FMS valoración funcional del movimiento

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (7 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
fms Valoración funcional del movimiento

En el siguiente articulo hablaremos detenidamente del test de valoración funcional del movimiento (FMS), o por sus siglas en ingles Funcional Moment Screem. Se hará una breve explicación sobre su importancia en la valoración de la calidad del movimiento (la cual ya abordamos en una primera entrega), formas de aplicación y se esbozaran ejemplos prácticos para que sea comprendido lo mejor posible.

Por otro lado, se explicarán detenidamente los puntos a analizar en dicho test, el cual en base a variables cuantificables nos permitirá detectar en los sujetos posibles descompensaciones musculares, desalineaciones y desbalances mecánicos.

Inicios en la aplicación del test FMS

El test FMS fue creado en el año 2006 por los autores Gray Cook, Lee Bourton y Barbara Hoogenboom, quienes publicaron los primeros artículos originales sobre el uso de Movimientos Fundamentales pre-ejercicio como valoración de la funcional del movimiento. A partir de estas publicaciones, los autores (1, 2), extendieron su propuesta como una forma eficiente de elaborar una correcta evaluación en el ámbito de las ciencias del ejercicio físico y la salud. Siendo sometida a numerosas modificaciones, críticas y/o halagos desde distintos contextos y profesionales (3).

A partir de aquí es que dichas evaluaciones son utilizadas en múltiples deportes como una forma eficiente de valorar la calidad del movimiento (4). Siendo imprescindible en los procesos para mejorar la técnica biomecánica de un deporte, la estabilización central, economía del movimiento, el control motor y por sobre todo la eficacia y prevención de lesiones. Lo cual no quita, que sea de suma importancia su utilización en gimnasios y centros recreativos, si bien el ojo observacional cumple una función vital en un profesional capacitado. Se hace sumamente necesaria la evaluación funcional del movimiento para detectar concretamente acortamientos musculares, asimetrías y desbalances en el movimiento, para actuar eficientemente en el problema mediante ejercicios adecuados.

Aspectos relevantes del test FMS

La intención principal de dicho test, es la de identificar patologías/disfunciones de manera temprana dentro de un grupo o sujeto especifico. Por tanto, podemos afirmar que es un test que se utiliza para detectar determinadas disfunciones del sistema de movimiento. Por otro lado, vale la pena aclarar que sus autores lo plantean netamente como una “valoración o evaluación” del estado funcional del sujeto, sino como un examen de exploración del movimiento funcional (5). El FMS es un sistema o herramienta practica que permite al profesional evaluar los patrones de movimiento básicos fundamentales de un individuo determinado. Casi o igual de importante que evaluar la composición corporal.

Dicha batería de evaluación funcional del movimiento puede ser un método muy eficaz para identificar los marcadores que describen a un “cuerpo funcional de base”. Igualmente, dicho sistema también puede ser utilizado en múltiples ámbitos, como pueden ser en rehabilitación, para determinar si un deportista está en disposición para retornar el entrenamiento o en definitiva para evaluar la capacidad funcional de un sujeto convencional (6).

Objetivo de las pruebas que componen el test FMS

El testeo de valoración funcional del movimiento o FMS está compuesto de siete patrones de movimiento fundamentales/básicos o test. Ya que como afirma Craig Lieberson, cada movimiento-ejercicio es un test (7). Dentro de dichas pruebas se resaltan la evaluación de la movilidad, estabilidad y control motor.

Según sus autores Gray Cook, Lee Bourton y Barbara Hoogenboom, dichos patrones de movimiento fundamentales están diseñados para proporcionar un rendimiento cuantificable y observable de determinados movimientos básicos. Las pruebas exponen al sujeto a posiciones donde se ven expuestas debilidades, desequilibrios y sobrecompensaciones musculares, donde en consecuencia se hace evidente la falta de estabilidad y la movilidad apropiadas. Es así, que mediante estas pruebas se pretende analizar los desequilibrios bilaterales así como la movilidad-estabilidad del sujeto. De forma tal de poder abordar un plan de entrenamiento de manera mas eficiente, por ejemplo orientado a la fuerza y trabajar sobre deficitarios y desequilibrios musculares.

