Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Máquinas de resistencia inercial: 4 motivos para su uso

10 junio, 2021

Descripción de las máquinas de resistencia inercial y sus beneficios para el desarrollo de la fuerza frente a otros métodos de entrenamiento.

máquina inercial cilíndrica
Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.

Este artículo tiene como objetivo describir las bases del entrenamiento con dispositivos con resistencia inercial así como sus principales características, tipología, aplicaciones etc.

Desde el punto de vista del material que podemos utilizar para el entrenamiento de la fuerza, las resistencias inerciales son eficaces para conseguir tal objetivo al igual que otros métodos como las resistencias elásticas, isocinéticas y neumáticas entre otras.

El Dr. Archibald V. Hill creó el primer dispositivo inercial en 1922 llamado ‘Flywheel‘ o ‘volante de inercia’.

Sin embargo, no fue hasta los años 80 cuando Hans Berg y Per Tesch crearon la máquina ‘Yo-Yo‘,  diseñada originalmente para que los/las astronautas pudiesen trabajar la fuerza cuando estaban en órbita (1).

¿Qué es una máquina de resistencia inercial?

Una máquina de resistencia inercial es un dispositivo en el que la naturaleza de la carga proviene de la inercia (2).

El/la ejecutante aplica una fuerza durante la fase concéntrica del movimiento para que, de esta manera, el dispositivo provoque una fuerza de inercia en la fase excéntrica del movimiento.

Para conseguir los efectos deseados, se recomienda realizar la máxima fuerza posible en la fase concéntrica para frenar la inercia generada en la fase final de la fase excéntrica (1).

máquina de resistencia inercial

El objetivo principal de estos dispositivos es conseguir una sobrecarga excéntrica, y esto se da fundamentalmente al tener que frenar la inercia generada por el dispositivo para iniciar el movimiento de la siguiente repetición.

Tipos de máquinas de resistencia inercial

Se diferencian 2 tipos de máquinas con resistencia inercial: cilíndrica y cónica.

Como su propio nombre indica, la principal característica de los dispositivos cilíndricos es la forma cilíndrica de su eje, creando así una resistencia inercial similar en todo el recorrido y en la que las diferencias de velocidad sólo son provocadas por la aplicación de fuerza del sujeto (1,2).

Aún así, algunos modelos permiten modificar el momento de inercia colocando o eliminando una piezas llamadas ‘centros de masas’.

Estas máquinas provocan una mayor exigencia de fuerza inercial con respecto a los dispositivos cónicos. Sin embargo, permiten realizar ejecuciones en posiciones más estables aunque menos funcionales desde el punto de vista deportivo (ejercicios estáticos frente a la posibilidad de desplazarse con los dispositivos cónicos) (1).

Estos dispositivos tienen un peso cercano a los 28 kg. y permiten añadir un adaptador para usar un encóder y medir la velocidad de ejecución (dispositivo tecnológico capaz de medir la velocidad y fuerza generada en cada movimiento) (2).

Los dispositivos cónicos disponen de un eje cónico y debido a esto, permiten la posibilidad de modificar la carga realizando un pequeño ajuste del radio del cabo.

Además, al igual que los dispositivos cilíndricos, permiten modificar el momento de inercia colocando los ‘centros de masas’ (2).

polea cónica
Es posible modificar la carga de las máquinas de resistencia inercial cónicos modificando el radio del cabo. A mayor radio menor es la carga y, a menor radio mayor es la carga (2).

Estos dispositivos son más ligeros que los cilíndricos ya que tienen un peso de 11 kg. y están construidos en aluminio.

Los dispositivos cónicos presentan una gran ventaja con respecto a los cilíndricos y es que permiten los desplazamientos trabajando así las habilidades específicas de muchos deportes.

Por ejemplo, con el objetivo de mejorar la coordinación neuromuscular de un/a futbolista en una aceleración o deceleración (en función de la posición y orientación del deportista con respecto a la máquina) podemos realizar un lunge frontal o estocada con la polea cónica o un lunge lateral o zancada para practicar el cambio de dirección, o practicar una aceleración frontal con sobrecarga desplazándonos 4-5 metros.

Además de esto, permiten incorporar a los movimientos específicos el material con el que se practica esa modalidad deportiva.

Así, un ejercicio específico para tenistas sería realizar una aceleración frontal y posterior golpeo con la raqueta de una pelota lanzada por el/la entrenador/a.

¿Cuáles son los principales beneficios del entrenamiento con máquinas de resistencia inercial?

