Judo para ciegos con Abel Vázquez

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (7 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
0
Abel combate

Hoy entrevistamos en Mundo Entrenamiento a uno de los principales exponentes del judo para ciegos en España, Abel Vázquez Cortijo, representante de combinado nacional de judo para personas con discapacidad visual en los próximos Juegos Paralímpicos de Río 2016. Cuenta actuamente con un reciente y meritorio 5º puesto en el Campeonato Europeo de Judo para Abel principalCiegos, además de ser 7º en los Juegos Paralímpicos de Beijing 2008, 5º en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, además de otras medallas yresultados de importancia en Campeonatos Europeos y Copas del Mundo para ciegos.

Pregunta: Bienvenido, Abel, a este espacio de entrevistas de Mundo Entrenamiento, para hablarnos un poco de judo, y de su
adaptación para personas con discapacidad visual, modalidad en la que tu compites. Creo que la mayoría de niños y adultos de este país ha practicado judo alguna vez en su vida. Cuéntanos cómo se conecta en tu historia la discapacidad visual con el judo.

Respuesta: Fueron unos inicios muy sencillos. Mis vecinos y mi hermano estaban apuntados a judo, y con 6 años quise probarlo. Desde entonces soy abiertamente un enamorado de este deporte.

P: Concretamente, ¿en qué consiste tu discapacidad visual, y cómo afecta a la práctica del judo?

R: En mi caso personal tengo una reducción de la agudeza visual de un 80%. El judo para ciegos sufre principalmente una adaptación respecto al resto de competiciones de judo: en todo momento debe haber un contacto entre los dos judokas, lo que en la practica se traduce con que se comienza agarrados. Teniendo en cuenta dicha adaptación el resto del judo lo realizo sin ninguna modificación

P: ¿Cómo se llama tu club y en qué ciudad/pueblo practicas judo?

R: Pertenezco al club Judolin de la localidad de Castilleja de la Cuesta donde he vivido la mayor parte de mi vida. También colaboro con Litho Judo y tuve la oportunidad de estar entrenando durante un año en Judokan Valencia.

P: ¿Y ese entrenador que “te tira de las orejas” cuando hace falta, te apoya en cada Campeonato, y comparte tus alegrías y decepciones?

R: Comencé mi vida deportiva en el judo de la mano de Joaquin Roldán, aunque pude disfrutar poco tiempo de su presencia. Posteriormente he tenido la suerte de tener como entrenador a su hijo Joaquin Roldán y sus alumnos Abel Romalde y Gabriel Vera.

P: ¿Y tu impartes como profesor o entrenador de judo en algún lugar?

R: Actualmente colaboro con la iniciación deportiva en ambos clubs.

P: ¿Cuál es tu técnica “especial” en judo, y en qué consiste a grades rasgos?

R: A lo largo de mi vida deportiva en el judo he ido cambiando de técnica especial sin apenas darme cuenta. En infantil y cadete era SEOI NAGE. Actualmente no lo tengo muy claro, aunque es posible que sea O SOTO GARI. Se trata de una siega exterior a la pierna del adversario gracias a una extensión de la cadera junto a un balanceo de todo el cuerpo para aplicar la mayor fuerza posible. De ahí su nombre, que se traduce como “gran siega exterior”.

P: Yo practiqué y competí en judo durante muchos años, y tengo mi propia opinión, pero dinos: desde tu propia perspectiva, ¿qué consideras que tiene mayor efecto de positividad y atracción dentro del mundo del judo?

R: He tenido la suerte de poder entrenar en clubs de judo de muchos lugares de España y el mundo. He entrenado en muchos clubs de Madrid, en Valencia, Mallorca, Birmingham y Sevilla. Todos me han tratado como parte de su familia sin conocerme de nada. Es increíble los valores que se respiran en el judo en casi todos los sitios. El judo fabrica buenas personas.

