Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

¿Qué es el efecto Bohr?

5 noviembre, 2020

El efecto Bohr es una propiedad de la hemoglobina y se pone de manifiesto en nuestro organismo cuando nos trasladamos a lugares con menor presión atmosférica o bien cuando realizamos ejercicio de alta intensidad.

efecto bohr

El entrenamiento en altura se ha postulado como prioritario dentro de la planificación deportiva en el ámbito profesional y el efecto Bohr tiene mucha incidencia en ello.

Entre la comunidad del deporte de élite de numerosas disciplinas deportivas ya son comunes las estancias prolongadas en cotas más altas. Su objetivo no es otro que preparar la temporada y sus respectivas competiciones .

Otros muchos deportistas profesionales han decidido ir por la vía rápida y directamente han trasladado su domicilio a lugares con más altitud.

Con esto se benefician de los efectos fisiológicos que genera la estancia y el ejercicio bajo esas condiciones. Estas adaptaciones se resumen en este artículo a través del denominado efecto Bohr, término acuñado en base a su creador, el fisiólogo Christian Bohr.

La disminución de la presión parcial de oxígeno en sangre arterial, es la que altera la homeostasis entre la aportación de oxígeno y su demanda, generando una respuesta en el organismo.(2).

¿Porqué se produce Bohr?

El oxígeno(O2) se une a la hemoglobina de tal forma que esta pueda distribuirlo a las distintas partes del cuerpo y permita realizar múltiples funciones. Estas constituyen nuestro día a día.

Este efecto surge en ciertas condiciones en las cuales la hemoglobina pierde esa afinidad por el O2 debido a aumentos en la presión parcial de dióxido de carbono y disminución del PH sanguíneo(1).

Por lo tanto Bohr ocurre «gracias» a que la hemoglobina pierde su afinidad por el 02 y facilita el transporte de oxígeno con más eficiencia en las «nuevas» condiciones de hipoxia.

La diferencia de PH entre la sangre arterial y venosa facilita la liberación de 02 a los tejidos.

Gráfica comparativa sobre el Efecto Bohr.

¿Cuándo se manifiesta el efecto Bohr?

Al trasladarnos a cotas más altas el oxígeno es el mismo, lo contrario a lo que la mayoría de la gente cree. Lo que sí disminuye es la presión atmosférica, reduciendo nuestra capacidad de captar O2 y distribuirlo a los tejidos.

Esto da lugar como consecuencia a escenarios como el conocido mal de altura.

Este último se produce «gracias» al efecto Bohr. Los síntomas de fátiga, mareo o dolor de cabeza producidos al incrementarse la altitud y comúnmente atribuídos al conocido mal de altura se resumen principalmente en una relación inversamente proporcional. A mayor altitud menos presión.

Es esta última la que genera la problemática disminuyendo nuestra capacidad de captación de O2. Este déficit es denominado hipoxia y nuestro organismo reacciona a él aumentando el hematocrito.

¿Cómo contrarrestar el efecto borh?

La manera más efectiva de prepararnos para una prueba en un lugar con mayor altitud, consiste en la realización de ejercicio de alta intensidad. Cuando realizamos este tipo de entrenamientos, la cantidad de ácido láctico generada es mayor que en otro tipo de esfuerzos.

En estos casos se produce la liberación del hidrogenión (H+) junto con el lactato dificultando la difusión de O2 a los tejidos. La principal consecuencia es que se eleva la presión parcial de O2 y se facilita la difusión de O2 a la mitocondria(3).

Por tanto todo indica que a menor presencia de 02, más cantidad de ácido láctico se genera. El déficit de aporte de oxígeno a los músculos da como consecuencia la mayor liberación de lactato por parte de los músculos que están trabajando.

Esto último se asocia a la deuda de oxígeno durante el ejercicio. Los procesos mencionados anteriormente simulan la acción que se produce cuando nos situamos en lugares con menor presión atmosférica, poniendo a prueba los procesos fisiológicos anteriormente descritos.

Conclusión sobre el efecto borh

El estímulo(altura o entrenamiento de alta intensidad), generan una respuesta(disminución de la presión o liberación de H+) y ambos provocan una adaptación(aumento del hematocrito y mejora de la difusión de 02 a los tejidos.

La captación ha disminuido pero nuestra difusión ha mejorado, el organismo se vuelve más eficiente por eso logramos obtener mejor rendimiento.

Estas mejoras no son permanentes y desaparecen paulatinamente cuando abandonamos las cotas más altas o dejamos de lado el entrenamiento de alta intensidad.

efecto bohr

Referencias bibliográficas

  1. Benner, A.Aakash,K.Singh,K.Dua,A.(2020).Physiology,Bohr effect
  2. Conkin, J.(2011). PH2O and simulated hypobaric hypoxia. Aviat Space Environ Med. 2011 Dec;82(12):1157-8.
  3. Hill, A. V., C.N. Long, and H.Lupton (1924). Muscular exercise, lactic acid, and the supply and utilization of oxygen. VI. The oxygen debt at the end of exercise. Proc. R. Soc. Lond. 97: 127-137