El Rondo en el Fútbol

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (6 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
El Rondo en el Fútbol

En este artículo analizamos el Rondo en el Fútbol, mostrando distintas formas de práctica, variables y modificaciones del juego, indicando a su vez los múltiples beneficios que aporta, tanto a nivel técnico-táctico individual como colectivo: ofensivos y defensivos (1).

La Conceptualización del Rondo en el fútbol

El Rondo en el fútbol es un término popular usado en Europa, conocido como “Bobinho” en América del Sur y “Piggy in the middle” en USA (2).

Por otro lado, para alcanzar una definición lo más completa posible es necesario recopilar aquellos aspectos en común y contra-puestos revelados en las diferentes conceptualizaciones publicadas en la literatura:

  1. Es un tipo de Juego Reducido (JR) o Small Side Game (SSG) (2).
  2. Usado para reforzar la resolución local de problemas (2).
  3. Aplicabilidad a diferentes contextos de acción deportiva, recreacional, educacional y profesional (2).
  4. Basado en un juego de mantenimiento-recuperación de la posesión del balón (1,2,3).
  5. Superioridad numérica de dos o más jugadores por parte de los jugadores con balón (1,3).
  6. Inferioridad numérica por parte de los jugadores sin balón (2,3).
  7. Disposición inicial pre-fijada (1,3).
  8. Espacios de juego reducidos (Portugal, 2006 citado en Arboleda-Flores, 2017).
  9. Jugadores distribuidos por la zona periférica del área pre-determinada (Portugal, 2006 citado en Arboleda-Flores, 2017).
  10. Utilidad en la formación del futbolista (Martínez, 2010 citado en Arboleda-Flores, 2017).
  11. Multitud de elementos y variantes (3).
  12. Empleabilidad durante el calentamiento, parte principal y vuelta a la calma (Mingol, 2010 citado en Arboleda-Flores, 2017).
  13. Contribuye al desarrollo de los diferentes fundamentos técnico-tácticos ofensivos y defensivos (3).
  14. Aplicabilidad en los sistemas de entrenamiento tradicionales e integrado (1,4).
  15. Alto grado de especificidad con la situación real de juego (1,4).
  16. Adaptabilidad a otros deportes colectivos (1,4).

Metodología de Enseñanza-Aprendizaje del Rondo en el fútbol

El rondo es un ejercicio de carácter multifacético que se puede emplear en distintas situaciones de juego para la formación del futbolista (Tabla 1), mejorando multitud de aspectos del jugador que servirán de complemento para su desarrollo íntegro como futbolista (1). Las distintas variables y situaciones posibles del juego nos permitirán adaptarlos a las distintas circunstancias que nos encontremos, así como utilizarlo para lograr distintos objetivos (1).

Etapas de formación en jóvenes futbolistas
Tabla 1. Etapas de formación en jóvenes futbolistas (Casáis, Domínguez y Lago, 2009)

El juego del rondo en el fútbol, con sus distintas variables, nos permitirá ir evolucionando en contenidos y dificultad a lo largo del desarrollo evolutivo del joven deportista (1). Por ello, se propone que los juegos se tienen que adaptar a las necesidades de los niños y deben ser atractivos-lúdicos para mejorar la formación y el desarrollo de las diferentes necesidades del futbolista joven y adulto: condicionales, técnicas, tácticas, psicológicas, sociales y emotivas (Wein, 2004 citado en Cabrebra y Barrero, 2010).

El Rondo en el fútbol y en la formación del futbolista

El juego modificado en la enseñanza de deportes de invasión como el fútbol se presenta como una herramienta idónea y eficiente para el desarrollo del conocimiento y el rendimiento de juego(1). No obstante, una propuesta poco fundamentada o un planteamiento competitivo que no se adecue a las competencias del jugador, puede conllevar limitaciones en el proceso de aprendizaje (1).

De igual modo, se sugiere que el juego modificado se puede utilizar como contenido y evaluación de procedimientos técnico-tácticos en todas las edades y niveles (1). Siempre y cuando se realice una correcta modificación deportiva y se establezca un criterio fundamentado (1).

Sin embargo, no se establecen unas directrices justificadas a seguir en la planificación y utilización del juego modificado. Y, se tiende a utilizar estrategias de modificación orientadas a la estructura del juego (zona de juego, número de jugadores, material, tiempo…) y no tanto a los principios y objetivos técnico-tácticos (6). Por ello, Lago (7) propone una serie de criterios metodológicos para el diseño de tareas del juego individual (Figura 1) y para el proceso de enseñanza de los deportes colectivos (Tabla 2).

