Evaluación de la condición física en mayores

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 Votos. Puntuación media: 4,25 de 5)
Cargando…
sesion mayores

El avance tecnológico ha provocado el aumento de la esperanza de vida de las personas en los países desarrollados, aunque también ha originado la eclosión de enfermedades producidas por el sedentarismo (9). Por tanto es esperable encontrarnos cada vez con mayor número de personas mayores y a su vez con más limitaciones físicas, que vendrán dadas en primer lugar por el irreversible proceso de envejecimiento y en segundo lugar por la tendencia a estilos de vida cada vez más sedentarios (5).

Existe un interés mundial por prevenir este tipo de enfermedades y promocionar la salud mediante la implantación de estilos de vida más activos (9) ya que muchas de estas limitaciones físicas se pueden paliar se con el ejercicio físico, ya que tiene unos grandes beneficios para la persona, tanto a nivel fisiológico como psicológico o social (1).

La actividad física es una de las principales estrategias de salud pública en este colectivo (11), ya que existe una disminución de la capacidad física conforme avanza la edad, un fenómeno previsible y que puede detenerse o ralentizarse poniendo especial atención sobre el nivel de condición física y de actividad física (3). Muchas personas mayores, debido a sus estilos de vida sedentarios, están peligrosamente cerca de su nivel de capacidad máxima durante actividades normales de la vida diaria (8). En la actualidad se conocen los efectos positivos del ejercicio físico moderado en el mantenimiento de la salud general (7). Lo importante es que las actividades estén adaptadas a las posibilidades del individuo, se presenten de forma adecuada, ocupen el lugar oportuno en la programación y reciban un tratamiento didáctico, de tal manera que permita a todos los participantes realizarlas con éxito (3).

Sesión de acondicionamiento físico para mayores
Sesión de acondicionamiento físico para mayores

Por eso, es necesario efectuar una evaluación y análisis tanto de la actividad física a realizar como de la condición física del anciano (3). Citan a ACSM en 2000 y Kligman y Pepin en 1992, para indicar que para conseguir los máximos beneficios del ejercicio para cada persona, la mayoría de estudios destacan la importancia de una prescripción individualizada y adaptada a las características funcionales y personales de cada uno (5). Por lo que es de vital relevancia, conocer la condición física del mayor para la correcta prescripción de ejercicio (5).

La evaluación de la condición física debe ser considerada como un aspecto a tener en cuenta a la hora de determinar la capacidad funcional de los ancianos (4, 8). En la actualidad existe gran número de baterías de test cuyo objetivo es evaluar la condición física de la población. La mayoría de estas baterías están diseñadas para grupos poblacionales concretos, por lo que no sería fiable y recomendable aplicar indistintamente una batería a cualquier grupo de edad por el riesgo que podría suponer. Con el fin de solucionar esta problemática metodológica, están surgiendo diferentes baterías de test y adaptaciones de las ya existen para concretizar un grupo de edad al cual va dirigido (4).

Baterías

A continuación, se destacarán las principales baterías utilizadas para conocer el nivel de condición física en personas mayores.

Batería ECFA -Evaluación de la Condición Física en Ancianos- (4)

Dicha batería está estructurada atendiendo a seis capacidades e índices físicos a partir de los cuales surgen las ocho pruebas físicas que constituyen la batería. Con estas ocho pruebas se evalúa por una parte aquellas capacidades físicas que determina el estado de salud física de cualquier sujeto, y por otro lado capacidades perceptivo-motrices como son el equilibrio estático monopodal con visión y la agilidad manual, capacidades que se ven gravemente alterados por el paso del tiempo.

Mediante valores normativos, se puede determinar con bastante exactitud el estado físico de la población anciana y así poder concretar programas de intervención para estabilizar la condición física o mejorarla.

