Ventajas de los Juegos Reducidos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Juegos Reducidos

Los Juegos en espacio reducido o simplemente Juegos Reducidos (JR), en inglés Small-Sided Soccer Games, han adquirido en los últimos tiempos una gran importancia en el entrenamiento de fútbol, tanto en la base como en el alto rendimiento.

Estos Juegos Reducidos se tratan de situaciones motrices en las que se enfrentan 2 ó más equipos en un espacio menor al reglamentario y con un menor número de jugadores, en las que podemos modificar dimensiones del espacio, normas (como por ejemplo la utilización o no de la regla del fuera de juego o la obligación de un número determinado de contactos al balón por jugador) y número de jugadores (2).

Además, las modificaciones que se introduzcan en el ejercicio deben simplificar el deporte a realizar (en este caso el fútbol), pero también deben preservar las características específicas de dicho deporte (3).

De esta manera, al modificar las dimensiones del espacio, el número de jugadores o la introducción o no de diversas normas, simplificamos el deporte manteniendo, a su vez, sus características específicas. Por tanto, claramente los JR representan una herramienta para el entrenamiento contextualizado en fútbol, que se desmarca de los entrenamientos clásicos analíticos.

Variables de los JR
Cuadro resumen de las variables que conforman los JR

Ventajas de los Juegos Reducidos en el fútbol

–          Optimización del tiempo de entrenamiento.

Al tratarse de un medio con el cual aplicamos el entrenamiento contextualizado, entran en juego todas las dimensiones del rendimiento en el fútbol. Así, en los JR están presentes las estructuras condicional, cognitiva, coordinativa, socio-afectiva, emotivo-volitiva y creativo-expresiva que determinan el rendimiento del futbolista (5).

De esta manera, al entrar en juego todas las dimensiones del rendimiento a través de un ejercicio que se caracteriza por su especificidad, optimizamos nuestro poco tiempo disponible para el entrenamiento. Se trata, por tanto, de desarrollar un entrenamiento eficiente.

–          Introducción en el entrenamiento del denominado “fútbol de calle”.

Esta ventaja tiene una mayor relación con el fútbol base. En la actualidad, los niños no salen a jugar a las calles y parques con su balón con tanta asiduidad como sucedía antaño. Por ello, estamos perdiendo en cierto modo este “fútbol de calle” que ha tenido una gran importancia en la creación de las estrellas actuales de fútbol.

En definitiva, el “fútbol de calle” ha tenido una importancia significativa en el desarrollo de la creatividad, y de la técnica y táctica contextualizada y adaptativa, de muchos jugadores que han llegado a integrar los grandes clubes de élite (6).

–          Mayor motivación de los jugadores.

En este tipo de entrenamiento, los jugadores desarrollan el “placer por jugar”. Esto, en gran medida, se debe a que tocan el balón con mayor frecuencia, tienen la posibilidad de marcar goles con mayor asiduidad (aspecto más motivador del juego), se producen más situaciones de uno contra uno y juegan con una mayor libertad pudiendo desarrollar su creatividad (7).

–          Mejora de la toma de decisiones.

Como ya se ha mencionado con anterioridad, los JR permiten el desarrollo de la técnica de una manera adaptativa y contextualizada.

Esta mejora técnica se produce, sobre todo, en los procesos de percepción y de decisión, más que en los procesos de ejecución. Por ello, los futbolistas durante los JR mejoran la toma de decisiones y reducen el porcentaje de error en algunos aspectos técnicos, como pueden ser los pases.

Siguiendo con esta línea, desarrollaremos en nuestros jugadores la denominada “inteligencia de juego”, Para Wein (7), la inteligencia de juego significa que el futbolista consulta o resuelve la situación en su cerebro antes de actuar en el campo. Por tanto, es capaz de analizar la situación de juego y anticiparse a la futura acción, de manera que será más eficaz en su decisión.

Durante los JR, los jugadores toman más decisiones que durante un partido normal y prestan más atención a los estímulos externos, ya que se incrementa la concentración porque el balón no se encuentra lejos (7).

–          Mejora de aspectos tácticos.

Por un lado, durante la base, los JR favorecen en gran medida la adquisición de determinados conceptos tácticos fundamentales para la formación de los jóvenes futbolistas.

Así, al haber un menor número de jugadores y un espacio de juego más pequeño, se pueden desarrollar de manera simplificada y comprensiva por parte de los jugadores, una serie de conceptos desarrollados por los jugadores sin balón, como pueden ser los marcajes, desmarques y apoyos. De esta manera, a través de los juegos en espacio reducido, los jugadores sabrán actuar en cada momento sin el balón, ya sea en fase ofensiva o defensiva.

Por otro lado, en el alto rendimiento, a través de los JR, los entrenadores podrán moldear en sus jugadores un determinado “Modelo de Juego”. A través, de la introducción de diversas normas o variables, el entrenador consigue que se representen en el juego, con mayor frecuencia, una serie de interacciones que conformarán el “Modelo de Juego” que el equipo evidencie y represente durante la competición (1).

Resumen de las ventajas de los Juegos Reducidos
Resumen de las ventajas de los Juegos Reducidos

Conclusiones

En definitiva, los Juegos Reducidos representan una herramienta muy interesante para la formación de los jóvenes futbolistas durante la base, y para el rendimiento de los futbolistas de equipos y clubes de alto rendimiento futbolístico.

Así, por un lado, es una herramienta que basa el proceso de enseñanza-aprendizaje a través de un modelo global, en el cual los jugadores comprenden el juego y toman decisiones de manera continuada, mejoran aspectos técnicos y tácticos de manera contextualizada y adaptativa, y aprenden a través de la diversión y el placer del juego.

Y, por otro lado, es una herramienta eficaz para el entrenamiento de futbolistas de la élite que, debido a la abundancia de partidos, carecen de tiempo para entrenar de manera individual y separada todas las dimensiones del rendimiento del futbolista. Además, es una manera eficaz de introducir en un equipo un determinado modo de jugar, un determinado “Modelo de Juego”.

Bibliografía

  1. Bertasso-Tobar, J. (2013). Periodizaçao Tática: Explorando sua organizaçao Concepto-Metodológica. Universidade Federal do Rio Grande do Sul. Escola de Educaçao Fisica. Porto Alegre (Brasil).
  2. Casamichana, D., San Román, J., Calleja, J. & Castellano, J. (2015). Los Juegos Reducidos en el entrenamiento del fútbol. Editorial FutbolDLibro.
  3. Clemente, F. M., Martins, F. M. L. & Mendes, R. S. (2013). Periodization Based on Small-Sided Soccer Games: Theoretical Considerations. Strenght and Conditioning Journal. Coimbra (Portugal).
  4. Fédération Internationale de Football Association (2015). Manual FIFA de Fútbol Base. Zúrich (Suiza).
  5. Martín, I. & Da Silva, R. (2016). La Pretemporada desde la Perspectiva Sistémica. Revista Fútbol Táctico, 87, 68-83.
  6. Tamarit, X. (2007). ¿Qué es la “Periodización Táctica”? Vivenciar el <juego> para condicionar el juego. Editorial MCSports.
  7. Wein, H. (2014). Funiño: Un juego innovador para niños hasta 10 años. Editorial Escuela Penta Brasil. México D.F. (México).

Deja un comentario