¿Existe la ventaja de jugar en casa?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (5 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Aficción del Borussia Dortmound

Los aficcionados a los deportes, y en especial al fútbol, están familiarizados con al expresión “Noventa minuti en el Bernabéu son molto longos” atribuída a Juanito (12).  En un artículo anterior explicamos la influencia que el público puede tener en un evento deportivo mediante la facilitación social y la teoría del impulso.  Pero, ¿existen diferencias significativas en los resultados con respecto a jugar en casa y jugar fuera?.  Las aficciones hacen lo posible para animar y apoyar a sus jugadores mostrándoles su apoyo, a la vez que intentan minar la confianza del adversario demostrándoles que se encuentran en un ambiente hostil. Existen muchos y muy variados ejemplos de estos casos, algunos de los más conocidos son, por ejemplo, la aficción del Liverpool F. C. que anima a sus jugadores cantando el You´ll never walk alone, los impresionantes mosaicos y pancartas que la aficción del Borussia Dortmund utiliza para jalear a su equipo o los cánticos y eslóganes que la famosa aficción del Olympiakos utiliza para animar a su equipo, tanto en la modalidad de fútbol como en la de baloncesto. En el presentre artículo analizaremos si realmente jugar en casa tiene un efecto significativo en los resultados y en el rendimiento de los equipos y de los jugadores o de si simplimente se trata de un mito sin demostrar.

Inicios del estudio sobre la ventaja de jugar en casa

Los estudiosos opinan que el efecto de la ventaja de jugar en casa, o “home advantaje” (HA) como se le denomina en términos anglosajones, existe desde siempre, en especial cuando nos referimos a los deportes de equipo (14), siendo una de las primeras notificaciones con respecto a este efecto la realizada por Koppet (7). Si bien, las primeras investigaciones ene este ámbito fueron las relizadas por Barsky (18). Por su parte Pollard (10), en su investigación, determinó un procedimiento mediante el cual se podía analizar y estudiar la ventaja de jugar en casa.

Volei playa JJOO Londres 2012

¿Existe la ventaja de jugar en casa?

A día de hoy podemos afirmar que sí, que el efecto de jugar en casa es real y se puede cuantificar y medir (9). Actualmente contamos con una gran cantidad de estudios e investigaciones que demuestran que jugar en casa tiene un efecto en los equipos deportivos. En su investigación Saavedra et al. (14) realizaron un análisis acerca de si existía la ventaja de jugar en casa en la máxima categoría del fútbol español entre los años 1928 – 2011, con una muestra de 80 temporadas y 22.015 partidos disputados. Los resultados muestran que la ventaja de jugar en casa fue de 70,8±0,14 en las máximas categorías del fútbol español en la época en la que el valor de la victoria era de dos puntos (1928-1995) y de 56,7±0,14 cuando se otorgan tres puntos por la victoria (1995-2011). La investigación llevada a cabo por  Sánchez et al. (16) estudió que este efecto también se producia en la segunda división de fútbol nacional, si bien es necesario destacar que los equipos de primera división presentan siempre una mayor superioridad al competir como local que los conjuntos de segunda división, independientemente de la posición que ocupan al finalizar la temporada. Por su parte, Bray (2) estudió durante 20 años  un total de 30000 partidos de la National Hockey League (NHL) para obtener que los equipos de media y alta calidad deportiva obtenían un 53% y un 70% de victorias como local respectivamente. En el baloncesto destaca la inestigación de Madrigal & James (8) en el cual analizaron 1800 de baloncesto femenino durante 10 años, la investigación demostró que el 61% de los partidos los ganaron equipos locales. También en deportes como el rugby y el balonmano se demostró que el hecho de jugar en casa es un factor relevante  en lo que respecta a las victorias como equipo local (11).

El efecto de jugar en casa no está relacionado únicamente con las victorias, Sampedro & Prieto (15) analizaron si existía relación entre jugar como local y el hecho de marcar un gol primero en la liga de fúbol sala y en la de fútbol con 3070  partidos durante 5 temporadas, los resultados muestran que existe relación entre la ventaja de jugar en casa y el hecho de marcar el primer gol en ambas ligas, con valores superiores al 50%, y sin diferencias significativas entre ellas.

Características que influyen en la obtención de mejores resultados al jugar en casa

Un público interactivo y que muestra su apoyo al equipo es un factor determinante para obtener ventaja a la hora de jugar en casa, pero ¿cuáles son las caracterísitcas que determinan esto?. Según Cox (4) podemos destacar las siguientes:

  • Tamaño, intimidad y densidad del público: a mayor tamaño del público se puede percibir un aumento de las victorias como local.
  • Hostilidad de la multitud: un público hostil puede desorientar al rival dificultando que realice su juego.

Partido de rugby

¿A nivel individual de cada deportista también existe esta ventaja?

Las diferentes investigaciones que se han llevado a cabo hasta la fecha demuestra que el efecto de jugar en casa no solo influye en el conjunto del equipo, sino que también actúa de manera individual en cada deportista. Existen, por ejemplo, los estudios realizados por Varca (19), Sánchez et al. (17), Gómez et al. (5), Gómez et al. (6),. Rui et al (13) y Villarejo et al. (20) nos muestran que la influencia de que un equipo juegue en casa no se aprecia única y exclusivamente en los resultados, sino en el aumento del número de acciones de juego agresivas de sus jugadores , entre las que se encuentran, en el caso del voleibol, los remates y bloqueos, en el fútbol los disparos a puerta y las interceptaciones del balón, en el baloncesto los robos, tapones y rebotes, y así en función de cada especialidad deportiva.

Publico Partizan Belgrade

¿Jugar en casa puede ser contraproducente?