La batería ECFA, consta de las siguientes pruebas:

  1. Composición corporal: Para evaluar el componente morfológico se ha calculado el índice de masa corporal (IMC) que viene determinado por el coeficiente entre el peso en kilogramos y la talla elevada al cuadrado en metros.
  2. Fuerza máxima de presión manual: Esta prueba consiste en medir la fuerza máxima de prensión de cada mano.
  3. Equilibro monopodal (con visión): Con el desarrollo de esta prueba se evalúa el equilibrio estático general del sujeto.
  4. Fuerza resistencia abdominal: En la evaluación de la fuerza resistencia hemos utilizado una única prueba que ha sido la prueba de fuerza resistencia abdominal o prueba de encorvadas. El objetivo de la prueba es, evaluar la fuerza resistencia de la musculatura abdominal.
  5. Flexibilidad de tronco (flexión anterior de tronco): El objetivo de esta prueba es valorar la flexibilidad de la parte posterior del tronco y piernas.
  6. Fuerza máxima del tren inferior: La segunda prueba utilizada para cuantificar la fuerza máxima ha sido la que implica el tren inferior. Su objetivo es evaluar la máxima fuerza que es capaz de desarrollar la musculatura extensora del tren inferior.
  7. Coordinación óculo-manual (agilidad manual): El objetivo de esta prueba es evaluar la coordinación óculo-manual y la velocidad de ejecución del miembro superior.
  8. Resistencia cardiorrespiratoria (caminar 2 kilómetros): Para evaluar la capacidad aeróbica de este colectivo hemos aplicado una prueba de resistencia aeróbica que consiste en recorrer andando una distancia dos mil metros.

Para conocer en profundidad cada una de las pruebas y sus valores normativos, indico el siguiente enlace sobre esta batería de test.

Senior Fitness Test (10)

Esta batería fue diseñada por Rikki y Jones para valorar la condición física de los mayores en edades diferentes, concretamente en edades comprendidas entre 60 y 94 años. Tiene valores de referencia expresados en percentiles para cada uno de los test, lo que nos permite comprobar los resultados con personas del mismo sexo y edad.

Los parámetros de condición física que incluye dicha batería son: fuerza muscular (miembros superiores e inferiores), resistencia aeróbica, flexibilidad (miembros superiores e inferiores) y agilidad. Consta de un total de 6 pruebas y ha sido desarrollada en EEUU de tal forma que los valores normativos de dichas pruebas de los que disponemos, hacen referencia a la población americana.

Los test que componen esta batería, serían los siguientes:

  1. Chair stand test (sentarse y levantarse de una silla): Para evaluar la fuerza del tren inferior.
  2. Arm Curl test (flexiones de brazo): Evalúa la fuerza del tren superior.
  3. Minute walk test (test de caminar 6 minutos): Para la medición de la resistencia aeróbica.
  4. Minute step test (2 minutos marcha): Evalúa la resistencia aeróbica.
  5. Chair-sit and reach-test (test de flexión de tronco en silla): Evalúa la flexibilidad del tres inferior.
  6. Back scratch test (test de juntar las manos tras la espalda): Test con el que podremos medir la flexibilidad del tren superior.
  7. Foot-up and go test (test de levantarse, caminar y volverse a sentar): Para medir la agilidad y el equilibrio dinámico.
  8. Height and weight (peso y talla): Para valorar el IMC

En el siguiente enlace se mostrará un enlace para conocer las pruebas con mayor detalle. ACCEDER AHORA. 

Batería VACAFUN (8)

El objetivo de esta batería fue crear y validar una batería de test para la valoración de la capacidad funcional en personas mayores y la relación entre el estilo de vida y el bienestar del sujeto.

La batería VACAFUN utiliza 7 pruebas mediante las cuales se cuantifican la composición corporal, el equilibrio (dinámico), la flexibilidad (tren superior e inferior), la fuerza máxima (tren superior), la fuerza resistencia (tren inferior) y la resistencia aeróbica.

Destacar, que las baterías tienen establecido una escala continua para poder situar a cada evaluado en un punto concreto de la escala.

Las pruebas que forman la siguiente batería, son:

  1. Flexiones de brazos con peso: para evaluar la fuerza del tren superior.
  2. Sentarse y levantarse de una silla: el objetivo de esta prueba, sería medir la fuerza del tren inferior.
  3. Caminar 6 minutos: para calcular la resistencia aeróbica.
  4. Alcanzar manos tras la espalda: para conseguir evaluar la flexibilidad del tren superior.
  5. Sentado y alcanzar el pie extendido: para medir la flexibilidad del tren inferior.
  6. Ida y vuelta: en la que se evalúa el equilibrio dinámico.

Para conocer esta batería en profundidad, se muestra a continuación el siguiente enlace: ACCEDER AHORA.

