Ébola, el virus más temido

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos ¡Sé el primero en votar!
Cargando…
Virus del Ébola

El virus del Ébola causa una enfermedad aguda, grave, que suele ser mortal. La Enfermedad del virus del Ébola apareció por vez primera en 1976 en 2 brotes simultáneos, uno en Nzara, Sudán, y el otro en Yambuku, República Democrática del Congo. El último ocurrió en un pueblo cerca del río Ébola, de la que la enfermedad toma su nombre.

El Ébola, anteriormente conocida como fiebre hemorrágica de Ébola, es una enfermedad grave, a menudo fatal en humanos. El virus se transmite a las personas a partir de los animales salvajes y los diferenciales en la población humana a través de la transmisión de humano a humano. Los primeros brotes se produjeron en aldeas remotas de África central, pero el más reciente brote en el oeste de África ha incolucrado a grandes zonas urbanas como rurales.

Síntomas del Ébola

El intervalo de tiempo desde la infección con el virus hasta la aparición de los síntomas es de 2 a 21 días. Los primeros síntomas son la aparición repentina de fiebre, fatiga, dolor muscular, dolor de cabeza y dolor de garganta. Esto es seguido por vómitos, diarrea, erupción cutánea, síntomas de la función renal y hepática. Los hallazgos de laboratorio incluyen glóbulos blancos y plaquetas bajas y enzimas hepáticas elevadas.

Diagnóstico

Puede ser difícil distinguir el Ébola de otras enfermedades infecciosas como la malaria, la fiebre tifoidea y la meningitis. La confirmación de que los síntomas son causados por la infección del virus del Ébola se hacen usando una serie de investigaciones médicas.

Transmisión

Se cree que los murciélagos de la fruta de la familia Pteropodidae son huéspedes naturales del virus del Ébola. El Ébola es introducido en la población humana a través del contacto con la sangre, secreciones, órganos y otros fluidos corporales de animales infectados como los chimpancés, los gorilas, los murciélagos de la fruta, monos, antílopes forestales y puerco-espines.

El Ébola se propaga a través de humano a humano de transmisión por contacto directo (a través de la piel lesionada o las membranas mucosas) con la sangre, secreciones órganos y otros fluidos corporales de personas infectadas y con superficies y materiales (por ejemplo, ropa de cama, prendas de vestir) contaminados con aquellos fluidos. La transmisión del Ébola se puede producir incluso, una vez la persona afectada se encuentre fallecida.

En el reciente caso acaecido en la capital de nuestro país, ha sido una enfermera la que ayer mismo se ha descubierto que estaba infectada con este virus.

Virus del Ébola

Tratamiento y vacunas

No existe tratamiento probado disponible para el Ébola. Sin embargo, se están evaluando actualmente una amplia gama de tratamientos posibles, incluidos los productos sanguíneos, las terapias inmunes y tratamientos farmacológicos.

Prevención y control

El buen control de los brotes se basa en la aplicación de un conjunto de intervenciones, gestión correcta de los casos, vigilancia y seguimiento exhaustivo de contactos, un buen servicio de laboratorio y por tanto unas medidas de seguridad muy exhaustivas para evitar contagios.

Desde Mundo Entrenamiento queremos salientar que la participación de la población es clave para el control de un posible brote. La sensibilización de los factores de riesgo y las medidas de protección que los individuos pueden tomar es una forma efectiva de reducir la transmisión humana.

Reducir el riesgo de la transmisión de la vida animal a la persona por el contacto con murciélagos infectados, monos/simios… Los animales deben ser manejados con guantes y ropa de protección adecuada. Además los productos de origen animal (sangre y carne) deben estar bien cocinados antes de su consumo.

Para reducir el riesgo de transmisión del Ébola, es importante seguir los siguientes pasos si nos encontramos cerca de un brote de esta enfermedad:

  • Disminuir el contacto con animales salvajes que pudieran estar infectados como simios, monos y algún tipo concreto de murciélago. Evitar así mismo, el consumo de carne cruda.
  • Practicar cuidadosamente una buena higiene.
  • Usar guantes y prendas de protección para manipular animales.
  • Emplear guantes, batas y mascarillas especiales para disminuir el riesgo de transmisión de persona a persona como consecuencia del contacto estrecho con la persona afectada, en particular con sus líquidos corporales.
  • Evitar los rituales de sepultura y costumbres funerarias que requieren tocar el cuerpo de alguien que haya muerto por la enfermedad del Ébola.
  • Tener especial precaución en los hospitales en donde se reciben tratamiento a pacientes con esta enfermedad.
  • Lavarse las manos de forma frecuente, sobre todo después de visitar a enfermos a un hospital, así como después de haber cuidado a enfermos en el hogar.

En el caso de la enfermera afectada en Madrid, es de vital importancia establecer medidas de aislamiento y utilización de equipos adecuados para reducir el riesgo de transmisión hacia el personal sanitario.

Respuesta de la OMS

La Organización Mundial de la Salud tiene como objetivo prevenir los brotes manteniendo vigilancia de la enfermedad y apoyar a los países de riesgo. El documento que mostramos a continuación es una guía general para el control de brotes de virus Ébola.

Cuando se detecta un brote la OMS responde mediante el apoyo de vigilancia, la participación en la comunidad, manejo de casos, servicios de laboratorio, seguimiento de contactos, control de infecciones, apoyo logístico, etc.

La OMS ha elaborado un asesoramiento detallado sobre la prevención del Ébola y el control de la infección:

Redactor | Pablo Sánchez González.

Deja un comentario