Utilizar este tipo de dispositivos tiene una serie de beneficios o ventajas por sus características y/0 frente a otros métodos de entrenamiento:

  • Entrenamiento de la transición excéntrica-concéntrica
  • Reproducción de movimientos específicos
  • Versatilidad
  • ¿Máquinas inerciales o entrenamiento convencional de fuerza?

Entrenamiento de la transición excéntrica-concéntrica

La ‘transición excéntrica-concéntrica’ se define como el cambio del tipo de contracción que se da en los músculos en los deportes en los que se alternan fases de aceleración (concéntrica) con fases de desaceleración (excéntrica). Esto se da en deportes como el fútbol, baloncesto, tenis etc.

Por tanto, dicha transición supone en muchos deportes un factor clave del rendimiento deportivo.

Los dispositivos con resistencia inercial trabajan de forma específica esta transición al sobrecargar los últimos instantes de la fase excéntrica y en los primeros del concéntrico, tal y como ocurre en las acciones propias de deporte.

Reproducción de movimientos específicos

Como hemos comentado anteriormente, los dispositivos de resistencia inercial cónicos permiten la reproducción de movimientos específicos del deporte practicado.

De esta manera, el/la jugador/a puede realizar un ejercicio con sobrecarga para mejorar su aceleración de una manera totalmente contextualizada con las demandas motrices del deporte practicado (máxima especificidad).

En el vídeo se pueden observar distintas propuestas con sobrecarga excéntrica trabajando los giros, cambios de dirección y desaceleraciones a las que tiene que hacer frente un futbolista.

Versatilidad

Estos dispositivos, tanto los cónicos como los cilíndricos, permiten de igual manera la realización de ejercicios analíticos para trabajar una musculatura específica para reforzar esa zona, reducir asimetrías musculares, readaptar tejidos después de una lesión etc.

Ambos tipos de máquina inercial permiten realizar ejercicios tanto para el tren superior como para el inferior.

¿Máquinas inerciales o entrenamiento convencional de fuerza?

Entonces, ¿es mejor usar una máquina inercial frente al entrenamiento convencional de fuerza?. Veamos qué dice la ciencia al respecto.

Tous-Fajardo et al. (2016) llevó a cabo un estudio en el que comparaba los efectos de una combinación de entrenamiento compuesto por máquina inercial y plataforma vibratoria frente a un entrenamiento convencional de fuerza basado en pliometría, velocidad lineal y ejercicios de fuerza (vector vertical) (3).

Los resultados mostraron que el grupo que entrenó con la máquina inercial y la plataforma vibratoria mejoró en mayor medida su rendimiento deportivo en los cambios de dirección (evaluado a través del V-Test), sprints de 10 y 30 metros y en la altura del salto vertical (evaluado a través de test RJ5).

Nuñez et al. (2017) compararon las diferencias del rendimiento del ejercicio high pull en 2 grupos de jugadores de rugby, unos entrenando con una máquina inercial y otros con peso libre (4).

Los resultados de la investigación mostraron una mejora del rendimiento en relación a la aceleración, velocidad pico y fuerza excéntrica generada en el grupo que entrenó con la máquina de resistencia inercial en comparación con el grupo que entrenó con pesos libres.

Norrbrand L. et al. (2010) investigaron las diferencias al realizar la extensión de rodilla realizada con una máquina inercial o con una máquina isotónica convencional en 70 jóvenes desentrenados (7).

Los resultados mostraron que la activación muscular, sobre todo en la fase excéntrica, fue mucho mayor en el grupo que entrenó con la máquina inercial que en el grupo que realizó la máquina leg-extension con peso.

Además, los sujetos que entrenaron con la máquina inercial hipertrofiaron más la musculatura implicada debido a la mayor tensión muscular en la fase excéntrica provocada por la inercia de la máquina.

En relación a las adaptaciones que crea el entrenamiento excéntrico, éstas no solo se producen en el tejido muscular sino también en los tendones.

Los ejercicios excéntricos provocan hipertrofia muscular siendo capaces de generar mayor tensión que el trabajo concéntrico al desarrollar mayores adaptaciones em los componentes elásticos del aparato músculo-esquelético (6).

Además, este tipo de entrenamiento es capaz de provocar una hipertrofia de la sección trasversal del tendón así como mejorar su stiffness (capacidad de acumulación de energía elástica) (6).

Por ello, todos los autores coinciden en que el entrenamiento con sobrecarga excéntrica es un gran aliado en la prevención de lesiones musculares y tendinosas así como en los procesos de readaptación tras una de ellas (5).

