Dragonita, luchadora de wrestling

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
Raquel giro

Viajar pagando todos los gastos, entrenar muy duro, y sacrificar muchas cosas. Todo esto ha tenido que hacer Raquel Arijón “Dragonita”, luchadora profesional de wrestling, también conocido como lucha libre, para alcanzar su sueño.

Abrimos hoy entrevistando a Raquel Arijón “Dragonita“, Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, y actualmente raquel-principal
luchadora profesional de wrestling en Londres.
Cuenta con una envidiable carta de combates internacionales y un título, el Dropkixx Women’s Champion (UK), que además le ha ofrecido experiencias.
Algunos de sus combates más reconocidos han sido con: Io Shirai (Japón), Reo Hazuki (Japón), Kyoko Kimura (Japón), Kaori Yoneyama (Japón), Heidi Lovelace (EEUU), Hudson Envy (EEUU), William Ospreay (UK), Kay Lee Ray (UK), Alpha Female (Alemania), Cassandro el Exótico (México), Diva Salvaje (México) y otros.

Pregunta: Lo primero de todo, es un honor tenerte hoy aquí con nosotros, Raquel, ¿o prefieres Dragonita?

Respuesta: Honor el mío por poder formar parte de esta entrevista. Y cualquiera de los dos nombres me vale [risas].

P: Por favor, explica a nuestros lectores y lectoras: ¿qué se puede entender hoy día con el término “wrestling”? ¿Cómo lo definirías?

R: Es una forma de entretenimiento que combina deporte y teatro en la misma medida.
Como en toda obra teatral, película, etc. puedes encontrar al héroe y al villano, y estos se verán envueltos en una historia que intentarán transmitir al público a través de sus habilidades atléticas. Eso es el wrestling.

P: Y dinos, ¿qué te llevo a la determinación de iniciarte en esta modalidad?

R: Como a muchos otros, el hecho de que retransmitiesen WWE en la televisión o, como se conoce en España, Pressing Catch.
Cuando era pequeña ya lo veía en Telecinco, tendría como unos 4 o 5 años y ya me gustaba, y cuando volvieron a transmitirlo en televisión bastante años después, unos 14 años después, volví a recuperar la afición y decidí que tenía que probar… y eso fue lo que hice.

P: ¿Y cuál es tu historia con el wrestling?

R: Empecé buscando información en internet sobre sitios donde poder practicarlo. Después de muchos días de búsqueda, encontré un sitio en España, concretamente en Barcelona, donde realizaban la práctica de este deporte.
Yo todavía estaba en mi penúltimo año de carrera y tuve la suerte de conseguir una plaza en la Universidad de Barcelona a través de una beca Séneca. De esta manera, pude acabar la carrera al mismo tiempo que empecé a entrenar en la escuela de wrestling.
Incluso después de acabar la carrera, me quedé por un tiempo en Barcelona trabajando y entrenando. La mala suerte hizo que el trabajo se acabase y tuve que volver a La Coruña por un tiempo, donde no había nada relacionado con el deporte que a mí me gustaba.
Al poco de volver, me ofrecieron un trabajo en Londres y me fui para allí.
Empecé así a entrenar de nuevo en otra escuela, en la London School of Lucha Libre, donde se me abrieron millones de puertas, ya que en el Reino Unido el wrestling está muy extendido.

A base de hablar con gente, mandar currículums, fotos, etc. empezaron a cogerme en diferentes shows por toda Inglaterra y así es como fui cogiendo experiencia.
Estuve viviendo en Londres durante dos años y medio trabajando en dos sitios a la vez. Por problemas ajenos perdí uno de los trabajos y fue el momento en que decidí lanzarme a la aventura y probar suerte en Japón, un país al que hacía tiempo que quería viajar.
Mandé un mensaje a una de las mejores empresas de wrestling femenino de Japón, Stardom, y hablando con el promotor me comentó que podía incorporarme al entrenamiento y que tendría alojamiento asegurado en Tokyo.
Y allí he estado, desde principios deenero hasta principios de abril y luego volví al Reino Unido para seguir allí con mi entrenamiento.

P: ¿Se puede vivir como profesional del wrestling? ¿Como en otros tantos deportes hay tanta desigualdad entre hombres y mujeres?