Determinadas investigaciones ponen de relevancia el hecho de que jugar en casa  es positivo, tanto para el equipo en general como para los jugadores de manera individual, pero, ¿existe la posibilidad de que jugar en casa pueda dejar de ser una ventaja para convertirse en una desventaja?. En su libro, Cox (4), destaca algunos motivos por los que se pueda dar esta situación:

  • Excesiva presión al equipo por parte del público ya que se espera una victoria y buen juego por su parte.
  • Un excesivo incremento de la activación debido a un público que grita y anima en exceso, lo que iría en detrimento del rendimiento deportivo.

Estas afirmaciones se apoyan en las conclusiones extraídas de los estudios realizados por Baumeister & Steinhilber (1), Wright et al. (21) y Butler & Baumeister (3).

Conclusiones

Las diferentes investigacione que existen actualmente, muestran que el hecho de jugar en casa es un factor relevante a la hora de conseguir la victoria, así como para desarrollar un mejor y más efectivo juego a nivel de equipo. Mientras que a nivel individual actuar como local influye en que se lleven a cabo un mayor número de acciones ganadoras. Es importante resaltar que, en algunos casos, jugar en casa puede ser contraproducente. Estos hechos se deben tener en cuenta para ser más eficaces a la hora de planificar un partido o una jornada de competición.

Bibliografía:

  1. Baumeister, R. F. & Steinhilber, A. (1984). Paradoxical effects of supportive audiences on performance under pressure: The home advantage in sports championships. Journal of personality and psychology. 47, 85 – 93.
  2. Bray, S. R. (1999). The home advantage from an individual team perspective. Journal of applied sport psychology.  11, 116 – 125.
  3. Butler, J. L. & Baumeister, R. F. (1998). The trouble with friendly faces: Skilled performance with a supportive audience. Journal of personality and social psychology. 75, 1213 – 1230.
  4. Cox, R. (2008). Psicología del deporte: conceptos y sus aplicaciones. Madrid: Médica Panamericana.
  5. Gómez-Ruano, M. A.; Jiménez-Sáiz, S. L.; Sánchez, P. A. & Leo, F. M. (2009). Análisis de la ventaja de jugar en casa en diferentes ligas de baloncesto femenino. Kronos. 8 (14), 117 – 122.
  6. Gómez-Ruano, M. A.; Lorenzo-Calvo, A.; Ortega-Toro, E. & Olmedilla-Zafra, A. (2007). Diferencias de los indicadores de rendimiento en baloncesto femenino entre ganadores y perdedores en función de jugar como local o como visitante. Revista de psicología del deporte. 16 (1), 51 – 54.
  7. Koppet, L. (1972). Home court: Winning edge. The New York Times. 1, 3.
  8. Madrigal, R. & James, J. (1999). Team quality and the home advantage. Journal of sport behavior. 22, 381 – 398.
  9. Nevill, A. M., & Holder, R. L. (1999) Home advantage in sport: an overview of studies on the advantage of playing at home. Sports Medicine, 28, 221-236.
  10. Pollard, R. (1986) Home advantage in soccer: a retrospective analysis. Journal of Sports Sciences, 4, 237–248.
  11. Prieto-Bermejo, J. & Gómez-Ruano, M. A. (2012). A comparative analysis of the home advantage in handball and rugby as contact sports. E-balonmano.com: Revista de Ciencias del deporte. 8 (1), 17 – 24.
  12. Relaño, A. (1985). Noventa minuti en el Bernabéu son molto longos. Recuperado el 08/11/2015.
  13. Rui-Marcelino, I. M.; Sampaio, J. & Anguera, M. T. (2009). Ventaja de jugar en casa en voleibol de alto rendimiento. Revista de psicología del deporte. 18 (2), 181 – 196.
  14. Saavedra-García, M.; Gutiérrez-Aguilar, O.; Fernández-Romero, J.J. & Sa-Marques, P. (2015). Measuring home advantage in spanish football (1928-2011). Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. 15 (57), 181-194.
  15. Sampedro-Molinuevo, J. & Prieto-Bermejo, J. (2012). El efecto de marcar primero y la ventaja de jugar en casa en la liga de fútbol y en la liga de fútbol sala de España. Revista de psicología del deporte. 21 (2), 301 – 308.
  16. Sánchez-Miguel, P. A.; García-Calvo, T.& Leo-Marcos, F. M. (2008). Incidencia de los niveles de los equipos de fútbol españoles en la ventaja de jugar en casa durante las temporadas 2003/2004 y 2004/2005 en primera y segunda división. Lecturas educación física y deportes. 12, 116.
  17. Sánchez-Pérez, A.; González-López, E.; Ruiz de Oña, M.; García-Domínguez, F.; San-Juan-Arrasate, M. & Abando-Yarza, J. (2001). Estados de ánimo y rendimiento deportivo en fútbol: ¿existe la ventaja de jugar en casa?.  Revista de psicología del deporte. 10(2), 197-209.
  18. Schwartz, B. & Barsky, S. F. (1977) The home advantage. Social Forces, 55, 641-661.
  19. Varca, P. (1980). An analysis of home and away game performance of male college basketball teams. Journal of sport psychology. 3 (2), 245 – 257.
  20. Villarejo, D.; Gómez-Ruano, M. A.; Palao-Andrés, J. M. & Ortega, E. (2012). Diferencias en las estadísticas de juego en partidos disputados de local y visitante en rugby internacional. Kronos. 11 (2), 37 – 44.
  21. Wright, E. F.; Voyer, D.; Wright, R. D. & Roney, C. (1995). Supporting audience and performance under pressure: The home-ice disadvantage in hockey championships. Journal of sport behavior. 18, 21-28.

Deja un comentario