Pilates, el auge de las nuevas tendencias

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (5 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Chica realizando postura de pilates

A día de hoy existen infinidad de posibilidades para la práctica de actividad física, y cada vez más empresas se lanzan al negocio del marketing deportivo, dándole puntos de vista más comerciales a modalidades existentes o simulaciones de estas como pueden sel el zumba, GAP, step pro, spinning, etc… que, tras horas de meditación, son vendidas a los usuarios como métodos revolucionarios y novedosos, que van evolucionando según la ley de la oferta y la demanda.

Por otro lado, prácticas ya existentes cogen fama por diferentes motivos, como es el caso del método Pilates que en las últimas décadas a experimentado un aumento notorio de su práctica, convirtiéndose en una actividad rentable a la vez que efectiva, tal como se comprueba en diferentes publicaciones con rigor científico.

¿Qué es el método Pilates?

Consiste en un sistema de ejercicios que existe hace más de 90 años en que su creador Joseph Pilates, que da nombre al método, combinó movimientos con base en la gimnasia sueca y tradicional, diferentes técnicas de rehabilitación, artes marciales, yoga y danza (3). El método Pilates busca una combinación entre el trabajo de la fuerza muscular y la relajación, coordinando este trabajo de fortalecimiento y equilibrio con la respiración durante la realización de movimientos controlados.

Joseph Pilates comenzó a desarrollar lo que serían los inicios de la modalidad en un campo de refugiados en el que fue internado durante la Primera Guerra Mundial, donde ayudaría en la enfermería con la rehabilitación de los ingresados, ideando un sistema de máquinas que facilitara el trabajo de los más debilitados.

¿Es efectivo?

Las publicaciones científicas existentes comienzan a aparecer en la década de los 90, pero muchas no gozan de un diseño muy adecuado y son de carácter analítico. Las más novedosas ya están realizadas con grupo de intervención y grupo control. Una en concreto. publicada por García-Soidan en 2014 (1), nos muestra una serie de factores interesantes sobre las mejoras que se obtienen a través de la práctica del método Pilates después de un programa de 12 semanas de duración con dos sesiones de una hora cada semana.

En esta publicación (1) nos habla de que el método Pilates es una forma de actividad física que se compone de una serie de ejercicios que involucran a la totalidad del cuerpo, basándose en una serie de principios como la concentración, la respiración, la precisión, el control y el fluir de los movimientos. Además, uno de los beneficios que se le atribuyen es el bajo nivel de dificultad que conlleva al existir gran variedad movimientos y, al no resultar altamente fatigante, genera una adherencia mayor en determinados grupos de edad.

Algunos de los resultados encontrados en este estudio son los siguientes:

  • Aumento de la duración del tiempo de sueño.
  • Aumento de la media de los niveles de actividad física general por semana. El 60 % de los participantes en el programa de ejercicio a través del método Pilates continuaron sinedo activos tras el estudio. Dicho de otro modo, los participantes que al inicio eran sedentarios, tras la intervención, adquirieron unos patrones de actividad que superaron las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.
  • Existió una mejora en los componentes emocionales relacionados con la calidad de vida, así como algunos aspectos físicos.

Otro estudio realizado por García Pastor publicado en 2010 (4) encuentra los siguientes parámetros de mejora:

  • Modificación en la composición corporal medida mediante sumatorio de 6 pliegues.
  • Leve reducción en el porcentaje de grasa corporal comprobado con bioimpedancia.
  • Mejoras en los niveles de movilidad de la columna.

Para finalizar, Natour en 2015 (2) publica un estudio realizado con sujetos que padecen dolor lumbar que se someten a una intervención a través del método Pilates. Los resultados vienen a respaldar la intencionalidad con la que surge el método:

  • Se experimenta una reducción en los niveles de dolor en la región lumbar sin causa diagnosticada en el grupo que realiza el programa de ejercicio a través del método Pilates.
  • Aparecen beneficios en determinados parámetros funcionales relacionados con la calidad de vida.
  • Se observa una mejora en aspectos emocionales que se relacionan también con una mejor calidad de vida.

También se han encontrado mejoras en el equilibrio y la coordinación (5). Por lo que podemos afirmar que la los resultado de las últimas investigaciones realizadas sobre diferentes grupos de población encuentran beneficiosa la práctica de Pilates en relación a la calidad de vida de los involucrados en este tipo de programas.

Además existen grupos poblacionales que se pueden beneficiar específicamente de este tipo de actividad dado el trabajo sobre el suelo pélvico como son las embarazadas, que podrán mejorar la calidad de vida de cara al desarrollo de las actividades cotidianas durante el embarazo, así como la preparación al parto.

Chica realizando postura de pilates

Conclusión

Una vez más estamos ante pruebas empíricas que corroboran los beneficios hacia la salud y la calidad de vida que la actividad física y los hábitos no sedentarios aportan. Una perspectiva errónea que mucha gente todavía mantiene hacia la práctica deportiva es que si no es extenuante y no causa una fatiga elevada, no es beneficiosa. El mero hecho de pasar de hábitos sedentarios a formas de vida más activas ya está generando beneficios en la salud de las personas si esto se convierte en un hábito y, a través de prácticas como la planteada en el presente artículo, podemos romper esas rutinas creando una adherencia hacia la práctica que posteriormente podrá verse aumentada con una adecuada planificación.

Desde Mundo Entrenamiento os animamos a romper con las tendencias sociales que arrastran a las personas a una forma de vida poco activa. Muy conocida es la cita surgida en la Grecia Clásica “mens sana y corpore sano“.

Bibliografía

  1. J. L. García-Soidán, V . Arufe Giráldez, J. Cachón Zagalaz and A. J. Lara-Sánchez  (2014). Does pilates exercise increase physical activity, quality of life, latency, and sleep quantity in middle-aged people? Perceptual & Motor skills: Motor Skills & Ergonomics 119, 3, 838-850
  2. Natour, J. de Araujo Cazotti, L., Helena Ribeiro, L., Salvador Baptista, A., and Jones A.M. (2015). Pilates improves pain, function and quality of life in patients with chronic low back pain: a randomized controlled trial. Clinical Rehabilitation, Vol. 29(1) 59– 68
  3. Levine B, Kaplanek B, Scafura D, Jaffe WL. (2007).  Rehabilitation after total hip and knee arthroplasty: a new regimen using Pilate training. Bull NYU Hosp Jt Dis. 65:120—5.
  4. García Pastor T. y Aznar Laín S. (2011). Práctica del método Pilates: cambios en composición corporal y flexibilidad en adultos sanos Apunts Med Esport. 46(169):17—22
  5. Tudor Maria, Grigore Vasilicaᵇ, Tudor Iulian-Doru (2014 ). The Role of Pilates Techniques in Improving Components of the Coordinative Capacity. Procedia – Social and Behavioral Sciences 117 16 – 20

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.