Deportes de raqueta y fortaleza mental

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
fortaleza mental en el tenis

Si nos referimos a las exigencias físicas en los deportes de raqueta, hablamos de unos esfuerzos intermitentes donde se alternan periodos de actividad a máxima intensidad y periodos de menor intensidad pero mayor duración. Estos aspectos físicos hemos de ser capaces de combinarlos con aspectos técnicos, tácticos, fisiológicos y psicológicos acompañado en muchas ocasiones de condiciones ambientales hostiles, aspecto que puede condicionar enormemente el rendimiento psicológico o la fortaleza mental del deportista (1).

Definición de fortaleza mental

En los últimos años el concepto de fortaleza mental ha tomado mucha importancia en deportes como tenis o pádel, actualmente resulta difícil aportar una definición que explique con exactitud lo que dicho concepto quiere expresar, a continuación aportamos una serie de aproximaciones al concepto de investigadores pioneros en la temática:

  • Capacidad que tiene un deportista de utilizar sus habilidades mentales para controlar sus pensamientos, concentrarse, superar y perseverar ante la adversidad, afrontar la presión, y mostrar una determinación para conseguir sus objetivos (Gould, Dieffenbach y Moffet, 2002; Weinberg y Gould, 2010).
  • Loher (1995): ” capacidad para alcanzar el rango superior de talento y habilidad independientemente de las circunstancias competitivas”
  • Earle y Sewel (2002): ” predisposición a no verse afectado por la competición o la adversidad” (2).

Cualidades psicológicas en los deportistas

Teniendo en cuenta las pinceladas anteriormente aportadas sobre el papel que juega la mente a la hora de competir aportamos a continuación siete cualidades que suelen aparecer en los deportistas de alto rendimiento desde el punto de vista psicológico: (3)

  1. El deseo de triunfar.
  2. Una mente/actitud positiva ante los desafíos y la presión.
  3. Una mentalidad enfocada a controlar lo “controlable.
  4. Un alto nivel de compromiso – con una actitud ecuánime.
  5. Un alto nivel de confianza en si mismo y en el equipo.
  6. La prioridad de un buen proceso.
  7. La comunicación verbal y corporal positiva (3).

chica jugando al tenis

¿Es posible entrenar la mente?

Una pregunta que suele aparecer frecuentemente cuando hablamos de la parte psicológica es:  ¿se puede o no entrenar y mejorar la fortaleza mental o capacidad psicológica? pues bien intentaremos explicar una serie de habilidades que nos ayudarán a mejorar este aspecto (4).

  • Determinación para conseguir los sueños: se refiere a la capacidad del deportista de hacer todo lo posible para conseguir sus objetivos, realizando entrenamientos con gran cantidad de práctica con alta calidad, manteniendo altas dosis de compromiso, implicación y seriedad; se han de incluir en el entrenamiento actividades complementarias amplias y diversas que le ayuden a mejorar; el deportista deberá aprender todo lo necesario sobre su deporte llegando más allá de aspectos fisiológicos, técnicos y tácticos.
  • Controlar los pensamientos y emociones: se refiere a orientar de una forma o otra el objetivo principal de un deportista. por ejemplo un tenista o un jugador de pádel que afronta un torneo que ha estado preparando durante semanas puede afrontar dicha competición de dos maneras, o bien lo ve como una situación donde el deportista va a observar si todo su trabajo anterior ha sido el adecuado (como enfrentándose a su juicio final) es decir, pensando que si lo hace mal habrá defraudado a su entrenador, familia… y que todo su esfuerzo no ha valido para nada, dicha situación generará en el deportista una situación negativa y de ansiedad haciendo que afecte a su rendimiento. La otra opción es que el deportista afronte dicha competición como la oportunidad por la cual se ha estado entrenando y esforzando durante todo este tiempo, es decir, afrontando uno de sus sueños, lo que podrá repercutir de forma positiva en su rendimiento y en su motivación.
  • Superar la adversidad, cuestión de confianza: el deportista ha de mostrar su confianza con el pensamiento de que entrenando y preparándose correctamente va a alcanzar sus objetivos, esto le ayudará a rendir correctamente por varios motivos: la confianza activa emociones y pensamientos positivos, la confianza aumenta la concentración y la confianza afecta a los objetivos (cuanto mayor confianza las metas serán mas desafiantes).
  • Centrarse en lo realmente importante: se ha de dirigir la atención a aquellos elementos realmente importantes de la acción deportiva intentando no focalizar la atención en elementos que pueden perjudicar su rendimiento (una decisión arbitral injusta o un error puntual en sus acciones).
  • Controlar la activación y la presión: se ha de valorar y tener en cuenta los factores externos que pueden aparecer durante la competición como por ejemplo la relación con los entrenadores, la familia o incluso el público. Dicha presión puede hacer que el deportista vea la competición como una amenaza o un reto. El deportista siente que la situación es una amenaza cuando la considera fuera de su control sintiéndose vulnerable, menos confiado y con menos expectativas de éxito, por el contrario si se percibe como un reto el deportista siente que tiene los medios necesarios para superar la situación manteniendo los umbrales de activación necesarios.
  • Utiliza los recursos mentales: se trata de intentar visualizar e imaginar lo que vamos a realizar durante la competición próxima (visualizando gestos técnicos, superando problemas, etc.) esto nos ayudará a mejorar nuestra motivación, concentración y confianza. Puede utilizarse para corregir habilidades deportivas, mejorar respuestas emocionales, planificar la competición y solucionar los problemas que nos puedan surgir en la misma.
  • Preparar un plan integral de competición: consiste en adoptar un plan que nos permita estar preparados ante cualquier circunstancia que pueda ocurrir, estableciendo de antemano las posibles soluciones (4).

Bibliografía

  1. Girard,O, Grégoire, P. (2009). Neuromuscular Fatigue in racquet sports. Sports neurology. 20161–173.
  2. Suárez Cadenas, E. (2008). Fortaleza mental en deportes de raqueta. Recuperado [en línea] el 03/03/2015.
  3. Favero, J. P. (2005). Fortaleza Mental para Técnicos y Jugadores. Recuperado [en línea] el 02/03/2015.
  4. Piqueras, J. Á. S. (2012) Fortaleza Mental. Recuperado [en línea] el 01/03/2015.

1 Comentario

  1. Me ha gustado bastante tu entrada Borja:
    Si embargo si hablamos de entrenamiento mental creo que hay que hacer énfasis en lo mental al igual que en lo físico pero por separado. Me explico:
    Lo más importante del entrenamiento mental es la planificación en ciclos, mesociclos y microciclos para el entrenamiento deportivo. Después como bien has dicho saber tu punto de activación óptimo, como tercer punto control de las emociones (como bien has dicho) así como ser consciente de tus tendencias deportivas, aprendizajes de rutinas para la competición, control de los pensamientos irracionales y por último la imaginación.
    Como ves hay bastantes puntos en los que se puede mejorar a nivel de fortaleza mental.
    Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.