Diseño de tareas en el juego individual
Figura 1. Criterios metodológicos para el diseño de tareas en el juego individual (Casáis, Domínguez y Lago, 2015)
Figura 1. Criterios metodológicas para el diseño de tareas en el juego individual (Casáis, Domínguez y Lago, 2009)
Tabla 2. Criterios metodológicos en el proceso de enseñanza en los deportes de equipo (Lago, 2015)

En el fútbol base, este ejercicio puede tener una gran utilidad ya que con su empleo podemos trabajar el aspecto físico (resistencia, fuerza, rapidez…), el aspecto cognitivo (percepción, toma de decisiones, capacidad de anticipación), el social, emocional y fomentar la creatividad del joven jugador. (1).

Fundamentos Técnico-Tácticos y el Rondo en el fútbol

El Subsistema Técnico-Táctico establece los medios, formas y procedimientos más eficaces, eficientes y racionales para resolver las situaciones que derivan de las situaciones de juego. Esta resolución está condicionada interiormente por los procesos cognitivos, fisiológicos, afectivos y motores, y exteriormente por las condiciones contextuales de las situaciones y las leyes que regulan los comportamientos del juego del Fútbol.

El juego del rondo en el fútbol, permite realizar gran cantidad de elementos técnico-tácticos en pocos minutos complementándose con una constante percepción y toma de decisiones y, enriqueciendo nuestros entrenamientos y contribuyendo a la formación de nuestros jugadores (1). Recordando que la técnica se optimiza cuanto más se práctica (Wein, 2004 citado en Cabrero y Barrero, 2010).

En este grupo la exigencia técnico-táctica es alta y la orientación hacia la componente velocidad dependerá del manejo de las reglas y la organización espacial (8). A espacios de acción mas reducidos mayor será la exigencia perceptivo-decisional y reactiva, mientras que si pretendemos desarrollar desplazamientos mas largos necesitaremos de espacios mayores (8).

Existe dos elementos muy importantes en el fútbol base que los jóvenes futbolistas deben desarrollar: los fundamentos técnico-tácticos ofensivos y defensivos (roles socio-motores, intenciones y acciones técnico-tácticas en el juego individual y colectivo), los cuales se pueden trabajar con el juego del rondo en el fútbol y sus diferentes variantes (1,7).

Objetivos físico-técnico-tácticos

Fonseca (2010) citado en Arboleda-Flores (3) manifiesta que el diseño de un adecuado rondo en el fútbol dependerá principalmente de los objetivos que se plantee el entrenador. Por ello, en función de la gestión de la magnitud de la carga, reglas de provocación, intervención del entrenador, etc, la tarea se orientará en un sentido u otro (3).

Por otro lado, a modo de ejemplo se expondrán varios objetivos generales (Tácticos, Técnicos y Condicionales) que pueden ser perseguidos por el rondo en el fútbol (Fonseca, 2010 citado en Arboleda-Flores, 2017):

FitMe

 

¿TE GUSTARÍA MEJORAR TU FORMA FÍSICA, TU AUTOESTIMA Y TU SALUD?

más información

El programa que cambiará tu vida...

  • Mejorar las cualidades tácticas individuales de los jugadores.
  • Perfeccionar el proceso de toma de decisiones en situaciones de accionar rápido durante el juego.
  • Mejorar los apoyos cortos, medios y largos.
  • Llevar el ataque al lugar que el jugador desea para robar las líneas de pase.
  • Mejorar el sistema táctico del equipo.
  • Mejorar el proceso de entrega de pases y de saber localizar al compañero mejor ubicado, ante diferentes situaciones en relación.
  • Ejecutar todas las cualidades individuales y grupales de los jugadores desde diferentes parámetros y compromisos.
  • Contribuir a mejorar los cambios de ritmo por parte de los defensores y de los atacantes.
  • Perfeccionar la velocidad de reacción y su movilidad articular.
  • Trabajar de manera adecuada los cambios de ritmo, desplazamiento, laterales, saltos, deslizamientos del suelo, y demás movimientos.
  • Controlar la velocidad de reacción con el balón al dar los pases con mayor rapidez.
  • Mejorar el aspecto físico al ser un ejercicio de asimilación al juego real.

