Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Neuronas espejo y fútbol

13 mayo, 2020

Analizamos el papel de las neuronas espejo en el fútbol y cómo las emociones pueden cambiar la dinámica de un partido. ¡No te pierdas este artículo!

neuronas espejo y fútbol

Saber cómo las emociones pueden cambiar la dinámica de un partido. El poder “adivinar” que va a hacer un compañero de equipo en la siguiente acción, que hará un rival que nos enfrenta en una acción de 1 contra 1 o cómo podemos enseñar la técnica individual, sobre todo en etapas iniciales, son aspectos relacionados con las neuronas espejo.

Las neuronas espejo

En el año 1996 Giacomo Rizzolatti y su equipo de investigación descubrieron las neuronas espejo.

Las neuronas espejo son unas neuronas motoras que se activan cuando uno ve una acción correspondiente a lo que aquella neurona codifica. El sistema de neuronas espejo permite hacer propias las acciones, sensaciones y emociones de los demás (5, 2).

Se ha asociado a las neuronas espejo con procesos de imitación y aprendizaje.

Proceso de imitación

En una entrevista concedida al periódico el País (2) Rizolatti decia lo siguiente: “Cuando se observa una acción hecha por otra persona se codifica en términos visuales, y hay que hacerlo en términos motores” afirmando que las neuronas espejo son las encargadas del proceso de imitación del ser humano.

Se ha demostrado también que el sistema de neuronas espejo en los humanos está directamente implicado en la imitación de movimientos simples, así como en el aprendizaje de actos motores complejos sin práctica (7).

La técnica individual

En etapas de iniciación es muy importante el trabajo de la técnica individual. Tomando en cuenta la relación de las neuronas espejo con el proceso de imitación, una metodología inicial basada en realizar acciones de repetición donde el propio entrenador muestre a los jugadores como realizar el gesto técnico sería lo más adecuado.

El uso de imágenes de video para mostrar o corregir un gesto técnico podría ser también de gran ayuda, no solo en etapas iniciales sino en otros jugadores más avanzados.

Rizzolati (5) en otra de sus entrevistas afirmaba que “Aprendiendo una habilidad motora creas un sistema de neuronas espejo”. Lo que nos indica que se pueden “trabajar” las neuronas espejo creando más sistemas de enlace entre ellas a través de experiencias y aprendizajes de habilidades motoras.

Sera importante ofrecer mucho tiempo de práctica para que los jugadores aprendan habilidades y puedan ir evolucionando de las más básicas hacia las más complejas. Cuando se domine completamente una habilidad también se irá incrementando el nivel de complejidad de la tarea des de lo más analítico hasta el juego real de fútbol para crear estos nuevos aprendizajes y experiencias en nuestros jugadores.

Siempre partiendo de la imitación y el dominio de las habilidades mostradas por el entrenador previamente. El método coerver puede ser un buen ejemplo del aprendizaje de estas habilidades técnicas.

Imagen 1: Aprendizaje de la técnica individual mediante imitación.
Imagen 1: Aprendizaje de la técnica individual mediante imitación.

Empatía

Posteriormente también se relacionaron las neuronas espejo con la capacidad de empatía de los seres humanos. La empatía es la capacidad de conectar con el estado emocional de otra persona.

Según Rizzolati (5) “No sólo se entiende a otra persona de forma superficial, sino que se puede comprender hasta lo que piensa. El sistema de espejo hace precisamente eso, te pone en el lugar del otro. La base de nuestro comportamiento social es que exista la capacidad de tener empatía e imaginar lo que el otro está pensando”.

Las neuronas espejo nos vinculan entre nosotros, desde el punto de vista mental y emocional (3).

Las emociones y las dinámicas en un partido

Las neuronas espejo hacen que las personas se sincronicen con los demás al observar su comportamiento. Actúan en todas las partes del cerebro con un modelo llamado “sistema de reconocimiento de las emociones”, un modelo inconsciente que tiene dos componentes: “detección de la emoción del otro” y de “ajuste con la emoción de otro”.

