Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Tomate: mucho más que licopeno

11 agosto, 2020

El tomate es un alimento consumido a diario prácticamente en todo el mundo, por ello, juega un papel importante en la salud.

imagen destacada tomate mucho más que licopeno

El tema a tratar abordará el papel del tomate en el campo de la alimentación y la salud, por medio de una descripción básica de la planta, de su composición nutricional y de los beneficios que se le han atribuido históricamente a través de una pequeña revisión basada en la evidencia científica.

Antecedentes del tomate

En el presente apartado, analizaremos el pasado del tomate:

La planta de tomate

 El tomate es el fruto de una planta de la familia de las solanáceas. Originario del continente americano (Perú), su nombre viene del azteca tomat (Valero, T. y colaboradores, 2018)1.

Fue introducido en Europa por los conquistadores españoles. En sus inicios fue utilizada como planta ornamental y no fue hasta finales del siglo XVIII cuando comenzó a cultivarse con fines alimentarios, aumentando su consumo hasta hacerse muy popular.

La planta está totalmente cubierta por unos pelillos absorbentes especializados en tomar agua y nutrientes. Tiene hojas fuertemente aromáticas con bordes dentados.

Florece con abundancia y sus flores pequeñas y amarillas producen frutos muy coloreados, de tonos que van del amarillento al rojo, debido a la presencia de pigmentos como el licopeno y los carotenos.

Existen casi cien variedades de tomates que se clasifican según su uso (en ensaladas o para cocinar), tamaño y forma. Algunos ejemplos son los de pera, ensalada o cherry.

Composición nutricional del tomate

 El tomate está compuesto principalmente por agua y su macronutriente mayoritario son los hidratos de carbono. Entre las vitaminas cabe destacar el contenido en vitamina A, básicamente en forma de carotenoides provitamina A y vitamina C.

Entre los carotenoides no provitamina A están los licopenos cuya cantidad depende de la variedad cultivada (mucho mayor en los de tipo pera), del grado de madurez (mayor en los maduros) y del modo de cultivo y forma de maduración (superior en los cultivados al aire libre y madurados en la planta).

El tomate triturado o cocinado y su combinación con aceite, mejora la absorción del licopeno en nuestro organismo.

Tabla 1: tomate mucho más que licopeno
Tabla 1. Composición nutricional del tomate. Fuente: adaptado de Moreiras y colaboradores, 2013 (en Valero, T. y colaboradores (2018)1.

Introducción

 Navarro-González I; Periago MJ. (2016)2 sostienen que el tomate tiene un efecto protector atribuido principalmente a un componente bioactivo denominado licopeno.

Pero además de licopeno, los tomates contienen otros compuestos bioactivos tales como el ácido ascórbico, tocoferol, β-caroteno, polifenoles, fibra, o glucósidos esteroideos (la tomatina es el glucósido esteroideo mayoritario en el tomate verde que se convierte en esculeósido A durante la maduración).

Entre los beneficios del tomate se ha indicado su actividad antioxidante, la disminución del riesgo de padecer cáncer de próstata, la inhibición de la actividad transcripcional de estrógenos (mecanismo que reduce la carcinogénesis), así como una asociación inversa entre el contenido de licopeno en plasma y el Índice de Masa Corporal.

También se le atribuye una función de protección contra la sarcopenia, protección de la piel frente a daños de la radiación solar, la posible reducción del riesgo de osteoporosis, o que puede prevenir o retrasar la aparición de esclerosis lateral amiotrófica.

Adicionalmente, se ha sugerido que disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, una posible actividad reguladora sobre el sistema inmunológico en líneas celulares, protección de la degeneración macular tardía asociada a la edad, así como un mejor desarrollo y crecimiento normal del embrión, atenuando la incidencia de parto prematuro.

Tienen una posible función antiviral, antibacteriana, antiinflamatoria, antialérgica, un papel preventivo frente a la obesidad y disminuye los efectos secundarios de la quimioterapia.

Finalmente se le atribuye un efecto probiótico y útil en trastornos crónicos intestinales, estreñimiento, diabetes, hipertensión, diverticulitis y cáncer colorrectal, así como el papel de la fibra para el tratamiento del hígado graso no alcohólico.

Metodología

Esta revisión de artículos científicos se llevó a cabo por medio de una búsqueda electrónica en la base de datos PubMed el 22 de junio de 2020. Las palabras claves y boleano utilizadas para acotar la búsqueda fueron: tomato and human health.

El número inicial de resultados fue de 29. Después de una pormenorizada lectura del título, los artículos que no tenían relación directa con el objetivo principal fueron descartados. Luego, tras de leer los abstracts, y finalmente los artículos, 2 ítems fueron seleccionados basados en la información que proporcionaban.

