Tiros libres en baloncesto

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (2 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
tiros libres en baloncesto

Los tiros libres en baloncesto constituyen entre el 20-25% de los puntos que se anotan en un partido, y por eso muchas veces son decisivos para ganar o perder un partido (12).

Por eso es indispensable trabajarlos dentro de los entrenamientos. Pero, ¿Por qué se fallan los tiros libres en baloncesto? ¿Es debido a una fatiga acumulada de los jugadores? ¿O Puede que sea por un estado de ansiedad que les impide concentrarse?

Fatiga y tiros libres en baloncesto

Hay infinidades de autores que han tratado la fatiga, con el paso del tiempo se han confeccionado definiciones. Según Astrand & Rodahl (4), es la reducción en la capacidad de producción de fuerza, por ejemplo, una máxima contracción voluntaria o en tétano provocada eléctricamente.

Otros autores dicen que la fatiga es la imposibilidad de generar una fuerza requerida o esperada, producida o no por un ejercicio precedente (9). Autores actuales han acabado perfilando la definición de este término. Según Arjonilla (3): “La fatiga es un proceso el cual provoca una incapacitación de un órgano, tejido o sistema de responder normalmente a un estímulo o tarea”. La fatiga muscular está caracterizada por una disminución de la capacidad de trabajo, una disminución de la resistencia al mismo o una disminución de la fuerza, en resumen, una disminución del rendimiento.

Para evitar que aparezca la fatiga rápidamente, lo que se tiene que hacer es trabajar el VO2 máximo debido a que es un factor determinante para ejercicios de alta intensidad (20). Por lo tanto, si se mejora el perfil aeróbico de los jugadores se producirá un retraso en la aparición de la fatiga y una mejor recuperación de los esfuerzos anaeróbicos, también una mejora en la asimilación de los entrenamientos y mantenimiento de la eficiencia técnica durante un período mayor de tiempo (8).

En el caso del baloncesto, la FATIGA es un factor que afecta mucho a los jugadores, esta se concentra en dos niveles, el central y el periférico. El concepto de fatiga central, está asociado a alteraciones específicas funcionales del sistema nervioso central (13). Este tipo de fatiga puramente físico provoca un deterioro del rendimiento en les acciones de precisión, sobre todo en los tiros libres en baloncesto.

Otros autores dicen que la fatiga central responde a aspectos como la alteración de la motivación, la atención o bien por la alteración de comportamientos funcionales que afectan en la transmisión de órdenes del SNC (3).

En definitiva, es una fallida de la activación central, producida cuando el deterioro de la contracción muscular está por sobre de la placa motora, provocando situaciones complicadas de mantenimiento y de control de la contracción muscular (13).

Las causas más comunes relacionadas con la aparición de la fatiga central son (13):

  • Fallida de la activación neuronal
  • Inhibición aferente des de los husos neuromusculares y terminaciones nerviosas
  • Depresiones de la excitabilidad de la motoneurona
  • Alteraciones en la transmisión del impulso nervioso
  • Fallida en la sinapsis

Por otro lado, la fatiga periférica es la que tiene lugar en las estructuras que intervienen en la acción muscular y que se producen por debajo de la placa motriz (3). Es aquella fatiga en la cual los mecanismos que deterioran la contracción muscular afectan a las diferentes estructuras contráctiles (13).

Los mecanismos implicados en la producción de fatiga condicionan la actividad contráctil, entre sus efectos se encuentran (13):

  • Disminución de la fosfocreatina en el músculo, muy importante para las actividades físicas de alta intensidad y de corta durada
  • Aumento del ácido muscular, aumento de la producción de ácido láctico
  • Disminución del glucógeno en el músculo, indispensable para realizar actividades físicas de mediana y larga duración

En definitiva, la fatiga provoca incapacitaciones y malas decisiones, Por lo tanto, en el caso del baloncesto como más tarde aparezca mejor.

Durante un partido de baloncesto, se producen acciones intensas, con tiempos de recuperación incompletos, los cuales provocan la aparición de la fatiga en los jugadores (19).

El baloncesto es un deporte cognitivamente exigente (2), los jugadores se encuentran en un entorno con un nivel muy alto de exigencia el cual les obliga a realizar constantes operaciones mentales para dar respuesta a las demandas de la tarea, la cual cosa supone un esfuerzo mental muy alto (6).