Forma de puntuación del test FMS para mensurar la evaluación

La forma básica de puntuación se basa en aspectos observacionales, donde cada una de las siente pruebas o testeos realizados se valora de cero a tres puntos. Determinando en definitiva por sumatoria los resultados de la calidad de movimiento del sujeto evaluado. Tres puntos determinan la mejor puntuación posible, mientras que cero puntos la peor cuando se manifiesta dolor en cualquiera de los testeos durante su realización.

Forma de valoración por puntaje del tes FMS
Forma de valoración por prueba en la batería de test FMS.

Las siete pruebas permiten una ejecución, y por tanto una puntuación determinada. Esta debe ser realizada de forma bilateral para detectar cualquier asimetría posible. Considerándose como valido siempre el valor más bajo de ambos lados para el sumatorio total de 21 puntos. Vale aclarar que una puntuación mayor no es necesariamente mejor.

Descripción y análisis de los movimientos/ejercicios que componen el FMS

A continuación, analizaremos cada ejercicio o test, explicando detalladamente cada prueba que compone el test FMS. De esta forma se tratará de abordar globalmente la forma más eficaz de utilizar dicha herramienta de valoración funcional del movimiento. Cabe destacar que, una vez realizada cada prueba, optar por el uso de goniómetros, softwares de edición y herramientas de valoración postural, van a darle a nuestro trabajo un análisis más rico en contenido. En definitiva, no solo guiarse por la puntuación del FMS sino tratar de encontrar soluciones más específicas a través de un correcto y especifico análisis de datos. En una tercera entrega pondremos a prueba dicha batería de test en varios sujetos, con el fin de brindar resultados mas prácticos.

7 Pruebas a realizar en un testeo de FMS.
Lista de pruebas a realizar en una bateria de test FMS para determinar la calidad del movimiento.

Depp Squat o sentadilla con barra sobre cabeza (primer patrón de movimiento)

La sentadilla profunda Overhead squat es una prueba que involucra la mecánica de todo el cuerpo y un gran control neuromuscular general. Se debe de presentar una buena coordinación de las extremidades, estabilidad del core con las caderas y hombros en posiciones simétricas. La sentadilla profunda busca evaluar la movilidad de las caderas, rodillas y tobillos de forma bilateral, simétrica y funcional. El bastón utilizado por arriba de la cabeza evalúa la estabilidad, la bilateralidad o simétrica de los hombros, la región escapular y la espina torácica.

Para realizar este ejercicio los pies deberían estar en el plano sagital apuntando hacia adelante. Luego el atleta toma el bastón por arriba de su cabeza ajustando la posición de separación de los brazos hasta formar un ángulo de 90°. Luego, se presiona el bastón sobre la cabeza con los hombros flexionados y abducidos, teniendo los codos completamente extendidos. A posterior se comienza a descender lentamente hacia una posición de cuclillas lo más profunda posible, con los talones sobre el suelo, la cabeza y el pecho hacia delante.

En dicha prueba, se pueden hacer hasta tres repeticiones, pero si la primera no logra una valoración de tres puntos, no es necesario realizar las otras repeticiones. Si no se logran los criterios para una puntuación de tres puntos, se le pide al atleta que realice la prueba sobre una tabla de 2×6 bajo sus talones. Si luego de la modificación, el sujeto aun no realiza correctamente el gesto recibe un punto como calificación en caso de no presentar dolor.

Ejemplo de evaluación FMS, patrón de movimiento Deep Squat.
Ejemplo de evaluación FMS, patrón de movimiento Deep Squat.

