Coaching en fútbol

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (6 Votos. Puntuación media: 4,33 de 5)
Cargando…
coaching en fútbol

Hace  tan sólo 1o años, pocas personas del fútbol conocían el coaching. Sin embargo en la actualidad casi todas las personas vinculadas al mundo del fútbol  conocen o han trabajado con el coaching para su equipo (4). Es evidente que durante los últimos años esta disciplina o herramienta se ha introducido con fuerza en diferentes sectores de la vida y del deporte, entre ellos cabe destacar la importancia que ha adquirido en el fútbol (2).

Lo primero que haremos será definir que es el coaching, para lo que hemos encontrado diferentes definiciones, de las cuales destacaremos las siguientes:

Cantera lo define como un proceso de aprendizaje interpersonal que se produce entre un maestro y un aprendiz, consiste en una aproximación individual y se pude aplicar a diferentes realidades, como puede ser la personal, la laboral o la deportiva, y cuyo propósito es el desarrollo de nuevas conductas (3).

Por otra parte, Javier Brines habla de coaching como una herramienta de la psicología deportiva, que pretende a través de procesos cognitivos mejorar el rendimiento de un deportista o de un grupo o equipo de deportistas (2).

Para Alex Sánchez es un proceso interactivo de beneficio propio y que se utiliza para potenciar en las personas con las que trabajas que usen sus propias habilidades y recursos, consiguiendo el máximo rendimiento (6)

Beneficios del coaching en fútbol

El coaching en fútbol permite al entrenador de un equipo confiar en sí mismo y eliminar las dudas que pueda tener, de igual manera que puede conseguir que sus jugadores también confíen en sí mismos y en el entrenador. También enseña al entrenador a motivar a sus jugadores, a precisar sus sueños en metas alcanzables y a manejar situaciones de estrés (1).

Javier Brines señala que esta herramienta resulta de gran eficacia si se sabe utilizar y puede resultar muy peligrosa cuando no se sabe cómo emplearla. Por eso se necesita una formación específica en esta disciplina y, siempre que sea posible, contar  con el asesoramiento de un psicólogo deportivo (2).

Respecto a esto, Diego Gutierrez habla de que para que el coaching funcione es necesario que la persona que lo realiza, en este caso el entrenador o el psicológo deportivo,  tiene que tener una formación sólida y gran cantidad de horas de práctica. También es fundamental que los deportistas crean tanto en esa persona como en la disciplina (el coaching). Ya que sólo así se podrán sentar las bases y asegurar un buen trabajo. En caso contrario, el proceso estará condenado al fracaso (4).

Entrenador o Coach

El entrenador o coach debe tener unas aptitudes que debe potenciar y ejercer, como son (2):

  • Escuchar: Debe escuchar a su cuerpo técnico, jugadores  y a todo su entorno para adaptar de la mejor manera posible su discurso y su trabajo, a lavez que lo enfoca para obtener el mejor rendimiento posible.
  • Observar: Debe observar el día a día de su equipo tanto  individual como colectivamente, para sacar conclusiones positivas y negativas.
  • Preguntar: Es necesario profundizar, si además de observar y escuchara se pregunta a los miembros del equipos a cerca de aspectos concretos, se obtiene una información extra que dará un plus a toda nuestra información recopilada.
  • Analizar: Una vez recogida toda la información se debe analizar, por lo que un buen entrenador deber tener aptitudes de analista.
  • Y dar feedback: Tras el análisis el entrenador debe corregir o afianzar aquellos comportamientos erróneos o correctos, resectivamente.

También es necesario que el entrenador tenga una predisposición favorable hacia el nuevo aprendizaje, es decir inquietudes que le hagan mejorar.

Además, tendrá que cumplir una serie de características para que sea considerado como un buen líder, como son: trabajar por un objetivo común, anteponer el bien colectivo al individual, ganarse el reconocimiento del grupo, influir  en los jugadores por medio de su conducta y discursos, asumir una gran responsabilidad y ser capaz de ejecutar las decisiones tomadas (2).

