ATR y Periodización Táctica ¿Compatibles?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (2 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Guardiola dando una charla

El fútbol es uno de los deportes más populares en todo el mundo, con más de 265 millones de jugadores en el año 2006 (FIFA). El nivel social, mediático y económico que ha alcanzado este deporte es tal, que ya no sólo importan los jugadores sino que en todo este entorno participan una serie de profesionales que conforman el Cuerpo Técnico de un equipo, como por ejemplo: entrenadores, segundos entrenadores, preparadores físicos, fisioterapeutas, readaptadores de lesiones, médicos, analistas, entrenadores de porteros, etc. Por lo que la planificación de este deporte es un ámbito de vital importancia dentro de un cuerpo técnico.

Como bien dicen Cárdenas, Conde y Courel (2013) (4), ”el concepto de planificación deportiva ha sido abordado por numerosos autores como Sánchez-Bañuelos, Matveev, Verjoshanski, Mestre, Seirul-lo, Solé, etc. Lejos de ser nuestro objetivo detenernos en aspectos conceptuales, entendemos que la planificación supone una propuesta teórica, que implica: conocimiento de las exigencias de la modalidad deportiva, previsión y organización del método, medios de entrenamiento, estrategias de intervención de los técnicos y control del proceso y los resultados en términos de aprendizaje o rendimiento, para comprobar su efectividad y realizar los ajustes pertinentes.”

En concreto en el mundo del fútbol son muchos los modelos de planificación utilizados, pudiendo destacar algunos como el Entrenamiento Estructurado propuesto por Seiru-lo (2), la Periodización Táctica de Víctor Frade(16), el ATR (17), o planificaciones propuestas por autores como Cometti (6, 7), o Bompa (3). Si es cierto que tradicionalmente la planificación en fútbol a estado orientada hacia los aspectos físico-condicionales hasta los últimos años, dónde ha habido una aparición de sistemas integrados de entrenamiento y los nuevos modelos contemporáneos de planificación, enfocados al desarrollo específico, simultáneo y global del jugador (10) mostrándose la planificación en fútbol mucho más rica en cuanto al trabajo en aspectos técnicos, tácticos y psíquicos y no sólo de condición física. Por tanto, mayor será el grado de especificidad y en consecuencia, antes se alcanzará la óptima forma para la competición (9).

Desde nuestra posición no pretendemos defender unos u otros, todos son válidos y lo que buscamos es crear una breve introducción en el contexto de la planificación en el fútbol y de este artículo en concreto.

ATR

El ATR se basa en las teorías de Issurin y Kaverin (1985) (11), que desarrollaron un modelo de organización del entrenamiento para kayak basado en la periodicidad y permutación de la orientación preferencial del entrenamiento, alternando 3 tipos de mesociclos: Acumulación, Transformación y Realización. Se pueden modificar los mesociclos para atender períodos de competición prolongados. Los mesociclos se ordenan por direcciones de entrenamiento (17).

Tabla que explica la metodología del entrenamiento ATR
Tabla 1. Metodología en la planificación ATR. Padial y Feriche (2014) (17).

Esta metodología de ATR ha sido y es muy utilizada en deportes individuales que disponen de fechas fijas para las competiciones importantes, pudiendo así planificar con antelación el control de las cargas. Puesto que en el fútbol se compite como mínimo una vez a la semana no podemos permitirnos realizar un mesociclo de Acumulación de 6 semanas, como en los deportes individuales, ya que todos los partidos a priori son importantes. En cuenta de esto algunos autores han utilizado una metodología de ATR adaptada al fútbol con pequeñas modificaciones, mesociclos más cortos en el tiempo (1, 2 ó 3 semanas) encontrándose resultados positivos en la mejora la condición física de sus futbolistas. En un estudio con futbolistas senior profesionales utilizando el modelo ATR se consiguieron mejorar los niveles de masa muscular y de resistencia aeróbica (10). Según un estudio (5),utilizando esta metodología ATR en pretemporada se consigue una mejora del rendimiento entre el periodo preparatorio y periodo de competición medidas las capacidades con el test de Cooper, el test de abdominales y test de agilidad.

Una de las propuestas a destacar de ATR adaptado al fútbol es la propuesta por Jimenez Mangas (12), el cual tiene mesociclos más cortos y que consta de:

  • Periodo de Pretemporada (5-7 semanas)
  • Macrociclo de Competición 1 (21 semanas): el cual sigue un patrón de 2 semanas Acumulación, 2 semanas de Transformación, 2 semanas de Realización e incluye 1 semana de Regeneración o Descarga; y volvería a comenzar con los microciclos de Acumulación.
  • Macrociclo de Competición 2 (15 semanas): cuyo patrón sería 1 semana de Acumulación, 1 semana de Transformación, 2 semanas de Realización y 1 semana de Regeneración o Descarga.
  • Periodo de Transición (4 semanas)
Grafico Miraut Perez
Figura 1. Metodología ATR. Elaboración propia.