Hurdle Step o pasaje de la valla (segundo patrón de movimiento)

Es un movimiento que requiere de un gran control motor. Se requiere de coordinación y estabilidad entre caderas y el tronco durante el movimiento, así como también balance y estabilidad sobre la pierna de soporte. El paso sobre la valla evalúa la movilidad funcional bilateral y la estabilidad de los eslabones cinemáticos inferiores.

Se debe iniciar el ejercicio con los pies juntos, alineados tocando la base de la valla. La valla se ajusta a la altura de la tuberosidad anterior de la tibial. Se debe sostener un bastón sobre la nuca y se le pide al atleta que pase una pierna por encima de la valla y que toque con su talón en el suelo, mientras se mantiene la pierna de apoyo extendida. A partir de ahí se mueve la pierna a la posición inicial. Al igual que la prueba anterior debe realizarse tres veces y puede adicionarse repetir el patrón de ambos lados.

Se debe valorar con tres puntos si las caderas, rodillas y tobillos permanecen alineados en el plano sagital. No se notan movimientos (o al menos son mínimos) en la columna lumbar. El bastón y la valla permanecen paralelos. Se valorará con dos puntos si, se pierde la alineación entre las caderas, rodillas y tobillos. Se notan movimientos en la columna lumbar. El bastón y la valla no permanecen paralelos. Por último, se valorará con 1 punto si ocurre contacto entre el pie y la valla. Se nota una pérdida de equilibrio. Y cero puntos si aparece dolor en la asimetría de dicho movimiento.

evaluación FMS, patrón de movimiento Hurdle Step.
Ejemplo de evaluación FMS, patrón de movimiento Hurdle Step..

Inline Lunge o estocada en línea (tercer patrón de movimiento)

La Estocada en Línea es un patrón de movimiento presente en muchas acciones deportivas. Este patrón de movimiento permite analizar el control motor, la movilidad y la actividad del core de los músculos involucrados en la antirrotación, desplazamientos laterales y los cambios de dirección. Al tener una estrecha base de sustentación durante su ejecución, se requiere de un control dinámico de la pelvis y del core.

Para realizar dicho ejercicio se debe comenzar midiendo la longitud de la tuberosidad anterior de la tibia desde el suelo. Luego se le pide al sujeto que coloque su pie de atrás en el extremo de la línea y el talón del pie opuesto en la marca obtenida de la longitud de la tibia. Luego se coloca un bastón detrás de la nuca, tocando la cabeza, la columna dorsal y el sacro. Se toma el bastón a la altura de la columna cervical con la mano opuesta al pie que va adelante, mientas la otra mano toma el bastón a la altura de la columna lumbar. El bastón se debe mantener vertical en todo el movimiento.

El movimiento inicia con la flexión de las rodillas y caderas. La rodilla retrasada debe flexionarse hasta toca la línea en el suelo justo detrás del talón del pie delantero y luego ascender hasta alcanzar la posición inicial. Se debe realizar el test bilateralmente y ejecutar tres repeticiones de cada lado. Se obtienen tres puntos si no se compensa el movimiento y se logra mantener la estabilidad en el mismo, dos puntos ante desbalances y un punto en caso de no cumplir correctamente con el patrón.

evaluación FMS, patrón de movimiento Inline Lunge.
Ejemplo de evaluación FMS, patrón de movimiento Inline Lunge.

Shoulder mobility o movilidad bilateral de hombros (cuarto patrón de movimiento)

Esta prueba es fundamental para valorar la movilidad bilateral de los hombros detectar debilidades, acortamientos musculares y compensaciones e inestabilidad de las estructuras de la articulación glenohumeroescapular.

Para realizar el test, primero se debe determinar la longitud de la mano mediante la medición de la distancia desde el pliegue de la muñeca hasta la punta del dedo mayor. A posterior se debe cerrar el puño de cada mano, colocando el pulgar dentro del puño. Durante la prueba, las manos deben permanecer con el puño y se deben colocar en la parte de atrás con un movimiento suave. El evaluador deberá medir la distancia entre los puños. Hay que realizar la prueba de la movilidad del hombro tres veces bilateralmente.

