Saltar al contenido
Mundo Entrenamiento

Lesiones en Tiro con Arco

11 septiembre, 2020

En este artículo analizamos las lesiones en tiro con arco. Una disciplina con bajo impacto, pero que en muchas ocasiones genera ciertas lesiones.

lesiones en tiro con arco

Aunque el tiro con arco es un deporte poco practicado (1, 2, 3), y su incidencia lesional es muy baja [4, 5], quien lo practica no está exento de sufrir una lesión (4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12). En este artículo revisamos la información a nivel epidemiológico en el tiro con arco, se recogen las recomendaciones actuales y se proponen una serie de ejercicios para la mejora del rendimiento y la prevención de lesiones en tiro con arco.

Rendimiento en Tiro con Arco

Un arquero/a levanta un arco cuyo peso oscila entre 2 y 3 kg, con una resistencia de apertura (en competición) de 38,5 – 42,9 lbs (4) (39,82lbs de media en el campeonato nacional de Turquía en 2006 [13]), pudiendo llegar a las 60 lbs, según la clase y la división a la que se pertenezca [14].

Debe lanzar, según división, entre 48 y 144 flechas por torneo (60 indoor; 72 y 144 outdoor; 72 Campo; 48 3D) (15). Así, el tonelaje resultante por torneo sería el siguiente:

  • Lbs / kg por torneo: 1848lbs / 838,2387kg – 4.320lbs / 1959,519kg, según serie (habituales de sala, aire libre, campo y 3D) y potencia de arco (14, 15).
  • El tiempo de sostener cada disparo es individual, con un máximo habitual de 2-6 min en función de si la tanda es de 2, 3 o 6 flechas (14), lo cual puede aumentar la intensidad del torneo para el arquero/a.

A lo anterior habría que sumarle qué, las distancias desde la posición de tiro hasta la diana varían de 5 a 90m según serie (habituales de sala, aire libre, campo y 3D), y categoría (15), lo que puede influir en la fatiga de la musculatura estabilizadora del tronco (por la mayor o menor inclinación del tronco en la búsqueda de distancias (16).

Respecto al gesto deportivo, las acciones que deben realizarse para ejecutar el tiro son:

  • Tracción y tracción mantenida (anclaje) (16, 17).
    La acción de tracción corresponde a una extensión horizontal del hombro de cuerda.
  • Empuje en el plano frontal y empuje mantenido en el plano frontal (anclaje) (16, 17).
  • Apertura continua (empuje, tracción y elongación axial (17).

Lesiones en Tiro con Arco

Los reportes de lesiones en tiro con arco son dispares entre sí (11), pero los datos reflejan que el tiro con arco presenta una incidencia lesional muy baja (4, 5, 18), dándose una tasa máxima del 3% de lesionados/as en los JJ.OO. de Rio 2016 (5), sobre todo de lesiones agudas (4) y menos del 5‰ (<0,5%) en los Juegos Olímpicos Juveniles de Verano de 2018 (18).

De igual modo, las lesiones en tiro con arco no suelen ser graves ni dejar secuelas (4), aunque sí pueden llegar a producir baja de corta o larga duración (11).

En la Tabla 1 se exponen los resultados epidemiológicos en tiro con arco obtenidos por Niestroj et al, 2018 (4):

Lesiones en Tiro con Arco
Tabla 1 – Lesiones en Tiro con Arco

Así, se puede comprobar que la zona que es más común que se lesione es el hombro de cuerda (4, 11).

Por otro lado, aunque no se han encontrado más estudios epidemiológicos específicos de este deporte que permitan aumentar la precisión de estos resultados, si se han publicado varios reportes de casos:

  • Rayan, 1992 (5 casos) (6):
    – Dolor de codo bilateral a nivel de epitróclea con cambios en la estructura del tendón del pronador redondo.
    – Síndrome de túnel carpiano bilateral con compresión del nervio mediano. También reportó afección de nervios palmar y cubital a nivel de las articulaciones interfalángicas, probablemente por la compresión de dichos nervios por la cuerda.
    – Raspón de la cuerda en antebrazo de arco provoca hinchazón difusa y sensación de quemazón.
    – Laceración de 2º dedo de la mano de arco (por filo de flecha de caza).
    – Tenosinovitis De Quervain y compresión de la rama sensitiva del nervio radial en la mano de cuerda (tiro con arco compuesto de 73 lbs sin disparador).
  • Naraen et al, 1999 (7)
    Lesión fisaria del proceso coracoideo en el hombro de arco.
  • Park et al. 2013 (8)
    Plexopatía braquial (daño del plexo braquial) [19] derecha en el tronco inferior con axonotmesis mínima (lesión nerviosa que degenera las vainas de mielina y los axones del nervio, pero mantiene su continuidad (20).
  • Yavuz et al, 2013 (9)
    Fractura por estrés en la metáfisis proximal del cúbito izquierdo con edema en tejidos blandos circundantes.
  • Kluger, 2015 (21)
    Placa equimótica caliente e hinchada en la parte anterior del antebrazo izquierdo (antebrazo de arco). La causa es el raspado de la cuerda al realizar la suelta y no llevar equipado el protector de antebrazo. El hematoma que evoluciona de rojo a azul, resolviéndose por sí mismo en semanas.
  • Sirufo et al, 2020 (22)
    Edema en mano derecha (mano de cuerda) y dolor en ambas manos. Esto resulta ser síntomas de un “patrón NVC (Nailfold capilaroscopia) anormal no específico” en 2º,3er y4º dedos (dedos que agarran y tensan la cuerda).

