Material para Senderismo y Trekking

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (1 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
material para senderismo

En el presente artículo analizamos el material para senderismo y trekking necesario para llevar a cabo la actividad en la montaña de forma adecuada. Al aproximarnos a realizar actividad en el medio natural nos encontramos con una gran variedad de opciones según el medio donde las realicemos, nuestro nivel de pericia, conocimientos o aficiones. Del mismo modo, también precisamos de un equipo y material para senderismo y trekking adecuado, es algo muy importante.

En cuanto a las actividades en la montaña podemos distinguir la escalada (con todas sus disciplinas), el alpinismo, el esquí (con todas sus disciplinas), el Trail running (con todas sus disciplinas) y las actividades que denominaremos de excursionismo, siendo estas últimas sobre las que hablaremos a continuación.

A la hora de afrontar nuestra salida a la montaña será importante saber qué tipo de actividad vamos a realizar para valorar si nuestro entrenamiento, conocimientos y/o experiencia son los adecuados para lo que vamos a afrontar y el equipo y material para senderismo que necesitaremos llevar con nosotros para afrontar con garantías y seguridad nuestro reto.

En las siguientes líneas hablaremos brevemente sobre las actividades de excursionismo que podemos realizar en la montaña según nuestro nivel de entrenamiento, conocimientos, experiencia previa en este medio o el equipo y material para senderismo y trekking.

Tipos de actividades de excursionismo

Según el tipo de excursión que vayamos a realizar podremos distinguir entre tres actividades.

Senderismo

La opción más tranquila o menos exigente de cuantas nos ofrece la montaña, aunque no tiene por qué darse en este medio. Lo habitual es que el senderista se mueva por caminos bien marcados y señalizados aunque, dependiendo de la dificultad del sendero, podría encontrarse con pedreras o neveros a superar (4).

Ejemplo

Sentier des duaners
Figura 1: Le sentier des douaniers. Ruta de senderismo en la isla de Corcega.

Trekking

A diferencia del senderismo en su sentido más estricto los recorridos de trekking pueden transcurrir por terrenos más agrestes, variados y/o dificultosos. En este caso es necesario que el “trekker” se encuentre bien entrenado y tenga mayores conocimientos en montaña.

Otra de las características del trekking es que el practicante pasará varias jornadas en la montaña, durmiendo en refugios, tiendas o vivacs (4).

Ejemplo

cavalls del vent
Figura 2: Ruta Cavalls del Vent, 86km. Bagà (Berguedà).

En nieve y vertical

Otras actividades que podemos diferenciar son rutas y/o ascensiones a montañas sin gran dificultad técnica empleando el uso en algunas zonas de crampones y/o raquetas de nieve, lo que sería un senderismo o trekking hibernal dependiendo de la dificultad del terreno y de la duración de nuestra ruta.

También los recorridos a través de paredes que no constituyen zona previa de escalada o alpinismo como son las vías ferratas.

cramponesraqueta de nieve

material via ferrata
Figura 3: Material para senderismo en concreto para salidas en nieve y/o via ferrata

Ejemplo

Glaciar Aneto
Figura 4: Ascensión Aneto, paso por el glaciar
Via ferrada roques d'Empalomar
Figura 5: Via ferrata Roques d’Empalomar (Berguedà)Equipo y material

La ropa como material para senderismo

En 1877 Helly Hansen empezó a diseñar ropa para proteger-se de las inclemencias del tiempo como el frio y el agua.

Poco a poco fueron mejorando sus productos y en 1980 cuando se lanzó un nuevo material téxtil, bautizado como Helly Tech, que usaba tecnología tanto hidrofílica como microporosa, lo que significaba que el tejido era a la vez impermeable y transpirable. Eso permitía a aquellos que realizaban deportes intensivos de exterior contar con que su equipación trabajaba con ellos y no contra ellos.

Con esta nueva tecnología, Helly Hansen entraba en el segmento de equipación técnica para atletas de exterior de alto desempeño físico. Helly Hansen continuó a la vanguardia del diseño, la ingeniería y el desarrollo de nuevos materiales para producir ropa preparada para los entornos más hostiles del planeta (1).

En 1986 la empresa Helly Hansen patentaría el llamado sistema de las tres capas después de años de investigación y fabricación de prendas y tejidos para las inclemencias del tiempo.

Los expedicionarios que se acercan a grandes alturas, ya sea para practicar snowboard, alpinismo, montañismo o escalada someten a su equipación a una de las pruebas más duras – cambiar su función desde permitir la máxima ventilación en verano a aportar la mayor protección contra los elementos en invierno (1).

De ahí la importancia de saber escoger bien las prendas que vamos a utilizar y conocer el sistema de las tres capas.

Primera capa

Tiene que ser elástica, actúa por capilaridad (contacto con la piel) absorben la humedad que nosotros generamos en forma de sudor y lo convierten en vapor manteniéndonos secos (2).

