Esteroides en el fisicoculturismo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (9 Votos. Puntuación media: 4,22 de 5)
Cargando…
Esteroides en el culturismo

El uso de esteroides anabólicos androgénicos (EAA) en el deporte es realizado con el fin de incrementar el rendimiento y la composición corporal de los atletas.

El consumo de drogas que puedan incrementar el rendimiento comprometiendo  la salud de las personas está prohibido y se considera una acto anti-deportivo, la mayoría de los deportes cuentan con un control anti-dopaje, sin embargo, existen otras disciplinas donde no existe un control anti-dopaje, la mayoría de estas disciplinas cuenta con un alto componente estético, como en el caso del fisicoculturismo.

¿Qué son los esteroides?

Los esteroides anabólicos androgénicos (EAA) son derivados sintéticos de la testosterona, la hormona sexual masculina.El término “anabólico” se refiere al crecimiento muscular que esas sustancias promueven, mientras que “androgénico” se refiere al aumento en las características sexuales masculinas. Se utilizan en la medicina de forma legal para el tratamiento de enfermedades, donde existe una deficiencia de la hormona esteroide, como en la pubertad; también se utiliza para el tratamiento de enfermedades que causan una gran pérdida de masa muscular, como el cáncer o el SIDA (1).

Existen otros tipos de esteroides que causan efectos muy diferentes en el cuerpo, como son el DHEA, que se comercializa como un suplemento dietético y esteroides glucorticoides como el cortisol. Varios de los esteroides anabólicos fueron sintetizados en la década de 1950 , con el objetivo de optimizar la síntesis de proteínas (anabolismo)  disminuyendo los efectos masculinizantes (androgénicos) o feminizantes (estrogénicos) que se producen durante el metabolismo de las testosterona (2).

Hombres y mujeres producen andrógenos y estrógenos. En las mujeres, existe una mayor producción de estrogénos y en los hombres, una mayor producción de androgénos. En promedio, un hombre produce de 4-10 mg de testosterona al día,y una mujer de 1-4 mg al día, lo que significa que el hombre puede sintetizar de forma endógena de 28-70 mg y la mujer de 7-28 mg de testosterona  (3-4).

La mayor producción de estrogénos en la mujer, provoca diferentes efectos en el organismo, entre los que se encuentran : mayor acumulación de tejido adiposo y menor formación de masa muscular, menor estatura y mayor probabilidad de osteoporosis con la edad (4).

Algunos atletas, fisicoculturistas y otras personas, abusan de estas drogas en un intento por mejorar su rendimiento o su apariencia física. Los esteroides anabólicos, se pueden tomar por vía oral o inyectarse de forma intramuscular; otros se aplican a la piel en forma de crema o gel. Las dosis  reportadas  en el abuso de estas sustancias, pueden ser entre 10 a 100 veces más que las dosis utilizadas en tratamientos médicos(1).

esteroides anabólicos

Consumo de esteroides en culturistas

Malas prácticas de alimentación por una insatisfacción corporal, que comprometen la salud, son comunes en los deportes y disciplinas que requieren un bajo porcentaje de grasa y/o peso. El culturismo, es un deporte en donde se requiere un bajo contenido de grasa y una gran cantidad de masa muscular, por lo tanto, los participantes pueden ser vulnerables a desarrollar prácticas de alimentación y control de peso poco saludables, así como el consumo de esteroides anabólicos (9).

El consumo de esteroides en culturistas, se realiza principalmente con el fin de cambiar la composición corporal, provocando una falsa sensación de salud. Se ha clasificado al uso de esteroides como la “epidemia silenciosa”, ya que pocos usuarios se dan cuenta del posible riesgo a la salud debido al abuso de estos fármacos (5). Existe la necesidad de examinar el uso y el abuso de los esteroides, debido a los posibles riesgos a la salud en los jóvenes culturistas (6).

