Taxonomías de objetivos en Educación Física

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (2 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
0
taxonomía de objetivos en educación física

Siguiendo a Baena, A., Ruiz, P. (2015)1, las taxonomías de objetivos en Educación Física han sido y siguen siendo utilizadas por profesores en su organización y diseño docente para conseguir aprendizajes duraderos en los alumnos.

En 1918, Bobbit decidió organizar un currículo guiado por objetivos educativos, aunque no sería hasta la década de los cincuenta-sesenta cuando, debido a otro autor destacado, Bloom (1975)2, se insista en la necesidad de determinar claramente los objetivos educativos, que deberían ser expresados en términos de conductas observables.

En nuestra área, hemos desarrollado taxonomías del ámbito motor con el fin de ser más eficientes y eficaces, por lo que a continuación estudiaremos lo que los especialistas han configurado al respecto y como podremos obtener ventajas educativas.

Las taxonomías de objetivos en Educación Física y su valor didáctico

 Las taxonomías de objetivos en Educación Física se entienden como clasificaciones que siguen un orden y sistema determinado cuyo objetivo es ordenar, clasificar, seriar y estructurar las metas u objetivos (Rodríguez, 20033, citado por Baena, A., Ruiz, P., 20151). Deben reunir dos objetivos fundamentales:

  • Dar cabida a todo objetivo.
  •  Estar estructuradas de lo sencillo a lo complejo.

Un objetivo es un resultado que se espera obtener del alumno después del aprendizaje (para qué enseñar). En el actual currículo4-5 el fin es la adquisición de las competencias clave a través de las distintas materias educativas. En la siguiente tabla vemos como los objetivos siguen una taxonomía estructurada por niveles.

tabla 1 taxonomías
Tabla 1 . Niveles de concreción del sistema educativo. Fuente: Pérez San Juan (2017)6.

El valor didáctico de las taxonomías de objetivos en Educación Física es indudable dada su importancia como clarificadores de una línea concreta de actuación pedagógica. Fundamentándonos en Blázquez (1998)7, podemos destacar los siguientes valores vinculados a las taxonomías de objetivos:

FitMe

 

¿TE GUSTARÍA MEJORAR TU FORMA FÍSICA, TU AUTOESTIMA Y TU SALUD?

más información

El programa que cambiará tu vida...

  • Vuelven más eficaz la acción educativa.
  • Inducen al profesor a definir las metas a perseguir.
  • Permiten renovar los programas escolares.
  • Inducen a la evaluación.
  • Estimulan la elaboración teórica y el pensamiento reflexivo respecto a los problemas educacionales.

Taxonomías de objetivos en Educación Física dentro del ámbito motor. Aplicaciones prácticas

 En cuanto a las taxonomías propias del ámbito motor, cabe mencionar que a pesar de ser designadas de esta manera, su dimensión abarca no sólo el dominio motriz, sino también el cognitivo y el afectivo o social. Unas taxonomías inciden más en un dominio que en otro, pero atendiendo a aquellas más relevantes en este campo, podemos destacar:

  •  La taxonomía de Simpson (1966): es una de las taxonomías pioneras y más populares en el ámbito de la Educación Física, diferenciando entre:
  1. Percepción y preparación para la respuesta.
  2. Reproducción básica de las destrezas motrices.
  3. Mecanización del movimiento.
  4. Respuesta compleja, adaptación y creación de nuevos esquemas motores.
  • La taxonomía de Jewett (1974): se caracteriza por su sencillez y posibilidades de aplicación, diferenciando entre:
  1. Movimiento genérico.
  2. Movimiento organizativo.
  3. Movimiento creativo.
  • La taxonomía de Harrow (1978): está considerada como una de las más completas y útiles en Educación Física, y probablemente la más relacionada con el proceso de adquisición de la habilidad motriz. Esta autora diferenció seis categorías o niveles de movimiento:
  1. Movimientos reflejos.
  2. Habilidades perceptivas.
  3. Aptitudes físicas.
  4. Movimientos básicos o fundamentales.
  5. Movimientos especializados.
  6. Comunicación no discursiva.

Merece especial mención añadir la taxonomía hecha por Hernández, J. y colaboradores (2000)8 como ejemplo específico en el ámbito motor, puesto que es de gran clarificación del tema que nos ocupa. Los autores sostienen que uno de los momentos epistemológicos importantes en la elaboración del conocimiento científico es la realización de clasificaciones o taxonomías en el ámbito que se pretende estudiar. Con la pretensión de aportar una propuesta desde el ámbito de la Praxiología Motriz elaboraron la taxonomía teniendo en cuenta como criterio de partida el objetivo motor prioritario de la práctica.

tabla 2 taxonomías
Tabla 2. Propuesta taxonómica según el objetivo motor. Fuente: elaboración propia a partir de Hernández, J. y colaboradores (2000)8.