Aplicaciones del entrenamiento con máquinas de resistencia inercial

Por todo lo comentado anteriormente, las posibilidades de utilización de este tipo de máquinas para el entrenamiento son muy grandes tanto en deportes individuales como colectivos para los siguientes objetivos:

Mejorar el rendimiento

La posibilidad de realizar movimientos específicos con sobrecarga nos permite entrenar los movimientos tal y como se producen en el deporte practicado, lo que supone un entrenamiento con un alto grado de especificidad.

Algunos ejemplos para la mejora del rendimiento de ciertas habilidades específicas de diferentes deportes serían:

  • Tenista: Ejercicio de desaceleración frontal tras un golpeo de pelota en carrera.
  • Futbolista: Zancada lateral para mejorar la fuerza en los cambios de dirección. Squat para mejorar la fuerza del salto vertical.
velocidad de reacción en el tenis.
Las máquinas de resistencia inercial se utilizan para la mejora del rendimiento en diferentes deportes.

Reducir las posibilidades de lesión

Como hemos mencionado con anterioridad, el ejercicio excéntrico resulta ser un trabajo ideal para los deportes en los que se alternan fases de aceleración con fases de desaceleración.

Debido a esto, incorporar este tipo de ejercicios al entrenamiento de la fuerza hará que tanto el músculo como los tendones estén más preparados para la actividad muscular a la que tendrán que someterse durante la actividad deportiva.

Readaptación deportiva

La gran versatilidad que permiten estos dispositivos dan la posibilidad de realizar tanto ejercicios analíticos como ejercicios globales del tren superior o inferior.

En las primeras fases de una readaptación post-lesión podemos utilizar estas máquinas para llevar a cabo ejercicios analíticos que impliquen grupos musculares de la zona lesionada u otros grupos musculares con el objetivo de movilizar la zona y mejorar el control neuromuscular del movimiento.

resistencia inercial
Los dispositivos de resistencia inercial se incluyen en los procesos de readaptación deportiva.

Sin embargo, en las fases finales de un proceso de readaptación después de una lesión los ejercicios se orientan hacia acciones más globales que reproduzcan los gestos específicos del deporte para preparar la vuelta a los entrenamientos/competición del deportista lesionado/a.

Además, es posible reproducir el gesto específico donde se lesionó el jugador para ganar fuerza en la musculatura que resultó dañada para así reforzar los tejidos y mejorar el control y la coordinación muscular.

Conclusiones

Las máquinas de resistencia inercial son un gran método para trabajar la fuerza, sobre todo excéntrica, factor clave en los deportes en los que se alternan fases de aceleración con fases de desaceleración.

El entrenamiento con sobrecarga excéntrica ha demostrado tener beneficios en cambios de dirección, giros y en la generación de tensión en el músculo.

Son necesarias más investigaciones que estudien con más profundidad estos beneficios.

Uno de los grandes beneficios que presentan estas máquinas frente a otras es que tienen un alto grado de especificidad ya que permiten realizar y entrenar los movimientos tal y como se producen en el deporte practicado (aceleraciones, deceleraciones, saltos, giros etc.)

Se aplican sus beneficios para la mejora del rendimiento, en los programas de reducción de lesiones y en la readaptación deportiva.

Referencias bibliográficas

  1. Romero-Rodriguez D. (2021). Apuntes del Certificado en Entrenamiento de la Fuerza: de la rehabilitación al rendimiento. Barça Innovation Hub.
  2. RSP Inertial Performance. Dossier de productos. Enlace.
  3. Tous-Fajardo, J., Gonzalo-Skok, O., Arjol-Serrano, J. L., & Tesch, P. (2016). Enhancing change-of-direction speed in soccer players by functional inertial eccentric overload and vibration training. International journal of sports physiology and performance11(1), 66-73.
  4. Núñez, F. J., Suarez-Arrones, L. J., Cater, P., & Mendez-Villanueva, A. (2017). The high-pull exercise: A comparison between a versapulley flywheel device and the free weight. International journal of sports physiology and performance12(4), 527-532.
  5. Douglas, J., Pearson, S., Ross, A., & McGuigan, M. (2017). Chronic adaptations to eccentric training: a systematic review. Sports Medicine47(5), 917-941.
  6. Franchi, M. V., Reeves, N. D., & Narici, M. V. (2017). Skeletal muscle remodeling in response to eccentric vs. concentric loading: morphological, molecular, and metabolic adaptations. Frontiers in physiology8, 447.
  7. Norrbrand, L., Pozzo, M., & Tesch, P. A. (2010). Flywheel resistance training calls for greater eccentric muscle activation than weight training. European journal of applied physiology110(5), 997-1005.


Ayúdanos a difundirlo. El conocimiento tiene sentido sólo cuando se comparte.