Por lo tanto, si se suma esfuerzo mental con esfuerzo físico del propio juego se puede dar una fatiga general del organismo (7). En el caso de la fatiga mental, es el resultado acumulativo del esfuerzo mental a lo largo del tiempo, y su aparición y manifestación muestran un cierto paralelismo con los de la fatiga física (5).

Según Martin, Thompson, Keegan, Ball y Rattray (14), afirman que los efectos de la fatiga mental provocan efectos en el rendimiento físico, provocando una limitación de la fuerza máxima, fuerza explosiva y trabajo anaeróbico.

Por lo que hace a otros deportes se ha visto como en el caso del futbol, la fatiga mental puede provocar efectos negativos en habilidades técnicas que requieran precisión (17).

En el caso del baloncesto, aún no se estudió nada relacionado con el efecto de la fatiga en el rendimiento técnico del tiros libre en baloncesto. El hecho de no encontrar relación entre fatiga y precisión en el tiros libre en baloncesto, provoca que haya autores que descarten la idea de que la fatiga mental afecte al rendimiento (2). En cambio sí que se ha encontrado que la fatiga física provocada previamente a los tiros libre en baloncesto deteriora su rendimiento (15).

Ansiedad y tiros libres en baloncesto

Otro factor que afecta al rendimiento de los jugadores de baloncesto es la ANSIEDAD. La ansiedad se define como un estado especial de agitación y tensión, en el cual se producen reacciones somáticas i psíquicas especiales por anticipación recuerdos o experimentación actual de situaciones de inseguridad o amenaza, tan real como imaginarias (10).

El baloncesto al ser un deporte multidimensional, se relacionan emociones, cogniciones y conductas del deportista (2), puede provocar la aparición de la ansiedad. Spielberger (18), afirma que hay dos tipos de ansiedad, la ansiedad rasgo, y la ansiedad estado. Para diferenciar rasgo y estado, afirma que las diferencias consisten por una parte en el sentido de potenciar ligado al rasgo, frente a la actualidad unida al estado.

Los deportistas con un alto nivel de ansiedad rasgo, y a la vez un nivel de ansiedad estado tendrán un mayor riesgo de rendir por debajo de su potencial de competición (18). Por lo tanto, si se tienen niveles altos de ansiedad, se provocará una bajada considerable del rendimiento deportivo y afectará a los tiros libres en baloncesto.

No solamente existe la ansiedad competitiva provocada por las emociones y demás, sino que también existe la ansiedad precompetitiva la cual tiene un papel muy importante en el mundo deportivo y en los tiros libres en baloncesto.

Según Wang, Marchant, Morris i Gibbs (21) afirman que la ansiedad precompetitiva influye negativamente en el rendimiento de los deportistas. Hay autores que afirman que a mayor nivel competitivo del rival, mayores valores de ansiedad precompetitivo (2). Además, la ansiedad no solamente provoca una bajada del rendimiento deportivo, sino que también se ha visto como jugadores de baloncesto a nivel profesional que tienen niveles altos de ansiedad muestran una recuperación más lenta que los sujetos niveles bajos de ansiedad (11).

Se ha visto como la ansiedad se manifiesta en conductas donde hay una falta de autocontrol, provocando como respuesta una agresión física, una protesta, etc… Respuesta la cual conlleva una sanción al jugador. Por lo tanto, realizar ejercicios de autocontrol y autoconfianza puede ayudar a que esa persona reduzca la ansiedad tanto precompetitiva como competitiva (16).

Fatiga y ansiedad van totalmente de la mano, si el deportista padece ansiedad, tendrá una recuperación más lenta, provocando así que la fatiga aparezca antes debida a la falta de sueño. Es muy importante descansar bien ya que si no se provoca una bajada considerable del rendimiento y directamente relacionado con posibles fallos en tiros libres en baloncesto. Por lo tanto, es necesario trabajar los dos factores con tal de tener jugadores más competitivos y con un mayor rendimiento.

