En busca de la estabilidad

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (2 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
0
Estabilidad

A lo largo del ciclo de la vida del ser humano, se habla sobre este concepto en cuanto a lo emocional y en cuanto a lo biológico. En términos científicos, este equilibrio interno lo podemos denominar como homeostasis, del griego; “homos”=similar y “stasis”=estado. Por lo tanto estabilidad y equilibrio guardan una relación directa. En este artículo se abordan los factores que condicionan y que influyen en la estabilidad y equilibrio del esqueleto humano. En primer lugar si vamos a tratar estos dos términos será definir los mismos:

  • Estabilidad: Estable hace referencia a algo firme, seguro, que permanece fijo, es decir que experimenta pocos cambios. En el ámbito fisiológico el componente que dotaría de estabilidad al organismo sería el esqueleto humano.
  • Equilibrio: Este dependerá en gran medida del soporte estructural mencionado anteriormente, donde huesos y músculos conformarán el sistema músculo esquelético, y será la musculatura la encargada de dotar de equilibrio al sistema para negociar con las fuerzas.

Una vez tenemos el significado de ambos términos, surgen diversas preguntas: ¿Algo estable está equilibrado?, y ¿Algo equilibrado es estable?. Es aquí cuando aparece el factor de control neurológico, que en el caso del ser humano corre a cargo de la musculatura y por supuesto del sistema nervioso conformado lo que denominamos sistema neuromuscular.

¿Una articulación estable está equilibrada?

El sistema articular humano esta compuesto de diversos tipos de articulaciones. Todas ellas con unas características que difieren bastante porque cumplen cada una de ellas distintas necesidades. Las uniones mas simples son las que tienen el soporte y la estabilidad estructural como función principal, se conocen como sinartrosis, por el contrario las uniones mas móviles sacrifican cierta integridad por obtener mas posibilidades de movimiento,a estas se les conoce como diartrosis. A pesar de todo esto, ambas clases de articulaciones deben poseer soporte y movilidad para poder ofrecer una respuesta dinámica en el esqueleto humano.

La estructura del sistema esquelético humano está equilibrada en cuanto a su geometría ósea, pero es el sistema muscular junto al tejido conectivo y el sistema nervioso quien se encarga de dotar de integridad y de estabilidad al sistema. En este momento aparece el concepto de biotensegridad que hace referencia a la tensión continua por parte de la musculatura, dando lugar a lo que conocemos como tono muscular(3). Algunos autores afirman que es la fascia muscular la que dota de esta tensegridad continua(1). Esta red fascial va unida al músculo, el cual tiene siempre un tono intrínseco, nunca se encuentra completamente laxo(2). De tal manera que el soporte estructural no sirve para obtener estabilidad, sin los músculos las articulaciones perderían su integridad(4).

¿Una articulación equilibrada es estable?

Como se ha dicho anteriormente, es el sistema neuromuscular el que se encarga de la estabilidad del esqueleto humano. En este caso si existe un problema morfológico/funcional, el trabajo o fortalecimiento de la musculatura implicada en el movimiento podría mejorar o evitar futuras patologías. La musculatura está capacitada para contrarrestar los efectos agudos del deterioro óseo causado por el envejecimiento. La función principal de la musculatura es la de generar tensión, es por ello que las personas de edad avanzada tienen graves problemas para sobrellevar su dia a dia y aparecen problemas como la sarcopenia, que hace referencia a la pérdida degenerativa de masa muscular. A menor masa muscular logicamente menor capacidad de generar tensión y por lo tanto mas fuerzas que deben soportar directamente los huesos. Esto parece ser una causa bastante clara con respecto al número de caídas que reciben las personas de avanzada edad, la incapacidad para tolerar fuerzas. Por lo tanto una posición/alineación articular no garantiza la estabilidad, es la sincronización del sistema nervioso y muscular la que posibilita una correcta estabilidad del esqueleto.

ESTABILIDAD

Conclusión

“A menos que se identifiquen los eslabones débiles, el entrenamiento funcional solo reforzará los patrones compensatorios” Greg Roskopf

La frase anterior indica que en la realización de ciertos ejercicio, la musculatura empleará el patrón de movimiento mas conocido y que mejor maneja, pero esto no quiere decir que sea el mas eficiente. El mas eficiente será aquel en el que toda la musculatura que está implicada en un movimiento trabaje de forma sincronizada y ayude a realizar esa función. La estructura determina la función pero no debemos olvidar que la función puede modificar la estructura. Para finalizar podemos decir que estabilidad y equilibrio son términos que guardan relación pero son completamente diferentes(4). Una articulación puede ser estable y equilibrada en un escenario concreto y puede no serlo en otros muchos.

Bibliografía

  1. Schleip, R., Klinger, W. & Lehmann-Horn, F.(2005).Active fascial contractility: Fascia may be able to contract in a smooth muscle-like manner and thereby influence musculoeskeletal dynamics, Medical hypotheses, 65(2), pp.273-7.
  2. Passerieux, E., Rossignol, R., Letellier, T. & Delage, J.P.(2007).Physical continuity of the perimysium from myofibers to tendons: involvement in lateral force transmission in skeletal muscle, Journal of structural biology, 159(1), pp.19-28.
  3. Levin, S & Martin, D.(2012).Biotensegrity – The mechanics of fascia.Researchgate.
  4. Leal, L. Martinez, D. & Sieso, E.(2012).Fundamentos de la mecánica del ejercicio.Barcelona.Resistance institute.

Deja un comentario