Tiempo de descanso en fútbol

descanso en el fútbol

Un partido de fútbol dura 2 partes de 45 minutos y, entre ambas, tenemos un tiempo de descanso en fútbol de 15 minutos. Este momento de descanso es importante, ya que en el podemos dar las correcciones tácticas oportunas e intentar resolver los problemas que se nos han generado en la primera parte del encuentro. La complejidad radica en el tiempo (15 minutos) el cual da un margen muy escaso de actuación. De este análisis, de su buena sintetización y de la capacidad para transmitir del entrenador, radicará parte del éxito en la segunda parte.

Problemática en el tiempo de descanso en fútbol

Los problemas principales en el periodo de descanso son el tiempo y el mensaje.

Tiempo

La duración total es de 15 minutos, lo estipulado en el reglamento de competición. Dentro de este tiempo de descanso en fútbol, hay que recuperar a los jugadores físicamente (masaje, tratamiento fisioterapéutico, hidratación…), también psicológicamente (tiempo para reflexión, autorregulación…), hay que corregir errores, potenciar o recalcar virtudes, animar…en definitiva, se nos queda corto. Realizar una gestión eficaz del tiempo de descanso en fútbol es fundamental y la síntesis de ideas, imprescindible.

Mensaje

El mensaje debe tener una máxima: Breve, conciso y preciso. Breve porque no debe durar mucho (aunque esto variará según situación), conciso porque debe estar claro y ser eficaz y preciso porque debe ir al grano, a lo importante. Esta máxima es relativa al mensaje y su contenido, pero no debemos olvidarnos de la actitud del emisor. Para que el mensaje llegue de verdad al jugador o grupo de jugadores al que vaya dirigido, se debe dar con una actitud acorde a la situación. Y no solo esto, también debe estar estrictamente relacionado con la personalidad del jugador o del colectivo y saber cómo van a reaccionar ante determinada forma de expresión.

Propuestas de teorías en el tiempo de descanso en fútbol

Para abordar el tiempo de descanso en fútbol, diferentes autores proponen teorías sobre cuál sería el mejor método a seguir:

Relajación. Vigilancia médica. Preparación

Según esta teoría (3), el entrenador tiene la obligación de establecer las condiciones más favorables para la recuperación de los futbolistas e informarlos de los ajustes o alteraciones que deben realizar para mantener o mejorar su rendimiento en la segunda parte. A partir de aquí divide este proceso en 3 pasos:

  1. Relajación: Se realiza los primeros minutos del tiempo de descanso en fútbol. Los jugadores deben colocarse en posiciones que faciliten el descanso y la recuperación. Este momento se acompaña de la reposición hidroelectrolítica y nutricional.
  2. Vigilancia médica: Se realiza al mismo tiempo y de forma paralela al periodo de relajación. Aquí se preguntará individualmente a los jugadores por la existencia de problemas de carácter físico que impidan continuar, atender las pequeñas heridas y contusiones y la necesidad (si existe) de cambiar la ropa o botas.
  3. Preparación para la segunda parte: Finalizados los periodos anteriores, pasamos a la fase de la charla del entrenador. Aquí, metodológicamente, el entrenador deberá hablar mediante frases cortas y claras. Es preciso tener en cuenta que no es momento de realizar criticas ni recrearse demasiado en los errores. Aquí hay algunos principios esenciales (1):
  • Elogiar y reconocer tiene más éxito que criticar.
  • La persona que critica está mal vista a pesar de que el discurso se encamine hacia la mejora del rendimiento.
  • A ninguna persona le gustan las críticas a pesar de que sean justas.
  • El entrenador debe reforzar la confianza de los jugadores acentuando los comportamientos positivos y los aciertos.

Nuevas tecnologías y análisis en vivo

Esta teoría (6,7), nos habla del futuro (ya presente) en los equipos de élite y consta de la comunicación directa con un entrenador “externo”. Este entrenador-analista estará en la grada y con diversos softwares, realiza análisis en vivo de lo que sucede en el campo y envía noticias y apuntes al entrenador. Esto se refuerza en el tiempo de descanso en fútbol, donde el entrenador contará ya con imágenes o videos cortos (no más de 15 segundos) de acciones muy concretas del partido que den soporte a la charla táctica y den al jugador información más clara.

Re-calentamiento tras el descanso

Esta teoría viene dada desde la parcela que atañe a los preparadores físicos y consta en realizar durante 3-4 minutos previos al inicio de la segunda parte, un calentamiento general. Se ha demostrado (2) que, tras el descanso, hay un descenso significativo del rendimiento. Además, también se ha demostrado que tras el re-calentamiento, mejoraron su velocidad de desplazamiento, su porcentaje de acierto en pases y su capacidad de salto (8). Con estos datos, parece evidente que el re-calentamiento es necesario y que funciona, pero esto resta aún más tiempo al tiempo de descanso, por lo tanto, la capacidad de síntesis debe ser aún mayor. De ahí podemos ayudarnos de la tecnología y de los vídeos cortos ya que facilitarán la fase de la charla técnica.

Estas teorías no son únicas, determinantes o definitivas, sino que se pueden complementar. Son herramientas o procedimientos que nos sirven de base en nuestro desarrollo en la búsqueda de la mejor gestión del tiempo en el descanso en fútbol.

