Documentos de Consenso en el Deporte ¿son útiles?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Documentos de Consenso en el deporte

En el siguiente artículo analizamos la utilidad de los Documentos de Consenso en el deporte. Un consenso es un “acuerdo producido por consentimiento entre todos los miembros de un grupo o entre varios grupos” (1). Se podría deducir que este concepto es un convenio establecido entre profesionales del deporte y de la salud con el fin pactar una serie de recomendaciones basadas en evidencias científicas consistentes.

Por otro parte, la pirámide (figura 1) de Alonso (2) clasifica los distintos estudios científicos con el fin de determinar unos criterios objetivos para valorar la calidad científica. En esta referencia de ordenación de las evidencias, los Documentos de Consenso en el deporte no aparecen citados. Cabe pensar que es debido a su entidad supra-dimensional como nivel de evidencia, ya que para conformar los Documentos de Consenso en el deporte los profesionales correspondientes se basan en las evidencias más adecuadas.

Pirámide de clasificación de los artículos científicos
Figura 1. Pirámide de clasificación de los artículos científicos en función del nivel de evidencia del diseño de investigación (Alonso, 2016)

Finalmente, expondremos una serie de temas consensuados en los últimos años por parte de la comunidad científica.

Documentos de Consenso para las Lesiones Deportivas

Definición Lesión Deportiva

El documento de consenso (1) establece que una lesión “es cualquier problema físico sufrido por un jugador acaecido en el transcurso de un partido de fútbol o de un entrenamiento“. Independientemente de la necesidad de atención médica o del tiempo perdido en la práctica del fútbol (1). Una lesión que precise atención médica se citará como “atención médica” (1). “Y una lesión que tenga como consecuencia que el jugador no puede participar plenamente en el siguiente partido de fútbol o entrenamiento se citará como “tiempo perdido por la lesión” (1).

Recaída o Recidiva de la lesión

La Recidiva “es una lesión del mismo tipo y en el mismo lugar que se produce en un jugador tras regresar a la plena participación deportiva” (1):

  • Temprana: sucede antes de los 2 meses del primer episodio.
  • Tardía: sucede entre los 2 y 12 meses del primer episodio.
  • Retardada: aparece tras más de 12 meses del primer episodio.

Las lesiones como contusiones, laceraciones y conmociones cerebrales y secuelas resultantes de una lesión no deben registrarse como recaídas” (1).

Severidad de la lesión

Este concepto se define (1) como “el número de días transcurridos desde la fecha de los daños causados (lesión) hasta la fecha del regreso del jugador a la plena participación en los entrenamientos de equipo y su disponibilidad a ser convocado“.

El día en que se produce una lesión es el día “cero” y no se cuenta al determinar la gravedad. (1). Por lo tanto, si un jugador no puede participar completamente en el día de la lesión, pero está disponible para la participación completa al día siguiente: registro como una lesión con pérdida de tiempo con una gravedad de 0 días (1).

Exposición a los partidos y entrenamientos

Se entiende en los documentos de consenso que “match exposure” es “el juego entre equipos de diferentes clubes“. La exposición de partidos entre equipos del mismo club debe considerarse una exposición de entrenamiento (1). Cualquier actividad de partido que forme parte de la rehabilitación de un jugador no debe registrarse como exposición de partido (1).

Por el contrario, “training exposure” se basa en “las actividades físicas individuales/equipo bajo el control u orientación del personal de entrenamiento o preparador físico que tiene como objetivo mantener o mejorar las habilidades de fútbol o la condición física de los jugadores” (1). Las sesiones de calentamiento pre-partido y el enfriamiento post-partido deberían ser recordadas como exposición al entrenamiento (1).

Clasificación de las lesiones

Por último, los documentos de consenso clasifican las lesiones en función de la localización (tabla 1), tipo (tabla 2), lado del cuerpo, mecanismo de lesión (traumático o sobreuso), lesión recidiva y otros aspectos: partido o entrenamiento, contacto (objeto y contrario) y si ha existido violación del reglamento.

Localización de la lesión
Tabla 1. Clasificación de las lesiones en función de la localización corporal (Fuller et al., 2006)
Tipo de lesión
Tabla 2. Clasificación de las lesiones en función de la tipología (Fuller et al., 2006)

Documentos de Consenso para el “Groin Pain”

Introducción al “Groin Pain”

La heterogénea taxonomía de lesiones en la ingle agrega confusión en esta área (4). El dolor en la ingle es un problema común y complejo para los atletas (4). La gran variedad de posibles lesiones en numerosas estructuras anatómicas y la alta prevalencia de “hallazgos anormales” en atletas asintomáticos contribuyen a la complejidad (4).

