsurgical therapies and the minimum clinically important difference in knee osteoarthritis. JBJS Reviews, 7(8), 1–13. https://doi.org/10.2106/JBJS.RVW.18.00150


Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.
FORMACION GRATIS