Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Stop al psicointrusismo: 6 claves

5 julio, 2020

Analizaremos el fenómeno que existe desde hace años, el psicointrusismo. ¿Por qué sucede? ¿Quién lo hace? ¿Quién está preparado y formado para hacer psicología?

stop psicointrusismo

Analizaremos el fenómeno que existe desde hace años, el psicointrusismo. ¿Por qué sucede? ¿Quién lo lleva a cabo? ¿Quién está preparado y formado para hablar y hacer psicología? ¿Qué se debe hacer ante el intrusismo?

Desde hace algunos años aparece un fenómeno ilegal que afecta a todos los profesionales de la psicología: el psicointrusismo. Éste no sucede solo en un ámbito dentro de la psicología, sino en todos: psicología clínica, educativa, empresarial, social, deportiva…

¿Qué es el psicointrusismo?

Hay una epidemia presente cuyos síntomas son que mucha gente (demasiada) se ve con la capacidad de hablar de psicología o incluso ejercer la psicología sin haber cursado el grado o licenciatura.

stop al psicointrusismo
Imagen 1. Stop al psicointrusismo: Persona realizando psicointrusismo con un paciente.

En términos jurídicos el intrusismo profesional consiste en:

El ejercicio de una actividad profesional por una persona que no se halla autorizada para ello por no tener capacitación ni titulación adecuada.

Ante esta situación, este artículo es una llamada a la humildad, al stop del psicointrusismo, al reconocimiento de profesionales que han dedicado años a formarse en psicología con un grado o licenciatura más un máster de especialización (como mínima formación) para estar preparados para ayudar a las personas, aportarles con conocimientos adquiridos y con un autoconocimiento que evita el contagiar o confundir los propios problemas con los del paciente o cliente (proyección).

Lo primero es no hacer daño

Y también es importante reconocer a estos profesionales que trabajan con la premisa (inexistente entre los intrusistas) de primum non nocere, es decir, «lo primero es no hacer daño», la cual forma parte de la ética de todo profesional de la salud y, por lo tanto, también de los psicólogos.

Por lo tanto, si no se está formado para llevar a cabo el trabajo, hay un alto porcentaje de estar haciendo daño con consejos o recomendaciones o pseudoterapias que no ayudan al paciente o cliente, a pesar que el intrusista crea que está haciendo una gran labor. Pero si no se está formado, se está actuando ilegalmente.

Stop al psicointrusismo
Imagen 2. Stop al psicointrusismo: Persona no cualificada perjudicando a un paciente que necesita ayuda de un profesional.

Así pues, toca decir basta, dar un golpe con el mazo de un juez y denunciar el psicointrusismo tan presente en la sociedad actual donde todo el mundo cree saber de psicología y ser psicólogo. No. La psicología es una ciencia, sino estás graduado o licenciado, no estás preparado y no puedes jugar a ser psicólogo o a saber de ello o vender humo. El psicointrusismo, como cualquier intrusismo, es un delito y éste se debe denunciar.

¿En qué momento hubo un auge de psicointrusismo?

El auge, sin lugar a dudas, se produjo con la aparición del coaching en todos los ámbitos donde ya está la psicología. Pero vamos a ampliar conocimientos: ¿Qué es el coaching realmente? Es una técnica psicológica que ya estaba dentro de la psicología.

Por lo tanto, ¿qué se ha hecho? Básicamente coger una técnica dentro de la psicología y venderla como nueva disciplina. ¿Es eso legal? No. Pero muchos se lo han creído. Es simplemente una técnica más, que puede ser aplicada dentro de tu profesión, pero en ningún caso se puede hacer la función de psicólogo o ser coach (=psicólogo) por tener un curso de coaching.

Se venden los coach como si fueran psicólogos, pero no lo son, porque un curso no te forma para serlo y hacer la misma función. Es dañino para el cliente y es totalmente ilegal y debe ser denunciado si hace esa función.

También, el confinamiento ha supuesto una oportunidad para falsos profesionales de hacerse un hueco o ampliar su clientela y bolsillo a costa de atender a pacientes para los que no están preparados.

¿Por qué sucede el psicointrusismo?

La psicología es probablemente la profesión con más intrusismo. Todo el mundo cree saber de psicología y hablar como sabio y entendido del tema. Pero, ¿por qué? ¿Por qué esta creencia falsa y dañina para uno mismo y para los demás?

Las teorías psicológicas son aplicables en todos los ámbitos y profesiones. Temas como la comunicación, el liderazgo, la autoconfianza, la motivación, la toma de decisiones, la concentración, la depresión, la ansiedad, el estrés, las emociones… están presentes en todas las personas y ámbitos.

Esto hace que, como afecta a todo el mundo, cada uno tenga su opinión basada en su propia experiencia. Cabe comentar, sin embargo, que solo es eso, una opinión basada en un caso. Esto no será aplicable a todo el mundo porque entran muchos factores en juego que el psicólogo tiene en cuenta: la personalidad, las capacidades, las habilidades, el entorno, los recursos, etc.