Periodización táctica

La ”periodización táctica” es una metodología de Entrenamiento que surge hace más de 30 años de la cabeza del profesor Víctor Frade cuando, a través de las experiencias que le van ocurriendo, comienza a cuestionarse las Metodologías de Entrenamiento existentes hasta el momento (16). Al entender que el fútbol y el ”juego” que un equipo produce no pueden entenderse  desde el pensamiento científico clásico (analítico y descontextualizado) dada su globalidad, imprevisibilidad y estado no-lineal, decide buscar teorías más adecuada a los tipos de problemas que éstos plantean (16).

La periodización táctica es una metodología de entrenamiento, basada en la Teoría de los sistemas Complejos (15, 16), cuya preocupación máxima es el ”jugar” que un equipo pretende producir en la competición. Es por ello que el Modelo de Juego se asume cómo guía de todo el proceso, produciéndose una modelación a través de los principios, subprincipios y sub-subprincipios del juego que lo forman (16).

Por Principios se entienden los comportamientos generales del juego, organizados de forma jerarquizada y congruente entre sí, que el entrenador ha creado y definido (por ejemplo: juego de ataque a través de combinaciones en amplitud). Son el inicio del comportamiento que  quiere el entrenador, en términos colectivos e individuales. Se trata de las regularidades que se pretende surjan en competición como forma de afrontar la aleatoriedad y la incertidumbre del juego. Estos patrones de comportamiento colectivo y sus referencias, deberán ser conocidos por todos, lo cual contribuirá a la creación de hábitos de comportamiento y a la anticipación sobre las situaciones del juego. Los subprincipios serían los comportamientos más concretos constituyentes de los Principios. Estos subprincipios a su vez estarían constituidos por otros sub-subprincipios, en los que ya sería el jugador, a través de sus propios recursos y su creatividad, quien afrontaría la situación de juego, hablando por ello de un “mecanismo no mecánico” (2).

”No sé dónde comienza lo físico y acaba lo psicológico y lo táctico. Para mí, el fútbol es globalidad, el jugador también, y no consigo hacer la división”   José Mourinho al diario O Jogo del 20 de Septiembre de 2003 (1).

Jose Mourinho

Por consiguiente, podemos afirmar que la periodización táctica planifica con el uso el morfociclo patrón (microciclo) como núcleo de la planificación y prioriza el Modelo de Juego del equipo (componente táctico) sobre los componentes físico-condicionales, como se venía haciendo tradicionalmente en este deporte. Puesto que ya hemos hablado sobre Periodización táctica en Mundo Entrenamiento, si deseas profundizar más sobre la periodización táctica consulta nuestro anterior artículo haciendo click aquí.

¿Son opuestos? ¿Se pueden combinar?

Tras exponer brevemente en qué consisten estas corrientes de planificación podríamos decir que en la metodología de ATR prioriza o se basa en los componentes físico-condicionales mientras que la periodización táctica planifica en función del ”jugar” del equipo (Principios, Subprincipios y Sub-subprincipios del Modelo de Juego).

En la actualidad hay gran debate sobre cuál de estos enfoques es más válido, siendo muchos los abanderados de un lado o del otro, incluso extremistas que consideran que solo es válido su posicionamiento.

Con este artículo no pretendemos decantar la balanza hacía un lado o hacía otro, simplemente queremos ofrecer una propuesta de trabajo con sus respectiva revisión bibliográfica y análisis de resultados. Opinamos que con su respectiva justificación y evaluación de resultados todas las propuestas pueden ser válidas.

El autor Morente-Sánchez propone una planificación combinando la Periodización Táctica y el modelo ATR, algo que a priori parece contradictorio. Para ello, partiendo de una versión modificada de la propuesta de Jimenez Mangas (12) comentada anteriormente, recurre a una planificación que prioriza el Modelo de Juego atendiendo a los principios y subprincipios del juego idealizados en cada sesión de entrenamiento pero siempre respetando lo que denomina el horizonte condicional. De esta manera, como concluye en su manuscrito, no solo no se compromete la dimensión condicional del futbolista, sino que ciertos parámetros especíifcos tales como la potencia del tren inferior o la potencia aeróbica  mejoraran de forma significativa con este tipo de metodología de trabajo centrada en el Modelo de juego que no olvida el aspecto físico condicional (13).