El bajo rendimiento durante esta prueba puede ser el resultado de varias causas, entre estas, la principal es una falta de rotación externa, la cual se obtiene de un aumento a expensas de la rotación interna favorecida por los hombros en antepulsión. Además, acortamientos del pectoral menor y el dorsal ancho pueden causar alteraciones posturales. Finalmente, una disfunción escapulo-torácica puede estar presente, como resultando de una disminución en la movilidad glenohumeral seguida de una pobre movilidad o estabilidad escapulo-torácica.

Se dan tres puntos a la prueba si la distancia entre los puños es menor a la distancia marcada desde el pliegue de la muñeca hasta la punta del dedo. Si esta distancia pasa a ser mayor este puntaje disminuye, finalmente si esta distancia es mayor a uno y medio del primer valor obtenido se delibera un punto o menos si hay dolor.

evaluación FMS, patrón de movimiento Shoulder mobility.
Ejemplo de evaluación FMS, patrón de movimiento Shoulder mobility.

Active straight leg raise o elevación activa de la pierna recta (quinto patrón de movimiento)

Esta prueba busca evaluar la movilidad dinámica de la cadera mientras se observa simultáneamente la estabilidad del núcleo y el control motor del tronco y pelvis, accionando sobre una bisagra de cadera la pierna.

En dicho ejercicio se observa qué tan alto se puede levantar una pierna mientras se la mantiene recta con una posición neutral. Por otro lado, la otra pierna debe mantenerse recta en el piso con la cadera y el pie en posición neutral. El movimiento se detiene y se marca en el punto en el que cualquiera de las piernas se sale de la posición de configuración.

Si la pierna elevada supera la línea vertical de la rodilla son tres puntos, en cambio si estas cambian su posición inicial este puntaje disminuye según la limitación del movimiento y estabilidad de la cadera. Esta prueba debe realizarse un mínimo de tres veces.

Evaluación FMS, patrón de movimiento. Active straight leg raise.
Ejemplo de evaluación FMS, patrón de movimiento. Active straight leg raise.

Trunk stability push up o empuje con estabilidad de tronco (sexto patrón de movimiento)

El empuje con estabilidad de tronco es una prueba muy importante para reconocer el nivel de estabilidad que se posee en la cadena cinemática del tronco. Este requiere de una estabilización refleja del tronco a medida que los brazos aplican la fuerza de empuje. Es importante aclarar que, si no se pasa dicha prueba con un puntaje de tres puntos, muy difícilmente se puede trabajar con push ups o ejercicios con patrones de movimiento de empuje horizontal donde se manipule el peso corporal.

En dicha prueba se obtiene un puntaje de tres puntos si la estabilidad del tronco es válida y presenta buen control. En caso de extender la cadera, arquear la columna y demás se irán restando puntos. Esta prueba debe realizarse mino tres veces para su seguridad, con el fin de prestar mucha atención a la estabilidad del raquis en el movimiento y el control motor.

Evaluación FMS, patrón de movimiento. Trunk stability push up .
Ejemplo de evaluación FMS, patrón de movimiento. Trunk stability push up.

Rotary stability o estabilidad rotatoria (séptimo patrón de movimiento)

La estabilidad rotativa es la capacidad de controlar las fuerzas de rotación, esto mediante mecanismos musculares que trabajaran sobre un patrón de antirrotación. La estabilidad giratoria es necesaria para resistir la rotación a través del torso durante los movimientos de brazos y piernas. El ejercicio Bird-Dog, por ejemplo, requiere estabilidad a través de la pelvis, el núcleo y la cintura escapular durante la extensión de la cadera y la flexión del hombro.

La estabilidad rotativa es lo que permite un control motor adecuado durante los patrones de movimiento complejos. Para realizar dicho patrón o ejercicio, es importante hacerlo partiendo de una posición de Bir-Dog, o apoyando rodillas con el fémur a 90° en relación con la tibia, el pie y el suelo. Los brazos también estarán a 90° en relación con el suelo y el tronco.