Stop al psicointrusismo
Imagen 3. Stop al psicointrusismo: Persona no titulada realizando terapia y perjudicando al paciente cerrándolo en sí mismo como defensa.

Además, en el caso de los coach, se han vendido con una palabra utilizando el marketing y la falta de conocimiento social y la insuficiente reacción de los psicólogos ha hecho que se haya instalado como si fuesen profesionales cualificados. Pero un curso nunca podrá hacer la labor de un graduado, como también pasa con los entrenadores personales vs. los de graduados en ciencias de la actividad física y el deporte.

¿Quién lleva a cabo el psicointrusismo?

El psicointrusismo está siendo llevado a cabo por muchas personas, profesionales, pseudoprofesionales o no profesionales.

Uno de ellos son los coach, ya descritos.

Como ejemplos de malas praxis hechas por pseudoprofesionales tenemos los que explican el Colegio Oficial de Psicólogos (1):

A una paciente le aconsejaron meterse cuatro monedas de oro por la vagina.

Incluso profesionales de un mismo ámbito; por ejemplo, en el deportivo, hay intrusismo por fisioterapeutas, nutricionistas (psiconutricion), entrenadores, coaches, redactores de artículos de psicología no cualificados, etc.

Todos éstos creen no «necesitar» psicólogos y ya hacer la función ellos. Con ello están haciendo psicointrusismo, desprestigiando la psicología y no valorando la labor que colegas suyos hacen.

Además, si se hacen los dos roles, no harán bien ninguna de las dos funciones. Una, por no estar preparados para ello y la otra, por no centrar la atención en ella y no poder realizar el seguimiento que requiere (mientras se está diversificando demasiado la atención).

También en másteres es importante formar diferente a los de la profesión (psicólogos) y a los que cogerán herramientas de la psicología para sus respectivas profesiones. El hecho que en los másteres expliquen herramientas no significa que cualquiera esté dotado legalmente a utilizarlas como psicólogo, sino que son para aplicar en su profesión conociendo dónde está la línea.

Es imprescindible que en los másteres dejen claro este punto, porque no se hace la diferenciación, a menudo, y se está promoviendo con ello el psicointrusismo.

También existen los vendedores de humo, extrovertidos, grandes dominadores de la dialéctica, pero vacíos de contenido. Personas que creen saber mucho, pero saben realmente poco y realizan psicointrusismo vendiéndose bien, pero no aportando positivamente, incluso dañando sin darse cuenta, a los que los escuchan y siguen.

Stop al psicointrusismo
Imagen 4. Stop al psicointrusismo: Vendedores de humo.

¿Dónde está la línea que separa el psicointrusismo de la aplicación de la psicología en la profesión propia?

En el momento en que se dan recomendaciones psicológicas como únicas, se realiza algo similar a la terapia psicológica, asesoramiento psicológico o entrenamiento psicológico con un cliente o paciente sin tener el grado o licenciatura de psicología, se está haciendo psicointrusismo.

¿Quién está preparado y formado para hablar de psicología?

Puede parecer una pregunta obvia, pero si analizamos la práctica profesional, ciertamente no lo es. Están preparados y formados los licenciados o graduados en Psicología. Y, según la especialización, unos más que otros dependiendo de su formación y experiencia profesional.

Por lo tanto, asegurémonos de ir y buscar este tipo de profesionales. Es responsabilidad de cada uno el hecho de no permitir el psicointrusismo ni fomentarlo; no solo en la psicología, sino en ninguna profesión. Cuidemos a nuestros profesionales.

Stop al psicointrusismo
Imagen 5. Stop al psicointrusismo.

Conclusiones del psicointrusismo

  • La psicología es aplicable a todos los ámbitos y todas las personas se pueden beneficiar de sus conocimientos y técnicas. Por lo tanto, es importante respetar a los profesionales como los entendidos y ser humilde a la hora de hablar de psicología no sentando cátedra con experiencias personales.
  • Valorar realmente a los profesionales y a la ciencia, la psicología.
  • Utilizar la psicología como herramienta dentro de tu profesión, no siendo psicólogo (o ejercer como tal con otro nombre). Si deseas hacer la función de psicólogo, fórmate con el grado.
  • Diferenciar en los másteres de psicología la formación y salidas para psicólogos y otros profesionales.
  • Asegurarte de la formación que tiene quién te da consejo, terapia, asesoramiento o a quién contratas, no coger a cualquiera. Si hace falta pedir el título con el sello oficial.
  • El psicointrusismo, como cualquier intrusismo, es un delito que se debe denunciar.

Referencias bibliográficas

  1. COPC. Stop intrusismo psicología. Recuperado el 27/6/2020.
  2. COPA. (2017). El peligro del intrusismo. Recuperado el 27/6/2020.