Respecto a las lesiones por sobreuso en el hombro de cuerda, se ha estudiado el síndrome de impingement en arqueros, concluyendo que en los menos entrenados pueden producirse una fatiga temprana de la musculatura menos preparada (principalmente estabilizadores del tronco). Esto puede llevar a que la parte superior del cuerpo se adelante hacia la diana, cambiando la transmisión lineal de fuerzas. Así, se elevaría en exceso el brazo de arco reduciendo el espacio subacromial (4).

Además, en línea con los hallazgos de Niestroj et al, 2018 (4), Grover y col (23) encontraron en arqueros y arqueras de élite de India, que el dolor de hombro por sobreuso es un problema importante y recurrente, que afecta sobre todo al hombro de cuerda. Estos autores también afirman que podría haber una mayor prevalencia de impingement de hombro que puede afectar a los músculos subescapular, supraespinoso y a la cabeza larga del bíceps braquial.

Shinohara et al, 2014 (14) vieron que los arqueros que padecían el síndrome de impingement presentaban, durante la ejecución del gesto de tiro, un mayor ángulo de elevación escapular, menor ángulo de extensión horizontal de hombro (apertura) y menor ángulo de flexión de codo, así como mayor actividad electromiográfica de la porción superior del trapecio y deltoides medial y menor de la porción inferior del trapecio, respecto a arqueros sanos.

Estas diferencias podrían ser consecuencia, pero también causa del síndrome de impingement (14). La elevación excesiva de la escápula, podría ser una compensación a la reducida extensión horizontal de hombro, posible consecuencia de una falta de fuerza de la porción posterior del deltoides. Además, podría ser producida por la mayor actividad de la porción superior del trapecio en contraposición de la menor actividad de su porción inferior y de la mayor actividad del deltoides medial (14). Todo esto, unido a la posición de abducción de hombro en rotación interna, se reduciría el espacio subacromial (14, 24).

Por otro lado, las lesiones agudas en tiro con arco suelen producirse por falla en el equipamiento y/o por una técnica deficiente (por tanto, cuánta más inexperiencia más probabilidades de sufrir una lesión aguda) (4, 6, 11, 12). Así, el patrón lesivo puede variar en función de la experiencia del arquero/a (4, 6, 11, 12) y según (4), la presencia de un entrenador/a más especializado podría influir favorablemente en la prevención de lesiones.

Prevención de lesiones en Tiro con Arco

Frente a los datos epidemiológicos conocidos, a lo largo de los años varios autores han propuesto una serie de medidas para prevenir lesiones en tiro con arco:

  • Rayan, 1992 (6)
    – Usar arcos adaptados a las características de cada arquero/a, fortalecimiento la musculatura de los antebrazos y mejorar la técnica.
  • Naraen et al, 1999 (7)
    – Reducción de potencia de arco (28 a 24 lbs)
  • Niestroj et al, 2018 (4);
    – Perfeccionamiento de la técnica podría prevenir lesiones incluso con mayor carga de entrenamiento y potencia de arco.
    – Entrenamiento de fuerza para compensar las cargas asimétricas del tiro con arco.
    – Entrenar la estabilidad central para garantizarla transmisión lineal de fuerzas (brazo de arco→cintura escapular).
    – Entrenar en grupo.
    – Presencia de entrenador/a especializado.
  • Shinohara et al, 2014 (14)
    – Entrenamiento de la fuerza del deltoides posterior. (Dicen que podría ser uno de los factores de rendimiento más importante).
    – Entrenar la porción inferior del trapecio para reducir la diferencia en la actividad con la porción superior.
  • Lima y col 2019 (1)
    – Entrenamiento del CORE para prevenir anteversión pélvica que puede favorecer una hiperlordosis lumbar.