R: Es muy difícil llegar a vivir de ello, tienes que ser muy muy bueno, pero poder se puede. Y, normalmente, la gente que vive de ello no es por lo que pueda ganar luchando, si no con lo que vende fuera del ring, ya sean camisetas, toallas o chapas relacionadas con su imagen. Normalmente los que demuestran más carisma sobre el ring son luego los que más venden.
Hay desigualdad hasta tal punto que la gente va a ver a los chicos luchar y a las chicas ver cuánta carne enseñan.
Mientras que en otros deportes las chicas no consiguen tantos sponsors, o los equipos, buenos contratos televisivos, aquí se llega al nivel básico de ver quién tiene mejor cuerpo sin que realmente se paren a pensar quién está ofreciendo el mejor espectáculo, o quién lucha mejor, etc.
Alguna gente como yo intentamos que eso cambie, pero es complicado.

Raquel-salto

P: Y a nivel físico, ¿es el wrestling una disciplina que exige mucha preparación física?

R: Hay mucha gente que cree que no es necesario prepararse porque el wrestling es de “mentira”, pero en realidad tienes que tener una preparación adecuada pues nos golpeamos, caemos… y hay que saber cómo, cuándo y porqué.

P: ¿Qué cualidades destacarías para practicarlo?

R: Persistencia, paciencia y ganas de aprender y superarse.

P: ¿Cómo se resume tu rutina semanal de entrenamientos, alimentación y recuperación específica para practicarlo?

R: Se resume en:

  • Lunes:

Libre.

  • Martes a Viernes:

Entrenamientos de 3h:
Primera hora de ejercicios de condición física, fuerza, flexibilidad y resistencia.
Siguientes dos horas con ejercicios específicos de wrestling.

  • Sábado:

Libre.

  • Domingo:

Show.

No hago ningún tipo de recuperación específica y no sigo una rutina de alimentación, simplemente trato de comer lo más “limpio” posible y beber mucha agua.

P: Si tuvieses que elegir un movimiento favorito, ¿con cuál te quedarías?

R: Shooting Star Press

P: ¿Y en qué consiste?

R: Trata de que el luchador salta desde lo alto del esquinero hacia arriba, da una vuelta hacia atrás (puede ser tanto agrupado como extendido) y antes de caer sobre el oponente se abre y lo “plancha”.

P: Nos contabas que estuviste por una temporada en Japón, que el wrestling te ha llevado hasta allí. ¿qué ha pasado para hacer tantas horas de vuelo?

R: Llevaba varios años pensando en ir a Japón a entrenar, ya que lo había seguido por internet y pensaba que era uno de los mejores que había en todo el mundo, y lo he podido confirmar.
Quería probarme. Estaba notando que me estaba estancando y que no estaba aprendiendo tanto como querría y el hecho de haber venido a Japón me ha dado ese “empujón” que me faltaba. Hice cosas que jamás creí posibles y eso, quieras que no, hace valorarte a ti mismo y te hace ver que siempre hay algo más que aprender y que si lo intentas y persistes al final las cosas acaban saliendo. Era algo que necesitaba.

P: Y como disciplina… ¿es todo espectáculo y “show” o hay lesiones y sangre de verdad?

R: Obviamente hay lesiones y sangre de verdad, pero no como norma general.
Es cierto que los combates están preparados hasta cierto punto, ya que es un deporte-espectáculo, dirigido al público. En ningún caso se trata de ver quién es el mejor en ese combate sino que se trata trabajar conjuntamente con el compañero que tienes delante para que la gente se divierta y se meta en la historia.
Pero también es cierto que tienes que saber cómo caer, saber cómo recibir los golpes, etc. y si no tienes la preparación suficiente, es muy probable que te hagas daño. E, incluso teniendo la preparación adecuada, siempre se pueden producir accidentes, como en cualquier otro deporte.

P: Hablando de tu máscara y de tu “alter ego”, Dragonita, ¿cómo llegas a ellos?

R: Simple cuestión de ver lo que falta en la escena del wrestling y aprovecharse de ello.
No había ninguna chica que usase máscara en el Reino Unido, ya que el uso de máscara es algo muy relacionado con la Lucha Libre mexicana y no es algo “que se lleve” en este país.
El nombre viene a raíz de los detalles que elegí para mi traje, un dragón.
Me gusta mucho la cultura asiática y todo aquello relacionado con los dragones, es por ello que lo elegí para mi traje. Para el nombre simplemente busqué algo que sonase español pero que, al mismo tiempo, tuviese la palabra dragón incluida.