Abel trabajo contrario en suelo

P: Al iniciar tu camino dentro del judo, ¿alguna vez te planteaste la posibilidad de poder llegar hasta donde te encuentras hoy en día: representando a combinado nacional de judo, ganando medallas en competiciones internacionales, o asistiendo a Juegos Paralímpicos para competir con los mejores judokas ciegos del mundo?

R: Cuando comencé sólo pensaba en disfrutar y en ganar cada combate aunque fuese entrenando [risas]. De pequeño era muy valiente: hacía randoris con compañeros de tres años más, los cuales por aquel entonces eran medallas nacionales, pero me enfadaba conmigo mismo cuando me tiraban. Cada vez que me levantaba sentía que tenía más fuerza, o más rabia quizás.

P: ¿Hay alguna anécdota a la que le guardes especial cariño en tu amplia trayectoria dentro de una disciplina tan diferente del resto como es el judo?

R: Quizás los primeros Juegos Paralímpicos fue una experiencia personal inigualable que me marcó de por vida.

P: ¿Y algún mal trago que te haya tocado pasar, directa o indirectamente relacionado con el judo y su práctica?

R: El año antes de los Juegos Paralímpicos de Londres fui a prepararme a Judokan Valencia. Ese año tuve muy mala suerte con las lesiones y no pude mejorar todo lo que quería con la ayuda de Vicente Rochela. Quise empaparme de él y no lo conseguí, fue una situación frustrante
Cuando perdí el 3º puesto en Londres por una falta fue también un momento muy duro. Tardé varios días en perdonármelo.

P: A través de mis años como judoka he aprendido que el esparadrapo o tape es el mejor amigo para entrar a un tatami, ya que te soluciona problemas diversos en dedos, muñecas, tobillos o uñas, y de sobra es conocido en el judo que una situación así no supone abandonar una competición, bien tengas que competir saltando a la pata coja o pudiendo agarrar sólo con una mano. En tu caso personal, ¿has sufrido en tu carrera en el judo alguna lesión grave que te haya impedido continuar compitiendo, o que haya supuesto un problema de cara a tus objetivos?

R: Tuve una operación de un quiste óseo en la rodilla, tenía 16 años y estaba teniendo una muy buena progresión técnica y física. Estuve un año sin hacer judo y creo que debido a la edad en la que me ocurrió perdí bastante potencial de mejora. Cuando comencé a hacer judo de nuevo no tenía sensaciones buenas, salía del entrenamiento pensando que se me había olvidado hacer judo.

Abel blanco y negro

P: ¿Existe alguien que, en tus inicios, tomaras como referencia a seguir, dentro o fuera del mundo del judo, y que marcase tus comienzos en un deporte tan bello?

R: Realmente creo que mi modelo a seguir no ha sido ningún judoka ni deportista famoso, sino mis padres. Mi padre tiene un bar y se levanta temprano para irse a trabajar y llega por la noche, lleva muchos años trabajando por su sueño. Mi madre es otra gran luchadora, lucha por ella y por todo el que este alrededor y lo necesite. Su ejemplo de lucha ha sido mi modelo a seguir

P: ¿Qué es lo que consideras que aporta más satisfacción a una persona que practica judo?

R: Ver cómo se mejora día a día, sentir como juegas en contacto con otras personas…

P: ¿Y lo más duro en el día a día de un judoka?

R: La falta de apoyo institucional y económico.

P: Recuerdo haber pasado temporadas largas de hambre sin poder darme un lujo para poder mantenerme o alcanzar el peso en el que competía en judo. ¿Eres de los que se mantienen bien, con un par de kilos de margen por debajo, o de los que acaba haciendo de todo para sudar y perder los últimos gramos antes de un pesaje?

R: Nunca he tenido grandes problemas para dar el peso, por mi estilo de judo siempre me han venido bien los pesos superiores, por ello cada vez que me ha costado dar el peso he subido de categoría.