Para obtener tres puntos de debe hacer la extensión de cadera y el hombro con los miembros pertenecientes a un mismo hemisferio, sin presentar movimientos compensatorios e inestabilidad. Dos puntos y uno se pueden obtener realizando el ejercicio pero de forma asimétrica, es decir con segmentos cruzados u opuestos, donde a mayor inestabilidad o posible dolor se pueden obtener un solo punto o cero.

Evaluación FMS, patrón de movimiento. Rotary stability .
Ejemplo de evaluación FMS, patrón de movimiento. Rotary stability .

Acción cinemática e interdependencia regional del movimiento

Cada uno de los ejercicios representa un movimiento específico. Un movimiento que requiere de una apropiada acción cinemática. El modelo que los autores utilizan de cadena cinética se utiliza para analizar el movimiento en general, representando al cuerpo como un sistema enlazado de segmentos interdependientes.

El término “interdependencia regional” se utiliza para describir la relación entre regiones específicas del cuerpo y cómo la disfunción en una región puede afectar a otra región diferente. Lo que en simples palabras determina que un patrón de movimiento pobre puede desembocar en una lesión o descompensación muscular.

El test FMS puede ser una buena alternativa para detectar una disminución en la información propioceptiva, lo cual se traduce en déficits en la calidad del movimiento. El resultado será una movilidad y estabilidad alteradas bajo la influencia de asimétricas, acortamientos y llevando eventualmente a patrones de movimiento compensatorios.

Por lo tanto, el tets FMS sería una herramienta importante en la prevención de lesiones y la mejora de la calidad del movimiento

Investigaciones respecto al test de valoración funcional FMS

Desde las primeras publicaciones de la batería FMS han ido surgiendo diversas investigaciones que han tratado de estudiar la fiabilidad y validez inter e intra-evaluador de la puntuación de los test FMS. Gribble y colaboradores (8), sugieren que los evaluadores más familiarizados tenían mayor fiabilidad intra-evaluador (ICC = 0,95) en comparación con aquellos con menos experiencia (ICC= 0,37). Por ello, se piensa que el evaluador/administrador debe estar bien entrenado con la herramienta.

Otros estudios como el de Kraus y colaboradores (9), concluyen que éste no debería concebirse como un constructo unitario respecto a la sumatoria total de puntuaciones obtenidas para predecir algo tan complejo y multifactorial como es el riesgo lesivo. Ya que los componentes individuales de la batería no correlacionan entre sí y por tanto no miden la misma variable. Esto hace considerar que podría ser mejor utilizar y verter conclusiones individuales de cada test o ejercicio por separado. Pese a esto, el FMS puede ser una herramienta inicial útil de exploración del aparato locomotor y de análisis de los patrones básicos de movimiento en sujetos de baja o moderada calidad motriz. Con el fin de mejorar su calidad de movimiento y determinar asimetrías, desalineaciones y acortamientos musculares.

Otro autor indago sobre el patrón de movimiento de estabilización central. Okada y colaboradores (10) no encontraron correlación significativa entre la valoración del test FMS y la estabilidad del CORE, por lo tanto, los test utilizados para medir la “estabilidad del core” no son medidas válidas y directas de estabilidad de la cadena cinematica de tronco. Por último, las correlaciones establecidas de estabilidad del CORE, propuestas por ejemplo por Stuar Mcgill (11), si tendría mayor relación con el componente de resistencia de la musculatura y la estabilidad raquídea.

Conclusiones sobre la utilización del  FMS

La batería de test FMS puede ser una herramienta más que útil para explorar las asimetrías funcionales del aparato locomotor y déficits posturales de estabilidad. Pero como toda herramienta, se requiere de una familiarización, experiencia y conocimiento previo de la misma, con el fin de obtener mayor valides en los resultados. Pese a esto, los autores afirman que se requiere de otro tipo de test y evaluaciones más profundas y específicas en caso de puntuaciones muy bajas Esto con el fin de encontrar soluciones eficaces en las limitaciones del movimiento y prevención de lesiones.

