Influencia del rebote en baloncesto

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (1 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
rebote en baloncesto

En el presente artículo analizamos la influencia del rebote en baloncesto, un aspecto fundamental en este deporte colectivo.

El baloncesto no es solamente un deporte de acción-reacción, es también un juego de anticipación, donde se debe mostrar capacidad para predecir correctamente el desarrollo de una acción de los oponentes y programar adecuadamente la elección técnico-táctica que producirá resultados óptimos. (1) 

En la actualidad al margen del propio juego, se intenta relacionar la causalidad de las diferentes acciones específicas del baloncesto con el resultado final del partido o la clasificación; es lo que denominamos estadística avanzada.

En esta línea, recientemente ha sido investigado si existe relación estadística que discrimine a los  ganadores de los perdedores. (2) 

Por ello, en este post queremos analizar los factores determinantes del rebote en baloncesto y cómo el éxito en esta tarea puede decantar victorias para los equipos que la dominan.

En este post queremos introducirnos en como el rebote, está influyendo en el juego  y cuáles son aspectos principales tanto técnicos como condicionales que determinan su rendimiento.

rebote en baloncesto
Felipe Reyes se ha convertido en una leyenda de nuestro baloncesto gracias a su especialización en el rebote.

El rebote en baloncesto y su influencia en el resultado

El rebote en baloncesto es uno de los elementos más importantes. La importancia general de los rebotes ha llevado a diversos preparadores a preparar sesiones de vídeo para evaluar y preparar a los jugadores a adivinar la dirección del balón tras los lanzamientos fallidos. (3)

Saber cómo defender el rebote en baloncesto es también una característica necesaria durante la competición.

Numerosos estudios han demostrado que los rebotes defensivos han discriminado entre ganadores y perdedores en una determinada liga o campeonato. (4,5) .

La importancia del rebote defensivo radica en la inhibición de nuevos intentos de lanzamiento por parte de los contrarios. Los datos muestran cómo afecta los rebotes defensivos al éxito de los equipos.

Tiene el sentido de que los rebotes defensivos estén vinculados con la posibilidad de victoria, dado que cada vez que se produce este hecho, requiere que el equipo contrario falle el tiro; por ello se ha correlacionado con el porcentaje de tiros de campo. (6)

Esta diferencia se reduce cuando el porcentaje de tiros de campo es bastante similar entre los 2 equipos.

Por otro lado, el hecho de coger rebotes ofensivos genera mayor número de posibilidades de anotar y ello incrementa la eficiencia de las posesiones. (6)

Tavares y Santos demostraron en un torneo femenino júnior, que las jugadoras que formaron parte del equipo ganador tomaron parte mayor número de veces en el rebote ofensivo siendo más activas en esta área que sus oponentes. (7)

La importancia de ganar los rebotes ofensivos es bien conocida entre los expertos en baloncesto, puesto que esto significa una oportunidad más para anotar además de someter una mayor presión física y mental al equipo contrario al tener que desempeñar más tiempo en tareas defensivas.

En esta línea, Ribas et al. encontraron en la fase regular de la Euroliga en 2010 que no había diferencia significativa estadísticamente en la eficiencia reboteadora cuando 2 equipos comparados, tenían el mismo número de jugadores involucrados en rebotes ofensivos y defensivos, mientras que, los equipos que sumaron más jugadores activos a esta tarea, incrementaron dicha eficiencia reboteadora. (5)

Queda claro así que la actividad que muestren los jugadores, así como el número de jugadores involucrados en el rebote determinan el rendimiento en esta tarea.

Los equipos con mayor éxito, movilizan el mayor número posible de jugadores en la ofensiva con la intención de conseguir rebotes.

No obstante, cuando se ha probado de añadir 4 en vez de 3 jugadores al rebote ofensivo, no ha habido incrementos significativos de eficiencia reboteadora. (8)

Por último debemos comentar que los equipos que obtuvieron mejores estadísticas en rebotes ofensivos también recibieron mayor número de faltas tras la captura de rebotes.

Andre Drummond es uno de los grandes especialistas en rebotes ofensivos de la NBA.

Aspectos relevantes del rebote en baloncesto

Cuando hablamos de capturar rebotes suelen ser los jugadores más altos los que tienen más incidencia en cargar el rebote ofensivo aunque también pueden verse aleros, mientras son los más bajos quienes bajan a realizar el balance defensivo.

La mayor proporción de rebotes ofensivos se realizan por jugadores interiores (ala-pívots / pívots), mientras que en bases y escoltas este rol cobra menos importancia.