P: ¿Es el wrestling una práctica que conlleve muchos gastos?

R: Conlleva gastos como cualquier otra modalidad, sobre todo al principio. Hay que poner dinero para que alguien te enseñe, para comprarte tus botas, para comprarte la ropa con la que vas a luchar en los shows, etc.
Bien es cierto que, cuando empiezas a entrar en el circuito y te van cogiendo para participar en los shows, se cobra por combate y también puedes vender tus fotos y camisetas, y esto hace que los gastos se minimicen. Pero siempre hay algo en lo que se va a ir el dinero, sea una cosa u otra.

P: ¿Cuál consideras el mayor sacrificio que has hecho para poder practicar wrestling quieres?

R: Diría que dejar a mi familia atrás. No hay día que no me acuerde de ellos, pero asumo que es parte de lo que hay que sacrificar para intentar llegar a más y seguir mejorando, haciendo lo que me gusta. Siempre intento volver a casa cuando puedo, eso sí.

P: ¿Y tu mayor logro o alegría?

R: El haber podido venir a Japón a entrenar, definitivamente.

P: ¿Consideras que el wrestling podría tener, algún día, un futuro estable en España?

R: Puedo decir que, hasta hace unos años, todos lo veíamos muy negro.
Pero, hace 3 y medio, cuando estaba viviendo en Barcelona y entrenando allí, algunos de los chicos de la primera escuela y yo nos desvinculamos de nuestro entrenador por motivos personales y abrimos nuestra propia escuela (Spanish Pro Wrestling), empezando desde cero, y ahora mismo tenemos un local propio, un ring, y realizamos shows regulares que de momento están atrayendo a mucha gente (alrededor de unas 300 personas por show), cosa impensable hasta ese momento ya que antes, venían sobre 20 o 30 personas nada más.
Creo que si las cosas siguen como hasta ahora y también, si seguimos mejorando, puede que la gente en España se empiece a dar cuenta de que hay actividades de ocio alternativas y que no tienen porque ser “una pérdida de tiempo” o una “chorrada”, como mucha gente piensa ahora mismo sobre el wrestling en nuestro país.
Nosotros, SPW, junto con La Triple W en Madrid, somos ahora mismo las promociones más destacadas de wrestling en España y, con suerte y esfuerzo (sobretodo), creo que podremos establecer una cultura de wrestling. Llevará muchos años, eso sí, pero se puede conseguir como se ha conseguido en otro países.

raquel-desafiante

P: ¿Dónde podemos encontrar a los mayores referentes de esta especialidad, tanto en España como a nivel mundial?

R: Como he dicho anteriormente, en España estamos como más destacadas: SPW (Spanish Pro Wrestling) en Barcelona y La Triple W en Madrid.
También se puede encontrar en Barcelona: RIOT que es la antigua Super Wrestling Alliance (SWA), el sitio donde empecé a entrenar.
A nivel mundial, las conocidísimas WWE (World Wrestling Entertaiment), Impact Wrestling o ROH (Ring of Honor) en EE.UU.
En México, Triple A y CMLL y en Japón, Dragon Gate, NJPW (New Japan Pro Wrestling), Stardom o Zero-1, por mencionar unas cuantas.
Obviamente hay muchísimas más, pero estas son las más conocidas.

P: Por último y ya para finalizar la entrevista, si tuvieses delante a un niño o niña emocionado por el wrestling, ¿qué consejos le darías para darle ese último empujón hacia su sueño?

R: Que intente encontrar una buena escuela de wrestling con profesores cualificados que sepan lo que hacen (aunque quizá este sería un consejo más para los padres) y sobretodo que nunca renuncien a su sueño, si es wrestling lo que quieren hacer, que vayan a por ello y que den todo lo que tienen y pueden para alcanzar su objetivo.

Muchísimas gracias por aportarnos esta visión que, estoy seguro, muchos no teníamos, y que te vaya lo mejor posible en tu aventura.

Gracias a vosotros por darme la oportunidad de aportarla. ¡Un saludo!

Deja un comentario