Por otro lado, esta claro que las asimetrías funcionales y déficits posturales o de control motor identificados por el FMS no siempre serán sean factores contribuyentes de lesión, ya que no se tiene en cuenta otros factores como la fatiga, el nivel competitivo, la modalidad deportiva y el historial de lesiones, siendo este un problema multifactorial. En definitiva, aunque se obtenga una puntuación global elevada del FMS no significa que se esté exento del riesgo de lesión.

Para ir finalizando, en palabras del Craig Liebenson, podemos decir que la batería de testeos FMS son un excelente escenario del movimiento que nos revela determinadas disfunciones claves en el movimiento”. Aquí la importancia radica entonces en que el profesional analice la herramienta, realice prácticas, obtenga experiencia con el sistema de valoración y puntuación, y pueda en definitiva sacarle el mayor provecho en post a detectar asimetrías, disfuncionalidades. Buscando mejorar la calidad del movimiento en el sujeto en cuestión y evitar futuras lesiones.

Referencias Bibliográficas.

  1. Cook E. G. (2004). Athletic body in Balance: Optimal movement skills and conditioning for performance. Champaign,IL: Human Kinetics.
  2. Cook, Gray (2011). Movement: Functional Movement Systems. Screening—Assessment—Corrective Strategies. (enlace)
  3. Cook G, Burton L, Hoogenboom B. (2006). Pre-participation screening: The use of fundamental movements as an assessment of function.
  4. Ortiz, Jonathan (2018). Calidad del Movimiento y su evaluación. Revista digital Mundo Entrenamiento. (enlace)
  5. Peña Guillermo, Heredia Juan Ramón,  Segarra Víctor (2006). Functional Movement Screen (FMS) a la palestra: ¿Qué nos dice la ciencia?. IICEFS (enlace)
  6. Añon, Pablo (2013). El uso del FMS (Functional Movement Screen) junto con la evaluación postural, como una simple herramienta para detectar riesgo de lesión y desbalances musculares en el voleibol (4 partes). Revista digital G-SE Entrenamiento. (enlace)
  7. Heredia Elvar J.R. (2013). Entrevista Ciencia y Práctica: sus protagonistas. Dr. Craig Liebenson “La importancia de la calidad de movimiento. Cada movimiento-ejercicio es un test”. Revista digital G-SE Entrenamiento.(enlace)
  8. Gribble P. A, Brigle J, Pietrosimone B. G. (2012). Intrarater reliability of the Functional Movement Screen. J Strength Condit.
  9. Kraus K, Schutz E, Taylor WR, Doyscher R. (2014) Effi cacy of the functional movement screen: A review. J Strength Condit Res.
  10. Okada, T, Huxel, K. C, and Nesser, T. W. (2011). Relationship between core stability, functional movement, and performance. J Strength.
  11. McGill, S.M, Grenier, S, Kavcic, N, Cholewicki, J. (2003). Coordination of muscle activity to assure stability of the lumbar spine. Journal of Electromyography and Kinesiology.
Compartir
Artículo anteriorExcesivo consumo de oxígeno post ejercicio (ECOPE)
Artículo siguienteEntrenamiento Neuromuscular Reactivo o RNT
Mi formación me titula como licenciado en Educación Física con especialidad en alto rendimiento y deporte, antropometrista ISAK y guardavidas. Me desempeño en escuelas secundarias de la ciudad de Miramar, soy profesor de Fisiología en la escuela de guardavidas CEF N°75 y en un centro de entrenamiento funcional y Cineantropometria (Corporal Kinesis). Me apasiona la investigación sobre todo lo relacionado con las ciencias del deporte y el ejercicio físico. Formar parte de esta red de entrenamiento con validez científica me da mucha satisfacción, me incentiva a seguir creciendo como profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.