Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Lesiones en el voleibol

16 febrero, 2021

Las lesiones en el voleibol difieren según diversos parámetros a valorar. Conocerlos es crucial para minimizar riesgos.

imagen destacada lesiones en el voleibol
Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.

Las lesiones en el voleibol será en lo que se centre este artículo.

Conocer las lesiones más frecuentes en cada modalidad deportiva es fundamental a la hora de planificar los entrenamientos deportivos, las sesiones de prevención y el proceso de reincorporarse a la práctica deportiva después de una lesión.

Antes de comenzar, para contextaulizar, indicar que esta especialidad deportiva se encuentra clasificada dentro de los deportes de equipo de cooperación – oposición, con el terreno de juego dividido, participación alternativa y un nivel de incertidumbre con el medio reducido (2).

Lesiones en el voleibol

El voleibol, como mencionamos anteriormente, es un deporte en el que los jugadores no entran en contacto directo entre los rivales, por lo que la gran mayoría de lesiones son de no contacto. Se muestra a continuación lo destacado de varios trabajos.

Lesiones en el voleibol universitario femenino

La investigación de Reeser et al. (7), en la que analizaron las lesiones en el voleibol universitario femenino, concluyeron que “las más comunes son el esguince de tobillo, las lesiones en la rodilla, y las lesiones en el hombro”.

Con respecto a las lesiones en la rodilla, las extremidades inferiorres pueden estar expuestas a un mayor riesgo de lesión en el ligamento cruzado anterior.

Cuando el jugador se aparta de la red durante la fase de impacto inicial después de realizar un aterrizaje postbloqueo debido al efecto del retroceso; se ha comprobado que el momento más crítico es el primer paso hacia atrás que realiza después del aterrizaje (9, 10).

Lesiones en el voleibol. Momento de remate y bloqueo.
Lesiones en el voleibol. Momento de remate y bloqueo.

Otras investigaciones

Otra investigación (3) nos indica que las lesiones en el voleibol más destacables son el esguince de tobillo,  lesiones por uso excesivo del hombro, tendinopatías rotulianas, y lesiones  en el  ligamento cruzado anterior.

La investigación de Seminati & Minetti (8) también incluye en esta numeración las lesiones en la zona lumbar y la parte baja de la espalda.

Uno de los principales motivos de las lesiones en el voleibol se considera la sobrecarga debido a un alto volumen de trabajo durante las sesiones de entrenamiento (4).

Revisión de lesiones en voleibol

Albaladejo-Saura et al. (2019) realizan un trabajo cuyo objetivo fue realizar una revisión bibliográfica de la incidencia de lesiones derivadas de la práctica del voleibol y su relación con las acciones de juego, con las distintas posiciones de los jugadores sobre la pista, con la gravedad de las lesiones, con el momento de aparición y las diferencias en cuanto al sexo y la edad.

Resultados de la investigación

Se encontró que las lesiones son de carácter predominantemente agudo, destacando el esguince del ligamento peroneoastragalino anterior; la rotura del ligamento cruzado anterior; y las luxaciones, esguinces y fracturas de los dedos y la muñeca.

En las lesiones por sobreuso, destacó la tendinosis e inestabilidad de hombro; espondilólisis de la zona lumbar; y tendinopatía rotuliana.

Se produjeron más lesiones en competición, de carácter leve o moderado, en las posiciones más cercanas a la red.

Los autores concluyen que en voleibol existe una incidencia destacada en las lesiones de tobillo, rodilla, hombro y dedos. Se ha encontrado una estrecha relación entre estas lesiones, la posición del jugador y las acciones de juego realizadas.

Explicación de las lesiones

A continuación explicamos las lesiones más recurrentes en el voleibol

Lesiones agudas

Las lesiones agudas del tobillo y la rodilla son comunes en los deportes en los que los jugadores deben realizar saltos, aterrizajes y carreras continuamente, comprometiendo la integridad del complejo músculotendinoso; mientras que las lesiones en dedos y muñecas son comunes en los deportes en los que las manos están en contacto directo con el móvil.

Lesiones por sobreuso

Las lesiones por sobreuso más reportadas afectaron al hombro (9-40%), a la rodilla (16-30%) y a la espalda (10-11%), concretamente a la zona lumbar.

La mayor prevalencia de estas lesiones sobre otras producidas por sobreuso se debe a las características propias del voleibol, provocando también un mayor tiempo de baja deportiva.

Hombro

En el caso del hombro, los jugadores realizan continuos movimientos del brazo por encima de la cabeza a altas velocidades para impactar con el balón, tanto en el saque como en el bloqueo y el remate, produciéndose una abducción con rotación interna o externa que puede llevar al episodio lesivo.