Tipos de Rondos en el fútbol

Inicialmente, Martínez-García (9) propone una clasificación de cuadrados-rondos bajo una complejidad progresiva:

  1. Cuadrados de iniciación: 3c1
  2. Rondos-posicionales: 4c2 + 1c
  3. Tareas de rondos-posicionales con transición: 4c4 + 2c
  4. Ejercicios de rondos-posicionales con transición y cambio de campo: 4c2 + 2c

Por otra parte, Portugal (2006) citado en Arboleda manifiesta que los juegos de rondos se podrían catalogar como: Rondos simples/básicos y en Rondos de posesión. A modo de ejemplo nos encontramos el 3c1, 3c1 + 1c, 4c1, 4c2, 4c2 + 1c, 5c1, 5c2, 2c2 + 1c, 3c3, 6c2, entre otros.

Variantes a partir de su estructura básica

De acuerdo con Portugal (2006) las principales variables que se pueden modificar dentro del juego del rondo en el fútbol (Tabla 3 y 4) son el tamaño del área de juego, el número de atacantes-defensores-comodines, reglas de provocación (nº de toques, filtrar balones interiores etc…) y la duración del proceso (3). En este tipo de tareas se hace imprescindible manejar hábilmente los factores espaciales, temporales y de densidad de jugadores y, sobre todo, de reglas que normalicen los comportamientos en la dirección deseada (8).

De acuerdo con el autor, este tipo de juego puede llegar a ser muy útil para desarrollar el nivel de rendimiento por la presencia de situaciones reales de juego (Fonseca, 2010 citado en Arboleda-Flores, 2017). Un ejemplo de ello se muestra reflejado en el análisis de las variaciones en la coordinación interpersonal bajo diferentes intensidades (espacio de juego y tiempo de posesión del balón) y en diferentes grupos de edad, en una tarea condicionada “Rondo” (2). Finalmente, las conclusiones identificaron importantes configuraciones estructurales e interaccionales en el intercambio de pases a través de las diferentes categorías (2).

Implicaciones en el rondo
Tabla 3. Implicaciones técnicas, tácticas y físicas que presenta el rondo en las diferentes variables del juego (Arboleda-Flores, 2017)
Condicionantes en el rondo
Tabla 4. Distintas variables que podemos aplicar partiendo de la estructura básica (Cabrebra y Barrero, 2010)

Aplicabilidad

Este tipo de forma jugada con ciclo completo, pero no regulado, de ataque-defensa y que incluye la consecución del gol sin portero formal (8), puede ser aplicado en diferentes contextos:

  1. Juego pre-deportivo en escuelas de iniciación y de fútbol base: considerado como un puente o vehículo para el desarrollo óptimo de cualquier deporte, contribuyendo a una mejor asimilación de reglas, fundamentos técnicos, tácticos fundamentales, habilidades motrices y las capacidades del propio deporte elegido (1,3).
  2. Elementos de una sesión: muy habitual es ver este tipo de juego durante el calentamiento general y específico (tanto en equipos de élite como de fútbol base), como tarea de recuperación y como ejercicio de vuelta a la calma (1).
  3. Base de una filosofía de juego: en el F.C Barcelona, tras la llegada de Johan Cruyff en el año 1988 a los banquillos del club, demostró como a partir de la lógica y la riqueza de un juego se puede empezar a construir las bases de lo que en un futuro se convertiría en un modelo de juego marcado y definido (1).
  4. Fútbol en la calle (1).

Influencia del Rondo sobre las Estructuras del Juego

Siguiendo las estructuras de Roca (2008) mencionaremos como influye el juego del rondo en el fútbol a cada una de las diferentes estructuras del juego, demostrando así que es un elemento útil para el entrenamiento y para la mejora del rendimiento del futbolista (4).

Todas estas estructuras giran sobre un denominador común que son los sistemas de juego, los principios del juego y sus elementos (la técnico-táctica, tanto individual como colectiva) (4).

Estructura Condicional

Variando el espacio, el tiempo, el número de jugadores, etc…, podemos trabajar la resistencia tanto aeróbica como anaeróbica, la fuerza para la lucha, el desplazamiento y el salto, así como la rapidez (3,4).

