Prevención y readaptación de lesiones

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 Votos. Puntuación media: 4,67 de 5)
Cargando…
prevención y readaptación de lesiones

Uno de los principales quebraderos de cabeza de los entrenadores, preparadores físicos, etc. son las lesiones y la prevención y readaptación de lesiones en fútbol. Desde hace unos años se ha dirigido el interés a prevenir estas lesiones o, en caso que alguien se lesione, saber por qué y hacer todo lo posible para que no se repita al volver a entrenar.

Ahora bien, aunque se tomen todas las medidas posibles es imposible prevenir las lesiones al 100% ya que estas son inherentes al deporte. Se intentará minimizar los factores de riesgo que puede tener un deportista trabajando los puntos débiles detectados en las pruebas de valoración.

Prevención y readaptación de lesiones, analizamos los tipos de lesiones

A grandes rasgos podemos dividir las lesiones en dos grupos: lesiones traumáticas y lesiones no traumáticas (4). Por lo que respeta a las traumáticas poca cosa se puede hacer ya que pocas veces se pueden prevenir, como mucho minimizar.

Donde se centran los esfuerzos de los preparadores es en las no traumáticas y, dentro de este grupo, destacan especialmente las lesiones musculares y ligamentosas (9).

Factores que influyen en las lesiones

La principal razón por la que no se pueden prevenir las lesiones es que es un proceso multifactorial. A continuación vemos los elementos que afectan a las lesiones musculares (10):

Tabla 1: Factores de riesgo de las lesiones musculares
Tabla 1: Factores de riesgo de las lesiones musculares. Fuente: Opar, Williams, & Shield, 2012.

Por otro lado tenemos las lesiones ligamentosas, en que los factores de riesgo son los siguientes (11):

Tabla 2: Factores de riesgo de las lesiones ligamentosas
Tabla 2: Factores de riesgo de las lesiones ligamentosas

Como vemos los dos tipos de lesiones comparten muchos factores de riesgo, por tanto si trabajamos sobre estos factores alterables podemos estar reduciendo tanto el riego de lesión muscular como ligamentosa.

Métodos de valoración para la prevención y readaptación de lesiones

Y… ¿cómo podemos valorar el riesgo que tiene una estructura de lesionarse? Hoy en día existen muchas herramientas que nos pueden ser útiles para detectar los factores de riesgo previamente citados.

Los métodos de valoración los podemos dividir en dos grandes grupos: los de fácil acceso, a los que todos podemos acceder ya que no tienen ningún coste ni se necesita máquinas especiales y por otro lado los más específicos, que utilizan máquinas especiales, son caros y es más difícil acceder a ellos.

Métodos de valoración de fácil acceso para prevención y readaptación de lesiones

Valoración de fuerza y el rango de movimiento (ROM) con Kinovea: lo que valoremos dependerá de cada deporte. En el caso del fútbol nos interesará más valorar la coxo-femoral y el tobillo (test de dorsi-flexión). Durante el test hacemos fotos y las analizamos con el Kinovea, una herramienta de análisis gratuita que nos permite marcar ángulos, a parte de muchas otras funciones. Los tests que podemos hacer son el Flexitest y FMS (Functional Movement Screen). Para la fuerza, se puede realizar con una plataforma de contacto.

Figura 1: Proves de valoració del FMS (Donofry, Walker, Dugan, & Childs, 2012).
Figura 1: Proves de valoració del FMS (Donofry, Walker, Dugan, & Childs, 2012).

Cuestionario de salud y sueño: un buen cuestionario puede ser el REST-Q (6). En la figura 2 vemos las variables analizadas en este cuestionario. Según el estudio los que mejor correlacionan con factor de riesgo lesional son la calidad del sueño, el descanso y la fatiga muscular.

Figura 2: Variables analizadas en el REST-Q ( Kellmann, M & Kallus, 2001)
Figura 2: Variables analizadas en el REST-Q ( Kellmann, M & Kallus, 2001)

Y por lo que respeta a las tecnologías, se utilizan las siguientes (en el deporte de alto nivel):