Proceso de Coaching

El coaching deportivo es un proceso que se lleva a cabo en 4 fases, que son:

Fase 1: Tomar conciencia de la realidad. Lo primero que debe realizar un entrenador es ver y conocer la realidad en la que se encuentra su él y su equipo. Debe identificar todos los aspectos que incrementan o disminuyen el rendimiento del equipo, tras lo cual debe analizarlos y, posteriormente, potenciar todo lo que mejore el rendimiento del equipo y evitar lo que lo disminuya. Esta toma de conciencia debe abarcar el entorno en el que se encuentra, los comportamientos o conductas tanto propias como del equipo, las capacidades y habilidades de los futbolistas y los valores y la identidad del equipo, entendido como el grupo que engloba tanto a jugadores como a cuerpo técnico.

Fase 2: Voluntad de cambiar. Tras haber identificado la realidad y el entorno en el que se encuentra, el entrenador tiene que querer cambiar para poder progresar. Debe conocer sus puntos fuertes y débiles, para potenciar los fuertes y tratar de disminuir los débiles, para lo que debe plantearse cuál es la mejor manera de cambiar para alcanzar esos objetivos.

Fase 3: Herramientas y recursos para cambiar. El siguiente paso es pensar y saber cómo cambiar, pensando en todo (herramientas y recursos) lo que el entrenador tiene a su alcance para poder mejorar. Cabe destacar la necesidad de que el entrenador tenga las aptitudes mencionadas anteriormente para que los jugadores crean en él y quieran cambiar en base a lo que plantea.

Fase 4: Llevar a cabo un plan de acción. Por último , sabiendo en qué aspectos debe intervenir y cómo hacerlo, el entrenador debe elaborar un plan de actuación y ponerlo en marcha.

Líneas de Actuación

Para finalizar este artículo abordaremos las lineas de actuación que debe llevar a cabo el entrenador de un equipo, para mejorar el rendimiento personal y colectivo de sus futbolistas.

  • TRABAJO EN EQUIPO: Para poder anteponer el bien colectivo a las individualidades de los jugadores, es necesario trabajar en equipo. La mejor manera de hacerlo es repartirse las tareas pero siempre buscando un objetivo común. Puede realizarse con el cuerpo técnico, dividiéndose el trabajo pero siempre manteniendo el objetivo común establecido. Esto es muy  fácil de decir pero para llevar a cabo un buen trabajo en equipo se debe crear una identidad con la que los futbolistas se sientan identificados a través de el conocimiento individual y del equipo, con una misión  y unos procesos de trabajo para llevarla a cabo.
  • OBJETIVOS: Hay que establecer un propósito claro que de sentido y significado a todas las acciones que realicemos cada día. Cuando se conoce el objetivo, el trabajo adquiere perspectiva. Los objetivos  tienen que  ser específicos, medibles,  alcanzables y reales.
  • LA MOTIVACIÓN: En la actualidad, en el deporte se ha puesto de moda usar herramientas motivacionales para intentar sacar lo mejor de uno mismo y de un equipo. La motivación es el motor que nos empuja a lograr los objetivos planteados. Para saber motivar hay que cumplir varios requisitos: la predisposición del deportista, el establecimiento de los objetivos y un entrenador con buenas aptitudes verbales que sepa hacer llegar  el mensaje correcto.
  • GESTIÓN DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL: La inteligencia emocional es una de las herramientas que debe saber utilizar un buen entrenador. Debe saber ser capaz de controlar sus palabras y comportamiento, independientemente de la situación. Aplicado al fútbol es que no debe dejarse influir por resultados, tanto negativos como positivos. De la misma manera, tiene que ser capaz de controlar lo mismo en sus jugadores. Muchas veces equipos que en las últimas jornadas de liga tienen “todo hecho”,  acaban perdiendo campeonatos o llevándose sustos por no saber gestionar sus emociones (2).

Bibliografía

  1. Bou, J.F. (2007). Coaching para docentes. Editorial Club Universatorio: Alicante. 
  2. Brines Gandía, J. (2016). El coaching deportivo en el entrenador de fútbol base. Young Cracks (Blog).
  3. Cantera, J. (2004). Coaching. Mitos y Realidades. Pearsons Educación: Madrid.
  4. Gutierrez, D. (2014). Coaching Fútbol. El binomio que da resultados. CoachingDeportivo.com
  5. Hernandez, J.V. y López L.F. (2007). Entrenar el éxito. La La esfera de los libros: Madrid.
  6. Sánchez, A. (2015). Concepto del coaching. Entrenadordefutbol.es/Coachingfutbol.

Deja un comentario