Segunda capa

Generalmente de forro y también que sea elástica para permitir libertad de movimientos y transpirable. Esta segunda capa será más o menos gruesa en función de la climatología y las condiciones de frio donde realicemos nuestra actividad.

Opción de poner una segunda capa supletoria encima del forro, sería una capa muy ligera y comprimible como podría ser un “plumas” ligero por ejemplo para retener más el calor en caso de mucho frio (2).

Tercera capa

Membrana transpirable para poder evacuar todo el vapor que han sacado las otras capas. Que sea impermeable, con cierres termos sellados y mejor con capucha (2).

capa 1segunda capasegunda capa

tercera capa
Figura 6: Las tres capas que se deberían llevar en nuestras salidas hibernales en montaña. Térmica interior (capa 1), forro (capa 2), plumas ligero (capa 2 adicional-opcional), Jaqueta impermeable y cortavientos (capa 3).

Chaqueta de Plumas como material para senderismo

Hemos comentado que una segunda capa supletoria en caso de mucho frio podría ser una chaqueta de plumas. En este caso tenemos dos opciones, una chaqueta de plumas natural o una de fibra sintética.

La ventaja de la pluma natural es que son más calientes y mucho más comprimibles que las de fibra, por lo que si queremos una chaqueta para abrigarnos en situaciones de poca actividad y que podamos llevar guardada en la mochila en caso de no usarla sin ocupar mucho espacio y que pese poco esta sería una buena elección.

En cambio si nuestra intención es llevarlo como capa supletoria en actividad mediana – fuerte un plumas sintético nos será de mayor utilidad ya que estos siguen calentando incluso cuando están mojados (sudor, humedad) y deslizan mejor bajo otras prendas mejorando nuestra movilidad en la práctica deportiva.

Actualmente también podemos encontrar chaquetas de plumas híbridos y/o con plumaje tratado que intentan buscar lo mejor de los dos materiales  (3, 10).

El pantalón como material para senderismo

A la hora de valorar un pantalón de senderismo o trekking tendremos en cuenta el grosor de este, según la actividad que vayamos a realizar y la época del año será más o menos grueso, y evitaremos que sea de algodón ya que este retiene la humedad y con el sudor y/o la lluvia costaría mucho de secar.

Elasticidad, secado rápido, con refuerzos en las rodillas y trasero, bolsillos con cremallera, doble cierre de seguridad en la hebilla de la cintura (en caso de ruptura seguir realizando nuestra actividad sin problemas) y con ajustes en la zona inferior del pantalón para adaptarnos a los diferentes tipos de calzado que podamos utilizar serán características a tener en cuenta.

El color del pantalón también es algo importante, un pantalón de color claro retiene menos radiación y nos será de mayor utilidad en climas o épocas de más calor (8, 9, 11, 12). En condiciones de más frio un pantalón con propiedades hidro repelentes (perlante) y cortavientos serán características importantes.

pantalon de treking

pantalon de treking
Figura 7: Pantalon de trekking.

La bota

La diferencia entre la bota de senderismo y la bota de trekking radicara en que la bota de senderismo podrá ser más ligera y menos rígida que una de trekking. Ambas deberán ser transpirables, con suela antideslizante, y sobre todo para las de trekking que sean impermeables.

El senderista puede elegir entre zapatilla o bota, dependiendo del terreno por el que vaya a ir; sin embargo, al trekker siempre se le recomienda llevar botas debido a que estará varios días seguidos andando, con el consiguiente cansancio acumulado, y porque puede pasar por distintos terrenos. (6).

El calzado de trekking necesita proteger nuestros pies. Cuando andamos por la naturaleza o la montaña, es fácil recibir o dar golpes a piedras, raíces, etc. Por eso, el calzado de trekking debe llevar una puntera de goma reforzada que proteja nuestros dedos, una talonera que proteja la parte trasera del pie, y protecciones laterales y de empeine.

Sin estas protecciones, nos arriesgamos a lesiones, además de perder confianza en terrenos complejos, lo que se traduce en pérdida de seguridad. Botas robustas, hormas no muy estrechas que compriman demasiado el pie y recomendable las botas que se elevan por encima de los maléolos para mayor protección. (4, 5).

La suela tiene que funcionar en terreno seco, mojado, compacto, suelto, nieve, barro, etc tiene que ser antideslizante y adherente con taqueados multidireccionales que nos permiten subir eficazmente, no patinar, hacer medias laderas con confianza, o frenar en descenso gracias a sus tacos preparados para ello (4, 5)

Por un lado, necesitamos ir cómodos, secos, evitar sobrecalentamientos, y para eso necesitamos que el calzado transpire y sea impermeable. Las botas de piel o cuero de alta gama son las que mejor impermeabilidad tienen (4, 5), por el contrario estas nos ofrecerán un secado más lento de la bota una vez mojada que las botas de tejidos sintéticos.

bota trekking piel

bota de trekking
Figura 8: Bota de piel y bota de material para senderismo sintético.

