Psicología deportiva

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (1 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
psicologia deportiva

Uno de los aspectos más importantes en la iniciación deportiva es la motivación. Si conseguimos que nuestros deportistas estén motivados para realizar la práctica deportiva obtendremos por su parte una mayor implicación hacia las tareas del entrenamiento y evitaremos el abandono prematuro del deporte por falta de motivación.

Los jugadores en sus primeras etapas se inician al deporte por motivos intrínsecos y tenemos que saber lo que realmente quiere el grupo con el que vamos a trabajar, cuanto antes mejor. Un cuestionario de motivos de práctica deportiva nos servirá para tal fin.

La interacción entrenador – jugador es otro punto importante a tener en cuenta ya que la motivación extrínseca producida por el entrenador durante los partidos y los entrenamientos tendrá una gran repercusión en los jugadores. El CBAS es un método adecuado para identificar las conductas del entrenador cuando este interactúa con sus jugadores y saber qué aspectos tiene que mejorar.

La motivación, un aspecto clave en la psicología deportiva

Hay tres formas de motivación según la orientación de esta (8).

  1. Motivación según las características individuales (personalidad, necesidades, intereses, objetivos, etc..).
  2. Motivación según la situación (estilo del entrenador, condiciones de las instalaciones, entorno, etc..).
  3. Motivación según la interacción de las dos.

La mejor forma de motivación es una combinación de las dos primeras ya que la motivación no solo depende de factores del jugador ni tampoco solo de factores relacionados con la situación de su entorno.

La motivación intrínseca en la psicología deportiva

La motivación intrínseca se refiere a la involucración en una actividad por propia iniciativa, por el placer y por la satisfacción que supone la participación en dicha actividad (5).

La motivación interna o intrínseca es “cuando se hace algo por diversión, para desarrollar la habilidad o para sentirse realizado. Es decir la motivación nace del propio individuo, quien para satisfacer una necesidad siente una motivación hacia un objetivo, actividad, etc… (6).

Per poder trabajar este tipo de motivación con nuestros jugadores tenemos que saber que les gusta, que les mueve a practicar ese deporte y adaptar las tareas a sus necesidades.

La motivación extrínseca en la psicología deportiva

La Motivación extrínseca viene dada cuando el jugador realiza la actividad por el benefició que esta le aporta en su crecimiento personal, cuando realiza la actividad para no sentir-se culpable por no realizarla o para obtener alguna recompensa externa (5).

En la mayoría de deportes, el entrenador interactúa a menudo con sus jugadores a lo largo de los partidos y entrenamientos. En dichas interacciones los comportamientos de una persona influyen en la otra. Así, las conductas del entrenador alteran el rendimiento, motivación y actitudes de sus jugadores y la actuación de éstos, a su vez, afecta al entrenador. Sin embargo, en algunos casos la actuación de entrenadores infantiles no responde en absoluto a lo que se denomina enfoque positivo en la enseñanza de destrezas deportivas (1).

Así pues la motivación extrínseca es la que recibe el jugador des del exterior, es la motivación según la situación y esta viene proporcionada en gran medida por los padres i el entrenador. El entrenador puede contribuir a la mejora de esta motivación con su comportamiento si se muestra motivado el mismo hacia la tarea, contribuyendo a que los jugadores se muestren también más motivados y sabiendo que actuaciones tiene que tener con los niños para no contribuir negativamente en su motivación.

“Para que los jóvenes deportistas mantengan o aumenten su motivación hacia la práctica deportiva, debería llegar a conocerse cuáles son los motivos que les llevan a practicar deporte“(3).

Cómo conocer los motivos por la práctica deportiva

Hay diversos estudios que tratan los motivos de práctica deportiva en los jóvenes que pueden darnos información de las necesidades y preferencias de estos hacia esta práctica.

En el primer estudio se dividen las preferencias de los niños a la hora de iniciarse en la práctica deportiva en tres apartados (2).

– En primer lugar divertir-se y mejorar sus habilidades.

– En segundo lugar estar con los amigos y hacer de nuevos.

– En tercer lugar competir y gustar a los demás.

En otro estudio donde pidieron a 8000 jóvenes deportistas sobre porque realizaban deporte en horario extraescolar se dieron los siguientes resultados (8).

  1. Para divertir-se
  2. Para hacer algo en lo que son buenos.
  3. Para mejorar sus habilidades.
  4. Por el entusiasmo que produce la competición.
  5. Para mantenerse en forma.

Vemos que el motivo principal extraídos de ambos estudios es por motivos de carácter intrínseco como la diversión o el aprendizaje de habilidades. Para conocer los motivos de práctica deportiva de nuestros jóvenes deportistas podemos pasar un cuestionario de motivos de práctica deportiva.