Objetivo del documento de consenso en el deporte para el “Groin Pain”

En el documento de consenso (4) se refleja “la reunión del acuerdo de Doha sobre terminología y definiciones del dolor inguinal en atletas se convocó para intentar resolver este problema“. El objetivo era acordar una terminología estándar, junto con las definiciones adjuntas (4).

Sistema de clasificación del “Groin Pain”

En el historial clínico, el atleta debe informar el dolor en la región afectada, empeorando con el ejercicio (4). La palpación, las pruebas de resistencia y el estiramiento de los grupos musculares afectados se utilizan para clasificar a los atletas en estas entidades (4). El dolor informado por el atleta en las pruebas de resistencia también se debe sentir en la estructura afectada (4). Por ejemplo, en el dolor inguinal relacionado con aductores, el dolor en las pruebas de aducción con resistencia debe reproducir el dolor reconocible del atleta en los aductores (4).

Definición de las entidades clínicas para el “Groin Pain”

Dolor en la ingle relacionado con los Aductores

Sensibilidad aductora y dolor en pruebas de aducción resistidas” (4).

Dolor en la ingle relacionado con el Iliopsoas

El grupo estuvo de acuerdo en que el dolor en la ingle relacionado con iliopsoas es más probable si hay dolor en la flexión de la cadera resistida Y/O dolor en el estiramiento de los flexores de la cadera” (4).

Dolor en la ingle relacionado con la zona inguinal

Localización del dolor en la región del canal inguinal Y sensibilidad del canal inguinal. No hay hernia inguinal palpable. El grupo acordó que el dolor inguinal relacionado con inguinal es más probable si el dolor se agrava con la prueba de resistencia de los músculos abdominales O en Valsalva/tos/estornudo” (4).

Dolor de la ingle relacionado con el pubis

Sensibilidad local de la sínfisis púbica y del hueso inmediatamente adyacente. El grupo sintió que no había una prueba de resistencia particular que provocara específicamente los síntomas relacionados con el dolor en la ingle relacionado con el pubis que podría usarse junto con la palpación” (4).

Groin Pain
Figura 1. Definición de las entidades clínicas para el Groin Pain (Weir et al., 2015)

Dolor en la ingle relacionado con la cadera

Hubo acuerdo (documento de consenso) en que el dolor de la articulación de la cadera siempre debe considerarse como una posible causa de dolor en la ingle” (4).

La evaluación debe centrarse en el inicio, la naturaleza, la ubicación del dolor y los síntomas mecánicos (4). Se reconoció que el dolor en la ingle relacionado con la cadera puede ser difícil de distinguir de otras causas, que puede coexistir con otros tipos de dolor en la ingle y es difícil recomendar pruebas clínicas discriminatorias únicas (4). El grupo recomendó que el examen físico que incluye un rango pasivo de movimiento y pruebas especiales de cadera flexión-abducción-rotación externa (FABER) y flexión-aducción-rotación interna (FADIR) se realice en todos los casos cuando los atletas presentan dolor en la ingle (4).

Otras condiciones que causan dolor en la ingle

El grupo del documento de consenso enfatizó de que hay otras muchas causas posibles para el dolor en la ingle en los atletas (4). Por ello, se necesita un alto índice de sospecha clínica para identificarlos (4).

Documentos de Consenso para el Return to Sport (RTS)

El Return to Sport no es una decisión que se toma de manera aislada al final del proceso de recuperación y rehabilitación (5). Por ello, tras el First World Congress in Sports Physical Therapy se celebró una reunión de consenso donde participaron 17 miembros del grupo de consenso (5). El objetivo de esta declaración de consenso fue presentar y sintetizar la evidencia actual para hacer recomendaciones sobre la toma de decisiones acerca del Return to Sport, la práctica clínica y las direcciones de investigación futuras acerca de los documentos de consenso en el deporte relacionadas con el regreso de los atletas al deporte (5).

Definiendo el RTS

Para conceptualizar el proceso de toma de decisiones del RTS es importante tener en cuenta los siguientes puntos clave (5):

  • Información mínima: el deporte y el nivel de participación del atleta, con el objetivo de regresar a.
  • En ciertas situaciones, la decisión de RTS se puede revertir a una eliminación de la decisión deportiva.
  • La decisión de RTS debe compartirse entre todas las partes interesadas.

