Entrenamiento Integrado en fútbol

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (2 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Método Integrado en fútbol

El método de entrenamiento integrado se postula como un medio eficaz para combinar las diferentes esferas del rendimiento del futbolista (aspecto físico, aspecto técnico, aspecto táctico y aspecto psicológico-volitivo) en una misma tarea.

De esta manera, se desmarca totalmente de la visión clásica del entrenamiento físico descontextualizado y, también, aunque en numerosas ocasiones se confundan, se diferencia en algunos aspectos con el entrenamiento físico contextualizado.

Entrenamiento físico descontextualizado

El entrenamiento físico descontextualizado busca la mejora de las capacidades físico-condicionales de una manera aislada y sin una transferencia directa con el juego real del fútbol.

Un ejemplo sería la realización de una serie de sentadillas con el fin de mejorar la fuerza de los jugadores. De esta manera, el jugador estaría realizando un ejercicio predominantemente físico de carácter artificial, para mejorar la capacidad de producir fuerza (5).

Por tanto, el entrenador focaliza la atención solo en una de las dimensiones del rendimiento (la dimensión físico-condicional).

El entrenamiento físico descontextualizado es característico de la visión clásica, en donde para tener un buen rendimiento en el fútbol era necesario, ante todo, ser un atleta; desarrollando sesiones analíticas y empleando métodos de entrenamiento procedentes de deportes individuales, como por ejemplo el atletismo (6).

Entrenamiento físico contextualizado

El entrenamiento físico contextualizado busca la mejora de las capacidades físico-condicionales de una manera contextualizada y con una transferencia directa con el juego real del fútbol.

Por tanto, se trata de realizar movimientos específicos que los jugadores llevarán a cabo durante los partidos oficiales.

Según esta perspectiva, las exigencias del entrenamiento necesitan tener en cuenta la forma específica con la que cada jugador actúa en las diferentes situaciones inherentes al juego del fútbol, con el objetivo de optimizar su rendimiento (5).

Un ejemplo práctico contextualizado sería el entrenamiento físico por puestos específicos o, por ejemplo, la realización de un circuito técnico con el objetivo de mejorar la capacidad de poder repetir las acciones técnicas (resistencia a la fuerza rápida y resistencia a la velocidad).

Entrenamiento integrado

Al igual que el entrenamiento físico contextualizado, el método integrado busca la mejora de las capacidades físico-condicionales de una manera contextualizada y con una transferencia directa con el juego real del fútbol.

Sin embargo, se diferencia del método contextualizado en que entran en juego todas las dimensiones del rendimiento del futbolista. Es decir, al realizar una tarea de mejora de la preparación física a través del método integrado, debe entrar en juego el aspecto físico-condicional, pero también los aspectos técnicos, tácticos y psicológicos.

Desde esta perspectiva, según el Manual de Juegos con efectivos reducidos y preparación física integrada de la FIFA (6), la preparación física integrada permite integrar las cualidades físicas en situaciones de juego específicas del fútbol. Así, integrar la actividad es proponer una preparación específica del fútbol en la que, en la misma sesión, se agregan la dimensión técnica individual y la dimensión táctica, con la presencia de compañeros y adversarios y un dominante atlético.

Por tanto, esta perspectiva del entrenamiento físico, se diferencia con respecto a las dos visiones anteriores. Así, en los ejemplos propuestos como métodos de entrenamiento contextualizado, entraban en juego las dimensiones del rendimiento físico y técnico, pero no aparecía, en ningún momento, el aspecto táctico del juego.

Tal y como afirman Casamichana et al. (4), en las visiones anteriores no estaríamos entrenando al fútbol; estaríamos entrenando al deportista. Pero deporte y deportista no son lo mismo.

Juegos Reducidos

Los Juegos Reducidos (JR) se presentan como un medio óptimo de entrenamiento integrado en fútbol, ya que producen mejoras en el acondicionamiento físico y en la consolidación de las habilidades técnicas y tácticas (11).

Además, al entrar en juego todas las dimensiones del rendimiento, los Juegos Reducidos, y por tanto la preparación física integrada, permiten al entrenador o al preparador físico optimizar el tiempo de entrenamiento, tanto en la élite como en aquellos equipos que disponen de pocas sesiones de entrenamiento (4).

Capacidades físicas

Bajo esta perspectiva de entrenamiento integrado, las clásicas definiciones de las capacidades físicas más relevantes en el fútbol (fuerza, resistencia, velocidad) no tienen cabida. De este modo, las definiciones de la fuerza, la resistencia y la velocidad, también, deben adaptarse y convertirse en especificidad hacia el fútbol.

Así, para González Badillo y Gorostiaga Ayestarán (7): La fuerza útil en el ámbito deportivo es aquella que somos capaces de aplicar o manifestar a la velocidad que se realiza el gesto deportivo.

En cuanto a la velocidad, se define como la capacidad que nos permite proponer respuestas motrices rápidas y correctas (óptimas) a los diferentes estímulos y distintas necesidades que se suceden en el desarrollo del juego (9).