A sí pues en otro de sus estudios en el que un equipo de fútbol cadete de un equipo de élite utilizaba una metodología de trabajo en los entrenamientos (adquisición, repaso y perfeccionamiento) de diferentes contenidos con el fin de asimilar principios y subprincipios del modelo de juego era prioritario en cada sesión de entrenamiento como tal, siendo modificadas las variables de cada tarea en función del momento de temporada (Acumulación, Transformación, Realización) para controlar las cargas de entrenamiento. Se obtuvieron como resultados unos niveles de condición física muy superiores a los de la población normal de su misma edad y género. Por lo que queda demostrado que se puede alcanzar un rendimiento alto a nivel físico, dando prioridad al modelo de juego en cada sesión de entrenamiento (14).

 Conclusiones

  • En el ámbito del deporte, y por consiguiente también en el fútbol, son varias la metodologías utilizadas para planificarlas temporadas de los equipos, siendo esta función desempeñada por el Cuerpo Técnico.
  • Podemos destacar el ATR, que planifica en función lo condicional (aspectos físicos) y dividiéndose en mesociclos de Acumulación, Transformación y Realización;  por otro lado está la Periodización Táctica, que priorizar el ”como debe jugar” mi equipo (aspectos tácticos) basándose en principos, subprincipios y sub-subprincipios del juego.
  • Aunque en un principio estas corrientes son opuestas, hay evidencias científicas de que cambiándolas se obtienen resultados positivos en quipos de fútbol.

Bibligrafía:

  1. Amieiro, N., Oliveire, B. (2007). Mourinho, ¿Por qué tantas victorias?. España: MC Sports.
  2. Arjol, J. L. (2012). La planificación actual del entrenamiento en fútbol: Análisis comparado del enfoque estructurado y la periodización táctica. Acción Motriz. 8, 27-37.
  3. Bompa, T. (2006). Periodización del entrenamiento deportivo. Badalona: Editorial Paidotribo.
  4. Cárdenas Vélez, D., Conde González, J., & Courel Ibáñez, J. (2013). The use of Match Analysis for improved physical performance in team sports. Ccd, 8(9), 147–155.
  5. Castillo-Rodriguez, A. (2011). Aumento del rendimiento físico a través de método ATR en fútbol amateur. EFDeportes.com, Revista digital, 159. Extraído en línea el 05/06/2015.
  6. Cometti, G. (1999). Fútbol y musculación. Barcelona: INDE.
  7. Cometti, G. (2002). La preparación física en el fútbol. Barcelona: Editorial Paidotribo.
  8. FIFA. Federation Internationale de Football Association [online]. Extraído en línea el 31/05/2015.
  9. García, J.M., Navarro, M., & Ruiz, J.A. (1998). Planificación del entrenamiento deportivo. Madrid: Editorial Gymnos.
  10.  Gómez, J. R., Nuñez, V. M., Viana B. H., Edir, M., García, J. C., Lancho J. L., & Alvero, J. R. (2005). Modificaciones morfo-funcionales con un sistema de entrenamiento A.T.R. en un equipo de fútbol profesional. Apunts. Medicina de l’esport. 147, 11-22.
  11. Issurin, V. B. & Kaverin, V. F. (1985). Planirovainia i postroenie godovogo cikla podgotovki grebcov. Moscú: Grebnoj sport.
  12. Jimenez Mangas, R. (2004). Fútbol. ”Planificación de una temporada deportiva”. En F. Drobnic, J.M. Gonzalez de Suso y J.L. Martínez (Eds), Fútbol, bases científicas para un óptimo rendimiento. Madrid: Ergon, 61-68.
  13. Morente-Sánchez, J. (2014). ¿La periodización táctica compromete la condición física del futbolista?. Habilidad Motriz. 42, 36-46.
  14. Morente-Sánchez, J., Peribáñez, P., Fuentes, C., Navarro J., & Sánchez, C. (2012). Periodización táctica y ATR. Training Fútbol. 202, 24-35.
  15. Moriello, S. (2003). Sistemas complejos, caos y vida artificial. Extraído en línea el 02/06/2015.
  16. Tamarit, X. (2007). ¿Qué es la ”periodización táctica”? Vivenciar el <<juego>> para condicionar el Juego. España: MC Sports.
  17. Padial, P. & Feriche, B. (2014) Apuntes de Entrenamiento deportivo. Facultad de Ciencias del Deporte, Universidad de Granada.

3 Comentarios

  1. En mi opinion no hay metodología de entrenamiento completa ya que cada rival es diferente. Lo ideal es una combinación de métodos que el Mister sepa globalizar y que sus dirigidos sean receptivos a ese combinación de métodos. Es importante saber que tan inteligente es el jugador para poder manejar sistemas y modelos complejos.

  2. La aplicación de los métodos de entrenamiento específicos del fútbol, son totales. Las dos metodologias que son por y para el futbol, son sistemicas y totales, seria imposible que tome cosas de planificación de otros deportes/metodos.

Deja un comentario