Estas neuronas apoyan la teoría de la plasticidad cerebral, que sostiene que las células se configuran en función del entorno y del contexto. Si vemos una persona disgustada, se activan en una parte de nuestro cerebro las mismas neuronas de cuando nosotros estamos disgustados (4, 1, 5).

Podemos hablar aquí de la importancia de los capitanes de un equipo. Si sabemos que viendo la expresión de otras personas podemos llegar a ajustarnos a esa emoción y sentir lo mismo que ellos, los capitanes deberían mostrar siempre una actitud positiva enfocada a obtener el mejor resultado de cada uno de los jugadores, aun cuando las cosa no vaya como nos gustaría, aquí la importancia de escoger como capitán a personas con una personalidad contagiosa y siempre positiva predispuesta a competir hasta el final.

Cuando un futbolista se desmoraliza, se forma una cadena en la que todos los demás ven la situación como si fuera una catástrofe (4).

Imagen 2: Capitán levantando al equipo con su actitud.
Imagen 2: Capitán levantando al equipo con su actitud.

También sería interesante trabajar la resiliencia de todo el equipo en nuestras sesiones de entrenamiento con tareas competitivas o sesiones de coaching para que el equipo entienda la importancia de estos conceptos y pueda aprovecharse de ello en la competición.

La actitud y el comportamiento del entrenador también entrarían en esta reflexión. La observación que una persona hace de la conducta de otra, provoca una simulación automática de esa conducta, y este mecanismo permite la comprensión empática, lo que en último lugar puede conducir a respuestas complementarias o moduladoras (7).

Entonces un entrenador que no respeta al árbitro, que muestra una actitud agresiva durante el transcurso del partido, o que esta calmado y seguro en sus indicaciones podría llegar a provocar esa misma actitud en el global de su equipo.

Imagen 3: Entrenador mostrando emociones a sus jugadores.
Imagen 3: Entrenador mostrando emociones a sus jugadores.

Leer el movimiento de los rivales

Un aspecto muy relevante es la lectura del movimiento rival, a continuación analizamos esto en profundidad.

El portero

Si vemos realizar un remate en ese mismo momento se activa la neurona espejo, es decir la acción que hemos visto del remate se ha vuelto nuestra acción, internalizamos la acción que hemos visto.

Nuestro cerebro repite la acción que acabamos de ver. Es una percepción inmediata Si tenemos más información previa relevante de este tipo de acciones podemos llegar a razonar su finalidad (5). Reflejamos los patrones motores que otros realizan.

Podríamos hablar de la importancia de ver acciones y analizarlas por ejemplo por parte de los porteros en los lanzamientos de penalti.

Sabiendo que las neuronas espejo se activaran en el momento que veamos al lanzador ejecutar la acción del remate nos podría indicar que el lanzarse a un lado como acto reflejo al remate no sería la mejor opción y se debería trabajar analizando lanzadores y lanzamientos ya que puede ser de gran utilidad para, a través de las neuronas espejo, poder razonar aunque sea en un muy breve periodo de tiempo la finalidad del lanzador.

Imagen 4: Portero observando lanzamiento del ejecutor.
Imagen 4: Portero observando lanzamiento del ejecutor.

En el 1 contra 1

La observación de una acción con un objetivo ocasiona en el observador una activación automática de la misma red neuronal activa en la persona que lleva a cabo la acción. Cuando las neuronas espejo se disparan, tanto durante la ejecución de la acción como durante la su observación, estas especifican directamente el objetivo (7).

En el futbol observamos al jugador, si saldrá por la izquierda o por la derecha, antes de que este se haga con la pelota. En un 1 contra 1 debemos leer los movimientos de los rivales para responder adecuadamente, cuando un jugador ve algo es como si lo notara en sus propios movimientos, representan esos movimientos en las zona motoras del cerebro.

Si observamos previamente o prestamos atención en los primeros minutos del juego de nuestro jugador rival emparejado, las neuronas espejo pueden ser una fuente de capacidad de anticipación y nos puede dar ventaja para salir victoriosos en estas acciones. Decidir que movimientos realizamos, controlar la respuesta refleja y adaptarla a distintas situaciones es una característica de las neuronas espejo (6).