En el 2008, se realizó una investigación para analizar el consumo de esteroides en culturistas de 4 diferentes gimnasios de Brasil, con 123 voluntarios hombres, con edades comprendidas entre los 18 y 50 años. Los resultados indicaron que el 48 % de los participantes llevaban menos de un año practicando el culturismo y el 52%, más de un año. El 66.6 % nunca había usado EAA y el 33.3 % está o ha utilizado EAA, el 95.1% de los consumidores eran de edades entre 18-35 años y el 4.8 % de 36-50 años. Las principales sustancias utilizadas eran: Durateston (26.7%), Deca-Durabolin (19 %) y Hemogenin (13.7%). Se encontró que existe un fácil acceso a los EAA,  para los usuarios de esta investigación, los cambios corporales obtenidos, justifican su uso(6).

En el 2014 se realizó otra investigación similar en Brasil, con 512 participantes de 52 gimnasios,se encontró una prevalencia de uso de 20.6 %, el el 98.1 % eran hombres jóvenes, y el 49.5 % llevaban entrenando más de 4 años. Cerca del 81% de los usuarios de EAA consumían Deca-Durabolin,Winstrol y Sustanon.En esta investigación, los resultados indican que la mayoría de los consumidores desconocen los efectos secundarios (7).

Otro estudio del mismo año, se realizó en Irán, con un cantidad de 250 culturistas de 5 gimnasios, se encontró que el 28.8 % son consumidores de EAA, 54 % de estos usuarios tenía 25 o menos años de edad. Entre las sustancias más consumidas, se encontró la testosterona (66.7%), nandrolona (15.3 %) y oximetalona (5.6 %).  El acné, fue el efecto secundario más reportado (18.1%) (8).

Conclusión sobre los esteroides

Existe una gran cantidad de culturistas que usan esteroides, sin embargo, el uso de estas sustancias sigue siendo potencialmente peligroso para la salud, la mayor parte de la investigación científica en donde se reportan dosis y efectos de los esteroides se realiza para el tratamiento de enfermedades, las dosis utilizadas en el culturismo son mucho mayores a las dosis recomendadas, esto también eleva los posibles riesgos a la salud.

Pocos son los estudios que existen sobre el consumo de esteroides, sin embargo,los datos obtenidos indican  similitudes,  la mayor parte de los consumidores son adultos jóvenes, y las sustancias más comunes son la testosterona, nandrolona y oximetalona. Parece ser que el conocimiento de los efectos adversos, no es una limitante para el consumo de estas drogas. Es importante que los profesionales de la salud y del deporte, puedan ofrecer  alternativas al dopaje, sin comprometer la salud de las personas.

Bibliografía

  1. NIDA,(2012). Los esteroides anabólicos. National Institute on Drug Abuse, octubre del 2012, USA.
  2. Mooney, M., & Vergel, N. (2012). Built to Survive: A Comprehensive Guide to the Medical Use of Anabolic Steriods, Nutrition, Supplementation and Exercise for HIV (+) Men and Women. USA: Milestones publishing
  3. Rea, A. L. (2002). Chemical Muscle Enhancement: Bodybuilder’s Desk Reference.USA.
  4. Llewellyn, W. (2009).William Llewellyn’s Anabolics.USA:Molecular Nutrition.
  5. Santos, A. M. (2007). Mundo Anabolico.Brasil: Editora Manole Ltda.
  6. Santos, A. M., Da Rocha, M. S., & Da Silva, M. F. (2011). Illicit use and abuse of anabolic-androgenic steroids among Brazilian bodybuilders. Substance Use & Misuse, 46(6), 742-748.
  7. Siqueira Nogueira, F. R.,Freitas Brito, A., Oliveira, C. V., Vieira, T. I., & Beniz Gouveia, R. L. (2014). Anabolic–Androgenic Steroid Use Among Brazilian Bodybuilders. Substance use & misuse, 49(9), 1138-1145.
  8. Razavi, Z., Moeini, B., Shafiei, Y., & Bazmamoun, H. (2014). Prevalence of Anabolic Steroid Use and Associated Factors among Body-builders in Hamadan, Western Province of Iran. Journal of research in health sciences, 14(2), 163-166.
  9. Goldfield, G. S. (2009). Body image, disordered eating and anabolic steroid use in female bodybuilders. Eating disorders, 17(3), 200-210.

2 Comentarios

Deja un comentario