Albahaca: ocimum basilicum L.

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (1 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
albahaca

Siguiendo el trabajo de Cardoso, G. y Sosa, M. (2012)1, mostraremos una visión general de la planta conocida como albahaca y su interés para la salud.

 Aspectos generales de la albahaca

 El género Ocimum comprende más de 150 especies y es considerado uno de los más grandes de la familia Lamiaceae. La albahaca (Ocimum basilicum L.) es una hierba anual que crece en muchas regiones alrededor del mundo, cuyo origen se cree que fue en la India, introduciéndose en Europa hacia el siglo XII. Existe un gran número de variedades de albahaca que varían en color de hoja (verde o morada) y en aroma. Es una hierba de 20 a 60 cm de largo y sus flores son de colores blanco y morado.

imagen 2 albahaca
Imagen 2. Albahaca: hojas y flores. Fuente: Cruz, J. (2007)2.

La planta ha sido utilizada en alimentos y en productos de higiene bucal. Asimismo, se han demostrado sus actividades antivirales y antimicrobianas. Sus hojas han sido destinadas al área farmacéutica como diurético debido a sus propiedades estimulantes. Es muy empleada en medicina tradicional para efectos terapéuticos con diferentes funciones, particularmente digestivas, como carminativo y en la eliminación de lombrices estomacales e intestinales. Se ha reportado que las hojas contienen propiedades tónicas, antisépticas e insecticidas. Además, es sabido que sus hojas y flores pueden ser utilizadas para el tratamiento de tos y dolor, así como para tratar la dispepsia, constipación, mal funcionamiento de riñones y como agente galactogogo y antiespasmódico.

Como hierba culinaria tiene una larga historia gracias a que aporta un sabor peculiar a los alimentos. Es una de las especias más utilizadas como sazonador ya sea en estado fresco o seco, y es ampliamente utilizada en la cocina Mediterránea en productos de tomate, vegetales, ensaladas, pizzas, carnes, sopas y mariscos. Se utiliza también en productos de confitería y de horneado y como condimento en productos tales como: embutidos, aderezos para ensaladas, bebidas no alcohólicas, helados, pasta de tomate, salsas, encurtidos y vinagres.

Aceite esencial de albahaca

 El género Ocimum spp. contiene una amplia variedad de aceites esenciales ricos en compuestos fenólicos y una amplia gama de productos naturales entre los que se encuentran polifenoles tales como flavonoides y antocianinas. Ha demostrado tener constituyentes biológicamente activos que actúan como insecticidas, nematicidas, fungistáticos y antimicrobianos. También es utilizado como saborizante en alimentos, como ingrediente activo en productos dentales y orales, en fragancias y en medicinas. En la industria farmacéutica ha sido utilizado debido a su actividad antimicrobiana y a sus propiedades antioxidantes.

Composición química de la albahaca

Las propiedades y usos que se le han dado al aceite esencial de albahaca pueden ser atribuidos a sus componentes mayoritarios tales como metilchavicol, eugenol, linalol, alcanfor y metilcinamato.

De manera general sus principales componentes son monoterpenos y fenilpropanoides, monoterpenos oxigenados, hidrocarburos monoterpenos, hidrocarburos monoterpenos aromáticos y oxigenados, hidrocarburos sesquiterpenos, sesquiterpenos oxigenados y compuestos alifáticos.

Tabla 1. Componentes del aceite esencial de albahaca. Fuente: Helmy y colaboradores (2015)3.

Sirva como ejemplo de una de las aplicaciones de la albahaca el estudio realizado por Helmy y colaboradores3 donde evaluaron la actividad antifúngica del aceite esencial de O. basilicum L. contra el crecimiento del hongo A. flavus y la producción de aflatoxin B1.

Los resultados confirmaron las actividades antifúngicas del aceite esencial de O. basilicum L. y su uso potencial para curar infecciones micóticas y actuar como protección farmacéutica contra el crecimiento de A. flavus y la producción de aflatoxin B1, puesto que tanto el crecimiento del hongo como la producción de la micotoxina fueron significativamente suprimidas por el aceite esencial comparado al control. No hubo crecimiento del hongo A. flavus a una concentración de 1000 ppm del aceite testado.

Imagen 3 albahaca
Imagen 3. Matraz A, frasco control mostrando crecimiento de A. flavus. Matraz B, contiene aceite esencial de O.basilicum L. a una concentración de 1000 ppm sin mostrar crecimiento de A. flavus.

Conclusión

  • Como cualquier otra afirmación, se debe de estar seguro de lo que se dice y saber para que si y para que no funciona esta planta.
  • No se debe caer en dogmas y extremismos que pongan en riesgo la salud. Siempre el primer paso es consultar al médico y no darle un uso equivocado a este recurso.
  • De manera preventiva, curativa, culinaria o utilitaria, la planta de albahaca podría reportar importantes beneficios.
  • Como otros tantos recursos, tener una planta de albahaca no requiere un esfuerzo sobrehumano y podría ser interesante plantearse tener algún ejemplar cerca y acceder a ella para nuestro día a día.

Referencias bibliográficas

  1. Cardoso, G., Sosa, M. (2012). Propiedades del aceite esencial de albahaca (Ocimum basilicum L.) y sus aplicaciones en alimentos. Temas Selectos de Ingeniería de Alimentos; 6-1: 54-65.
  2. Cruz, J. (2007). Más de 100 plantas medicinales. Edita: La Obra Social de La Caja de Canarias. Primera Edición. Las Palmas de Gran Canaria.
  3. Helmy, N., Deabes, M., Abou, L., Khali, M. (2015). Chemical Composition and Antifungal Activity of Ocimum basilicum L. Essential Oil. Journal of Medical Sciences; 3 (3): 374-9.

Deja un comentario