Estructura Cognitiva

Constantemente, con el juego del rondo en el fútbol estamos percibiendo (entorno, rival, balón y situación de los compañeros) y tomando decisiones, por lo tanto trabajaremos y desarrollaremos la velocidad de procesamiento de la información (3,4).

Estructura Coordinativa

La estructura que tiene el juego del rondo en el fútbol, hace necesario tener un control del movimiento (técnica) con respecto al espacio y el tiempo, con el juego, el balón, los oponentes y con los compañeros (permitiendo el desarrollo de la anticipación) (3,4).

Estructura Socio-Afectiva

Este es uno de los aspectos que más se desconoce sobre este juego, y es que aplicando el juego del rondo, desarrollaremos la compenetración entre nuestros jugadores, lo que nos permitirá conocer mejor las posibilidades de cada uno en el campo de juego (3,4).

Estructura Creativo-Expresiva

En el fútbol es importante que el jugador tenga creatividad para resolver diferentes situaciones de juego. El juego del rondo “obliga” a los jugadores a utilizar varios recursos técnicos y tácticos (tanto individuales y colectivos) (3,4).

Estructura Emotivo-volitiva

Finalmente, esta estructura es un elemento muy útil para adquirir que el jugador adquiera confianza en algunas acciones técnico-tácticas, y estableciendo diferentes variantes podemos desarrollar la capacidad competitiva del jugador y la voluntad hacia diferentes aspectos del juego que le cueste desarrollar (3,4).

Conclusiones sobre el rondo en el fútbol

El Rondo en el fútbol es un término popular utilizado en Europa, América del Sur y USA. En breves palabras, se define como un tipo de juego reducido basado en el mantenimiento-recuperación de la posesión del balón desde una posición inicial pre-fijada.

Por otra parte, esta herramienta es clave en el proceso de enseñanza-aprendizaje del futbolista, ya que nos permite, con la gestión de sus distintas variables y situaciones del juego ir evolucionando en contenidos y dificultad a lo largo del desarrollo evolutivo del futbolista. Sin embargo, en este tipo de tareas se hace indispensable seguir unas directrices justificadas (factores espaciales, temporales y estructurales) en la planificación del entrenamiento y sus objetivos.

Por último, teniendo como referencia su carácter multifacético (como juego pre-deportivo, elementos de una sesión, filosofía de juego y juego en la calle) resulta importante mencionar su influencia sobre las diferentes estructuras del juego (estructura condicional, coordinativa, cognitiva, socio-afectiva, creativo-expresiva y emotivo-volitiva).

Bibliografía

  1. Cabrera, F. I. M. y Barrero, A. M. (2010). La formación del joven futbolista a través del juego del rondo. EmásF: revista digital de educación física, (7), 5-15.
  2. Menuchi, M., Moro, A., Ambrósio, P., Pariente, C. y Araújo, D. (2018) Effects of Spatiotemporal Constraints and Age on the Interactions of Soccer Players when Competing for Ball Possession. Journal of Sports Science and Medicine (17), 379 – 391.
  3. Arboleda-Flores, E. P. (2017). El rondo en los fundamentos tácticos de los estudiantes de la selección de fútbol de la Unidad Educativa Atahualpa (Master’s thesis, Universidad Técnica de Ambato). Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación. Maestría en Cultura Física y Entrenamiento Deportivo.
  4. Barrero, A. M. y Martínez, F. I. (2010). El juego del rondo y su aplicación práctica al entrenamiento de equipos de fútbol de alto rendimiento. EFDeportes.com, Revista Digital15(147).
  5. Casáis, L., Domínguez, E. y Lago, C. (2009). Fútbol Base: El entrenamiento en categorías de formación. MC Sports.
  6. Olivares, J. S., López, L. M. G. y Moreno, D. S. M. (2011). El juego modificado, recurso metodológico en el fútbol de iniciación. Retos: Nuevas tendencias en educación física, deporte y recreación, (20), 37-42.
  7. Lago-Peñas, C. (2013). El diseño de tareas de entrenamiento. Orientaciones metodológicas. (Universidad de Vigo). Facultad de Ciencias de la Educación y del Deporte.
  8. Portoles, J. V. (2015). Metodología de la velocidad en el Fútbol. Máster Preparación Física en el Fútbol. RFEF.
  9. Martínez-García, J. L. (2014). SmartFootball. El fútbol basado en el cerebro. Círculo Rojo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.