La siguiente tabla muestra el proceso seguido.

tabla 2 tomate mucho mas que licopeno
Tabla 2. Estrategia de búsqueda y selección de artículos. Fuente: elaboración propia.

 

Resultados y discusión

 Fueron seleccionados finalmente 2 «reviews». En primer lugar, Salehi B. y colaboradores (2019)3 en su revisión, y mediante la siguiente imagen, muestran los efectos del tomate en la salud.

imagen 2: tomate mucho más que licopeno
Imagen 2. Efectos beneficiosos y perjudiciales del tomate en la salud humana. Fuente: Salehi B. y colaboradores (2019)3.

Viendo la imagen anterior, llama la atención la cantidad de efectos negativos del tomate en la salud, sin embargo, la mayoría de ellos son atribuidos a su consumo como tomate verde, no maduro, lo que también ocurre con otros alimentos como la patata debido a un compuesto en común, la solanina.

Por otro lado, como cualquier alimento, hay personas en particular a quienes le puede resultar dañino, como algo excepcional, por ejemplo en problemas de riñón debido al potasio contenido y al oxalato, sobre todo en salsas, para la formación y recurrencia de piedras de riñón, o que alguien sea alérgico a el.

En cuanto a los efectos positivos se muestran tres: antioxidante, antiinflamatorio y anticanceroso.

 También los autores indican que además de los efectos inhibitorios del tomate en cáncer y la incidencia de enfermedades cardiovasculares, que parece estar relacionada a su actividad antioxidante, algunos resultados prometedores han indicado el impacto beneficioso de esta verdura (o fruta) en el fomento de la salud de la piel, huesos y cerebro.

 El otro trabajo seleccionado, otro review, Montaña Cámara y colaboradores (2020)4, se centra más en los efectos beneficiosos del tomate según su estado, fresco o como producto procesado, sobre la agregación plaquetaria, hecho que depende de la presencia de compuestos bioactivos en estos productos.

Los autores afirman que la mayoría de estudios relevantes encontrados muestran que todos los componentes bioactivos se encuentran en concentrados de tomate solubles en agua, en el tomate en fruta, así como en otros productos, habiendo suficiente evidencia de sus efectos beneficiosos.

Esto es interesante de cara a buenos procesados, sin embargo, habría que analizar todos los componentes del producto en sí, porque junto con el tomate puede haber otros, por tanto, la calidad final dependerá de su conjunto.

 Conclusiones

  •  El tomate es una fruta-verdura que desde hace siglos se ha convertido de consumo diario worlwide, tanto en su versión original como procesada.
  • Los compuestos bioactivos o fitoquímicos del tomate, donde es más conocido el licopeno, aportan beneficios a la salud.
  • Como en toda alimentación, habrá que ver el conjunto de esta y el estilo de vida, pero en sí, el tomate si es de calidad, podría ser un aliado de cara a la salud.

Referencias

  1. Valero, T. y colaboradores (2018). La alimentación española. Características nutricionales de los principales alimentos de nuestra dieta. FEN, 2ª edición, Madrid.
  2. Navarro-González I; Periago MJ. (2016). El tomate, ¿alimento saludable y/o funcional? Rev Esp Nutr Hum Diet; 20 (4): 323-35. doi: 10.14306/renhyd.20.4.208
  3. Salehi B. y colaboradores (2019). Beneficial effects and potential risks of tomato consumption for human health: An overview. Nutrition; 62: 201-208. doi:10.1016/j.nut.2019.01.012
  4. Montaña Cámara, Virginia Fernández-Ruiz, María-Cortes Sánchez-Mata, Laura Domínguez Díaz, Alwine Kardinaal & Machteld van Lieshout(2020). Evidence of antiplatelet aggregation effects from the consumption of tomato products, according to EFSA health claim requirements. Critical Reviews in Food Science and Nutrition; 60:9, 1515-1522, DOI: 1080/10408398.2019.1577215

Bienvenido a 5.12

Tu Nueva Oportunidad

Deja tu nombre y tu Email para completar tu suscripción gratuita

Responsable del fichero: Mundo Entrenamiento, S.L. | Finalidad: Gestionar el envío de información y prospección comercial y dar acceso a los productos online | La Legitimación: gracias a tu consentimiento | Destinatarios: empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento acogidos a Privacy Shield | Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional | Información adicional: puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos.

ACCEDE A 15 VIDEOS EXCLUSIVOS

 

Entrevistas de expertos

TOTALMENTE GRATIS

CON PILDORAS DE FORMACIÓN

SOBRE ENTRENAMIENTO Y NUTRICIÓN