P: Entiendo también que, aun así, sigues una dieta más o menos específica para mantenerte en equilibrio y no sufrir antes de una competición de judo. ¿De qué forma consideras que debe alimentarse un judoka?

R: Creo que la alimentación y entrenamiento del judoka es muy diferente según la categoría de peso en la que compita. Un competidor de menos de 60 Kg tiene poco porcentaje de materia grasa y quizás la rapidez y resistencia son más importantes que en más de 100 kg donde la fuerza máxima adquiere más importancia, aumenta el tiempo disponible para aplicar fuerza.

P: ¿Qué rutina semanal de entrenamientos sigues en tu club de judo, y en tu preparación para los Juegos Paralímpicos de Río?

R: Me acabo de clasificar hace poco, y ahora comienzo a plantearme el año que viene. Actualmente debido a las necesidades económicas tengo poco tiempo para entrenar, por ello estoy buscando apoyos que me permitan tener tiempo y dinero para poder realizar concentraciones.

P: ¿Cómo afecta tu clasificación para los Juegos Paralímpicos de Río, y tu papel como miembro habitual del combinado nacional de judo, a tu vida profesional?

R: Además de trabajar me preparo las oposiciones para profesor de Educación Física. Tengo un gran dilema, y aun tengo que programar el año según los recursos que consiga.

P: ¿Y a tu vida personal le afecta en algo la práctica de judo al nivel que lo haces?

R: Entrenamiento, estudios, trabajo… Mi pobre novia hace un gran esfuerzo por aguantar pero entiendo que para ella es muy duro.

Abel proyeccion

P: Con la cantidad de horas que ha supuesto en tu vida el judo, ¿has podido formarte en algo que te gusta?

R: Sí, mi vida es el deporte. Soy Licenciado en Ciencias del Deporte y tengo el MAES. Espero poder estar trasmitiendo mis valores e ilusión por el deporte a mis futuros alumnos el año que viene.

P: ¿Qué cualidades considerarías como fundamentales para el correcto desarrollo dentro del judo de élite?

El judo es un deporte muy completo pero también muy personal. Dependiendo del peso es más importante la RFD o la Fuerza máxima porque hay más tiempo ( por ser más pesado). La resistencia anaeróbica parece fundamental aunque en la competición se realizan numerosos combates donde la resistencia aeróbica cobra importancia. La amplitud de movimiento sobre todo en trabajo en suelo también se debe trabajar. La estabilidad y la coordinación son también fundamentales. Además hay que tener en cuenta que según el estilo de judo (estático o dinámico, defensivo-ofensivo, etc) y las técnicas que suele utilizar necesitará unas características diferentes de los diferentes grupos musculares.

P: ¿Y en el judo de base?

R: Creo que es importante que en judo base se abandone un poco el estilo de enseñanza tradicional que da la mayor importancia a la repetición de un modelo de técnica. Bajo mi punto de vista se debe comenzar a dar vueltas a la cabeza para comenzar a trabajar desde aspectos técnicos-tácticos dando importancia a la táctica. Es algo complicado pero debemos afrontar el cambio como está sucediendo en otros deportes.

Abel ippon

P: ¿Y consideras que haya alguna característica necesaria para comenzar a para practicar judo, o más bien es el judo el que te aporta una serie de cualidades al comenzar a practicarlo?

R: El judo es un deporte para todos. Según tus características que se irán potenciando buscarás estrategias para ganar.

P: Recuerdo haber visto cosas realmente extrañas antes de entrar a un combate de judo, justo al borde del tatami. ¿Tú tienes alguna manía, protocolo, rutina o superstición antes de entrar al combate?

R: He aprendido a concentrarme en lo que tengo que hacer en el combate de judo que va a empezar y sólo en eso. Pienso es diestro, hace SEOI, tengo que mantener la mano de la manga para que lado desplazarme que situaciones provocar, y cómo reaccionar.