Ejercicios para la mejora del rendimiento y la prevención de lesiones en tiro con arco

Vistos los tipos de lesiones en tiro con arco más comunes, su localización, y las medidas preventivas que se proponen actualmente, en este artículo se proponen a modo de ejemplo algunos ejercicios de fuerza que, correctamente incluidos en los entrenamientos (atendiendo a la intensidad, volumen y momento de la planificación), podrían beneficiar tanto en la mejora del rendimiento deportivo como en la prevención de lesiones en tiro con arco (Figura 1).

Figura 1 - Ejercicios de fuerza para tiro con arco
Figura 1 – Ejercicios de fuerza para mejorar el rendimiento y prevenir lesiones en tiro con arco

Hay que tener en cuenta que estos ejercicios no son los únicos ni los mejores, son tan solo un ejemplo de cómo se podría entrenar la fuerza con el objetivo de mejorar el rendimiento, prevenir lesiones y/o readaptar los tejidos lesionados (en estos ejemplos principalmente la musculatura de la cintura escapular) en tiro con arco.

Estos objetivos tan solo se lograrán de forma óptima si tiene presente que los ejercicios son medios para lograrlos, y por tanto hay atender al principio de individualización, y como ya se ha citado en este artículo, de la mano de un entrenador/a debidamente especializado, el cuál aplicará, adaptará y periodizará dichos medios.

Conclusiones

El tiro con arco es un deporte que no presenta incertidumbre y no requiere de gestos que comprometan la integridad del arquero/a, pero eso no significa que no exista cierto riesgo de sufrir una lesión.

Los datos existentes demuestran que la mayor parte de las lesiones en el tiro con arco son por sobre uso y se dan el hombro de cuerda, y son más frecuentes en aquellos arqueros y arqueras menos experimentados. Por tanto, parece lógico pensar que una preparación técnica, pero también física, más prolongada y eficiente, puede ser el mejor método preventivo, lo cual tendría mayores garantías si quien lo lleva a cabo está debidamente especializado en el entrenamiento.

Un óptimo balance en la musculatura agonista-antagonista, un CORE fuerte y estable, una técnica depurada y el correcto mantenimiento del equipamiento deportivo, asegurarán un mayor rendimiento y la prevención de sufrir lesiones.