Batería BCF (2)

Las pruebas de capacidades físicas que se presentan fueron adaptadas de otras que se utilizaron de manera previa y según el método propuesto por Guralnik y colaboradores, donde se prefiere la inclusión de pruebas que evalúan sobre todo la función de las extremidades inferiores. Esta “batería de capacidades físicas” conjunta una serie de mediciones que permiten evaluar el equilibrio, la marcha, la fuerza y la resistencia, además de que reflejan la planeación motora y las estrategias cognitivas correspondientes.

  1. Equilibrio en un pie (EP): esta prueba consiste en pedir al sujeto que se mantenga en un solo pie el mayor tiempo posible, midiendo de esta forma el equilibrio del sujeto.
  2. Velocidad de la marcha en cuatro metros a paso normal (VM): Esta prueba pretende medir la velocidad de la marcha al paso “habitual”.
  3. Levantarse de una silla cinco veces (LS): esta prueba sirve para evaluar la fuerza de los miembros inferiores, además refleja el equilibrio y la movilidad del sujeto.
  4. Timed “up & go” (TUG): esta prueba de “levántate y anda” o de “Lázaro” evalúa la movilidad y el equilibrio de los adultos mayores.

También se incluyó la asociación de la BCF con el grado de actividad física. Esta última fue determinada por la Escala de actividades físicas para las personas mayores (PASE, Physical Activity Scale for the Elderly).

Para profundizar en esta batería, se indica el siguiente enlace: ACCEDER AHORA.

Batería AFISAL-INEFC (9)

La batería AFISAL-INEFC de valoración de la condición física saludable en adultos fue desarrollada como parte del proyecto AFISAC (Actividad Física y Salud para Adultos en Catalunya) en el lnstitut Nacional d’Educació Flsica de Catalunya durante los años 1992 al 1995, al objeto de valorar la condición flsica saludable de la población adulta participante en distintas fases del proyecto.

Para la elaboración de la batería AFISAL-INEFC se analizaron una amplia serie de pruebas destinadas a valorar la condición física saludable en adultos. Para ello, citaron a Rodríguez et al. en 1994 y 1995, para revisar y discutir las pruebas e ítems utilizados habitualmente para valorar los siguientes componentes y factores de la condición física saludable: estado de salud, composición corporal, fuerza máxima del tren superior, fuerza-resistencia abdominal, fuerza explosiva del tren inferior, equilibrio, flexibilidad y resistencia cardiorrespiratoria.

La valoración de la condición física saludable en adultos mediante la batería AFISAl-INEFC se realiza mediante la administración de 8 pruebas, realizadas por el siguiente orden:

  1. Cuestionario de aptitud para la actividad física (C-AAF).
  2. Valoración de la composición corporal: El objetivo será medir parámetros antropométricos y calcular los índices que permiten valorar la composición corporal individual. Algunos de esos datos complementan el uso, la interpretación o la utilidad de los resultados obtenidos en las otras pruebas de esta batería.
  3. Fuerza máxima de prensión: Esta prueba valora la fuerza máxima e isométrica de los músculos flexores de los dedos de la mano.
  4. Equilibrio estático monopodal sin visión: Para valorar el equilibrio estático general del cuerpo.
  5. Fuerza-resistencia abdominal: Esta prueba nos indicará la fuerza-resistencia de la musculatura flexora del tronco (abdominal).
  6. Flexibilidad del tronco: Indicará la flexibilidad de los músculos posteriores del muslo (flexores de la rodilla) y del tronco.
  7. Fuerza explosiva del tren inferior: Valora la fuerza explosiva de los extensores del tren inferior, con sincronización libre del movimiento del tronco y extremidades superiores.
  8. Prueba submáxima de predicción del consumo máximo de oxígeno (caminar 2 km).

Para más información sobre esta batería, se indica a continuación el siguiente enlace: ACCEDER AHORA.

Comparación de las baterías

Todas las baterías muestran varios factores en común. Por un lado destaca la medición de la resistencia aeróbica, aunque los test varían, y el equilibrio y la coordinación, que al igual que en la resistencia, varían también entre las diferentes baterías.

En cuanto a la fuerza, todas las baterías, excepto la batería BCF, incluyen test. Encontramos pruebas de fuerza tanto de tren inferior, como de tren superior, pero solo AFISAL-INEFC y ECFA contemplan test de fuerza de abdomen.

En la flexibilidad, encontramos test en las baterías Senior Fitness Test y VACAFUN del tren superior e inferior, mientras que en el resto solo contemplan una de las dos. Pero en el caso de la batería BCF, no incluye ninguno.