 

En cuanto a las aplicaciones prácticas, el currículo educativo en si es el más claro ejemplo en las taxonomías de objetivos porque establece un orden jerárquico y estructurado de los objetivos a alcanzar en cada fase, determinando el qué, cuándo, cómo, etc… de la labor docente.

A modo de ejemplo mostramos la taxonomía que hacen Baena, A., Ruiz, P. (2015)1 secuenciando objetivos por cursos o ciclo.

tabla 3 taxonomías
Tabla 3. Taxonomías de objetivos siguiendo el curso del ciclo educativo. Fuente: Baena, A., Ruiz, P. (2015)1.

Otro ejemplo cotidiano está en la propia taxonomía de objetivos de Educación Física que realizamos los docentes dentro de nuestras UUDD. Por citar un caso de nuestra práctica diaria, en contenidos como el fútbol sala, dónde se acentúan aún las más diferencias técnicas y coordinativas, la experiencia nos demuestra que nuestros objetivos han de ir de lo simple a lo complejo con una taxonomía cuyos primeros objetivos sean el pase-control, luego la conducción y tiro, posteriormente el regate, etc… todo ello unido a los aspectos tácticos. La taxonomía de objetivos de Educación Física es fundamental.

Como experiencia personal, un alumno fue quien por necesidad dio el paso para establecer una taxonomía de objetivos personalizada. Era jugador de fútbol 11, sin embargo, lesiones en los isquiotibioperoneales estaban cortando su progresión. En conjunto, y junto a otros alumnos y profesionales, establecimos una taxonomía de objetivos para intentar resolver sus recurrentes recidivas. Un análisis de las demandas del juego (física, técnica, táctica, biomecánica, psicológica y fisiológica-nutricional) fue llevada a cabo, naciendo de ello un marco de trabajo basado en taxonomías de objetivos de gran utilidad, surgiendo de ello varios trabajos centrados específicamente en la musculatura posterior del muslo (Pérez San Juan, Rivero, O., 20139; Pérez San Juan, Rivero, O., 201410).

tabla 4 taxonomías
Tabla 4. Taxonomías de objetivos para la prevención, recuperación y mejora del rendimiento de la musculatura isquiotibioperoneal. Fuente: elaboración propia.

Conclusiones

  •  Las taxonomías de objetivos en Educación Física, previo y riguroso análisis, sirven de ayuda a los docentes.
  • Las taxonomías son el reflejo de los objetivos que se pretenden conseguir y de ahí nacen las distintas clasificaciones, sistemas y otros elementos.
  • Las taxonomías de objetivos en Educación Física están sujetas a todos los elementos curriculares y contextuales, por tanto, no han de convertirse en dogma ni panacea per se, deben estar en constante evolución, adaptación y tener siempre presente que por si solas no garantizan nada porque dependen de más factores.
  • Las taxonomías del ámbito motor dan especificidad a nuestra área.
  • Las taxonomías de objetivos en Educación Física están totalmente integradas en la labor educativa porque ya desde el primer nivel de concreción vienen establecidas siendo por tanto de gran valor educativo. 

Referencias bibliográficas

  1. Baena, A., Ruiz, P. (2015). Taxonomías de objetivos y su valor didáctico para la Educación Física escolar. Trances, 7 (1): 113-128.
  2. Bloom, B. (1975). Taxonomías de los objetivos de Educación Física. Madrid: Ed. MEC.
  3. Rodríguez, J. (2003). Taxonomías de objetivos. No publicado. Granada.
  4. Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre, por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato (LOMCE).
  5. Decreto 315/2015 de 28 de agosto, por el que se establece la ordenación de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato en la Comunidad Autónoma de Canarias.
  6. Pérez San Juan. (2017). Sistema educativo y Educación Física (en línea). Consultado el 17/11/2017 de: https://mundoentrenamiento.com/sistema-educativo-y-educacion-fisica/
  7. Blázquez, D. Las taxonomías de objetivos (tema 3). En Temario de Oposiciones para el área de Educación Física. (VVAA). 2ª Ed. Barcelona. Inde. (1998).
  8. Hernández, J. (2000) y colaboradores. ¿Taxonomía de las actividades o de las situaciones motrices? Apunts, Educación Física y Deportes; 60: 95-100. Consultado el 17/11/2017 de: http://www.revista-apunts.com/es/hemeroteca?article=529
  9. Pérez San Juan, Rivero, O. (2013). Hamstring Injury in Sport (en línea). Recuperado el 17/11/2017 de: http://www.efdeportes.com; 186: 1-5.
  10.  Pérez San Juan, Rivero, O. (2014). 29 ejercicios físicos para la prevención, recuperación y mejora del rendimiento de la musculatura isquiotibioperoneal (en línea). Recuperado el 17/11/2017 de: http://www.efdeportes.com; 189: 1-10.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.