Calcetines

Buscaremos calcetines con el menor número de costuras posible, para evitar rozamientos y la posible aparición de ampollas. Posteriormente si la puntera y el talón vienen reforzados y acolchados, esto mejorará el confort. Comprobar previamente que son altamente transpirables (4, 5, 6).

La mochila

El tamaño de la mochila se mide por su capacidad en litros. De 40 a 60 litros son capacidades habituales pata trekkings de 2 a 7 días. En rutas de senderismo de una jornada con una mochila de 20 – 30 litros sería suficiente.

A la hora de escoger una mochila deberemos de tener en cuenta los siguientes aspectos: comprobar que la longitud de la espalda resulte idéntica a la nuestra, que una vez puesta por abajo no llegue al coxis y que la seta quede por debajo de la cabeza. No deben quedar huecos entre hombrera y hombros, tenemos que poder mover la cabeza con libertad, el cinturón lumbar tiene que descansar sobre las crestas iliacas/zona de cadera y la parte más baja de la mochila no pude estar demasiado cerca del límite inferior de los glúteos.

Importante escoger una mochila que nos transmita comodidad. Observar el sistema de porteo (hombreras, acolchado general y cinturón lumbar). Unas hombreras demasiado blandas se nos clavaran en los hombros o cuello.

En mochilas de gran capacidad será importante que tengan cintas para comprimir la carga y que esta no se desplace cuando estamos en movimiento generando movimientos que nos puedan hacer perder el equilibrio por ejemplo. Importante que tenga cintas reguladoras en las hombreras, el pecho (para evitar que se nos habrán las hombreras para afuera) y el cinturón lumbar.

Una vez cargada y puesta deberemos de notar el peso sobre zona lumbar ya que el 70% del peso que llevamos lo cargamos sobre esta zona ya que nuestras caderas cargan sobre las piernas y están son un pilar muy fuerte de nuestro cuerpo. El 30% del peso restante descansara sobre los hombros – columna.

Algunas mochilas llevan incorporada una funda impermeable que podremos poner en caso de que las condiciones climatológicas lo requieran y así proteger nuestro equipo y material para senderismo, si nuestra mochila no la lleva actualmente se pueden comprar fundas por separado para todo tipo de mochilas. (13, 14, 15, 16).

mochila
Figura 9: Mochila de trekking y sus partes

Gorro, guantes y “braga” como material para senderismo

Importante proteger bien nuestra cabeza y las manos ya que es por donde se pierde principalmente nuestro calor corporal. Un buen gorro y unos guantes serán de gran ayuda en nuestras salidas con tiempo frio.

En salidas hibernales gorro polar y guantes más gruesos o de nieve. Una “braga” es una pieza multiusos que sin ocupar apenas espacio nos puede ser de mucha utilidad en caso de mucho frío o viento, cubriéndonos y protegiéndonos de las inclemencias de este con mucha eficacia.

Impermeable

La impermeabilidad de una prenda se mide en columnas de agua. A través de la norma ISO 811 se realiza un test (test de Schmerber) donde se mide la resistencia de un tejido a una presión de agua expresada en mm de columna de agua. Cuanto más elevada sea la presión más impermeable será el tejido. Un tejido se considera impermeable cuando supera las 10.000 columnas de agua.

Al fijarnos en los valores de las Columnas de agua podemos darnos una idea de que prenda elegir para cada actividad (17):

  • 0-5.000mm: Cero es no resistencia (una camiseta técnica, una camisa, etc.), 5.000mm es una resistencia no muy alta: lluvia ligera, nieve seca, etc.
  • 000mm-10.000mm: Lluvia ligera a moderada, nevada moderada
  • 000-15.000mm:Lluvia de moderada a fuerte, nevada fuerte
  • 000-20.000mm: Lluvias fuertes a muy fuertes, tormentas intensas de nieve.
  • Más de 20.000mm: El nivel de protección más alto, para soportar tormentas en altas cumbres.

Conclusiones sobre el equipo y material para senderismo

Es muy importante el equipo y material para senderismo que vamos a utilizar en nuestras salidas a la montaña ya que este es el que nos permitirá tener una buena experiencia. Según el tipo de actividad que vayamos a realizar, la duración de esta (una o varias jornadas), la climatología,  y el terreno por el que vamos a transitar tendremos que equiparnos con un tipo de material u otro o con más o menos equipo. Si somos conscientes de llevar lo adecuado para cada situación y lo utilizamos correctamente viviremos mejores experiencias y sobretodo iremos más seguros a la montaña.

  • Recomendamos ver los videos de las referencias (micro cápsulas de conocimiento) donde gente experta en equipo y material para senderismo deportivo de montaña explica de forma clara y amena todo lo necesario a la hora de comprar nuestro material.

Referencias bibliográficas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.