Solo dos baterías, incluyen la composición corporal: AFISAL-INEFC y ECFA. La batería ECFA se basa en IMC (Índice de masa corporal), mientras que la batería AFISAL-INEFC destaca el ICC (Índice de cintura cadera) y el porcentaje graso del sujeto.

Solo la batería ECFA, señala un test de coordinación óculo-manual. Aspecto aparentemente relevante, debido a la pérdida de la motricidad fina que sufren las personas mayores.

Es importante que los test se acompañen de unos valores normativos de referencia para que los profesionales implicados en la valoración de las personas mayores puedan situar a su evaluado respecto de la población general de referencia en función del sexo y la edad (3). Todas las baterías descritas a lo largo del artículo, ofrecen valores normativos para la evaluación de los sujetos.

Con este artículo, no se pretende decantar a los lectores sobre una batería frente a otra, solo mostrar desde un punto de vista objetivo las diferentes baterías que podemos utilizar para la evaluación de la condición física en las personas mayores.

Bibliografía

  1. American College and Sport Medicine position stand (1998). “Exercise and Physical Activity for Older Adults”. Medicine and Science in Sports and Exercise, 30 (6) (pp. 992-1008)
  2. Ávila Funes JA, Gray-Donald K, Payette H. (2006) “Medición de las capacidades físicas de adultos mayores de Québec: un análisis secundario del estudio NuAge”. Salud Pública de México, 48: 446–54.
  3. Baldini M, Bernal Pino, A, Jiménez-Jiménez, R, Garatachea Vallejo, N. (2006) “Valoración de la condición física funcional en ancianos” Revista Digital – Buenos Aires – Año 11 – N° 103.
  4. Camiña Fernández, F., Cancela Carral, J.Mª, y Romo Pérez, V. (2001) “La prescripción del ejercicio físico para personas mayores: valores normativos de la condición física”. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte vol. 1 (2) p. 136-154
  5. Garatachea Vallejo, N, Val Ferrer, R, Calvo Jimena, I, De Paz Fernández, JA “Valoración de la condición física funcional, mediante el Senior Fitness Test, de un grupo de personas mayores que realizan un programa de actividad física” Apunts EDUCACIÓN FÍSICA Y DEPORTES (22-26)
  6. Garatachea Valleo, N, Val Ferrer, R, Fancelo, I “Evolución de la condición física funcional de un grupo de personas mayores que realizan un programa de actividad física durante 9 meses” Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte, Universidad de Zaragoza.
  7. García JMS, Sánchez EDLC, García ADS, González YE, Piles ST, (2007) “Influencia de un programa de entrenamiento en circuito sobre la condición física saludable y la calidad de vida en mujeres sedentarias mayores de 70 años” Fit Perf J, 6 (1): 14-19
  8. González Gallego J. (2006) “Desarrollo de una batería de test para la valoración de la capacidad funcional en las personas mayores (VACAFUN-ancianos) y su relación con los estilos de vida, el bienestar subjetivo y la salud”. León: Universidad de León.
  9. Nácher Roig S, Marina M, Valenzuela A, Rodríguez Guisado FA, Gusi Fuentes N, Nogués J (1998) “Valoración de la condición física saludable en adultos: antecedentes y protocolos de la batería AFISAL-INEFC”. Apuntes: Educación física y Deportes: 52:54–77.
  10. Rikli, R. y Jones, C. (2001). Senior fitness test manual. Estados Unidos de América. Human Kinetics.
  11. Serrano-Sanchez, J.A.; Lera-Navarro, A. y Espino-Torón, L. (2013) “Actividad física y diferencias de fitness funcional y calidad de vida en hombres mayores”. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte vol. 13 (49) pp. 87-105.
  12. Zaragoza Casterad J, Serrano Ostariz E, Generelo Lanaspa E. (2004) “Dimensiones de la condición física saludable: evolución según edad y género”. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte: 4: 204–21.
Compartir
Artículo anteriorJuegos Reducidos en fútbol
Artículo siguienteEfectos de la sauna en el organismo
Máster Actividad Física y Salud Máster en Formación del Profesorado Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Diplomado en Magisterio de Educación Física Técnico Superior en Animación y Actividades Físicas y Deportivas Entrenador Superior de Natación Entrenador Nacional de Triatlón Entrenador Nacional de Culturismo, Musculación y Fitness

Deja un comentario