Continuum del RTS

En el Continuum del RTS se definen tres elementos (figura 2), que enfatizan una progresión gradual basada en criterios, que es aplicable para cualquier deporte y está alineado con los objetivos de RTS (5);

  1. Return to Participation (RTP): el atleta puede participar en la rehabilitación, entrenamiento (modificado o no restringido) o en el deporte, pero a un nivel más bajo que su meta de RTS. El atleta es físicamente activo, pero aún no está “preparado” (médicamente, físicamente y/o psicológicamente) para RTS.
  2. Return to Sport (RTS): el atleta ha regresado a su deporte, pero no está a su nivel de rendimiento deseado. Algunos atletas pueden estar satisfechos con alcanzar esta etapa, y esto puede representar un RTS exitoso para esa persona.
  3. Return to Performance (RTP): el atleta ha regresado gradualmente a su deporte definido y se está desempeñando en o por encima de su nivel previo a la lesión. Para algunos atletas, esta etapa puede estar caracterizada por un mejor rendimiento personal.
Continuum del RTS
Figura 2. Continuum del Return to Sport (Arden et al., 2016)

Modelos para ayudar a entender y guiar el proceso de RTS

Los procesos comentados anteriormente deben tener en cuenta un largo número de factores que podrían ser agrupados en un orden secuencial del siguiente modo (5): Evaluación Estratégica de Riesgo y Tolerancia al Riesgo (“The Strategic Assessment of Risk and Risk Tolerance (StARRT)” (figura 3).

Decisiones del Return to Play
Figura 3. Dinámica de la toma de decisión de retorno al juego de un deportista lesionado (Arden et al., 2016).

Evaluación del estado actual del deportista

El objetivo de la primera etapa del RtPD es analizar el estado actual del deportista teniendo en cuenta los Factores médicos (5): características del deportista, síntomas que presenta el lesionado, historial médico personal, señales en el examen clínico, resultados en los test de diagnóstico clínico y resultados de los test funcionales.

Evaluación del riesgo de participación

La segunda etapa tiene el propósito de evaluar el riesgo que tiene para el jugador participar en los entrenamientos con el grupo y la competición teniendo en cuenta los Modificadores de Riesgo Deportivo (5): características de la modalidad, posición del jugador, miembro dominante, nivel competitivo, posibilidad de proteger la lesión, test funcionales, perfil y estado psicológico del deportista.

Evaluación de la tolerancia al riesgo

Por último, la tercera etapa hace referencia al analizar otros factores muy próximos al entorno del deportista, teniendo en cuenta los Modificadores de Decisión (5): momento de la temporada, presión del propio deportista, presión externa, enmascaramiento de la lesión, conflicto de intereses y miedo al litigio.

Evidencia para informar la toma de decisiones del RTS

Una óptima toma de decisiones debe considerar considerar varios puntos de vista (5). Por un lado, los factores biológicos, psicológicos y sociales que influyen en la decisión de RTS. Por otro lado, la programación de las evaluaciones de forma periódica y la revisión de los objetivos. Y por último, la composición y los roles dentro del equipo de toma de decisiones. Sin embargo, la transición puede ayudar al clínico a contribuir a la decisión de RTS de forma compartida (figura 4).

Decisiones para el RST
Figura 4. Integración de la información para una óptima decisión durante el RST (Arden et al., 2016)

Conclusiones acerca de los Documentos de Consenso en el Deporte

Después de todo lo expuesto anteriormente, ¿son útiles los documentos de consenso en el deporte?, la respuesta es SI. La justificación proviene de que los documentos de consenso en el deporte son una entidad supra-dimensional, conformados por las evidencias que los profesionales seleccionados para el documento consideran más adecuadas y consistentes.

En resumen, las ejemplicaciones mostradas en los documentos de consenso en el deporte para determinar las conceptualizaciones más adecuadas para las lesiones deportivas y temas relacionados (severidad, recidiva y clasificación de las lesiones). Un sistema de clasificación para el “Groin Pain” (aquellas relacionadas con las entidades clínicas, con la cadera y otras condiciones que provocan dolor en la ingle). Y una serie de recomendaciones sobre la toma de decisiones acerca del Return to Sport (definición, modelos para guiar el proceso y evidencia para informar la toma de decisiones del RTS). 

Bibliografía

  1. Real Academia Española. (2018). Ético. Diccionario de la lengua española (22.aed). Recuperado de http://dle.rae.es/?id=AP0O6TO
  2. Alonso, J. A. (2016). Análisis crítico de documentos científicos. Búsqueda y manejo de fuentes documentales y otros recursos. Máster Prevención y Readaptación de Lesiones Físico-Deportivas en el Fútbol. Madrid: REFF.
  3. Fuller, C. W., Ekstrand, J., Junge, A., Andersen, T. E., Bahr, R., Dvorak, J., Hägglund, M., McCrory, P. & Meeuwisse, W. H. (2006). Consensus statement on injury definitions and data collection procedures in studies of football (soccer) injuries. British Journal of Sports Medicine, 40(3), 193-201.
  4. Weir, A., et al. (2015). Doha agreement meeting on terminology and definitions in groin pain in athletes. British Journal of Sport Medicine, 49(12), 768-774.
  5. Ardern, C. L., et al. (2016). 2016 Consensus statement on return to sport from the First World Congress in Sports Physical Therapy. British Journal of Sports Medicine, 50(14), 853-864.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.