  • Valoraciones neuromusculares en plataforma de fuerzas, isocinéticos y máquinas rotacionales (yo-yo, cónicas): nos permiten ver objetivamente, con números, si hay desequilibrios entra pierna derecha/izquierda, agonista/antagonista (el más típico en fútbol es el ratio cuádriceps/isquios).
  • GPS (Global Positioning System): los GPS nos dan información sobre multitud de parámetros. Es interesante porque podemos cuantificar el trabajo hecho por cada sujeto. A partir de esto podemos sacar el ratio agudo/crónico, que es la relación entre la carga de la última semana con la de las últimas 4. Un augmento de más de un 10% incrementa exponencialmente el riesgo de lesión (2, 5).
  • Análisis sanguíneo (CK): la creatina-quinasa es un marcador de daño muscular. Como más alto tenga este valor el deportista, más riesgo tendrá porqué estará más fatigado. Los valores más altos se consiguen a los dos días del partido, por tanto, para recuperar harían falta mínimo 72h, como vemos en la figura 3 (8).
Figura 3: Nivells de CK después del partido
Figura 3: Nivells de CK después del partido
  • Tensiomiografia (TMG): es un método que sirve para valorar el balance entre estructuras musculares, cadenas musculares (flexora/extensora) y extremidades (derecha/izquierda).
  • Termografía infrarroja: esta técnica registra el calor que irradia el cuerpo. Evaluando al deportista cada cierto tiempo podemos crear un mapa térmico del deportista en cuestión. Si en algún momento hay más temperatura de lo normal puede ser debido a un proceso inflamatorio debido a una carga de entrenamiento por encima de la capacidad del deportista o una mala recuperación (1).

Conclusión sobre la prevención y readaptación de lesiones

Como vemos hay muchas herramientas para valorar la situación del deportista. Evidentemente, en el alto rendimiento pueden disponer de todas (o casi todas) las herramientas aquí explicadas. Pero como hemos visto, aún sin disponer de los recursos más sofisticados tenemos maneras de evaluar y obtener datos fiables.

Lo más importante es adaptarse a la situación del equipo, club y de uno mismo, y dentro de los recursos que podemos disponer hacer lo posible para que los deportistas sufran las menos lesiones posibles y se consiga realizar buen trabajo de prevención y readaptación de lesiones, aunque como ya hemos dicho, nunca se erradicarán ya que forman parte del deporte.

Referencias bibliográficas

  1. Arnaiz-Lastras, J., Fernandes, A., Fernádez-Cuevas, I,. Marins, J., Sillero-Quintana, M. (2015). Revisión aplicaciones de la termografía infrarroja en el deporte . Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte vol. 15 (60) pp. 805-824
  2. Cardinale, M., Gastin, P., Gregson, W., Bourdon, P. C., Cardinale, M., Murray, A., … Cable, N. T. (2017). Monitoring Athlete Training Loads : Consensus Statement. Int J Sports Physiol Perform. (Suppl 2):S2161-S2170.
  3. Donofry, D. F., Walker, P. T. M. J., Dugan, D. J. L., & Childs, P. T. J. D. (2012). The Functional Movement Screen: A Reliability Study. Journal of orthopaedic & sports physical therapy, 42(6), 530-540.
  4. Gimeno, F., Ma, J., & Carmen, M. (2007). Influencia de las variables psicológicas en el deporte de competición : evaluación mediante el cuestionario Características psicológicas relacionadas con el rendimiento deportivo. Psicothema, 19, 667–672.
  5. Hulin, B., Gabbett, T., Sampson, J. A., Hulin, B. T., Gabbett, T. J., Lawson, D. W., … Sampson, J. A. (2015). The acute : chronic workload ratio predicts injury : high chronic workload may decrease injury risk in elite rugby league players. Br J Sports Med, 50(4), 231-236.
  6. Kellmann, M and Kallus, KW. (2001). Recovery-Stress Questionnaire for Athletes: User Manual. Champaign, IL: Human Kinetics.
  7. Laux, P., Krumm, B., Diers, M., & Flor, H. (2015). Recovery – stress balance and injury risk in professional football players : a prospective study. Journal of Sports Sciences, 33(20), 2140–2148.
  8. Mohr, M., Draganidis, D., Chatzinikolaou, A., Barbero-Álvarez, J. C., Castagna, C., Douroudos, I., … & Jamurtas, A. Z. (2016). Muscle damage, inflammatory, immune and performance responses to three football games in 1 week in competitive male players. European journal of applied physiology, 116(1), 179.
  9. Noya, J. (2017). Incidència lesional en el futbol professional espanyol al llarg d ’ una temporada : dies de baixa per lesió. Apunts MedEsport;47:115-23.
  10. Opar, D. A., Williams, M. D., & Shield, A. J. (2012). Hamstring Strain Injuries Factors that Lead to Injury and Re-Injury. Sports Med, 42(3), 209–226.
  11. Read, P. J., Oliver, J. L., Croix, M. B. A. D. S., Myer, G. D., Lloyd, R. S., & Read, P. J. (2016). Neuromuscular Risk Factors for Knee and Ankle Ligament Injuries in Male Youth Soccer Players. Sports Medicine, 46(8), 1059-1066.

 

ERIC GALOBART SAMPIETRO.  Estudiante del Máster de Entrenamiento Deportivo, Actividad Física y Salud. Facultad de Psicología, Ciencias de la Educación i el Deporte Blanquerna-Universidad Ramon Llull

Deja un comentario