Bibliografia

  1. Abenza Cano, L., Alarcón, F., Leite, N., Ureña, N., & Piñar, M. (2009). Relación entre la ansiedad y la eficacia de un equipo de baloncesto durante la competición.
  2. Alarcón López, F., Ureña Ortín, N., & Cárdenas Vélez, D. (2016). La fatiga mental deteriora el rendimiento en los tiros libres en baloncestoRevista de psicología del deporte26(3), 0033-36.
  3. Arjonilla, N. (2009). INCIDENCIA DE LOS FACTORES DISTANCIA, TIEMPO,FATIGA Y CONCENTRACIÓN EN LA EFECTIVIDAD EN EL BALONCESTO (tesis de post grau). Universidad de las Palmas de Gran Canaria. Las Palmas de Gran Canaria.
  4. Astrand, P. O., & Rodahl, K. (1986). Physiological basis of exercise.Text book of work physiology, 363-384.
  5. Baumeister, R. F., Vohs, K. D., & Tice, D. M. (2007). The strength model of self-control.Current directions in psychological science16(6), 351-355.
  6. Cárdenas Vélez, D., Conde-González, J., & Perales, J. C. (2015). El papel de la carga mental en la planificación del entrenamiento deportivo.Revista de psicología del deporte24(1), 0091-100.
  7. Cárdenas-Vélez, D., Perales, J. C., Chirosa, L. J., Conde-González, J., Aguilar-Martínez, D., & Araya, S. (2013). The effect of mental workload on the intensity and emotional dynamics of perceived exertion.Anales de Psicología/Annals of Psychology29(3), 662-673.
  8. Domingo, J. (2010). Características fisiológicas, podológicas y somatométricas del jugador profesional de baloncesto. Archivos de medicina del deporte, 26(136), 84-94.
  9. Edwards, R. H. (1981). Human muscle function and fatigue.Human muscle fatigue: physiological mechanisms, 1-18.
  10. Guillén, F., Sánchez Luján, S., & Márquez, S. (2003). La ansiedad en jugadoras de la liga española de baloncesto.Archivos de medicina del deporte20(95), 213-220.
  11. Guirado, P., & Salvador, A. (2007). Ansiedad y respuestas electrofisiológicas a una tarea de estrés mental tras un ejercicio aeróbico máximo.Revista de Psicología del Deporte4(2).
  12. Kozar, B., Vaughn, E., Lord, H., Whitfield, E. (1995). Basketball free-throw performance: practice implications. Journal of Sport Behaviour, 18(2), 123.
  13. Martinez, J. (2013). FATIGA. TIPOS Y CAUSAS
  14. Martin, K., Thompson, K. G., Keegan, R., Ball, N., & Rattray, B. (2015). Mental fatigue does not affect maximal anaerobic exercise performance.European journal of applied physiology115(4), 715-725.
  15. Mokou, E., Nikolaidis, P. T., Padulo, J., & Apostolidis, N. (2016). The acute effect of exercise intensity on free throws in young basketball players. Sport Sciences for Health12(2), 227-232.
  16. Navarro Guzmán, J. I., Amar, J. R., & González Ferreras, C. (1995). Ansiedad pre-competitiva y conductas de autocontrol en jugadores de fútbol. Revista de Psicología del Deporte4(2), 0007-017.
  17. Smith, M. R., Coutts, A. J., Merlini, M., Deprez, D., Lenoir, M., & Marcora, S. M. (2016). Mental fatigue impairs soccer-specific physical and technical performance.Med Sci Sports Exerc48(2), 267-276.
  18. Spielberger, C. D. (1966). Anxiety and Behavior. Nueva York: Ed. Nueva York Academic.
  19. Terrados, N., Calleja-González, J., & Schelling, X. (2011). Bases fisiológicas comunes para deportes de equipo.
  20. Tomlin, D. L., & Wenger, H. A. (2002). The relationships between aerobic fitness, power maintenance and oxygen consumption during intense intermittent exercise. Journal of science and medicine in sport, 5(3), 194-203.
  21. Wang, J., Marchant, D., Morris, T., & Gibbs, P. (2004). Self-consciousness and trait anxiety as predictors of choking in sport.Journal of science and medicine in sport7(2), 174-185.

ALEIX CORTÉS I SATORRAS. Estudiante del Máster de Entrenamiento deportivo, Actividad Física i Salud. Facultad de Psicología, Ciencias de la Educación i Deporte Blanquerna – Universidad Ramon Llull.

Deja un comentario