Psicología deportiva: Cómo mejorar la interacción entrenador-jugador, El CBAS

Para poder mejorar su actuación durante los partidos y/o entrenamientos es interesante que el entrenador pueda evaluar su actuación. El CBAS (Coaching Behavior Assesment System) es un instrumento muy válido para este cometido.

El CBAS consta de 12 categorías de conductas que sirven para evaluar la actuación del entrenador en un partido o entrenamiento (figura 1). El hecho de que el entrenador pase estas evaluaciones le permitirá conocer mejor cómo se comporta con los jugadores y podrá trabajar para mejorar su actuación en benefició suyo y de los propios jugadores. Para tal cometido es necesario que alguien evalué al entrenador, sin que este lo sepa preferiblemente, y luego se estudien y valoren los resultados con el entrenador.

Tabla 1 psicología deportiva
Tabla 1. Conductas espontáneas y reactivas.

La diversión de los jugadores viene determinada por el clima de implicación a la tarea del entrenador, acompañado de la comunicación basada en el apoyo y evitar un clima de implicación al ego. Es decir, para que nuestros jugadores disfruten de la actividad i tengan menos ansiedad es importante que se genere un clima de implicación basado en el esfuerzo evitando que el clima de implicación se base exclusivamente en el resultado y ganar (7).

De aquí la importancia de las conductas del entrenador durante los partidos. Según su actitud delante las acciones y conductas de sus jugadores creará un tipo u otro de clima que podrá ser mejor o peor en relación al benefició y las motivaciones de sus jugadores.

Conclusiones sobre la psicología deportiva

  • El trabajo individualizado mediante el CBAS y el cuestionario de motivos de práctica deportiva para los jugadores son unas buenas herramientas para trabajar aspectos de psicología deportiva en iniciación y permitirá mejorar la motivación intrínseca y extrínseca de los jugadores.
  • Es importante en estas edades centrar los aspectos sobre psicología deportiva en la formación de técnicos para que estos conozcan como tienen que ser sus actuaciones y conductas cuando interactúan con sus jugadores y que estos tengan en cuenta también a la hora de plantear las sesiones de entrenamiento y los objetivos de la temporada cuales son las preferencias de los niños y porque practican ese deporte en ese momento.
  • La motivación intrínseca es la que lleva al niño a iniciarse en el deporte y hay que plantear los entrenamientos basándose en lo que motiva al niño. Plantear juegos y actividades divertidas donde el niño pueda practicar sus destrezas motrices para aprender y superar-se cada día. Plantear retos adecuados a su nivel.
  • Los jugadores reciben su motivación extrínseca de los comentarios y acciones de su entrenador. Si el entrenador conoce cuales son las conductas más adecuadas para interactuar con sus jugadores y las que tiene que evitar, repercutirá internamente en la motivación de sus jugadores ya que estos disfrutaran de la actividad y focalizaran su atención en mejorar su juego gracias a los feedbacks de su entrenador.
  • Si el entrenador recibe una formación sobre trabajo de psicología deportiva adecuada en etapas de iniciación y la importancia que puede tener en el aprendizaje de sus jugadores conseguirá focalizar mejor la atención del niño a las tareas de entrenamiento para mejorar su nivel de juego y que este disfrute del deporte evitando el abandono prematuro por falta de motivación.

Bibliografía sobre la psicología deportiva

  1. Cruz Feliu, Jaume (1994) “Asesoramiento psicológico a entrenadores: Experiencia en Baloncesto de iniciación”, Revista apunts nº 35.
  2. Cruz Feliu, Jaume (2001). Psicologia deportiva. Madrid: Síntesis, S.A.
  3. Ewing i Seefeldt, (1996) citados a Weinberg I Gould (2010) Fundamentos de psicología deportiva y del ejercicio físico. Madrid: Médica Panamericana.
  4. González, G; Tabernero, B; Márquez, S (2000). “Análisis de los motivos para participar en futbol y en tenis en la iniciación deportiva”. Revista motricidad Nº 6, (47- 66).
  5. Sánchez-Oliva, D; Leo Marcos, F; Sánchez-Miguel, P; Amado Alonso, D; García-Calvo, T (2010). “Relación del clima motivacional creado por el entrenador con la motivación autodeterminada y la implicación hacia la práctica deportiva” International Journal of Sport Science Nº 20 (177-195) – Julio -. Facultad de Ciencias del Deporte. Universidad de Extremadura.
  6. Sans, A; Frattarola, C (2000). Entrenamiento en el futbol base. Barcelona: Paidotribo.
  7. Torregrosa, M; Sousa, C; Viladrich, C; Villamarín, F; Cruz, J. Psicothema (2008). “El clima motivacional y el estilo de comunicación del entrenador como predictores del compromiso en futbolistas jovenes”, vol: 20, nº 2 p (254 – 259), Universidad Autónoma de Barcelona.
  8. Weinberg I Gould (2010) Fundamentos de psicología deportiva y del ejercicio físico Madrid: Médica Panamericana.

Deja un comentario