Por último, la resistencia se presenta como la capacidad bioenergética que permite soportar con el menor grado de fatiga, a lo largo de todo el tiempo real de competición, la acumulación de los diferentes esfuerzos intermitentes, con y sin balón, requeridos por la acción de juego (2). Por tanto, bajo esta perspectiva, la resistencia específica de juego se compone de la resistencia de ejecución y de la resistencia perceptiva-decisional.

Periodización Táctica

La Periodización Táctica se presenta como una metodología que promueve y lleva a cabo la preparación física integrada.

Tal y como afirma Barahona (1): La Periodización Táctica considera los elementos globales (un modelo de juego pretendido) y los singulares y concretos (Principios, Sub-Principios, Sub-subprincipios) en un proceso de entrenamiento en especificidad, realidad en la cual se construyen relaciones e interacciones de organización colectiva.

Por tanto, la Periodización parte del Supraprincipio de la Dimensión Táctica, mediante el cual la Dimensión Táctica debe asumir la coordinación de todo el proceso operacional del entrenamiento. De esta manera, el resto de dimensiones (entre las que está la dimensión físico-condicional) están subordinadas o condicionadas en base a la dimensión táctica (1,3,8,10).

De esta manera, la dimensión táctica (el modelo de juego pretendido por el entrenador) modula al resto de dimensiones (tal y como sucede en los partidos). Gracias a ello, todas las dimensiones del rendimiento se manifiestan de manera específica en el entrenamiento.

Carga de entrenamiento integrado

A primera vista, en el entrenamiento integrado, controlar la carga de entrenamiento puede resultar difícil.

Sin embargo, todos los equipos de élite pueden cuantificar la carga de entrenamiento, tanto interna como externa, a través de numerosos aparatos frecuentes en la actualidad (como pueden ser los dispositivos GPS o los medidores de Frecuencia Cardíaca).

Por otro lado, en la actualidad, se recomienda sustituir, en la medida de lo posible, los métodos de cuantificación de la carga por métodos de cualificación (2,9).

Como método alternativo, sobre todo para equipos con pocos recursos, aparecen las Unidades Arbitrarias (UA) como medio de programación y evaluación de una sesión de preparación física integrada (6). Este tipo de unidades se calculan a través de la multiplicación de la percepción del esfuerzo (RPE) por el tiempo de esfuerzo en minutos (RPE x T de esfuerzo (min) = UA).

La percepción del esfuerzo (RPE) es un método de control de la carga de entrenamiento efectuado por los jugadores, al final de la sesión de entrenamiento, a través de 15 niveles de esfuerzo (desde 6, ningún esfuerzo, hasta 20, esfuerzo máximo).

Escala RPE (6)
Escala RPE (6)

Siguiendo este método de programación de la carga, La suma de las cargas de entrenamiento semanales debe ser de 3200 a 4000 UA sin contar partidos.

Conclusiones

El entrenamiento integrado busca la mayor especificidad del entrenamiento de todas las dimensiones del rendimiento (entre las cuales se encuentra la dimensión física) para encontrar una mayor transferencia hacia el juego real, que se desarrolla durante los partidos.

Con respecto a los entrenamientos descontextualizados y contextualizados, se presenta una contraposición de paradigma cartesiano vs paradigma sistémico en fútbol (3).

Bibliografía

  1. Barahona, E. (2015). La Periodización Táctica. Instituto Nacional de Fútbol, Deporte y Actividad Física de Chile.
  2. Beade Feal, Francisco (2006). Aplicaciones Prácticas desde la preparación física. Editorial MCSports.
  3. Bertasso-Tobar, J. (2013). Periodizaçao Tática: Explorando sua organizaçao Concepto-Metodológica. Universidade Federal do Rio Grande do Sul. Escola de Educaçao Fisica. Porto Alegre (Brasil).
  4. Casamichana, D., San Román, J., Calleja, J. & Castellano, J. (2015). Los Juegos Reducidos en el entrenamiento del fútbol. Editorial FutbolDLibro.
  5. Castelo, J. (2009). Tratado General de Fútbol. Guía Práctica de Ejercicios de Entrenamiento. Editorial Paidotribo. Badalona (España).
  6. Fédération Internationale de Football Association (2015).Manual de Juegos con efectivos reducidos y preparación física integrada.  Zúrich (Suiza).
  7. González Badillo, J.J. & Gorostiaga Ayestarán, E. (1995). Fundamentos del entrenamiento de la fuerza. Editorial INDE.
  8. Oliveira, J. G. (2015). PeriodizaÇao Tátic: Un Modelo de Treino. Faculdade de Desporto Universidade de Oporto (Portugal).
  9. Rivilla García, J. (2011). Test físico-técnico-tácticos. Wanceulen Editorial Deportiva S.L.
  10. Tamarit, X. (2007). ¿Qué es la “Periodización Táctica”? Vivenciar el <juego> para condicionar el juego. Editorial MCSports.
  11. Wein, H. (2014). Funiño: Un juego innovador para niños hasta 10 años. Editorial Escuela Penta Brasil. México D.F. (México).

Deja un comentario