Imagen 5: Situación de 1 contra 1. Defensor - atacante.
Imagen 5: Situación de 1 contra 1. Defensor – atacante.

El juego en equipo “Modelo de juego”

Las neuronas espejo nos brindan una explicación neurofisiológica de las formas complejas de cognición e interacción social. El cerebro es capaz de reflejar los aspectos más profundos de la mente de los demás como la intención (3).

Estas neuronas espejo se activan incluso cuando no ves la acción, cuando hay una representación mental. Su puesta en marcha corresponde con las ideas. La parte más importante de las neuronas espejo es que es un sistema que resuena (2).

Crear conexiones entre nuestros jugadores a través del propio juego. Que los jugadores se conozcan, como juegan, como juega el equipo, sus puntos fuertes.

Con el tiempo y a través del trabajo contextualizado de nuestro modelo de juego y el conocimiento de un mismo lenguaje para todo el equipo crearemos las sinergias necesarias para que los jugadores puedan adivinar que ara su compañero según el contexto del juego en cada momento.

Imagen 6: Equipo en juego contextualizado.
Imagen 6: Equipo en juego contextualizado.

Conclusiones

  • Se ha pretendido relacionar la función de las neuronas espejo en el fútbol.
  • Podemos decir que en las neuronas espejo se basa la capacidad de imitación del ser humano así como la base de la empatía humana.
  • Se ha asociado a estas neuronas con procesos de imitación y aprendizaje.
  • En el futbol la técnica individual se podría enseñar/aprender a través de la imitación de acciones técnicas mostradas por el entrenador u otros mecanismos.
  • Aprendiendo una habilidad motora creamos nuevos sistemas de neuronas espejo. Lo que nos indica que se pueden “trabajar” estas neuronas creando más sistemas de enlace entre ellas a través de experiencias y aprendizajes de habilidades motoras. La práctica abundante y progresiva será muy importante.
  • Podemos anticipar que ara un jugador rival mediante la observación de sus movimientos previamente lo que nos podría ser útil en situaciones de 1 contra 1 o para el portero en los lanzamientos de penalti.
  • La empatía por parte del entrenador con sus jugadores puede ser muy importante para sacar lo mejor de ellos.
  • La figura de los capitanes en los momentos delicados del juego puede influir en la actitud y las emociones de sus compañeros y puede ayudar a revertir dinámicas.
  • Conocer y tener en cuenta la importancia de las neuronas espejo nos puede ayudar en nuestra tarea de entrenador.

 

Simposio sobre fútbol: si te ha gustado el artículo y quieres ampliar tu formación en fútbol, esto te interesa.

simposio sobre fútbol

botón de más información

Referencias

  1. La Razon – Actualidad. Las neuronas más empáticas (2018). (consultado el 21/04/2020).
  2. El País – Futuro. Entrevista: Giacom Rizolatti (2005). (consultado el 21/04/2020).
  3. Iacoboni, M (2009). Las neuronas espejo. Empatía, neuropolítica, autismo, imitación, o de como entendemos a los otros.
  4. Vital (2018) – Rusia 2018: Las neuronas espejo sincronizan al capitán y el resto del equipo de fútbol.
  5. Entrevista a Giácomo Rizzolatti (descubridor de las neuronas espejo).
  6. (RMF) Neuronas espejo y fútbol: Predicción de movimientos. (Consultado el 22/04/2020).
  7. Gallese, V; Eagle, N; Migone, P (2007). Entonamiento eocional: neuronas espejo y los apuntalamientos neuronales de las relaciones interpersonales. Revista Internacional de Psicoanálisis Apertura. (Consultado el 27/04/2020).

 

 

 

Mesa redonda de expertos sobre el Fútbol en Tiempos de COVID

GRATUITO

fútbol en tiempos de covid19

🕢 19:00 (hora de Madrid - España)

📆 Martes 10 de noviembre