Proceso a seguir durante el tiempo de descanso en fútbol

Es muy importante tener en cuenta y disponer de orden a la hora de proceder en el tiempo de descanso en fútbol. De forma previa al partido, se debe mantener una reunión con el cuerpo médico, fisioterapeutas, preparadores y ayudantes para la correcta gestión del tiempo de descanso en fútbol. Se debe asignar a cada grupo de personas su tiempo determinado:

Propuesta de actividades a realizar en el tiempo de descanso

Metodología en el tiempo de descanso en fútbol

Como ya hemos visto, la crítica no siempre es bien recibida y generalmente no tiene un efecto rebote en positivo en el grupo o jugador sino más bien lo contrario. Es por ello que, a nivel metodológico, existen técnicas para realizar una charla con aspectos críticos pero camuflados, dentro de un feedback positivo. A esta técnica se la conoce como “feedback sándwich” (5). Es una técnica que consiste en dar un feedback negativo entre dos feedbacks positivos, tal que:

  1. Se comience con un comentario positivo o un alago para que el futbolista se centre y se relaje.
  2. A continuación, hacer la crítica, el comentario central de la charla.
  3. Finalizar con un comentario positivo. Puede ser unas palabras de ánimo o de superación, para devolver la confianza al deportista y que se finalice la charla en un ambiente positivo.

Además de la planificación previa para optimizar nuestros recursos, debemos tener en cuenta una serie de consideraciones y una forma de actuar (4):

Consideraciones

  • Comprobar los errores que se producen de forma constante.
  • Memorizar las acciones positivas y negativas para administrarlas de forma correcta por el bien del grupo.
  • Ir organizando desde el banquillo, la charla, su mensaje y como tratar la información.
  • Pensar y valorar que van a esperar los jugadores del entrenador en cuanto a la forma de dirigirse a ellos en la charla según lo visto en el primer tiempo.
  • Contar con una ubicación óptima donde todos puedan ver al entrenador.
  • Evitar la dispersión y los ruidos ajenos para que haya reposo y atención.
  • Dar un periodo de descanso a los jugadores para ellos mismos.
  • Valorar la utilización de imágenes y videos que nos haya podido enviar el analista o ayudante externo y si su efecto será positivo.
  • Entrar todos en el vestuario, jugadores suplentes incluidos. Si algún jugador suplente ha de entrar en sustitución, escuchará la charla táctica y su participación en el desarrollo táctico colectivo y posteriormente irá a realizar el calentamiento.

Forma de actuar:

  • Si se realiza una sustitución por razones técnicas, indicárselo al jugador que va a ser sustituido primeramente, de forma personal y en privado. Animarle y no reprochar la actuación.
  • Distinguir entre errores concretos y errores repetitivos.
  • Corregir acciones en las que las consecuencias no fueron negativas. Si se quiere corregir alguna acción con consecuencias negativas, cuidado a la hora de transmitir la información y sobre todo si es individualizada.
  • Establecer de forma clara la formación y desarrollo táctico a seguir en la segunda parte.
  • Recalcar los aspectos positivos realizados y su capacidad para repetirlos.
  • Pedir atención y concentración para los pequeños detalles, eliminando así despistes por falta de concentración.
  • Pedir atención a los jugadores que fueron designados ayudantes (por su comprensión táctica o cercanía al área técnica), para que estén atentos ante posibles variaciones en la formación y la táctica.
  • Hacer comentarios positivos a los jugadores introvertidos, exigir a los jugadores con mayor peso en el equipo, que mantengan la motivación del grupo hasta el final.

Conclusiones sobre el tiempo de descanso en fútbol

  • Es necesaria la planificación previa del tiempo de descanso en fútbol para optimizar los recursos.
  • Se debe dejar cierto periodo de tiempo al inicio del descanso para que los jugadores se relajen.
  • En el periodo de descanso debemos procurar la recuperación física del futbolista lo máximo posible. Para ello podemos ayudarnos de las diferentes medidas nutricionales y fisioterapéuticas de las que disponemos.
  • La charla táctica debe incluir 2 o 3 aspectos negativos a corregir y 2 o 3 aspectos positivos a potenciar. Aspectos concretos individuales deben darse de forma privada.
  • Se debe valorar la utilización de nuevas tecnologías (vídeo, imágenes) en el descanso.
  • Se debe conocer el efecto que la utilización de las nuevas tecnologías tendrá en la plantilla para evitar que se produzca un efecto no deseado.
  • Hay que sintetizar la charla siendo breve, conciso y preciso en las explicaciones.
  • El tono de voz o la forma de dirigirse a los jugadores es clave durante el descanso. Se debe regular junto al contenido dependiendo de las circunstancias y en base a experiencias previas.

Bibliografía

  1. Bauer, Gerhard; Ueberle, Heiner (1982) Fútbol. Editorial 1988. Ed. Martínez Roca
  2. Bradley, P.S., Sheldon, W., Wooster, B., Olsen, P. & Krustrup, P. (2009). High intensity running in English FA Premier League soccer matches. J. Sports Science, 27,159-168
  3. Castelo, Jorge (1993) Metodologia do treino desportivo FMH Ediçoes: Portugal
  4. Etxarri Sasian, Mikel (2018) Apuntes Máster profesional en fútbol: Dirección de equipo en entrenamiento y competición. Universidad Europea Miguel de Cervantes: Valladolid
  5. Lago Peñas, Carlos (2018) 40 consejos para entrenar mejor en el fútbol y en los deportes de equipo. Pontevedra: Publicación independiente
  6. Vales Vázquez, Ángel (2014) Fútbol: Del análisis del juego a la edición de informes técnicos. MCSports. A Coruña
  7. Vale Vázquez, Ángel (2018) Apuntes postgrado en análisis del juego y actualización del entrenador-analista en fútbol. Universidad de A Coruña: A Coruña
  8. Zois, J., Bishop, D., Fairweather, I., Ball, K., & Aughey, R.J (2013). High-Intensity re-warm ups enhance soccer performance. Int. J. Sports Medicine, 34 (9), 800-5

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.