Referencias bibliográficas

  1. Lima, D., Ramírez, E. (2019). Tiro con arco tradicional: un estudio piloto de electromiografía de superficie. Sportis Sci J, 5 (3), 392-407. https://doi.org/10.17979/sportis.2019.5.3.4595
  2. Lima D. (2020). Estructura del tiro con arco. Mundo Entrenamiento. El deporte bajo evidencia científica. Recuperado de: https://mundoentrenamiento.com/estructura-del-tiro-con-arco/
  3. Consejo Superior de Deportes (2019) MEMORIA 2018/ Licencias: Histórico 1941 – 2018. [En línea]. [Consultado el 17/07/2020]. Versión PDF.
  4. Niestroj C.K., Schöffl V., Küpper T. (2018). Acute and overuse injuries in elite archers. The Journal of sports medicine and physical fitness, 58(7-8), 1063–1070. https://doi.org/10.23736/S0022-4707.17.07828-8
  5. Soligard T., Steffen K., Palmer D., Alonso J.M., Bahr R., Lopes A.D., Dvorak J., Grant M.E., Meeuwisse W., Mountjoy M., Pena Costa L.O., Salmina N., Budgett R., Engebretsen L. (2017). Sports injury and illness incidence in the Rio de Janeiro 2016 Olympic Summer Games: A prospective study of 11274 athletes from 207 countries. British journal of sports medicine, 51(17), 1265–1271. https://doi.org/10.1136/bjsports-2017-097956
  6. Rayan G.M. (1992). Archery-related injuries of the hand, forearm, and elbow. Southern Medical Journal, 85(10), 961–964. https://doi.org/10.1097/00007611-199210000-00007
  7. Naraen A., Giannikas K.A., Livesley P.J. (1999). Overuse epiphyseal injury of the coracoid process as a result of archery. International journal of sports medicine, 20(1), 53–55. https://doi.org/10.1055/s-2007-971092
  8. Park J.Y., Oh K.S., Yoo H.Y., Lee J.G. (2013). Case report: Thoracic outlet syndrome in an elite archer in full-draw position. Clinical Orthopaedics and Related Research, 471(9), 3056–3060. https://doi.org/10.1007/s11999-013-2865-2
  9. Yavuz U., Sökücü S., Demir B., Akpınar E., Lapçin O., Atıcı Y., Kabukçuoğlu Y. (2013). An unusual stress fracture in an archer with hypophosphatasia. Case reports in orthopedics, 2013, 350236. https://doi.org/10.1155/2013/350236
  10. Shinohara H., Urabe Y., Maeda N., Xie D., Sasadai J., Fujii E. (2014). Does shoulder impingement syndrome affect the shoulder kinematics and associated muscle activity in archers? The Journal of sports medicine and physical fitness, 54(6), 772–779.
  11. Kaynaroglu V. Kilic Y. (2012). Archery-Related Sports Injuries. In Doral M.N., Tandoğan R.N, Mann G., Verdonk R. (eds.), Sports Injuries. Prevention, Diagnosis, Treatment and Rehabilitation. (pp.1081-1086). Heidelberg, Alemania: Springer. https://doi.org/10.1007/978-3-642-15630-4_143
  12. Launikitis R.A., Viegas S.F. (2009). Arrow shaft injury of the wrist and hand: case report, management, and surgical technique. Southern medical journal, 102(1), 77–78. https://doi.org/10.1097/SMJ.0b013e3181884500
  13. Ertan H. (2006). Injury patterns among turkish archers. The Shield – Research Journal of Physical Education & Sports Science, 1, 19-29.
  14. Real Federación Española de Tiro con Arco (2020). Libro 3– Tiro sobre diana – aire libre y sala. Recuperado de: https://www.federarco.es/normativas-reglamentos/reglas-de-tiro/libros-world-archery/112-reglamento-wa-libro-3/file
  15. Real Federación Española de Tiro con Arco (2020). Libro 2 – Pruebas y torneos. Recuperado de: https://www.federarco.es/normativas-reglamentos/reglas-de-tiro/libros-world-archery/111-reglamento-wa-libro-2/file
  16. Jiménez, E. (1988). Tiro con Arco. Técnica, Mecánica y Planificación del Entrenamiento. Madrid, España: ESM
  17. Comité de entrenadores FITA (2004). Manual del Entrenador. Primer Nivel.
  18. Steffen K., Soligard T., Mountjoy M., Dallo I., Gessara A. M., Giuria H., Pérez Alamino L., Rodríguez J., Salmina N., Veloz D., Budgett R., Engebretsen L. (2020). How do the new Olympic sports compare with the traditional Olympic sports? Injury and illness at the 2018 Youth Olympic Summer Games in Buenos Aires, Argentina. British journal of sports medicine, 54(3), 168–175. https://doi.org/10.1136/bjsports-2019-101040
  19. Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. (30/04/2018) Medine Plus: Enciclopedia médica. Plexopatía braquial. Rockville Pike, EE.UU.: Medine Plus. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001418.htm#:~:text=Se%20presenta%20cuando%20hay%20da%C3%B1o,el%20brazo%20y%20el%20hombro. Consultado el 12/07/2020.
  20. Clínica Universidad de Navarra (2020) Clínica Universidad de Navarra: Diccionario Médico. Axonotmesis. Pamplona, España: Diccionario Médico. Recuperado de: https://www.cun.es/diccionario-medico/terminos/axonotmesis Consultado el 12/07/2020
  21. Kluger N. (2015). Sports purpura from floorball, indoor climbing, and archery. Cutis, 95(5), E3–E4.
  22. Sirufo M.M., Bassino E.M., De Pietro F., Ginaldi L., De Martinis M. (2020). Microvascular Damage in a Young Female Archer Assessed by Nailfold Videocapillaroscopy: A Case Report. International journal of environmental research and public health, 17(12), 4218. https://doi.org/10.3390/ijerph17124218
  23. Grover J.K., Sinha A.G.K. (2017). Prevalence of shoulder pain in competitive archery. Asian Journal of Sports Medicine, 8(1), H1+.
  24. Graichen H., Bonel H., Stammberger T., Englmeier K. H., Reiser M., Eckstein F. (1999). Subacromial space width changes during abduction and rotation–a 3-D MR imaging study. Surgical and radiologic anatomy : SRA, 21(1), 59–64. https://doi.org/10.1007/BF01635055

 

Bienvenido a 5.12

Tu Nueva Oportunidad

Deja tu nombre y tu Email para completar tu suscripción gratuita

Responsable del fichero: Mundo Entrenamiento, S.L. | Finalidad: Gestionar el envío de información y prospección comercial y dar acceso a los productos online | La Legitimación: gracias a tu consentimiento | Destinatarios: empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento acogidos a Privacy Shield | Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional | Información adicional: puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos.

ACCEDE A 15 VIDEOS EXCLUSIVOS

 

Entrevistas de expertos

TOTALMENTE GRATIS

CON PILDORAS DE FORMACIÓN

SOBRE ENTRENAMIENTO Y NUTRICIÓN