Efectos del alcohol sobre la salud

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Joven bebiendo alcohol

El consumo de bebidas alcohólicas es una costumbre popular en todo el mundo. Casi el 70% de los españoles consume alcohol con asiduidad, un 10% son ex bebedores y algo más del 20% se declara totalmente abstemio, según un estudio del Ministerio de Sanidad (1).

La gran mayoría de la población toma bebidas alcohólicas principalmente por razones sociales, pero la cantidad y el momento en que se beben tienen importantes consecuencias sobre la salud propia. Aunque muchos de los efectos del alcohol afectan negativamente al estado de salud, existen leves efectos positivos. En el presente artículo analizaremos ambos (2).

Efectos del alcohol en la salud

El alcohol afecta a todas las células del cuerpo y muchos de estos efectos tienen implicaciones importantes para la salud. Las bebidas alcohólicas, especialmente en grandes cantidades, están relacionadas con más de 100.000 muertes al año (2).

Efectos del alcohol tóxicos directos

El alcohol tiene un efecto tóxico directo sobre la pared intestinal y altera la capacidad de absorción de vitaminas. Además las personas que beben alcohol presentan un mayor índice de incidencia de cáncer de faringe y sófago, que probablemente esté asociado con el efecto directo del alcohol al entrar en contacto con estos tejidos durante la ingestión. Si además se combina con ciertos medicamentos como la aspirina o los antiinflamatorios no estiroideos (ibuprofeno) puede provocar hemorragias gastrointestinales (2).

Efectos del alcohol en la Función hepática

El hígado es el único órgano del cuerpo que metaboliza el alcohol y éste afecta a la función hepática de muchas maneras. Se ha demostrado que incluso con una dieta equilibrada rica en proteínas, consumir seis bebidas al día durante menos de un mes genera una considerable acumulación de grasa en el hígado. Si esto continúa durante años, las células del hígado degeneran y serán sustituidas por un tejido rígido no funcional, lo cual dará lugar a una enfermedad conocida como cirrosis (2).

Efectos del alcohol en los Procesos mentales

Tras la absorción, los efectos del alcohol se producen en el cerebro, unos efectos que suelen ser paradójicos. Aunque el alcohol es un depresor, consumido en pequeñas cantidades ejerce un efecto estimulante al liberar algunos de los mecanismo normales de control inhibitorio del cerebro. No obstante el alcohol es principalmente depresor y sus efectos sobre el cerebro dependerán de la dosis ingerida. Los efectos aparecen en un orden jerárquico relacionado con el desarrollo del cerebro y afectan en primer lugar a los centros cerebrales superiores (2).

Algunas efectos del alcohol pueden generalizarse de la siguiente manera:

  • Pensamiento y razonamiento; juicio.
  • Respuestas preceptiva-motriz; tiempo de reacción.
  • Coordinación de la motricidad fina; músculos del habla.
  • Coordinación de la motricidad gruesa; caminar.
  • Procesos visuales; visión doble.
  • Alerta; sueño, coma.
  • Control respiratorio; fallo respiratorio, muerte (4).

Además, el alcohol está intimamente relacionado con conductas agresivas. Estudios de laboratorio han indicado que la conducta agresiva está directamente relacionada con la cantidad de alcohol consumida (4).

Efectos del alcohol: Obesidad

El alcohol es una considerable fuente de Calorías, unas 7/gramo, comparable al contenido calórico de la grasa. Angelo Tremblay (reconocido científico en el control de peso) y colaboradores descubrieron que el alcohol promueve una sobrealimentación y un importante factor determinante de la obesidad (3).

Consumo excesivo y alcoholismo como efecto del alcohol

Un elevado consumo de alcohol agrava la mayoría de los problemas de salud mencionados anteriormente y puede producir adicción. Las investigaciones han demostrado que tres o más bebidas al día aumentan el riesgo de desarrollar hipertensión, además de elevar los niveles de lípidos en la sangre, factores relacionados con las enfermedades cardiovasculares. Por otra parte, el elevado consumo de alcohol está relacionado con la muerte súbita debida a insuficiencia cardíaca y accidente cerebral (2).

Este consumo excesivo provoca un trastorno conocido como alcoholismo, un estado de salud cuya etiología es desconocida pero posiblemente esté relacionada con varios factores fisiológicos, psicológicos y bajo mi punto de vista uno de los más relacionados el sociológico (2).

efectos del alcohol

Efectos del alcohol positivos

Las investigaciones recientes han demostrado que el consumo moderado de alcohol (entre una y tres cervezas o vasos de vino al día) está asociado con una menor mortalidad, en los hombres principalmente, debido a que se reduce el índice de enfermedad arterial coronaria, pero algunos datos revelan también efectos favorables en las mujeres (5).

La teoría sugiere que pequeñas cantidades de alcohol inducen un efecto de relajación, que puede reducir el estrés emocional, un factor de riesgo asociado con la enfermedad arterial coronaria (2, 5).

Conclusiones sobre los efectos del alcohol

Como vemos son muchos los efectos del alcohol que afectan en la salud, aunque realmente exista algún leve beneficio para la salud asociado al consumo moderado de alcohol, desde Mundo Entrenamiento advertimos que estos posibles beneficios no son motivo suficiente para que una persona normalmente abstemia empiece a beber.

Esta demostrado que el alcohol produce muchos más efectos negativos que positivos y su consumo afecta directamente a nuestra salud y bienestar físico, por lo que debemos de mantener una alimentación equilibrada, con asiduo ejercicio físico y sin abusar del consumo de alcohol.

 

Bibliografía

  1. Ministerio de Sanidad. (2012): Encuestas y estudios. Recuperado el 26/09/2014 en enlace.
  2. Melvin H, Williams. (2002): Nutrición para la salud, la condición física y el deporte. Barcelona: Paidotribo.
  3. Tremblay, A & Alméras, Ν. (1996): Physical activity, macronutrient balance and body weight control. Progres in obesity research: 207-212.
  4. Fernández-Montalvo, J; Landa, N; López-Goñi, J; Lorea, I & Zarzuela, M. (2002): Trastornos de personalidad en alcohólicos: un estudios descriptivo. Revista de Psicopatología y Psicología Clínica. 7(3): 217-225.
  5. Moreno Ortigosa, A. (2000): Efectos saludables del consumo moderado de vino. Zubía Monográfico. 12: 59-102.
Compartir
Artículo anteriorProgresa en tus entrenamientos
Artículo siguienteSíndrome metabólico
Profesor de Educación Física. Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (UDC). Colegiado: 54066. Graduado en Educación Primaria, mención Educación Física (UEM). Máster en Profesorado de Educación Secundaria (UDC). Socorrista Acuático Profesional y Entrenador Superior de Natación (RFEN).

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.