Tendinopatía rotuliana

En el caso de la tendinopatía rotuliana, es frecuente observarla en deportistas cuyas disciplinas requieren continuos saltos y aterrizajes, produciéndose por tanto sucesivas contracciones explosivas del cuádriceps.

En cuanto las lesiones en la zona lumbar, estas se relacionan con los jugadores de mayor edad y con mayor número de años de experiencia, pudiendo ser debido a la disminución de la movilidad articular de la espalda con la edad, así como a los continuos movimientos de hiperextensión que se producen durante la práctica del voleibol.

Lesiones según la posición de juego

En cuanto a las posiciones y acciones relacionadas con un mayor riesgo de lesión, parece evidente que son las posiciones delanteras las que sufren un mayor número de lesiones.

Estas lesiones se producen en las acciones de bloqueo y remate mayoritariamente, hecho que se explica por la naturaleza de las lesiones más comunes, que se producen tras un salto, al contactar con un compañero o adversario en el aterrizaje, al golpear el balón repetidamente por encima de la cabeza y por contacto con el mismo.

Los jugadores que ocuparon las posiciones de colocador y líbero obtuvieron una menor ratio de lesión. En estas posiciones las lesiones derivan de la realización de acciones de pase y defensa principalmente, acciones menos explosivas que las anteriores donde la biomecánica articular es menos lesiva.

Conclusión

A pesar de lo mostrado en este artículo sobre las lesiones en el voleibol, la evidencia científica nos muestra que el voleibol es un deporte muy seguro, incluso en los más altos niveles de juego.

Si bien las medidas preventivas deben centrarse en reforzar los tobillos, en prevenir  los esguinces en los dedos de las manos  y, además, en las lesiones por uso excesivo y sobrecargas de la rodilla, la parte baja de la espalda y los hombros (1).

Para evitar la aparición de dichas lesiones es muy importante que los jugadores, junto con todos los miembros del equipo técnico (entrenadores, preparadores físicos, médicos, etc.) sean conscientes de la importancia de los ejercicios y de las sesiones de prevención (5, 6).

Adolescente realizando recepcion en voleibol

Referencias bibliográficas

  1. Bere, T., Kruczynski, J., Veintimilla, N., Hamu, Y., & Bahr, R. (2015). Injury risk is low among world-class volleyball players: 4-year data from the FIVB Injury Surveillance System. British Journal Of Sports Medicine, 49(17), 1132-1137.
  2. Blázquez-Sánchez, D. & Hernández-Moreno, J. (1984). Clasificación o taxonomías deportivas. Barcelona: Apuntes INEF.
  3. James, L., Kelly, V., & Beckman, E. (2014). Injury Risk Management Plan for Volleyball Athletes. Sports Medicine, 44(9), 1185-1195.
  4. Janssen, I., Steele, J. R., Munro, B. J., & Brown, N. T. (2015). Previously identified patellar tendinopathy risk factors differ between elite and sub-elite volleyball players. Scandinavian Journal Of Medicine & Science In Sports, 25(3), 308-314.
  5. Kulig, K., Noceti-DeWit, L. M., Reischl, S. F., & Landel, R. F. (2015). Physical therapists’ role in prevention and management of patellar tendinopathy injuries in youth, collegiate, and middle-aged indoor volleyball athletes. Brazilian Journal Of Physical Therapy / Revista Brasileira De Fisioterapia, 19(5), 410-420.
  6. Prestor, P., & Zadražnik, M. (2015). Preventivni program za preprečevanje poškodb pri odbojki. / Volleyball injury prevention programme. Sport: Revija Za Teoreticna In Prakticna Vprasanja Sporta, 63(3/4), 167-173.
  7. Reeser, J. C., Gregory, A., Berg, R. L., & Comstock, R. D. (2015). A Comparison of Women’s Collegiate and Girls’ High School Volleyball Injury Data Collected Prospectively Over a 4-Year Period. Sports Health: A Multidisciplinary Approach, 7(6), 504-510.
  8. Seminati, E., & Minetti, A. E. (2013). Overuse in volleyball training/practice: A review on shoulder and spine-related injuries. European Journal Of Sport Science, 13(6), 732-743.
  9. Zahradnik, D., Uchytil, J., Farana, R., & Jandacka, D. (2014). Ground Reaction Force and Valgus Knee Loading during Landing after a Block in Female Volleyball Players. Journal Of Human Kinetics, 4067-75.
  10. Zahradnik, D., Jandacka, D., Uchytil, J., Farana, R., & Hamill, J. (2015). Lower extremity mechanics during landing after a volleyball block as a risk factor for anterior cruciate ligament injury. Physical Therapy In Sport, 16(1), 53-58.
  11. Albaladejo-Saura et al. (2019). Incidencia y etiología de las lesiones deportivas en jugadores de voleibol. Rev Andal Med Deporte;12 (4): 394-399.

CoAutor: Mateo Rodríguez Quijada


Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.