P: Si no hubieses continuado haciendo judo antes de comenzar la etapa de alto rendimiento, ¿qué otro deporte te habría gustado poder practicar?

R: En la carrera practique otros muchos deportes, por aquel entonces pensé que había perdido la oportunidad de practicar tantos deportes… Los deportes en el medio natural, deportes de equipo, etc.

P: Y una vez que finalice tu carrera como deportista de élite (que esperemos, sea muy larga) en el mundo del judo, ¿a qué te gustaría dedicarte profesionalmente?

R: Quiero ser profesor de Educación Física.

P: ¿A quién consideras tu mayor seguidor/a?

R: Actualmente en el Club Judolin hay una serie de adolescentes que están disfrutando de la competición y que pueden ver en mi una persona seria que ha crecido personalmente y profesionalmente de la mano del judo.

P: ¿Y tu máximo rival?

R: Mi máximo rival es la situación económica en la que me encuentro.

Abel Vázquez lucha de agarres

P: A pesar de todo, el judo es un deporte del que es difícil vivir hoy en día en España, o al menos como competidor, y más en una modalidad específicamente adaptada para personas con discapacidad visual ¿no?

R: Sí, imposible, y competimos con profesionales. Este es mi gran rompecabezas. Es difícil competir con menos oportunidades,

P: ¿Quién o qué patrocinadores suponen para ti tu base económica para poder continuar practicando judo, con todos los gastos que conlleva?

R: No tengo actualmente ningún patrocinador aunque me encantaría. Además no tengo ninguna beca económica.

P: ¿Cómo se sustentan los deportes específicos y adaptados para personas con discapacidad visual en España?

R: En resumen los deportes para ciegos dependemos de la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC) y del Comité Paralímpico Español (CPE) que se financian a su vez gracias al Consejo Superior de Deportes (CSD), ONCE y patrocinadores privados.

P: ¿Qué dirías que se absorbe en mayor cantidad dentro del día a día de un competidor de judo?

R: Principalmente el tiempo que te quita para la vida profesional.

P: ¿Consideras que llega la ayuda que el judo español, desde los niños que comienan en el colegio hasta los que sois judokas de alto rendimiento, o por el contrario debería haber más equidad entre el fútbol y otros deportes como el nuestro en España?

R: El dinero en el judo es prácticamente cero comparado con otros deportes. Debemos plantearnos para qué es el deporte y si, como pienso, es parte de la educación y el deporte de élite un modelo a seguir debemos plantearnos la situación económica. Si es simplemente espectáculo que no vierte ningún beneficio a la población, ¿por qué debe ser financiado por el estado a través de diferentes medios fiscales?

Abel Vázquez judo suelo

P: ¿Se te ocurre o puedes aportar alguna idea que nos encamine hacia un judo mejor?

R: Creo que pueden existir diferentes lineas a seguir o trabajar:

  • Inclusión del judo en las clases de EF.
  • Presencia de este deporte en los medios de comunicación
  • Fomento de la práctica de judo por los centros educativos.
  • Metodologías menos tradicionales y más motivantes.
  • Competiciones más atrayentes con grandes patrocinadores.
  • Etc.

P: ¿Te marcas ahora mismo algún objetivo claro en tu carrera como judoka a corto o medio plazo, por ejemplo, en los Juegos Olímpicos o justo tras ellos?

R: Espero poder conseguir los medios oportunos para poder plantearme un entrenamiento eficaz para conseguir mi medalla paralímpica en Rio 2016.

P: ¿Y a largo plazo a dónde quieres que te lleve el judo?

R: A seguir disfrutando del deporte como deportista de ocio, como competidor, como entrenador, como espectador, etc. Seguir disfrutando de un gran deporte como es el judo.

Ya para finalizar, agradecerte la atención que nos has ofrecido al equipo de Mundo Entrenamiento y a mi personalmente, y te deseamos lo mejor dentro y fuera del mundo del judo.

Deja un comentario