Los niños, generalmente si estaban sanos,no podían estar quietos nunca. Ahora los hemos parado a nuestros antojos, Y si se mueven están enfermos.

Responder