La mitad de los rebotes ofensivos son capturados después de luchas por las posiciones en la pintura, mientras que los jugadores que juegan de base y escolta atraparon sus rebotes por encima del 90% de las ocasiones cuando se encontraban “solos”.

La mayor frecuencia de tiros desde corta distancia una vez que se coge el rebote en baloncesto puede contribuir a un mayor rendimiento del equipo.

Existen otras situaciones de juego como los tiros libres, en los que los equipos que defienden la acción tuvieron significativamente mayor eficiencia gracias a su posición más favorable.

Al comparar las competiciones FIBA de las regiones de Europa y Asia, por ejemplo se observó en los torneos de 2015, que en los 8 primeros clasificados, los equipos europeos tenían una altura media de 5 cm superior. (9)

Entre los factores determinantes para poder capturar mayor número de rebotes en baloncesto, sin duda, son fundamentales una alta explosividad y una excelente capacidad en el momento de la elevación. (10)

La velocidad vertical debe ser la máxima para alcanzar la máxima altura potencial posible. En esta secuencia, son las  articulaciones del miembro inferior las que deben facilitar el empuje hacia arriba.

Básicamente, una vez tomada la posición, se debe hacer un salto cargando lo más rápido y lo más efectivamente posible para alcanzar la mayor altura, en extensión completa, para poder tomar la posesión del balón ante el adversario y aterrizar posteriormente protegiendo el balón con el cuerpo.

Aparte, es muy importante la musculatura del CORE (recto abdominal, oblícuo, transverso y paravertebrales) no solo para mantener el equilibrio durante el vuelo sino también para prevenir lesiones en la columna lumbar en la fase de aterrizaje.

Fases del rebote en baloncesto

En el rebote en baloncesto a nivel técnico como biomecánicamente, son reconocibles cuatro fases:

  • La fase de carga, fase de acumulación de energía.
  • La fase boost, la fase balística de dispensación de energía.

Es aquí cuando se produce la máxima extensión de las extremidades inferiores con la ayuda del contra-movimiento de los brazos.

  • La fase de vuelo, al final de la cual se produce la captura de la pelota.
  • La fase de aterrizaje, fase donde el sujeto, con la bola, de nuevo toma contacto con el suelo.
Rebote en baloncesto
Whiteside logró estar entre los mejores quintetos defensivos gracias a su protección del aro y rebotes defensivos.

En definitiva, los/as preparadores/as físicos deben ser conscientes y tener acceso a la información sobre cuáles son los aspectos del juego que están influyendo en las victorias o derrotas del equipo.

En el caso del rebote en baloncesto, no exclusivamente debe ser prioridad la capacidad de salto, sino que no debemos olvidar la preparación de la musculatura de la zona media y la educación sobre colocación en la pista para poder tener una mayor eficiencia reboteadora.

Bibliografía

  1. Izzo R., Sopranzetti S., AltaVilla G (2015). Biomechanical Analysis of fundamentals in basketball the rebound. Sci Mov Health, vol. XV, issue 2, 15 (2): 122-126
  2. International Basketball Federation (FIBA). All-Time Medalists: Results of the 17 editions of “FIBA Basketball World Cup”: FIBA.com. 2017.
  3. Ribas RL, Navarro R, Tavares F, et al. (2011). Analysis of the number of players involved in rebound situations in Euroleague basketball games. Open Sports Sci J 11: 10–13.
  4. Madarame H. (2017). Game-Related Statistics Which Discriminate Between Winning and Losing Teams in Asian and European Men’s Basketball Championships. Asian J Sports Med. 8(2).
  5. Csataljay G, O’Donoghue P, Hughes M, Dancs H (2017). Performance indicators that distinguish winning and losing teams in basketball. Int J Perform Analysis Sport. 9(1):60–6.
  6. Oliver D. (2004). Basketball on paper; rules and tools for performance analysis. Potomac Books, Inc. p. 86–92.
  7. Tavares F and Santos A. (2007). Analysis of offensive rebound in women’s junior basketball. Iberian Congress Basketball Res 4: 144–147.
  8. Csátaljay, G., James, N., Hughes, M., & Dancs, H. (2017). Analysis of influencing factors behind offensive rebounding performance in elite basketball. Int J Sports Sci  Coaching12(6), 774–781.
  9. International Basketball Federation (FIBA). FIBA Archive: Historical Data from FIBA and FIBA zones events since 1930: FIBA.com. 2017
  10. Trninic S and Dizdar D. (2000). The system of the performance evaluation criteria weighted per positions in the basketball game. Coll Antropol 24: 217–234.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.